Noticias 10 razones para enamorarte de Corea del Sur

Todos los artículos

10 razones para enamorarte de Corea del Sur

¿Quieres descubrir un destino exótico, lejano y fascinante? Pues haz clic y descubre los 10 rincones más increíbles que ver en Corea del Sur… con mapa. ¡Te lo contamos todo!

Si escuchas hablar de Gyeonju o Daegu es probable que no sepas ubicarlas en un lugar concreto del mapa. Puede que te suenen a chino, pero poco más. Y es que Corea del Sur, país en el que se encuentran estas ciudades, tiene un buen número de atractivos y lugares turísticos de los que nunca hemos escuchado hablar. Sabemos que su capital es Seúl, que a pocos kilómetros de ella se puede visitar una de las fronteras más custodiadas del mundo, la que separa las dos Coreas desde 1953, y que es una de las diez potencias mundiales en el campo de la electrónica.

Corea del Sur sin embargo es mucho más que eso. En su montañoso territorio se esconden magníficos templos, antiguas aldeas que llevan siglos habitadas y ciudades modernas que contrastan con las tradiciones arraigadas del país. Solo hay que dedicar tiempo para conocer esos lugares turísticos de Corea del Sur que hay al sur de Seúl y que ofrecen al viajero una visión mucho más completa del país de la se puede llevar si pasa solamente unos días en la capital coreana.

Vuela a Corea del Sur

Vamos a descubrir diez lugares al sur de Seúl que te harán querer abandonar esa populosa ciudad y conocer que hay más allá de sus rascacielos, mercados y palacios. Dicen los coreanos que su país parece pequeño pero que, si extendiesen las montañas para crear un territorio plano, Corea del Sur sería tan grande como China. Por suerte de momento siguen con las montañas, las distancias no son largas para llegar de un lugar a otro y los trasportes buenos. Con todo a favor y estas sugerencias creo que a más de uno le habremos animado a viajar al Lejano Oriente para pasar unos días descubriendo la atractiva y desconocida Corea del Sur.

1. Suwon y la Fortaleza Hwaseong

No hay excusa para no visitar esta ciudad cuya Fortaleza está incluida en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se puede llegar a ella en metro, ya que el viaje desde Seúl tan solo dura una hora. Una vez en Suwon te esperan kilómetros de murallas construidas aprovechando las ondulaciones del terreno. Se puede pasear sobre ellas y recorrer el perímetro de la antigua ciudad. Torres de observación, puertas monumentales y puestos de guardia son los elementos que irás descubriendo. Una vez vista la muralla, nada mejor que recorrer las calles del casco antiguo de la ciudad para visitar el santuario y el palacio custodiado por soldados ataviados con los mismos trajes que utilizaban en la época de los reyes de Joseon, fundadores de Suwon. Después de la visita cultural no hay que olvidar disfrutar de un paseo por callejones en los que el protagonista es el arte urbano, o sentarse en alguno de los coquetos cafés cercanos al palacio.

suwon foto de kris por el mundo

Créditos fotografía © Kris por el Mundo

2. Parque de los Patrimonios Culturales de Cheongpung

En la provincia de Chungcheongbuk-do, al sur de Seúl, puedes visitar este parque. Aquí se reúnen edificios del patrimonio coreano y reliquias históricas. Algo así como un museo, pero al aire libre, en el que se puede ver el patrimonio que fue salvado en 1985 de quedar bajo las aguas cuando se construyó el Lago Chungjuho. Esculturas, pabellones y escuelas confucianas forman parte de los 2.000 objetos del parque. Si lo visitas, presta atención pues seguro que en tu ruta te cruzas con algunos de esos árboles que llaman “del amor”, pues cuando crecen se van uniendo para convertirse en uno solo.

3. Templo Bulguksa

A 20 minutos del centro de la ciudad coreana de Gyeongju está el Monte Tomamsan, y en una de sus laderas se encuentra este templo. Se construyó entre los siglos VI y VIII en distintas terrazas de piedra. La parte superior simboliza la tierra de Buda y queda unida al nivel inferior, la parte mundana del templo, por cuatro escaleras bajo las cuales antiguamente había un canal. En su momento de mayor esplendor llegó a tener 80 edificios. Hoy solamente se conservan un puñado de ellos y los de madera son reconstrucciones recientes. Es un lugar muy popular entre los coreanos que acuden a él para disfrutar del entorno y conocer uno de los templos más bonitos del país.

#경주#불국사#벛꽃 #구경#대학생#18살#🌸

A post shared by NYOUNG KIM (@nyoung.kim) on

Vuela a Corea del Sur

4. Monte Namsan

Dicen en Gyeongju que quien no ha subido al Monte Namsan no conoce la ciudad. Es una visita que ofrece al viajero disfrutar de esa naturaleza que tanto gusta a los coreanos mientras busca esculturas y tallas de Buda escondidas entre la vegetación. Este lugar de Corea, uno de los últimos del país que ha pasado a formar parte del Patrimonio de la Humanidad, tiene un valor especial, y es que cuando los templos budistas estaban reservados a los nobles, los campesinos y gente llana eligieron este monte como lugar para honrar a Buda con estas esculturas que realizaron ellos mismos. Hoy ha desaparecido gran parte del patrimonio del monte, pero en una caminata de un día aún se puede hacer una buena ruta pasando por distintas esculturas y templos.

monte namsan

Créditos fotografía © Kris por el Mundo

5. Aldea tradicional de Jeonju

Solamente por visitar esta aldea con mil años de historia ya merece la pena viajar desde Seúl a Jeonju. Una vez en esta ciudad basta con subir a un autobús que en 15 minutos te lleva hasta esta aldea que con unas 700 casas es el mayor conjunto de hanoks de Corea del Sur. Pasear por ella es retroceder en el tiempo mientras se descubren otros edificios como templos, santuarios y escuelas confucianas. Además, este lugar es perfecto para animarse a vestir un hanbok, el traje tradicional coreano, y posar así ataviado con un fondo ideal para las fotos que te traerás de recuerdo a casa.

6. Templo Haeinsa y la Tripitaka coreana

Es tal la importancia cultural de este templo de la Montaña Gayasan que está incluido en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad desde 1995. Rodeado de arroyos, un frondoso bosque y otros templos menores, el Templo Haeinsa es uno de los más importantes del país ya que en uno de sus pabellones se guarda la Tripitaka coreana, la versión más antigua y completa de preceptos y escrituras budistas en caracteres chinos. Consta de 81.340 tablas clasificadas en 6.791 volúmenes. Cada una de estas tablas de madera de magnolia mide 68 cms de ancho, 2,5 de largo y su grosor es de 3 cms. El pabellón donde se guarda la Tripitaka no se puede visitar, tan solo se puede intentar adivinar a través de sus ventanas qué se esconde en su interior. Diseñado hace siglos es perfecto para mantener las condiciones de temperatura y humedad que preservan este tesoro coreano.

templo haeinsa foto de kris por el mundo

Créditos fotografía © Kris por el Mundo

Vuela a Corea del Sur

7. Daegu

Cuando viajamos no todo tiene que ser visitar museos, templos y monumentos. También se agradece una jornada de cierto relax en la que disfrutar de compras, gastronomía o sencillamente de paseos por una ciudad. Un buen destino para ello es Daegu, una moderna ciudad base perfecta para visitar el antes citado Templo Haeinsa. En ella se puede recorrer la calle Dongseong-ro, lugar donde antes se encontraba la fortaleza, y que actualmente es la más famosa zona comercial de Daegu. Tiendas de moda, cosmética e innumerables restaurantes brindan al viajero la oportunidad de contemplar de cerca el gusto por las compras de los coreanos. El Mercado Seomun es el más grande la ciudad, y en él hay un mercado nocturno donde disfrutar de tentempiés que son una delicia. En cuanto a las visitas culturales en Daegu una de las más atractivas es el Museo de Medicina Tradicional.

8. Templo Haedong Yonggungsa

En Corea del Sur los templos se encuentran en las montañas. Pero hay algunas excepciones, como el atractivo Haedong Yonggungsa construido en un acantilado junto al mar. Para llegar a él hay que pasar primero junto a grandes estatuas que representan los 12 signos zodiacales de la cultura oriental, dejar atrás una pagoda, bajar un buen número de escaleras y cruzar un puente. Durante el recorrido hay que disfrutar de las vistas y dejarse envolver por el sonido de las olas al mezclarse con el de los cantos budistas que salen del pabellón principal del templo.

templo haedong yonggungsa foto de kris por el mundo

Créditos fotografía © Kris por el Mundo

9. Mercado Jagalchi

Uno de los mayores reclamos turísticos de Busan, la ciudad portuaria del sur de Corea, es este gran mercado dividido en tres zonas: un gran edificio en cuya planta baja se vende el pescado fresco (tan fresco que en algunos casos se mata al pez delante del comprador); en la planta superior del mismo hay pequeños restaurantes donde te preparan en el momento lo que has comprado en la planta inferior; y por el último está el mercado de la calle en el que se puede ver el pescado seco colgando en los puestos y expuesto a pleno sol. Es un lugar cómodo para la visita, llama la atención lo limpio que esta todo y también las cosas que venden, algunas desconocidas para los occidentales que nos quedamos sorprendidos mirando esos pepinos de mar o una especie de gusanos marinos que no paran de moverse sobre las bandejas en las que están colocados. Sin duda es todo un espectáculo ver como limpian las anguilas con la destreza de quien se pasa varias horas cada día haciendo lo mismo.

mercado jagalchi foto de kris por el mundo

mercado jagalchi foto de kris por el mundo

Créditos fotografía © Kris por el Mundo

Vuela a Corea del Sur

10. Isla Jeju

Solamente 64 kilómetros separan esta isla, la más grande de Corea, de la península. Es famosa entre los coreanos por sus fuertes vientos, por sus paisajes y por sus mujeres (viven menos hombres que mujeres en Jeju). Es un destino perfecto para los amantes de la naturaleza. El centro de la isla está ocupado por la Montaña Hallasan, un volcán inactivo en el que viven 1.800 especies de vegetación, decenas de ciervos y un ecosistema que convierte a la isla en uno de esos lugares singulares en nuestro planeta. Si la primavera o el otoño en Jeju regalan una preciosa paleta de colores, los amantes de la playa tendrán aquí un buen destino para visitar en verano.

Este artículo es obra de Cristina, del blog Kris por el Mundo. Síguele la pista en Facebook, Twitter e Instagram.

Prepara tu viaje a Corea del Sur con estos artículos. ¡Te vamos a inspirar!

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. ¡Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler!

Mapa