Noticias Los 25 puentes más bonitos del mundo

Todos los artículos

Los 25 puentes más bonitos del mundo

De madera, de hierro o de piedra, el mundo está lleno de puentes increíbles. Skyscanner te descubre 25. ¿Cuántos conoces?

Los puentes son maravillas de la ingeniería que a lo largo de los siglos han servido para conectar lugares, para salvar barrancos, para cruzar ríos, para permitirnos ir de un lugar a otro sin tener que saltar, dar un rodeo, mojarnos o perder el tiempo. Altos, bajos, de madera, de hierro, de piedra, antiguos, modernos, largos y cortos, todos tienen algo en común: son espectaculares los mires por donde los mires. En Skyscanner hemos seleccionado 25 de los puentes más bonitos del mundo para que alucines y descubras un poco más sobre ellos. ¿Cuántos has cruzado ya?

1. Puente del ferrocarril sobre el río Forth, Edimburgo, Escocia

El puente de hierro de color rojo que cruza el estuario del río Forth a las afueras de Edimburgo es un icono desde el día de su inauguración el 4 de marzo de 1890. Hoy, más de 1 siglo más tarde sus 2 kilómetros y medio de longitud sigue impresionando y a propios y extraños… ¡y lo cruzan a diario casi 200 trenes! Si quieres verlo bien, acercarte a las poblaciones de South Queensferry o North Queensferry.

Puente sobre el río Forth en Edimburgo

2. Puente Kintai, Iwakuni, Japón

Hay puentes monos y luego está el puente de Kintai en Iwakuni. Este lugar de postal fue construido en 1673 a los pies del monte Yokoyama con un sistema compuesto por cinco arcos de madera soportados por pilares de piedra. Cuando el río está en calma, el puente se refleja en el agua creando un efecto casi hipnótico en el que lo contempla. Muy cerca está el castillo de Iwakuni. Quizás la mejor época del año para visitarlo es en primavera, durante la floración de los cerezos.

3. Puente Nuevo, Ronda, España

Ronda es una ciudad marcada por un tajo… y unida por el Puente Nuevo que, junto a su plaza de toros, es uno de los emblemas locales. Fue construido entre 1759 y 1793 y une el casco histórico con la ciudad moderna a la vez que salva una garganta de más de 100 metros de profundidad excavada por el río Guadalevín. Todo en piedra, en sus dependencias superiores se ubicó una cárcel que hoy se puede visitar. Así que, además de admirar la panorámica, podrás adentrarte en sus entrañas y descubrir su historia.

Puente nuevo de Ronda

4. Puente de Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos

Seguro que lo has visto en miles de fotografías, películas y series. Seguro que su silueta te resulta familiar e incluso has soñado con cruzarlo a pie para llegar hasta Brooklyn y comerte un helado en el puesto de Brooklyn Ice Creams. Cuando se inauguró en 1883 fue el puente de suspensión más largo del mundo y aunque ya no lo es, sigue siendo majestuoso como pocos. Aprovecha un día de sol para atravesarlo y disfrutar de las vistas del skyline de Manhattan.

Puente de Brooklyn en Nueva York

5. Puente de la Torre de Londres, Reino Unido

Pese a que su aspecto medieval te podría engañar, créenos cuando afirmamos que el famoso Puente de la Torre es de mediados del siglo XIX. Debido al incremento del comercio era necesario crear un nuevo paso sobre el río, pero uno que no le cortara el paso a los mástiles de los barcos de la época. De ahí que, cuando es necesario, el puente se abra. Hasta 1977 estaba pintado de un color verdoso, pero se cambió por el rojo, blanco y azul para celebrar los 25 años de reinado de la Reina Isabel II.

Puente de la torre de Londres

6. Puente de Langkawi, Malasia

¿Quieres adentrarte en la jungla de Malasia sin tener que luchar contra la vegetación? Pues el puente colgante de Langkawi te lo pone facilísimo. Esta estructura exclusiva para peatones te permitirá ascender hasta la cima del segundo pico más alto del lugar, serpentear junto a las copas de los árboles de la selva tropical y disfrutar de unas vistas sin igual. Lleva en obras desde julio de 2012 pero está abierto al público.

7. Pont du Gard, Francia

El Pont du Gard es un superviviente nato. Concebido en el año 50 antes de Cristo por los romanos como un acueducto para abastecer de agua potable a la población de la antigua Nimes, hoy sigue en pie como si el paso del tiempo no fuera con él. Sus arcos salvan la distancia entre las dos orillas del río Gard y es un lugar ideal para hacer algo de kayak o canoa. ¡Imagínate poder sentir tanta historia en persona!

Puente de Gard

8. Puente U Bein, Myanmar

El singular puente U Bein de Amarapura es el puente de teca más largo del mundo, 1’2 kilómetros de longitud sobre un lago que se vuelve mágico en cuanto las luces del atardecer asoman en el horizonte. Los lugareños lo siguen usando para ir de un lado a otro, creando siluetas y reflejos que harán las delicias de cualquier aficionado a la fotografía. Se construyó en 1850 y ahí sigue, inmune a los estragos del tiempo.

9. Puente de Rialto, Venecia, Italia

Una ciudad llena de canales, obviamente, también es una ciudad de puentes. Los venecianos son conscientes de los inconvenientes que tiene vivir rodeados de agua y quizás por eso sus maneras de acortar distancias son, además de prácticas, terriblemente hermosas. Si no nos crees, échale un buen vistazo al famoso Puente de Rialto y dinos si no te parece una preciosidad. Esta obra de ingeniería es el más antiguo de los puentes que atraviesan el Gran Canal. Fue construido en 1591 y todavía arranca más de un suspiro.

Puente de rialto en venecia

10. Puente de Chengyang, China

Construido en 1916, este puente cubierto para peatones que permite cruzar el río Sanjiang tiene tres pisos y una serie de terrazas, pabellones y decoraciones que parecen de cuento. Esta estructura conecta dos pueblos y a diario lo cruzan muchísimas personas que, así, se ahorran dar un rodeo o tener que remar un poco. Con sus casi 65 metros de largo es una experiencia que deberías vivir.

11. Puente Romano, Cangas de Onís, Asturias, España

Imagina un gran arco de piedra sobre el río Sella, en un paraje de cuento, rodeado de verde y arrullado por el murmullo del agua. Pese a su nombre, de romano tiene poco y es medieval, del siglo XIV, aunque hay quien comenta que podría ser una copia de un puente mucho más antiguo que hubo aquí. Los vecinos de Cangas lo conocen como el puentón y es Monumento Histórico Artístico. Presta atención a la reproducción de la Cruz de la Victoria que cuelga de su arco central. ¿Lo has cruzado ya?

Puente romano de Cangas de Onís

12. Puente Viejo, Florencia, Italia

Pasear por Florencia y no atravesar el Ponte Vecchio es casi imposible. Este puente de piedra con arcos sobre el río Arno es famoso por tener todavía edificios encima, tal y como era común hace siglos. Con tiendas a ambos lados, los antiguos carniceros han dejado paso a las joyerías, los vendedores de arte y de recuerdos, pero es no le resta ningún encanto a este lugar único en el que podrás sentirte como en la Florencia renacentista.

Puente viejo de Florencia

13. Puente de la Bahía de Sídney, Australia

¿Buscas un puente al que poder encaramarte a sentir los elementos? Pues el de la Bahía de Sídney es el tuyo. Este arco de acero que permite el tráfico rodado, de trenes, bicicletas y peatones es una de las imágenes más típicas de la ciudad australiana. Se inauguró en 1932 y es el sexto puente de un solo arco más largo del mundo, además del puente de arco de acero más alto del planeta, con 134 metros desde el punto más alto hasta el nivel del mar. Si puedes, apúntate a una de las excursiones que te permitirán escalarlo.

Puente de la bahía de Sidney

14. Puente Hélix, Singapur

Junto a la silueta de la zona de Marina Bay, el puente Hélix (“hélice”) es el primer puente curvo del mundo y, en cierta manera se retuerce como una cadena de ADN que crea un efecto de doble hélice todavía más espectacular cuando se ilumina por la noche. Es un buen lugar para sacar fotos del perfil de Singapur y si te gusta el arte, acércate a la galería al aire libre de artistas locales que se monta varias veces al año.

Puente Helix en Singapur

15. Puente Python, Ámsterdam, Países Bajos

Pese a que su nombre oficial es “High Bridge” (o puente alto), su forma arqueada y roja le ha dado el nombre popular del “Puente pitón”. Échale un vistazo y dinos que no parece una serpiente. Esta belleza carmín conecta Sporenburg y la isla de Borneo en los muelles de Ámsterdam. Fue construido en el año 2001 según un diseño de Adriaan Geuze y ganó el premio al Mejor Puente para peatones en 2002. Tiene 90 metros de largo y te va a encantar cruzarlo.

16. Viaducto de Millau, Francia

El viaducto de Millau a veces juega al escondite con las nubes que, debido a su altura, lo ocultan. Esta mole de perfil moderno y estilizado se concibió como una solución para mejorar el tráfico entre París y España y se levanta sobre el valle del río Tarn como un titán de la ingeniería de todos los tiempos. Es tan bonito como funcional. Y si no nos crees sólo tienes que animarte a atravesarlo en tu coche.

17. Puente Viejo, Mostar, Bosnia y Herzegovina

El Stari Most original fue construido por los otomanos en el siglo XVI pero vio el fin de sus días el 9 de noviembre de 1993 a causa de la guerra que asoló el país. Afortunadamente, en el año 2004 fue reconstruido y hoy es un placer asomarse a su arco, admirar el paisaje y disfrutar del ritmo tranquilo que respira la ciudad de Mostar. Si tienes tiempo, baja al río Neretva para darte un chapuzón o, sencillamente, disfrutar de un picnic al sol. Cada año a mediados de julio se monta una competición de saltos desde los 20 metros de altura del puente viejo de Mostar.

Puente viejo de mostar

18. Puente Khaju, Isfahán, Irán

Puente y presa a la vez, el puente de Khaju tiene 23 arcos y un sistema de compuertas debajo. En 1650 el sha Abbas II encargó esta estructura para conectar el barrio de Khaju, al norte de Isfahán, con el de Zoroastro por encima del río Zayandeh. Además de funcionar como vínculo de conexión, a lo largo de la historia ha sido un lugar de reuniones públicas. Aunque originalmente estaba decorado con azulejos decorados y pinturas no queda demasiado de su esplendor y, pese a todo, es sobrecogedor.

19. Puente de la capilla, Lucerna, Suiza

El Kapellbrücke (este es su nombre en alemán) atraviesa el río Reuss en Lucerna y es el puente cubierto de madera más antiguo de Europa, ya que fue construido en 1333 para proteger a la ciudad de ataques. A lo largo de su interior podrás disfrutar de pinturas del siglo XVII realizadas por Hans Heinrich Wägmann que ilustran eventos destacados de la historia local.

20. Golden Gate, San Francisco, California, Estados Unidos

El Golden Gate es un lugar de visita casi imprescindible para cualquiera que esté en San Francisco. Este prodigio de la ingeniería se levantó en 1937 y fue el puente colgante más largo del mundo hasta 1964. Un título que mantiene es el de ser el puente más fotografiado del mundo, en dura competición con el de Brooklyn. El Golden Gate conecta de una forma rápida y eficiente a las comunidades a ambos lados del agua… y, para qué negarlo, es terriblemente hermoso.

Golden Gate de San Francisco

21. Puente de Dom Luis, Oporto, Portugal

El emblema de Porto tiene forma de puente y es el de Don Luis. Disfrútalo desde todos los ángulos posibles. Por ejemplo, podrías hacer un tour en barco para pasar por debajo del mayor arco de hierro forjado del mundo, obra del discípulo de Eiffel Teófilo Seyrig. O cruzarlo de un lado a otro, con sus 395 metros de largo: las vistas de la ciudad son fabulosas. Y si todavía necesitas más, da un paseo junto al río y aprecia su inmensidad. Después de tanto andar, recuerda catar los vinos locales. Te gustarán.

22. Puente Carlos, Praga, República Checa

Cruzar el puente de Carlos al mediodía en un día de verano cuando está hasta los topes de turistas no es una experiencia bonita. Te vas a estresar y le restará encanto a un lugar mágico. Visítalo al amanecer, cuando la ciudad todavía duerme y aprovecha la tenue luz del crepúsculo para ver cómo sus 30 estatuas cobran vida. El Puente de Carlos es un icono de Praga y fue construido en 1357 a petición de Carlos IV y se rumorea que en la mezcla que mantiene unidos a sus adoquines hay yemas de huevo, vino y leche.

Puente de carlos en praga

23. Puente de Bastei, Lohmen, Alemania

El Bastei es una formación rocosa de 194 metros de altura sobre el río Elba. Estas rocas nacidas de la erosión del agua sobre el terreno hace un millón de años son uno de los paisajes más bonitos de Alemania. Y no sólo por su encanto natural. Como puedes ver en la imagen desde 1851 hay un puente de piedra que une varias de las rocas y por el que se puede pasar. Imposible decirle que no a una experiencia así.

24. Puente de las Cadenas, Budapest, Hungría

Este popular puente fue el primero en unir las dos mitades de Budapest (Buda y Pest) por encima del Danubio. Este prodigio obra de Adam Clark se inauguró en 1849 y leones de piedra guardan sus entradas, como fieles centinelas. Durante la II Guerra Mundial las bombas alemanas lo destruyeron casi completamente pero en 1947 le fue devuelta la vieja gloria. Hoy es uno de los mejores miradores de la ciudad, en especial cuando cae la noche y Budapest se ilumina.

Budapest puente de las cadenas

25. Puente de Vizcaya, País Vasco, España

El puente colgante de Vizcaya es uno de los lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO de España y une los dos márgenes de la ría de Bilbao entre Getxo y Portugalete. Construido en 1893, fue el primer puente transbordador del mundo y destaca por tener una barquilla transbordadora para el transporte de vehículos y pasajeros. El puente de Portugalete tiene 61 metros de altura y 160 de largo y sigue en funcionamiento a día de hoy. Los viajes duran menos de 2 minutos y permiten ahorrarse un trayecto por carretera de casi 20 kilómetros.

26. Puente infinito, Aarhus, Dinamarca

El “Infinity Bridge” es una escultura del estudio de arquitectura danés Gjode & Povlsgaard Arkitekter que se construyó con motivo de la bienal internacional Sculpture by the Sea 2015. Está situado en la preciosa línea costera que rodea la ciudad de Aarhus y una visita te dejará con ganas de más. Andar en círculos sobre el mar, dejar las piernas colgando mientras contemplas el horizonte… ¿Hay mejor manera de disfrutar de un atardecer?

Sigue leyendo, estos artículos te van a encantar:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa