Noticias Los 10 rincones secretos de Berlín que no te puedes perder

Todos los artículos

Los 10 rincones secretos de Berlín que no te puedes perder

De la mano de dos blogueros de viajes, Skyscanner te descubre los secretos mejor guardados de la capital de Alemania.

Si sigues a Skyscanner en Instagram seguro que has visto fotos de los rincones más curiosos de Berlín. Fábricas abandonadas, antiguas prisiones, un parque de atracciones… La capital de Alemania es una ciudad vibrante, moderna pero también llena de historia y con un punto ecléctico que haría las delicias de cualquiera. ¿Quieres conocer los mejores lugares secretos de Berlín? Pues sigue leyendo.

Alberto y Iosu, del blog Mochileros TV, nos llevan de paseo por los rincones menos conocidos y más interesantes de la capital germana. ¿Nos vamos de ruta por Berlín?

1. Kunstanstalt

A poco más de 15 kilómetros de Berlín y 20 minutos en S-Banh (tren de cercanías) descubrimos nuestro primer rincón secreto junto a la empresa Go2Know: Kunstanstalt, prisión de la SA -germen de las SS de Hitler. Este centro de detención tuvo en sus celdas entre 1901 y 1965 –año en que se clausuró- a presos judíos, gitanos rumanos y discapacitados que esperaban juicio. Muchos de ellos murieron asesinados. Un lugar silencioso y único que te transporta al Berlín de la II Guerra Mundial.

Seelenbinderstraße 26, 12555 Berlin, Alemania

Vuela a Berlín

2. Arte urbano en una planta de energía abandonada

En el Berlín Oriental hay una antigua planta de energía abandonada que hoy se ha convertido en un paisaje pintoresco conservado en el tiempo en donde el arte urbano se ha instaurado como forma de expresión de la mano del artista @ken_plotbot. Este autor se ha convertido en un clásico, plasmando sus graffitis en todo tipo de instalaciones olvidadas: bases militares, plantas químicas y lugares históricos. El rasgo más característico en su obra es el típico hombre con la máscara de gas. ¡Fascinante!

3. Teufelsberg

La misteriosa Teufelsberg es una estación de radar abandonada que fue usada por los americanos durante la Guerra Fría para espiar las comunicaciones del Este. La «montaña del diablo» (Teufelsberg), con 114 metros de altitud, es una montaña artificial formada por millones de metros cúbicos de escombros de lo que en el período Nazi fue la Facultad de Tecnología Militar y sobre los que se construyó a posteriori la base espía estadounidense. Ubicada en los bosques de Grunewald, Teufelsberg actualmente es uno de los puntos más altos de Berlín desde donde disfrutar de una panorámica de la ciudad. Perderse entre sus instalaciones abandonadas y descubrir graffitis de artistas de todo el mundo es algo que no debes dejar pasar cuando visites la capital alemana. Puedes contratar una visita guiada en la página web de Teufelsberg.

Teufelsberg, 14055 Berlin, Alemania

4. Spreepark

Salimos del centro de #Berlín en busca de Spreepark, un parque de atracciones anteriormente conocido como Plänterwald Kulturpark ubicado en el distrito Treptow-Köpenick. Abierto entre 1969 y 1989, este parque era el mayor centro de diversión para los habitantes de la #Alemania comunista en la RDA. Como todo lugar abandonado, detrás tiene una historia truculenta en la que se entremezclan problemas financieros, corrupción y narcotráfico. Su último dueño actualmente está recluido en una prisión de Perú por tráfico de drogas. Está cerrado al público, pero los aficionados a la exploración urbana son capaces de adentrarse en sus entrañas.

Kiehnwerderallee 1-3, 12437 Berlin, Alemania

Vuela a Berlín

5. Burgermeister Berlín

Burgermeister es una conocida cadena de hamburgueserías con una peculiar historia, y es que antes de ser como hoy la conocemos, tuvo sus inicios ni más ni menos que en unos urinarios públicos. Su primer local original todavía se mantiene camuflado entre el paisaje urbano, y aquí los lugareños acuden en masa para degustar unas de las mejores hamburguesas de Berlín. Los precios oscilan entre 4 y 6€ y si vas no puedes dejar de probar la “meisterburger”: 180 gramos de carne, lechuga, tomate, pepinillo, cebolla y crujiente bacón. Todo esto acompañado con el añadido de tener la curiosa experiencia de comer en una antigua letrina.

U1 Schlesisches Tor, Oberbaumstraße 8, 10997 Berlin, Alemania

6. Graffiti en Teufelsberg

Teufelsberg –“la Montaña del Diablo” en alemán- es uno de los rincones más desconocidos de Berlín pero también uno de los más interesantes. Si te gusta el arte urbano, disfrutarás con este lugar abandonado que se ha transformado en un verdadero museo al aire libre. Tanto en el exterior como en las paredes y muros del interior de esta antigua estación de radar, te encuentras a cada paso que das graffitis de gran calidad. Paseando por los bosques de la colina artificial de Teufelsberg, que se construyó con los restos de los escombros de edificios bombardeados durante la segunda Guerra Mundial, si miras bien al suelo podrás ver restos de ladrillos de lo que en su día fueron casas.

7. Paso subterráneo junto a la estación de autobuses ZOB

A veces los lugares aparentemente más comunes de una ciudad, cuando cae la noche se transforman en decorados dignos de una película de ciencia ficción de los 70. Junto a la estación de autobuses ZOB (Zentralen Omnibusbahnhof Berlín) que conecta la capital de Alemania con destinos germanos y otros países europeos, encontramos este paso subterráneo tan misterioso. No es la Puerta de Brandemburgo ni Check Point Charlie pero merece estar en el ranking del Berlín Secreto. El paso se encuentra junto al ICC (Centro Internacional de Convenciones)

Masurenallee 4-6, 14057 Berlin, Alemania

Vuela a Berlín

8. Villa Walther

La Villa Walther, ubicada en el rico barrio berlinés de Grunewald, es un lugar con una historia truculenta pero interesante. Obra del constructor alemán Wilhelm Walter por encargo de un magnate ruso, esta villa se inauguró en 1912. Wilhelm tenía en propiedad otros edificios importantes en la ciudad pero el impago del ricachón ruso supuso la bancarrota de este hombre de negocios. Cuenta la leyenda sin confirmar que Wilhelm se suicidó en la torre principal de su villa agobiado por las deudas. En 1938 el Tercer Reich compró la villa y la convirtió en sede de la Escuela de Finanzas. La ciudad de Berlín la compró en los años 80 en un estado deplorable (más del 60% estaba dañada tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial). Actualmente es sede del Instituto de Cultura Rumana

9. Alte Fleischfabrik

La Alte Fleischfabrik, una antigua fábrica de carne al este de Berlín que pertenecía al grupo Konsumgenossenschaft (KGB). La KGB era una cooperativa que vendía y compraba productos a bajo coste. La Alte Fleischfabrik ha sobrevivido al paso de los años y a dos guerras mundiales pero hoy el edificio se encuentra parcialmente abandonado y se ha transformado en un museo de arte urbano lleno de #graffitis y objetos curiosos de la extinta RDA. En la imagen podéis ver la sala donde se colgaban las salchichas antes de ser ahumadas.

Wiesendamm 15 -19, 13597 Berlin, Alemania

10. Arte urbano en una antigua panadería del Berlín oriental

Berlín está lleno de decenas de lugares abandonados. Al contrario de lo que podrías pensar, en el interior de todos estos edificios que un día fueron plantas de electricidad, parques de atracciones, oficinas gubernamentales… uno se topa con el arte urbano de vanguardia. Imagínate entrar en una antigua panadería de varios pisos en Berlín oriental y pasarte horas y horas fotografiando paredes. Un edificio que en su día estuvo repleto de vida y olores y que ahora, aparte de frío, tiene una atmósfera que debes experimentar.

An der Lehnitzschleuse, 16515 Oranienburg, Alemania

Vuela a Berlín

Y tú, ¿qué secreto de Berlín nos puedes contar? Déjanos un comentario.

Si te has quedado con ganas de más, échale un vistazo a este artículo sobre Berlín:

Skyscanner es el motor de búsqueda mundial que te ayuda a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa