Noticias Los 17 pueblos más bonitos de Francia

Todos los artículos

Los 17 pueblos más bonitos de Francia

¿Quieres conocer rincones con encanto que se hayan quedado congelados en el tiempo? Pues no busques más. Con más de 36.000 municipios, Francia es sin lugar a duda el hogar de los pueblos más bonitos y pintorescos de toda Europa.

Castillos medievales, puentes románicos, vistas de infarto, callejuelas intrincadas y un aroma a bodega centenaria serán los encargados de transportarte a un lugar de cálida nostalgia.

Como sería imposible nombrarlos todos, en Skyscanner hemos seleccionado los 17 pueblos más bonitos de Francia. Échales un vistazo. Seguro que te quedarás prendado de todos y cada uno de ellos.

1. Eguisheim, Alto Rin

Situado en el Alto Rin cerca de Colmar, Eguisheim es uno de los pueblos más bellos de Alsacia. Explora las pintorescas calles del centro y no dejes de visitar el castillo que lleva el nombre del municipio. Si además te gusta el vino, será obligatorio hacer parada en las bodegas Hubert y Heidi Hausherr, donde producen uno de los mejores vinos de la zona.

2. Barfleur, Normandía

Barfleur es un pueblo marítimo del norte de Francia con mucho encanto. Si te acercas a este lugar, no dejes de admirar su pintoresco puerto y de visitar el faro de Gatteville. Pero no te quedes abajo. Sube los 365 escalones y colona la cima del faro. Las vistas panorámicas desde allí no tienen desperdicio alguno.

pueblo de barfleur en normandia

3. Moustiers-Sainte-Marie, Alpes de Alta Provenza

Rodeada de campos de lavanda, Moustiers Santa María es uno de los pueblos más bonitos de Francia. Situado en el corazón del parque regional de Verdon, este lugar es conocido por su estrella suspendida sobre el vacío. Recomendación: echa un vistazo al Museo de la Loza para aprender más sobre la artesanía local.

Moustiers-Sainte-Marie

4. Pesmes, Alto Saona

El tiempo en Pesmes parece haberse detenido. Rodea la hermosa muralla medieval y detente a observar el río Ognon y el puente que lo atraviesa. La tranquilidad que se respira en este lugar es ensordecedora. Situado en el corazón de Alto Saona, este pueblo es conocido en Francia por la amplia selección de aceites ecológicos que produce. Si te apetece llevarte algún recuerdo del uno de los lugares más bonitos de Francia, dirígete al taller Oléanne.

5. Lavardin, Loir y Cher

Lavardin es uno de los pueblos más antiguos de la lista -ya existía en la época de los Galos bajo el entrañable nombre de Labricinum. Tómate tu tiempo y descubre los tesoros arquitectónicos que este pequeño pueblo tiene para ofrecer. Entre ellos, destaca las ruinas de un impresionante castillo situado en lo alto de la colina. Será como entrar en una escena de Juego de Tronos.

6. Roussillon, Vaucluse

No hay mejor manera de conocer este bonito pueblo que explorar su casco antiguo y reseguir todas sus callejuelas. Aunque quizá el lugar que más mandíbulas dejará caer será un paseo por la Calzada de los Gigantes. Desde allí podrás admirar el parque natural de Luberon que guarda un extraño parecido con el Gran Cañón del Colorado. No por nada a este pueblo se le conoce como el «Colorado Provenzal». Si con tanto andar se te ha abierto el apetito, pide mesa en el restaurante David o P’tit Gourmand.

7. Baume-les-Messieurs, Jura

Si te gusta la naturaleza, este es uno de los pueblos más bonitos para conocer en Francia. Aventúrate a salir de Baume y piérdete por sus inmediaciones. Encontrarás majestuosas colinas, grutas oscuras, densos bosques y cascadas de agua brillante. Regresa por dónde has venido y acaba tu visita en la Abadía. Será como viajar en el tiempo.

8. Piana, Córcega

Situado al oeste de la isla, Piana es uno de los lugares más bellos de Córcega. De hecho, las hermosas calas que descansan a los pies del pueblo están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Después de un buen baño y de conocer el pueblo, acaba el día contemplando la puesta de sol desde el Monte Capu Rossu. Se trata de una colina de granito rosa que contrasta con el azul mediterráneo. Toda una estampa de película.

9. Rocamadour, Lot

Rocamadour descansa a lo largo de un acantilado con vistas al impresionante cañón de Alzou. Este rincón de mundo es un paraíso para los amantes de la Edad Media y de la historia en general. Aquí podrás admirar bellos santuarios y edificios de todas las épocas. Si tu visita cae en agosto, podrás además disfrutar del Durandal, un auténtico torneo de caballería. Aprovecha y pásate luego a conocer la cueva prehistórica de las maravillas. Este lugar aún conserva pinturas rupestres

10. Castelnou, Pirineo Oriental, Perpiñán

Este pueblo francés, situado a apenas 20 quilómetros al suroeste de Perpiñán, despierta cierta nostalgia entre el arco de piedra del Siglo XIV que te da la bienvenida y sus calles empedradas. Piérdete por ellas en tu camino hacia el Castillo al que tendrás que subir si quieres dominar las mejores vistas de uno de los pueblos más bonitos de Francia. Una vez acabada tu visita, pon rumbo a la abadía de San Martín du Canigou. Fundada en el siglo X por los monjes benedictinos, esta magnífica abadía no tiene desperdicio alguno.

11. Sainte-Enimie, Lozère

En el corazón de las Gargantas del Tarn se encuentra uno de los pueblos más bonitos de Francia. Tómate tu tiempo para caminar por las estrechas calles de su casco antiguo y dejarte embelesar por las casas de piedra que aparezcan a tu paso. Sainte-Enimie es también un paraíso para los amantes de los grandes espacios abiertos y los deportes de aventura. Practica senderismo, haz una ruta en bicicleta o alquila un kayak y explora la belleza de esta zona.

12. Saint-Cirq-Lapopie, Lot

Aquí tendrás trabajo que hacer. Este pueblo medieval encaramado a lo alto de un acantilado está repleto de impresionantes lugares y maravillosos monumentos que conocer. Comienza tu recorrido por la pintoresca iglesia. Luego acércate a la cueva de la Bruja y, por último, recorre en barca el río Lot. Empápate de la belleza de este valle de cuento de hadas.

13. Locronan, Finisterre

Locronan es uno de los pueblos más bonitos de Finisterre. Un consejo: alquila una bicicleta y date una vuelta por el centro histórico para admirar la espectacular iglesia de Notre–Dame de Bonne-Nouvelle que alberga una pequeña fuente en su interior. Cuando sea la hora de merendar, descansa y aparca la bici delante de Ty Kouign Amann. Esta boulangerie prepara el mejor Kouign Amman, un delicioso pastel tradicional de la Bretaña. ¡Buen provecho!

Locronan

14. Brousse-le-château, Aveyron

Situado en un espolón rocoso, entre en la confluencia de los ríos Tarn y Alrance, esta fortaleza medieval te hará replantearte las leyes de la física y admirar el empeño de los arquitectos de aquella época. No dejes de visitar el viejo puente gótico sobre el Alrance, las callejuelas típicas empedradas de guijarro, las bonitas casas de piedra adornadas con flores, la iglesia fortificada del siglo XV y los vestigios del castillo fortificado.

Brousse-le-chateau

15. Turenne, Corrèze

Si buscabas nostalgia, historia y buena comida francesa, haz una parada en Turenne. En medio de la campiña francesa, este pueblo de los más bonitos de Francia conserva un encanto de época pasada con sus casas de tejado gris. Visita la Torre del César y la casa Livet CHEYROUX, ambos construidos durante el siglo XV . Cuando sea la hora de comer, disfruta de las carnes contundentes y del mejor foie gras de la provincia en el restaurante La Vicomte.

16. Gordes, Vaucluse

En Gordes podrás admirar antiguas abadías, como la de Sénanque, molinos de agua e infinidad de casas con mucha historia en su haber. Este lugar también será el punto de partida para conocer otros muchos pueblos bonitos de la zona del Rosellón y descubrir el sendero ocre del Colorado Provenzal. ¡No te pierdas uno de los lugares más bonitos del país galo!

17. Mosset, Pirineo Oriental

Rodeado de montañas, este pueblo francés es el hogar de muchos edificios históricos interesantes para visitar. Entre ellos destaca la Torre de los Perfumes. Un espacio donde jugar con el sentido del olfato. Además, desde este lugar podrás disfrutar de las mejores vistas del “Valle de la Castelana” Si luego estás cansado de caminar y te apetece que te lleven a cuestas, siempre podrás darte un paseo en burro. O como los llaman por estos lares “burros de unicornio”.

Mosset

Si te ha gustado este artículo, estos te van a entusiasmar

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa