Noticias Las 10 mejores bravas de Barcelona

Todos los artículos

Las 10 mejores bravas de Barcelona

Prepárate para lo que viene, te traemos las 10 mejores tapas de bravas de Barcelona.

Son las reinas de la carta, la estrella de las tapas. Las patatas bravas tienen ese no se qué que nos vuelve locos a la hora del vermut. De hecho cualquier excusa es buena para tomar unas bravas: un encuentro entre amigos, un partido de fútbol, un mediodía de verano, o uno de invierno, o de otoño…

La cuestión es celebrar que una de nuestras tapas más veneradas sigue estando de moda, y por eso te hemos preparado, tenedor en mano, una selección con 10 de las mejores tapas de bravas de Barcelona.

No amas las patatas bravas si no pones tus pies en alguno de estos bares. Tú decides si prefieres los más clásicos o los más modernos. ¡Buen provecho!

1. Bar Tomás

Empezamos el recorrido en el mítico Bar Tomás de Sarrià. Dicen por ahí que aquí están las mejores bravas de la ciudad, de hecho esta es la tapa que le dio la fama a un bar sencillo que siempre, siempre, está lleno. ¿Cuál es el secreto del éxito? Pues uno de ellos es la receta secreta de una salsa única, los demás tendrás que descubrirlos tu mismo.

Sarrià, 49

2. Lolita Tapería

Y sin bajar el listón seguimos nuestro recorrido con las bravas del Lolita Tapería. Este local es la evolución del Inopia Classic Bar, dirigido por el mismo propietario, y que mantiene el foco en la excelencia de la materia prima. Además de bar, también es vermutería, restaurante y bar de copas nocturno. La oferta del Lolita no se queda en las tapas clásicas, pero merece mucho la pena probar sus bravas (y todo lo demás).

Tamarit, 104, local 2-4

3. Bodega Montferry

Fue en 2013, tras 48 años al frente del local, cuando la pareja que regentaba la Bodega Montferry dio el relevo a tres socios empeñados en convertirla en un local de referencia en el panorama bodeguero barcelonés, y así ha sido. Aquí además de probar unas bravas diferentes con un toque picante que las hace únicas, podrás probar unos bocatas de aúpa y además podrás comprar vino o vermut a granel. Quedan pocos sitios así.

Violant d’Hongria, 105

4. El Bar

El Bar es la evolución perfecta de un bar de tapas tradicional, sirve los clásicos de toda la vida con un toque contemporáneo y muy cuidado. Lejos de esconder el secreto de su éxito, El Bar presume de una salsa que quita el hipo, véase sino la receta: picadillo de chorizo (zorza), sofrito de tomate con chile asado y mayonesa casera… ¡No digo más!

Calabria, 118

5. Olímpic Bar

Otro local histórico que resurge gracias a la mano (y la inversión) de jóvenes emprendedores es el Olímpic Bar del Raval. Reabrió sus puertas, por decirlo de alguna manera ya que no tienen puerta física de entrada, a mediados de 2013 y sus bravas ya son famosas. La decoración es la misma de hace 50 años, muy vintage, cosa que hace que tenga todavía más encanto. Olímpic Bar es sinónimo de tapas, montaditos, bocadillos y bebidas a muy buen precio.

Joaquim Costa, 25B

6. Elsa y Fred

En el Born encontramos Elsa y Fred, un local de cocina creativa que le da un toque de diferente al clásico bar de tapas. Pero vamos a lo que vamos porque aquí las bravas adquieren una nueva dimensión, por algo son de las mejorcitas de la ciudad. En Elsa y Fred, las bravas vienen acompañadas por un suave alioli hecho con ajo asado, un toque de salsa brava y pimienta negra. ¡Buenísimas!

Rec Comtal, 11

7. Vivanda

A vueltas con las salsas en el Vivanda encontramos una fantástica: alioli ligado con aceite de sobrasada cocida que le da un toque diferente a unas bravas cremosas más rustidas que fritas. Además se pueden volver extremadamente bravas si las aliñas con el aceite picante que te sirven bien cerquita. Si te atreves a probarlas te diremos también que disfrutes de su terraza interior.

Sarrià, 134

8. Bar Marín

El Bar Marín lleva más de cinco décadas ofreciendo unas bravas poco bravas en Sant Andreu: una salsa brava secreta, como no podía ser de otra manera, muy suavecita y un alioli cremoso elevan sus bravas al Top10 de la ciudad Condal. El local es clásico y convencional, sus tapas y platos también, pero están tan bien hechos y son tan ricos que te enamorarás de este local de barrio.

Passeig Torras i Bages, 16

9. Fábrica Moritz

Un espacio único, rehabilitado por Jean Nouvel; un enclave fantástico, en pleno centro de Barcelona; y una barra de 26 metros, la más larga de la ciudad, son sólo algunas de las señas de identidad de la Fábrica Moritz de Barcelona. Pero todavía hay más, mucho más, una tienda, un bar de vinos y una micro cervecería donde degustar una Moritz fresca sin pasteurizar. La oferta gastronómica que propone un viaje por el mundo a través de una carta de tapas genial. ¿Las bravas? De las mejores.

Ronda de Sant Antoni, 39-41

10. Districte Born

Y con Districte Born acabamos nuestra ruta. Su oferta gastronómica se basa en el compromiso, la calidad y la cercanía. No te pierdas unas patatas bravas cortadas a trozos muy pequeños, con base de alioli y, sorpresa, romesco picante. Vinos, tapas y cócteles completan una auténtica experiencia gastronómica.

Princesa, 33

Sigue leyendo:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa