El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Las 12 mejores cosas que ver en Malta

Todos los artículos

Las 12 mejores cosas que ver en Malta

Esta isla del Mediterráneo, a pesar de su pequeño tamaño, esconde muchos tesoros en forma de playas, fuertes, museos y restos arqueológicos. Y todo con la relajación típica mediterránea.

Pocos lugares encontrarás en el mundo que con un tamaño tan pequeño hayan tenido una importancia histórica tan grande. La bendición – o maldición – de Malta reside en su localización. Ubicada en el centro del Mediterráneo, siempre fue considerada como objetivo estratégico en las distintas guerras que han tenido entretenida a la Humanidad durante los últimos 2.500 años (como mínimo).

El resultado del paso de fenicios, cartagineses, griegos, romanos, bizantinos, árabes, normandos, sicilianos, españoles, caballeros de San Juan, franceses e ingleses es un legado cultural y arquitectónico impropio de un país que cuenta con menos de 500.000 habitantes.

Súmale a eso sus playas naturales de aguas caribeñas, acantilados, cuevas, grutas, la gastronomía mediterránea y un clima envidiable, y tendrás el cóctel perfecto para pasar unas magníficas vacaciones.

En Skyscanner te dejamos una lista orientativa con las mejores cosas que ver en Malta:

1. La Valeta

La Valeta es el mejor de los lugares históricos que ver en Malta, pero también uno de los más importantes del mundo. En su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980, hay nada menos que 320 monumentos. Apenas existe otro lugar en el mundo con tal densidad monumental.

El nombre es heredado del Gran Maestre de la Orden de los Caballeros de Malta, Jean Parisot de La Valette, quien organizó la brava defensa contra la invasión otomana de 1565.

Lo cierto es que pasear por La Valeta es como hacerlo por un museo al aire libre
. Grandes murallas, fuertes, iglesias, catedrales, hospitales centenarios, plazas… Todo ello conectado por una red de estrechas calles de aire mediterráneo, donde la escasa gente que vive en ellas (no llega a haber 8.000 personas en el núcleo urbano de La Valeta, sin contar suburbios) cuelga sus ropas en balcones que casi se tocan entre ellos.

Por la noche, La Valeta es una ciudad tranquila. Ya se han marchado los turistas de los cruceros y los que buscan fiesta se van a otros barrios o ciudades, como San Julián. Puedes darte una vuelta por el paseo marítimo y cenar en uno de sus románticos restaurantes con buen pescado o tomarte una copa tranquila.

2. Concatedral de San Juan, La Valeta

La edificación religiosa más prestigiosa y opulenta que ver en Malta se encuentra en La Valeta.

La Concatedral de San Juan – dedicada a San Juan Bautista – fue construida, cómo no, por los Caballeros de la Orden de Malta, entre los años 1572 y 1578, bajo las órdenes del Gran Maestre Jean de la Cassière.

La fachada exterior y el interior de la concatedral nada tienen que ver
. El exterior parece más un fuerte que una iglesia. Sin embargo, el interior no es nada austero, sino que está ricamente decorado, como buena obra barroca. Magníficas tallas, varias capillas suntuosas, retablos bañados en oro y un Caravaggio mostrando la decapitación de San Juan Bautista (1608) son sus tesoros más importantes.

Puedes comprobar los horarios de visita en su web oficial.

3. Museo Nacional de Arqueología

Si te gustan la historia y la arqueología, debes incluir este museo en la lista de lugares que visitar en Malta.

El Museo Nacional de Arqueología de Malta se encuentra alojado en el edificio barroco del Auberge de Provence, en La Valeta.

El edificio en sí, levantado en 1571, ya merece una visita. El museo muestra una exhibición de artefactos que van desde el Neolítico (5.000 años antes de Cristo) hasta el período de dominación fenicia (400 a. de C.). Dagas de bronce, la Venus de Malta, artilugios del día a día prehistórico en Malta, etc.

En la actualidad, se está trabajando para crear un ala dedicada a los cartagineses, romanos y bizantinos.

La entrada para adultos cuesta 5€ y puedes ver los horarios de visita en su web oficial.

4. Museo de la Aviación de Malta

Hay pocos temas en la historia de la humanidad que hayan generado tanta literatura, cómics, series y películas como la Segunda Guerra Mundial. Venga, reconoce que te quedaste pegado a la pantalla del cine durante la primera media hora de la película ‘Salvar al soldado Ryan’.

En la mayor contienda bélica mundial hasta la fecha, Malta jugó un papel fundamental al encontrarse entre Italia y el Norte de África
, ambos escenarios de cruentas batallas.
Jorge VI, rey de Inglaterra, concedió la Cruz de Jorge (George Cross) a la población de Malta por su valentía y heroísmo mostrado entre 1940 y 1942, cuando fue sitiada por fuerzas alemanas e italianas.

Malta se convirtió en una base, sobre todo aérea, vital para los Aliados.

Por ello, el Museo de la Aviación es uno de los lugares que visitar en Malta. Submarine Spitfire, Hawker Hurricane, Fairey Swordfish (un biplano)… Son solo algunos de los modelos de aviones, helicópteros, motores, ‘jeeps’ y otros vehículos de apoyo que podrás ver en un museo divertidísimo para los amantes de este tema.

Puedes comprobar los horarios de visita en su web oficial.

5. Isla de Comino

Y para cuando ya hayas tenido suficiente de tanta piedra, construcción barroca y museo, pues no te preocupes porque Malta también te va a dar playas y espacios naturales. Ponte el bañador, las chanclas y coge el barco que te lleva de excursión a la bonita isla de Comino.

Este pequeño parche de tierra en unas aguas de azul turquesa se encuentra entre las islas de Malta y Gozo. Hasta este año, eran 4 los habitantes perennes, pero al fallecer uno, solo quedan 3. Un policía y un cura van todos los días desde Gozo. Como puedes ver, todas las fuerzas vivas están representadas.

Y ¿qué te encontrarás en Comino? Pues un santuario de pájaros y una reserva natural, una torre del siglo XV, restos de obras hechas por granjeros romanos y aguas cristalinas.

Es un destino perfecto para una excursión de un día en Malta.

6. Cominetto (o Cominotto)

Y si creías que la isla de Comino era pequeña y no podía haber algo más minúsculo que visitar en Malta, estabas equivocado. Cominetto es un pequeño islote deshabitado de 0,10 km² que se encuentra unos 100 m al norte de Comino.

En esos 100 metros que separan a Comino y Cominetto se forma la Laguna Azul. En Malta, encontrarás pocas aguas más cristalinas y limpias donde bañarte.

7. Blue Grotto

¿Quieres sentirte como un explorador investigando cuevas y grutas misteriosas? Pues en la parte sur de la isla de Malta, cerca de la pequeña población de pescadores Wied iz-Zurrieq, encontrarás la mayor concentración de cuevas que ver en Malta.

El equipo a llevar en la excursión a Blue Grotto consiste en: bañador, escarpines para andar por las rocas (o unas auténticas cangrejeras vintage), gafas de bucear, tubo, protector solar, sombrero o gorra y mucha energía.

La luz del sol – casi perenne en Malta – se combina con las sombras de las cuevas y generan un sinfín de tonalidades en el mar. Un sitio precioso para llevarte comida y pasar el día.

8. Fuerte de San Elmo (o San Telmo)

Dominando el mar desde la punta de la península de Sciberras se levanta el Fuerte de San Elmo, uno de los más importantes durante el Gran Sitio de Malta de 1565.

Y es que la historia del fuerte de San Elmo da para una película. Los otomanos invadieron Malta y sitiaron el fuerte. Un gran cañón lo bombardeaba día y noche desde el monte Sciberras. Tan solo 150 caballeros, 600 soldados y unas 60 galeras llevadas por esclavos se oponían a más de 10.000 turcos.

Finalmente, el fuerte acabó cayendo en manos otomanas. Sin embargo, los 28 días que resistió el sitio fueron vitales para los defensores de Malta, ya que permitieron que llegaran a tiempo los refuerzos enviados por España.

9. Ramla Bay, Gozo

Si para ti ir a la playa y tostarte al sol es una de las cosas que hacer en Malta, entonces no te pierdas Ramla Bay.

Calificada por muchos como la mejor playa de Malta, su arena casi rojiza se extiende por una cala natural y nada urbanizada. Ese es uno de los secretos de su belleza, la ausencia de la mano del hombre. Sin embargo, en verano sí verás hombres (y mujeres y niños), ya que se pone hasta los topes. Así que mejor que la visites en primavera u otoño.

Las dunas de arena están protegidas y llevan a un valle verde y fértil, lleno de terrazas de cultivo construidas por granjeros malteses. Además, ruinas romanas están ocultas bajo las dunas.

Un lugar que tiene de todo y donde darte un baño se convertirá en una gran experiencia.

10. El Hypogeum de Hal Saflieni, Paola

En la localidad de Paola se encuentra uno de los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en Malta.

Conocido como el Hypogeum (que significa, literalmente, ‘bajo tierra’ en griego), fue construido entre el 3300 y el 3000 (a. de C.) y parece haber servido como santuario y necrópolis.

Este magnífico sitio arqueológico fue descubierto, como tantos otros en Malta, en el transcurso de unas obras para levantar una casa. Es lo que pasa cuando vives en un país minúsculo donde el 80% de las grandes civilizaciones europeas decidieron pasar una temporada.

En los trabajos arqueológicos se recuperaron ánforas, amuletos, cabezas de hachas, pinturas de humanos y animales y, sobre todo, la “Señora Durmiente”, una figura de arcilla que representaba a la Diosa Madre.

Puedes consultar precios y horarios en la web oficial de Hal Saflieni Hypogeum.

11. Acantilados de Dingli

Caminar por altos y afilados acantilados que mueren en el mar es otra de las cosas que hacer en Malta.

Cerca del pequeño pueblo de Dingli se encuentran estos acantilados que en su punto más alto se elevan 253 metros sobre las aguas del Mediterráneo.

Es uno de los mejores miradores que visitar en Malta y los puedes disfrutar desde el mar o sobre ellos-

Los acantilados de Dingli hicieron su papel de defensa natural durante las muchas invasiones de Malta. Siempre fue un flanco que no se pudo tomar. Visita la pequeña capilla dedicada a María Magdalena que parece estar suspendida sobre el vacío y dedica el día a relajarte y sentir la brisa mediterránea.

12. Templos megalíticos de Malta

Varios de los templos que forman el conjunto de los Templos Megalíticos de Malta han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Son de distintos períodos (entre 3600 y 700 a. de C.) y algunos arqueólogos han afirmado que son las estructuras, en pie, de este estilo más antiguas del mundo, superando a las pirámides egipcias.

Visita los templos de Ggantija, Hagar Qim, Mnajdra, Ta’ Hagrat, Skorba y Tarxien. El uso que se les daba es aún desconocido, pero parece que hay pruebas de que se hacían sacrificios de animales a sus diosas.

¿Conoces Malta? ¿Qué otros lugares nos recomendarías?

Si te ha gustado este artículo, seguro que también disfrutas leyendo los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. ¡Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler!

suscríbete al boletín de noticias de Skyscanner