Noticias Las 10 mejores cosas gratis que hacer en París

Todos los artículos

Las 10 mejores cosas gratis que hacer en París

Explora París sin gastarte ni un euro. Aquí van 10 lugares y cosas que puedes ver y hacer gratis.

París es para muchos una de las urbes más hermosas del mundo, pero tan innegable es su belleza como que visitarla puede no resultar precisamente barato. Sin embargo, un viaje a la capital de Francia no tiene por qué ser necesariamente caro. De hecho, la Ciudad de la Luz está llena de rincones que son de acceso gratuito. ¿No se te ocurre ninguno? Pues a nosotros por lo menos diez.

Vuelos baratos de Madrid a París

1. Maison de Víctor Hugo

En el número 6 de la Plaza des Vosgues se encuentra la casa de Víctor Hugo, uno de los principales exponentes literarios del movimiento romántico europeo. El apartamento que habitó el autor de Los Miserables entre 1832 y 1848 está abierto casi todos los días del año y repasa la vida y obra de su dueño antes, durante y después de su exilio. Recorre los salones en los que Victor Hugo se reunía con Gautier, Lamartine y Dumas; contempla los retratos de familia firmados por Boulanger y Châtillon; y adéntrate en el dormitorio del francés, una fiel reproducción de la estancia en la pasó sus últimos años de vida. Su cama es original, en ella murió el famoso literato el 22 de mayo de 1885.

2. Jardín de Boulogne

A tiro de piedra del Arco del Triunfo tropezarás con el gran pulmón verde que es el Jardín de Boulogne. Pero más que un jardín minuciosamente diseñado, Boulogne es un gran parque con vegetación medio salvaje, ideal para escapar del tráfico de las bulliciosas calles de París. Es perfecto para pasear aunque por ser inmenso puede que te interese alquilar una bici para recorrer sus senderos cómodamente, más o menos rápido y sin cansarte demasiado –podrás hacerlo en la puerta del recinto–.

3. Visitas guiadas

Muchas son las ciudades que ofertan visitas gratuitas que luego resultan no ser totalmente gratuitas. No es el caso de las que organiza la asociación sin ánimo de lucro Parisien d’un jour (Parisino por un día). A través de esta curiosa iniciativa podrás ver la capital de Francia por los ojos de uno de sus habitantes que será el encargado de hacerte de guía por itinerarios no muy típicos, locales. Estos paseos son una oportunidad única de conocer el lado más auténtico de una de las ciudades más turísticas el mundo. Solo una cosa necesitas para poder realízalos: reservar plaza con al menos dos semanas de antelación en su página web.

4. Place du Tertre

El arte es un vecino más de la Ciudad de la Luz. Uno se lo puede cruzar en los museos, en los cafés o mientras pasea por la calle. No obstante, los amantes de la pintura no pueden dejar de cruzar la Place du Tertre en el corazón de Montmartre, el barrio bohemio por excelencia de París. Esta ágora no es difícil de distinguir: es el que está lleno de pintores y caballetes con cuadros en venta. No te sientas elogiado si un artista te para de repente y te asegura que te ha visto y ‘tiene que pintarte’, que no importa el dinero. Te harán un retrato y luego te lo intentará cobrar. Es una práctica habitual.

5. Museo Carnavalet

Dos palacios del barrio del Marais albergan el Museo Carnavalet que repasa la historia de París desde sus orígenes hasta casi nuestros días. En el hay espacio para arqueología, diseño, pintura, fotografía, escultura y mobiliario. Un montón de objetos de distintas épocas sirven para narrar la evolución de una ciudad muy viva aunque, para muchos, una de las mejores partes de esta visita llega al cruzar la puerta de su orangerie o invernadero.

6. Basílica Catedral de Saint-Denis

Al norte de París se encuentra la que en su día fuera la primera iglesia gótica del mundo. Encontrarás el templo en el que se ha dado sepultura a buena parte de los reyes franceses en la Rue de la Légion d’Honneur de Saint-Denis. Si acudes el primer domingo de mes entre enero y mayo, en noviembre o en diciembre podrás visitarla sin costo alguno. Menores de 18 años, jóvenes europeos de entre 18 y 25, parados, periodistas y discapacitados no pagan en ningún momento del año. El resto de mortales tendrán que abonar 7,50 euros si quieren pasear junto a las tumbas del rey Luis XVI y Maria Antonieta fuera de los días de entrada libre.

7. Mirador del Sacré Coeur

Ver una ciudad desde las alturas siempre da perspectiva. En el caso de París podrás hacerlo sin sacar un euro de la cartera si subes al Mirador del Sacré Coeur, una terraza ubicada a los pies de este emblemático templo de estilo bizantino, justo encima de la placilla donde se encuentra el tiovivo de Amélie. Acércate a este mirador antes del atardecer si te apetece disfrutar de vistas y música pues, a esas horas, muchos artistas se animan a acompañar con sus canciones la puesta de sol.

8. Cementerio Père-Lachaise

Como buen cementerio el Père-Lachaise está lleno de tumbas pero, curiosamente, muchos parisinos y turista lo visitan como si de un parque se tratara. De hecho, su fama es mundial porque buena parte de los que allí descansan son personajes muy conocidos. En él podrás contemplar entre otras las sepulturas del poeta Guillaume Apollinaire; del arqueólogo Jacques-Joseph Champollion; del pintor Eugène Delacroix; de los escritores Jean-Baptiste Poquelin (Molière) y Jean de La Fontaine; del historiador Jules Michelet, y de Jim Morrison, líder de The Doors. Así mismo, en el camposanto encontrarás un monumento dedicado a la memoria de todos los españoles muertos por la libertad 1939-1945.

9. Museo Curie

En el Instituto de Radio de París uno puede acceder al lugar en el que Pierre y Marie Curie descubrieron el polonio y el radio en 1868, el mismo en el que su hija Irène Joliot-Curie y su marido Frédéric hicieron lo propio con la radiactividad artificial en 1934. Tanto la entrada como la visita guiada por el Museo Curie son gratuitas. Eso si, no se puede entrar a la instalación cualquier día de la semana. Lunes, martes y domingos la encontrarás cerrada.

10. Playa de Paris

Durante los meses de julio y agosto la orilla del Sena entre la Isla de San Louis y el Jardín de las Tullerías se llena de arena para crear la plage de París. Más que una atracción turística es un regalo que hace la ciudad a todos esos habitantes que no pueden escaparse junto al mar durante el periodo estival. Acude a este improvisado arenal para relajarte y ver la vida pasar junto al río sin tener que abonar entrada alguna.

Si todavía no estás cansado, puedes seguir leyendo más sobre París en estos artículos o echarle un vistazo a nuestra Guía completa de París:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa