Noticias Las claves para viajar ligero durante meses

Todos los artículos

Las claves para viajar ligero durante meses

No dejes que tus “por si acasos” empiecen a acumularse en tu equipaje y toma buena nota de las claves para viajar con una maleta pequeña durante meses. 

Transportar una maleta ligera y compacta resulta de lo más conveniente cuando estás explorando mundo, permitiéndote más libertad de movimientos y menos riesgo de lesiones cervicales. Viajando ligero también te ahorrarás el coste y los inconvenientes que supone facturar una maleta grande. ¡Todo son ventajas!

Si eres uno de los afortunados que o bien por trabajo o bien por placer -o por una mezcla de las dos- puedes viajar durante largos periodos de tiempo sin tener que pisar tu casa, no te pierdas las claves para hacerlo como un auténtico minimalista. Libérate de ese estrés que supone cargar con una maleta grande y pesada por el aeropuerto y viaja ligero.

1. Oblígate a hacerlo

Si estás leyendo este artículo, muy probablemente, seas de esos que, secretamente, has envidiado a ese pasajero que parece llevar una maleta llena de plumas mientras tu arrastras lo que bien podría ser un saco de piedras por el aeropuerto. Buenas noticias: tu también puedes ser uno de esos viajeros que se mueve con extrema elegancia por la zona de cintas de recogida de equipaje. La clave está en obligarte a llevar una maleta pequeña. Deshazte, de una vez por todas, de esa maleta grande que solo hace que ocupar espacio debajo de tu cama. Aunque tu viaje dure tres meses, es más que probable que tu actual maleta de cabina acomode perfectamente lo que necesitas sin tener que echar mano de esa gigantesca maleta. De esta manera, evaluarás lo que realmente es necesario en tu vida diaria y lo que te será útil en tu viaje. Te darás cuenta de que la mayoría de cosas que querías llevarte no son tan importantes como creías. Menos es siempre más

2. Digitalízalo todo

La era de tener que llevar la tarjeta de embarque o la reserva del hotel en papel ha pasado a la historia. Ahora no hay excusa para llevar este tipo de documentos en el móvil o tableta. Si quieres viajar ligero, deberás también renunciar al placer que supone pasar las hojas de un libro y empezar a pensar en invertir en un e-book o libro electrónico. Otra buena manera de economizar espacio en tu maleta será escuchando audiolibros desde tu dispositivo móvil. De esta manera te ahorrarás el espacio y el dinero que cuesta un e-book. Recuerda que lo único que deberás llevar físicamente contigo será tu pasaporte o DNI. Todo lo demás, digitalízalo. 

3. La sonrisa será tu mejor amiga

Son muchas las aerolíneas que hoy en día te permiten viajar no solo con una maleta de mano sino, además, con otra forma de artículo personal como un bolso o mochila pequeña. Aprovecha este espacio extra para llevar tu neceser, cartera, objetos de valor y, si lo necesitas, el portátil. Este consejo es especialmente útil para aquellos que por trabajo –o placer- tengan que llevar consigo un equipo de cámara profesional. Hazte con una mochila – no muy grande- donde meter la cámara, un par de objetivos y un portátil. Asegúrate de que la mochila disponga de un departamento en los laterales donde poder guardar una botella de agua y el trípode de la cámara. Lo único que te queda por hacer es poner buena cara al asistente de vuelo cuando te pida el documento de embarque y ¡a viajar!

4. Pequeño formato

Como el objetivo es no facturar, deberás hacerte con versiones miniaturizadas de los productos esenciales para tu higiene. Un consejo que te ayudará a exprimir al máximo la vida de tu champú, pasta de dientes y gel de ducha, será llevarlo en formato pastilla. Suelen durar mucho más y ocupan menos que cualquier envase de líquidos, por pequeños que estos sean. Pero no solo deberás miniaturizar los artículos de aseo, también deberás evaluar cualquier elemento susceptible de ocupar espacio como, por ejemplo, unos auriculares. Unos inalámbricos supondrán una ganancia en términos de movilidad y comodidad. Tus lumbares te lo agradecerán.

5. Lava, seca, reutiliza

La clave de una maleta ligera es la planificación. Como viajarás sin muchas opciones de cambio de ropa te resultará muy práctico saber si el lugar donde te vas a alojar dispone de algún tipo de servicio de lavandería. Con el boom del turismo  este tipo de lugares son hoy más populares que nunca. Así que no te resultará muy difícil encontrar alguno durante tu travesía. Si no dispones de servicio de lavandería cerca, siempre podrás echar mano de la práctica pastilla de jabón y del útil palo de ducha para secar tu ropa. Ten en cuenta la humedad del lugar y el tiempo que vas a estar hospedado, y planifica tu colada en torno a estas variables. 

6. El negro, una opción segura

La ropa que lleves en tu maleta debe ser poca y multifuncional. Que viajes con una maleta pequeña durante meses no significa que no puedas lucir elegantecuando la ocasión lo requiera. Nada de eso. Una camisa y un pantalón negro dan mucho de sí en un armario minimalista como el que pretendes llevar contigo. Construye un armario de viaje que pueda funcionar en diferentes escenarios. Nunca sabes lo que podrás necesitar una vez estés de viaje. Además de esto, si la ropa es fácil de doblar y ocupa poco espacio, eso que te llevas.  

7. Alquilar antes que comprar

Por más bien que prepares tu maleta y planifiques las actividades y los lugares que vas a visitar, siempre se producirá algún contratiempo que requiera de algún artículo de ropa o accesorio que no lleves contigo o que no te quepa en la maleta. No te alarmes. Este tipo de cosas suceden hasta en las mejores familias. Alquila lo que necesites allí donde estés. ¿Que mientras viajas ha surgido la posibilidad de hacer una escapada a la nieve y no llevas contigo tus esquís? Alquílalos. Si llevas tiempo viajando por la zona quizá también podrás pedirlo prestado a algún amigo que hayas hecho por el camino. Hoy por ti, mañana por mi. ¡Recuérdalo!

8. Las riñoneras están de moda

Una riñonera será tu mejor amiga durante esos meses fuera de casa. Además de ocupar poco en la maleta, son ligeras y prácticas. En ellas podrás llevar lo esencial: pasaporte, móvil, cartera, gafas de sol y, quizá, hasta una botella de agua. Olvídate de los incómodos bolsos o mochilas que cargan tu espalda y molestan a los demás pasajeros en el metro y hazte con una riñonera que te facilitará tus movimientos mientras viajas por el mundo y evitará sorpresas desagradables. No podrás llevarte muchos más accesorios en tu maleta de cabina. Así que compra una discreta y compacta que sirva para cualquier ocasión.

9. Colores coherentes

Una de las grandes tareas que tendrás que emprender cuando prepares tu maleta ligera será la elección de tus prendas de vestir. Es por eso que resulta imprescindible no solo llevar ropa práctica sino, además, que combine entre sí. De nada sirve que de tus tres camisetas y dos pantalones solo puedes obtener cuatro combinaciones de ropa posibles. Se trata de que la paleta de colores de tu armario de viaje sea versátil y que todas las partes de arriba combinen con todas las partes de abajo sin muchas estridencias estéticas. Esta regla incluye los zapatos, que también tienen que combinar con toda la ropa que lleves. Un consejo para exprimir al máximo tu armario y no te canses de la ropa es que saques fotos previamente de todas las combinaciones posibles. Te sorprenderá la creatividad que se desarrolla cuantas menos son las opciones de las que dispones.

10. Como una cebolla

Si viajas durante largos periodos de tiempo, muy posiblemente pases por todas las estaciones del año. Tu maleta deberá proveerte con el tipo de ropa que mejor se adapte a cada situación meteorológicaLas capas serán tu gran aliado, especialmente, durante el invierno. Hazte con ropa interior térmica que, además de añadir calidez a tu armario, ocupe muy poco espacio en la maleta. Este tipo de ropa también la podrás usar como pijama y quizá como prendas de exterior. 

Continua aprendiendo recursos para viajar con los siguientes artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa