Noticias Las 10 principales discusiones de las parejas en vacaciones

Todos los artículos

Las 10 principales discusiones de las parejas en vacaciones

Desde llevar demasiado equipaje a salir demasiado tarde: aquí van 10 temas que pueden causar problemas en vacaciones.

Llevas meses ahorrando y estás contando los días… El viaje de tus sueños está a la vuelta de la esquina pero en menos que canta un gallo podría convertirse en una pesadilla. Desde perder el pasaporte hasta flirtear con el camarero, aquí van 10 de las cosas que provocan más discusiones entre parejas en vacaciones. ¡Qué empiece la guerra!

1. La hora de salir hacia el aeropuerto

La puntualidad es clave si quieres coger un vuelo, ¿o no? La persona responsable en la relación insistirá en llegar 3 horas antes por si hay problemas en la carretera. Mientras que el o la relajada de turno odia perder el tiempo en las colas. Es posible que los perezosos apaguen el despertador para asegurarse de que salen de casa tan tarde como sea posible.

2. Llevar demasiado equipaje

“¡Esto supera el límite, seguro que supera los 30 kilos!”. Hacer la maleta puede ser verdaderamente problemático. Chicos, antes de que nos lo preguntéis, sí, realmente necesitamos llevarnos ocho pares de zapatos o 10 bikinis. Las vacaciones quizás sólo duran una semana, pero hay que estar estupendo en todo momento. Así que deja de quejarte y deja que tu pareja se encargue de su maleta… a no ser que te llame para que la ayudes a cerrarla.

3. La orientación

Cuando falla el GPS y el copiloto se tiene que encargar del mapa el 95% de las ocasiones el piloto decide dejarse llevar “por su instinto” en lugar de escuchar las indicaciones de quien tiene al lado. Asegura que “conoce el camino”, pero la realidad es que lo único que hace es ir en línea recta. Curiosamente, cuando admite que se ha perdido la culpa suele ser del copiloto. ¡Menuda sorpresa!

4. ¿Quién tiene los pasaportes?

Has llegado al aeropuerto con tiempo de sobras, pero hay un problema… ¡Los pasaportes! (o el DNI). Nada da más problemas que una pequeña discusión que pensar que alguien se los ha dejado en casa. Discutís sobre quién fue la última persona en verlos o tenerlos mientras los buscáis desesperadamente en bolsillos, bolsas y maletas. Cuando por fin aparecen en el bolsillo de la chaqueta de alguien se hace el silencio… seguido del popular: “Lo sabía”.

5. Mirar a otras mujeres (u hombres) en la playa

Chicos (y chicas), aunque llevéis gafas de sol es posible saber si estáis mirando el cuerpazo de alguien en la playa por vuestra expresión. Si hay algo que puede dar problemas en el paraíso es que tu chico (o tu chica) no pare de mirar a otras personas.

6. Negarse a usar protector solar

¿Te parece un buen plan que tengamos que pasar parte de las vacaciones cuidándote porque te ha dado un golpe de calor o te has quemado como una gamba? Sí, ya sabemos que te quieres poner moreno/a pero sigue sin parecernos buena idea que pases de la crema de protección solar. Tener que estar varios días escondiéndote del sol y dándote aloe vera no es lo más divertido del mundo. Además, si te pones protección solar tu piel te lo agradecerá. Recuerda que tomar el sol sin protección puede provocar cáncer de piel a la larga.

7. Querer salir de fiesta toda la noche y pasar el día siguiente durmiendo

Tomarse un par de cócteles nunca está de más, pero cuando unas vacaciones “de pulserita” (todo incluido) se convierten en una fiesta continua en la que el alcohol es el protagonista la cosa se pasa de la raya. Estás de vacaciones y muy posiblemente tu pareja quiera ver cosas o explorar. Así que si te vas a emborrachar y al día siguiente estás de resaca y quieres dormir puede ser que haya más de una discusión.

8. Coquetear con el camarero/a

Vas a ir a cenar con tu pareja a un lugar romántico, todo es perfecto pero… el camarero/a no para de tirarle la caña a tu chico/a. Si tu pareja no le corta el rollo lo harás tú… y habrá algo de bronca.

9. Comer platos exóticos y sufrir sus consecuencias

Mmmm… esos huevos rancheros cubiertos de salsa picante para desayunar tienen una pinta estupenda, pero quizás tu estómago no está preparado para semejante bomba (a no ser que te hayas criado en México). Es posible que te sienten mal y luego tú y tu compañero/a de viaje tengáis que sufrir sus consecuencias. Créenos, no querrás quedarte en cama por comer algo que (en el fondo) sabías que te iba a sentar mal.

10. El parking del aeropuerto

¡Felicidades! Has sobrevivido a tus vacaciones en pareja, el equipaje ha llegado bien y es hora de volver a casa. Pero hay un pequeño problema… ¿dónde está tu coche? Sabes que estaba en la fila 22 pero no consigues recordar si estaba en el parking B1, C1 O E1. Desearías haberle hecho una foto o apuntarlo en algún lugar, pero no… Cuando finalmente lo encontráis respiráis aliviados pero, un momento, ¿quién tiene las llaves del coche?

Si quieres evitar la típica discusión sobre dónde ir de vacaciones échale un vistazo a nuestra herramienta para encontrar vuelos a cualquier lugar. Seguro que te da ideas.

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa