Noticias Las 10 mejores cosas que hacer en Múnich

Todos los artículos

Las 10 mejores cosas que hacer en Múnich

La capital de Baviera es mucho más que un Oktoberfest, ¡descubre qué ver y hacer en Múnich!

Que en Múnich hay vida más allá del Oktoberfest es algo que no todo el mundo sabe. La capital de Baviera es una urbe próspera y poco bulliciosa, pero no por ello aburrida. Al contrario. Existen una y mil formas de disfrutar de la tercera ciudad de Alemania, tras Berlín y Hamburgo. En Skyscanner te buscamos 10, unas con y otras sin cerveza, pero todas ideales para sacarle jugo a un lugar por el que muchos pasan tan rápido que se pierden la mitad.

¡Vuela a Múnich ya!

Solo su lema ya es toda una declaración de intenciones: München mag Dich (a Múnich le gustas). ¡Déjate conquistar!

1. Cruzar las tres puertas de Múnich

Como buena ciudad europea que no quería ser invadida ni por bárbaros ni por vecinos, en la Edad Media Múnich estuvo protegida por una maciza muralla que, por aquel entonces, tenía cuatro puertas. Hoy han sobrevivido tres: Karlstor (situada en una plaza apodada por los lugareños Stachus), Isartor y Sendlinger Tor. Esta última es la más antigua y era la que solían atravesar los mercaderes italianos cuando venían a comerciar. Si quieres echarle un vistazo, la encontrarás al sur del casco viejo, uno de los lugares más interesantes para visitar.

2. Almorzar en la Hofbräuhaus

La Hofbräuhaus es esa cervecería-restaurante por la que todos tus familiares y amigos a los que has pedido consejo sobre Múnich te han recomendado pasar. Sí, esa del nombre que eran incapaces de pronunciar correctamente. Encontrarás esta institución a tiro de piedra de Marienplatz. Entra, consigue sitio en una de sus mesas corridas y pide una ración de codillo (schweinhaxn en alemán) con una jarra de cerveza de litro o maß y, ¡a por él! No esperes un local tranquilo, este lugar es enorme y muy ruidoso, un salón gigante donde los alemanes cantan animadamente, y en el que a no pocos les da por brindar. Si te animas con eso… ¡cuidado! las robustas jarras que utilizan son más frágiles de lo que parecen (y si rompes una la tendrás que pagar). Avisado quedas.

3. Ir de picnic a un Biergarten

Si un codillo con cerveza en la Hofbräuhaus se te va un poco del presupuesto, puedes seguir comiendo muy alemanamente, pero más barato, en un Biergarten. Biergarten significa literalmente jardín de la cerveza, y en él tienes obligación de comprar lo que vayas a beber pero no necesariamente lo que quieras comer. El almuerzo puedes comprarlo allí, o traértelo de casa… o del supermercado. De una forma u otra, lo tomarás sentado en una gran mesa corrida que habrás de compartir con otros alemanes o visitantes. Esa es una de las grandes gracias de un Biergarten. Si te gustan los mercados, te recomendamos el Biergarten que hay junto al Viktualienmarkt, el mercado más grande de la ciudad especializado en alimentos ecológicos y productos gourmet, otra de las muchas cosas que hacer en Múnich.

Dale un clic a la imagen para descubrir 7 sitios fantásticos para un día de picnic

picnic en un biergarden en munich

4. Ver la Danza de Cooper en Marienplatz

Marienplatz viene a ser la plaza mayor de Múnich, el corazón de la ciudad y otro de los lugares que visitar. El capricho arquitectónico en el que se ubica el Neues Rathaus o Nuevo Ayuntamiento, un exquisito edificio neogótico a cuyo carrillón se asoman unos muñequillos para ejecutar la Danza de Cooper. Lo hacen diariamente a eso de las 11h, las 12h y las 17h. Son fáciles de encontrar: donde todo el mundo mira para arriba, ahí están.

Pincha en la foto y toma nota de las 20 plazas más bonitas del mundo

marienplatz en munich

5. Comer un Brezn/Brezel

Hay quien dice que existen dos tipos de personas: las que se comen el Brezel (Brezn en bávaro) con la sal, y las que se la quitan. Cómprate uno de estos panecillos con forma de lazo -los encuentras en los lugares más típicos para visitar de Múnich– y descubre a qué grupo perteneces tú.

Haz clic en la imagen y saborea las 15 comidas más raras del mundo

pretzel y cerveza

¡Vuela a Múnich ya!

6. Surfear la ola del Eisbach

Para sorpresa de muchos, Múnich es un destino de surf. Si ves gente en el metro que va descalza, viste neopreno y lleva una tabla debajo del brazo, no te asustes: ni es el fin del mundo ni se han vuelto todos locos. Van al Englischer Garten, un gigantesco parque en pleno centro de la ciudad donde, entre otras cosas, encontrarás una de las pocas olas fluviales de Europa y una de las cosas que ver que te sorprenderán como pocas. Todo un espectáculo que hará las delicias de los más aventureros.

Clica en la foto para descubrir cuánto te va a costar facturar tu tabla de surf en el avión

surf en la ola del eisbach en munich

7. Pasear por el Olympiapark

Si el deporte te interesa, pero no lo suficiente como para intentar surfear un río alemán (algo sumamente comprensible), lo mejor que puedes hacer es pasar por el Olympiapark o Parque Olímpico de Múnich. Uno de los edificios más representativos de este recinto construido entre 1965 y 1968 es quizá la Olympiaturm, una torre con casi 300 metros de altura (291, para ser exactos) que es la más alta de la ciudad (aunque no la que tiene las mejores vistas). Si siempre soñaste con comer o cenar en un restaurante giratorio, en ella podrás hacerlo: sube hasta su metro 181 y ¡que aproveche!

Dale un clic a la imagen y déjate seducir por los 15 laberintos más bonitos del mundo

olympia park en munich

8. Beber una Weißbier

La cerveza por excelencia de Baviera en general y de Múnich en particular es la Weißbier, como llaman en Múnich a la cerveza de trigo. El resto de los mortales alemanes le dicen Weizenbier. No te puedes ir de la ciudad sin probarla, en el garito que quieras, el que más rabia te dé. Tú decides qué hacer.

Pincha en la fotografía para descubrir cuáles son los 10 países más cerveceros del mundo

cerveza típica de munich

9. Perderte por los mercados de Navidad

¿Viajas a Múnich en diciembre? Pues prepárate para un atracón de Navidad porque encontrarás el lugar repleto de mercados, mercaditos y mercadillos. Maravíllate con las artesanías de sus puestos, comete una Bratwurst (salchichas típicas) o unas frutas envueltas en chocolate, y calienta cuerpo y corazón con una buena taza de Glühwein, ese vino especiado y caliente que tanto cuesta meter al principio pero que tanto engancha al final. Una de las 10 cosas que hacer en la ciudad alemana.

Haz clic en la imagen y toma nota de los 10 mejores mercados de Navidad de Europa

Mercado de navidad en munich

10. Ver la puesta de sol junto al río Isar

Hazte con una pizza y un par de cervezas -por ejemplo, en el quiosco del puente Reichenbachbrücke (metro: Fraunhoferstraße), abierto 23 horas al día-. Toma una chaqueta o chaquetón dependiendo la época del año y baja hasta la ribera del río Isar para disfrutar del atardecer. Una forma muy muniquesa y muy perfecta de ponerle el broche de oro a un día o unas vacaciones fantásticas y uno de los incomparables lugares para visitar.

Clica en la fotografía para cruzar los 25 puentes más bonitos del mundo

atardecer en munich

¡Vuela a Múnich ya!

¿Has estado alguna vez en Múnich? Pues ve reservando un hotel en Múnich y prepárate para disfrutar de una escapada inolvidable

Si estás preparando un viaje a Alemania estos artículos te serán útiles:

– 10 hoteles con encanto en Múnich

– 10 hoteles en el centro de Múnich increíbles

– Los 16 castillos más bonitos de Alemania

– Los 21 lugares naturales más bonitos de Alemania

– Los 10 rincones secretos de Berlín que no te puedes perder

– Los 10 hoteles más bonitos de Berlín

– Los 6 viajes en coche más increíbles de Alemania

– Las 10 playas más bonitas de Alemania

– Las 10 mejores cosas gratis que hacer en Berlín

– 10 cosas estupendas que se pueden hacer en Berlín

Skyscanner es el comparador global para tus viajes que te ayuda a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa