Noticias Las 10 mejores cosas que ver en Frankfurt

Todos los artículos

Las 10 mejores cosas que ver en Frankfurt

El centro financiero de Alemania es la ciudad más importante del Estado federado de Hesse. Considerado el municipio más internacional del país, el viajero tiene muchas cosas que ver y hacer en Frankfurt.

Tradición, arte e historia son sólo tres de las sorpresas que aguardan al turista que visita una de las más urbes más sorprendentes de Alemania y de toda Europa. Prepara la maleta y saca papel y lápiz porque en Skyscanner te enseñamos las 10 mejores cosas que visitar en Frankfurt.

1. Casa de Goethe

El autor de Fausto o Las penas del joven Werther, Johann Wolfgang von Goethe, vino al mundo en este municipio en 1749. Su abuela compró unos años antes el que sería lugar de nacimiento y residencia del escritor durante gran parte de su juventud, y a día de hoy una de los lugares que visitar en Frankfurt. En ella pueden admirarse artículos de la vida cotidiana de la familia, además de su estudio, comedor o la sala de música. El horario de visitas es de 10 de la mañana a 6 de la tarde, de lunes a sábado, y de 10 a 17:30, domingos y festivos. No es accesible para sillas de ruedas ni carritos de bebé.

Casa de Goethe

2. Colegiata de San Bartolomé

Esta catedral de estilo gótico fue construida entre los siglos XIV y XV y ha sufrido diferentes calamidades a lo largo de su historia, como ser destruida por el fuego en 1867 o varios bombardeos entre 1943 y 1944 que destrozaron por completo su interior. Fue reconstruida en la década de los cincuenta y actualmente es una las cosas que ver en Frankfurt sin lugar a dudas, además de uno de sus símbolos más representativos gracias a su torre de 95 metros, desde la que se pueden admirar unas bellísimas vistas.

3. Römerberg

Esta ‘Montaña Romana’ forma parte del corazón histórico de Frankfurt y alberga el edificio del Ayuntamiento, edificado en 1405, y donde fueron coronados algunos de los más importantes reyes y emperadores alemanes. Las primeras ferias de productos se celebraron en Römerberg en el siglo XIII y, cada mes de diciembre, uno de los mercadillos navideños más concurridos del país. Al este de la plaza podemos observar seis edificios de madera de los siglos XV y XVI, destruidos durante la guerra y reconstruidos entre 1981 y 1983. Otra de las paradas imprescindibles que hacer en Frankfurt.

4. Torre de Meno

Con 200 metros de altura, 240 con la torre de transmisión, cuenta con 56 pisos y dos observatorios públicos desde los que la panorámica quita el hipo. Fue edificada entre 1996 y 1999 y alberga las sedes de varios bancos, radios y una televisión. En horario de verano el mirador para divisar Fráncfort del Meno a vista de pájaro permanece abierto entre las 10:00 y las 21:00, de domingo a jueves, y entre las 10:00 y las 23:00, viernes y sábados. En invierno: de 10:00 a 19:00, de domingo a jueves, y de 10:00 a 21:00, viernes y sábados. El precio de la entrada es de 6,50 euros.

5. Sachsenhausen

El ‘Apfelwein’ es una de las bebidas más típicas de Alemania y beberlo es una de las 10 mejores cosas que hacer en Frankfurt. Este ‘vino de manzana’, con un contenido alcohólico que ronda entre 5 y 7 grados, comenzó a producirse en los alrededores de la villa y hoy en día se puede encontrar en algunas de las antiguas tabernas de sidra del barrio de Sachsenhausen. En muchas de ellas sólo es posible beber ‘Apfelwein’, elaborada por ellos mismos desde hace tres siglos siguiendo recetas familiares que han ido pasando de generación en generación. ¿Y para acompañar? Nada mejor que una ración de Handkäse mit Musik, queso marinado con aceite, cebolla y vinagre.

6. Orilla de los Museos

Nada menos que quince museos de primer nivel pueden encontrarse en esta zona de la urbe alemana, todo un referente para el resto de países europeos y uno de los imprescindibles para practicar turismo en Frankfurt. Corría 1973 cuando el arquitecto Till Behrens ideó el Grüngürtel-Mainufer-Konzeption, cinturón verde en la orilla del Meno al que se fueron adhiriendo más pinacotecas, entre las que destacan Städel, Liebieghaus, Giersch o Portikus. A finales de agosto se celebra el Museumsuferfest, Fiesta de la Ribera de los Museos, considerada una de las actividades culturales más importantes de la ciudad.

7. Zoológico de Frankfurt

¿Viajas con niños y no sabes qué ver en Frankfurt para que estén entretenidos? El zoológico es siempre una excelente opción para que descubran especies en peligro de extinción y se conciencien de la importancia de cuidar nuestro ecosistema. Con más de 14 hectáreas, el Zoo Frankfurt am Main es uno de los más importantes de Europa, destacando el Grzimek Haus, que permite a los visitantes apreciar a los animales nocturnos en su hábitat natural gracias a oscuridad artificial. El precio de la entrada para adultos es de 10 euros, 5 euros para niños entre 6 y 17 años y gratuita para menores de 5. Existe un ticket familiar por 25 euros.

8. Jardín de Palmeras

Abrió sus puertas en 1870, dos años después de su fundación por una sociedad anónima de ciudadanos, y fue reconstruido en su totalidad en 1992. Plantas de Nueva Zelanda o la Patagonia conviven en un espacio de 22 hectáreas de extensión con otras procedentes de Asia o Norteamérica. El Palmengarten ofrece una amplia variedad de actividades para toda la familia a lo largo del año: conciertos en verano, exhibiciones de plantas o visitas guiadas, siendo una de las cosas más originales que hacer en Frankfurt. El precio de la entrada es de 7 euros para adultos y 2 euros para menores de 18 años.

9. Restaurantes de comida alemana

¿Eres aficionado a la gastronomía y te apetece probar las especialidades locales? Toma buena nota de estas sugerencias: Frankfurten Würstchen, un tipo de brühwurst a base de cerdo con intenso sabor ahumado que, como todas las salchichas de la zona, ha de calentarse durante cerca de 10 minutos en agua caliente, pero nunca cocinarse. La Frankfurter rippchen o chuleta Frankfurt es una gruesa loncha de cerdo curada que se cuece en caldo de carne y se sirve acompañada de chucrut, puré de patatas y mostaza. ¿Y de postre? Anímate a hincarle el diente a un Bethmännchen, dulce tradicional elaborado con mazapán y almendras o avellanas, sin duda, una de las mejores cosas que hacer en Frankfurt.

10. Ebbelwei Express

Existen diferentes maneras de explorar y conocer esta localidad germana, pero hacerlo subido al colorido Ebbelwei Express es una de las más divertidas y originales y la última de nuestras recomendaciones para saber qué hacer en tu viaje a Frankfurt. Esta línea de tranvía inaugurada en 1977 es una de las atracciones más populares y permite recorrer los puntos más interesantes mientras se degusta una copa de sidra acompañada de pretzels y música. El precio es de 8 euros para adultos y 3,50 para niños y adolescentes, que serán obsequiados con un zumo de manzana. Sólo opera en fin de semana y festivos.

Créditos fotografía © Ebbelwei-Express

Si te ha gustado este artículo sobre Alemania, estos otros te encantarán:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa