Noticias Las 10 mejores cosas que deberías hacer en Islandia

Todos los artículos

Las 10 mejores cosas que deberías hacer en Islandia

Disfruta del país del hielo y sigue nuestros consejos. ¡Islandia te va a encantar!

En cualquier época del año, viajar a Islandia es una experiencia única y maravillosa. Este país frío está lleno de paisajes surreales y fenómenos naturales que te dejarán con la boca abierta. Sigue leyendo e inspírate… ¡Islandia de te espera!

Aquí van 10 cosas que deberías hacer en Islandia:

1. Bañarte en una piscina natural

En cada pueblo de Islandia hay una piscina municipal exterior con agua caliente. Es el ágora de los islandeses cuando el tiempo no acompaña. Pero más allá de las conocidas Blue Lagoon y los baños termales de Myvatn, lo más auténtico es buscar una piscina natural para darse un chapuzón. Una de las más emblemáticas es la de Landmannalaugar, a la que se llega sólo en coche 4×4 tras atravesar un paisaje lunar. La recompensa vale la pena: en pleno valle los visitantes se desnudan y se remojan en el agua caliente que brota burbujeante bajo las piedras.

Créditos fotografía: Norma Levrero

2. Pararte a observar a las ovejas: van de tres en tres

Es un extraño fenómeno que nadie sabe explicar. Se dice que en Islandia hay más ovejas que personas, pero lo más curioso es que siempre van agrupadas de tres en tres. En cualquier rincón de una amplia montaña o a la orilla de un caudaloso río siempre está, como figuras del belén, la silueta de tres ovejas islandesas. Los animalitos son difíciles de fotografiar porque son muy desconfiadas y al mínimo gesto arrancan a correr. Lo mejor es que te sientes y las dejes pasar si no quieres acabar con miles de fotos de culos de ovejas huyendo de ti.

Créditos fotografía: Norma Levrero

3. Fijarte en que cada casa tiene una cascada

Dettifoss es la que se considera la cascada más grande de Europa. Skógafoss es la cascada perfecta, larga, ancha i rodeada de musgo verde. Seljalandsfoss es la cascada divertida, ya que se puede andar por detrás del agua. Pero lo cierto es que en Islandia hay muchas cascadas y muy grandes. Prácticamente detrás de cada casa de campo hay una, como si fuera un elemento más de su jardín.

Créditos fotografía: Norma Levrero

Te gustará: Las cascadas más bonitas del mundo

4. Atravesar algún río

Es inevitable indagar más allá de la carretera número 1 de Islandia, la que da la vuelta a la isla, y adentrarse en el interior del país implicará tener que cruzar un río. Que no te dé miedo. Es una forma más de sentir la pureza del agua de este país. Quítate los zapatos, anda por las gélidas aguas para comprobar la profundidad y saber si tu 4×4 podrá pasar al otro lado. Al principio te dará respeto, pero después de cruzas unos cuantos ríos te volverás un experto.

Créditos fotografía: Norma Levrero

5. Buscar un faro naranja

Los matices del verde de las montañas y del agua azul marino del océano chocan en muchas orillas con los faros naranja, la mayoría de los cuales están al norte de Islandia. Lo del color es normal: la mitad del año el país está completamente nevado y un faro blanco tendría poca utilidad. Así que escogieron el naranja. Mucho mejor, ¿no?

Créditos fotografía: Norma Levrero

6. Nadar entre placas tectónicas y pisar el primer parlamento del mundo

Islandia es un país en constante movimiento. Volcanes en erupción, géiseres, glaciares que avanzan hacia el mar y una brecha entre dos placas tectónicas: la euroasiática y la norteamericana. En Thingvellir puedes darte un chapuzón en un acantilado lleno de agua que podría llevarte al centro de la tierra. Hay muchas empresas que ofrecen el equipamiento especial para hacer submarinismo y snórkel en este punto, una brecha de agua turquesa y cristalina impresionante. Se pasa mucho frío, eso sí, el agua está a 1 grado de temperatura. En este punto es fácil notar de vez en cuando el temblor de la tierra, un pequeño terremoto, una aventura más. En este valle en el año 930 se fundó el primer parlamento del mundo.

Créditos fotografía: Norma Levrero

7. Andar hasta los pies de un glaciar

Una de las imágenes que más sorprende cuando llegas al sur de Islandia son los enormes glaciares. Se puede apreciar perfectamente cómo las lenguas de hielo descienden de las montañas y van a morir directamente al mar. Son inmensas, silenciosas y normalmente a su lado pasa la carretera general.

Créditos fotografía: Norma Levrero

8. Ver como muere el hielo en el mar

Si sigues el curso del hielo desde los glaciares puedes ver cómo se funde con el mar. Hay un rincón en concreto, cerca de la laguna de hielo de Jokulsarlon done puedes ver como los trozos de hielo navegan lentamente hasta alcanzar el agua salada del mar.

Créditos fotografía: Norma Levrero

9. Esperar un arco iris

En Islandia el tiempo es cambiante y es fácil que después de un chubasco salga un espléndido sol o que entre las gotas se escape un rayo que haga un fantástico arco iris. Y como hay abundante agua y cascadas, también es fácil ver el arco iris entre las rocas de una de ellas. Es cuestión de esperar al momento y estar en el punto adecuado.

Créditos fotografía: Norma Levrero

10. Ver focas y ballenas

Una última parada imprescindible en Islandia es para ver focas y ballenas. El mejor lugar para avistarlas es en el norte. En la península de Vatnsnes, una de las pequeñas penínsulas del norte de la isla, hay varias playas negras en las que reposan tranquilamente grupos de focas. Se puede andar hasta allí y con un poco de suerte ver los graciosos movimientos que hacen para colocarse encima de las rocas.

El lugar ideal para el avistamiento de ballenas es Husavik, también en el norte. Si tenéis suerte y el mar está tranquilo las ballenas saldrán a saludar con sus aletas. Si están de buenas, incluso te brindarán algún salto. Esto, siempre, con los fiordos como telón de fondo de este espectacular escenario.

Créditos fotografía: Norma Levrero

Ahora sólo necesitas reservar un vuelo a Islandia, encontrar tu hotel perfecto y alquilar un coche para recorrer el país. ¿Nos vamos?

Sigue leyendo:

Este artículo es obra de las periodistas Norma Levrero, Marta Masdeu y Laia Estebaranz.

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa