Noticias Los mejores cafés de Buenos Aires: rincones muy auténticos para disfrutar

Todos los artículos

Los mejores cafés de Buenos Aires: rincones muy auténticos para disfrutar

Las tardes en Buenos Aires: 8 cafés con encanto para relajarse y observar la ciudad.

Las tardes en Buenos Aires invitan a la nostalgia, los encuentros y las charlas. En tu viaje a la capital de Argentina resérvate algunas horas para degustar los paisajes urbanos de esta gran metrópolis a través de las ventanas de sus cafés más conocidos. Una jarrita, una medialuna y un buen libro serán los ingredientes necesarios para disfrutar de las horas de la siesta. Toma nota porque vamos a descubrirte los 10 cafés con más encanto de Buenos Aires.

1. Un mito: el Gran Café Tortoni (Avenida de Mayo, 825)

Iniciamos el recorrido con el Gran Café Tortoni: ¡No podía ser de otra manera! Más que un café, una leyenda y un símbolo del espíritu de la ciudad. Se fundó en 1858 y siempre ha sido un lugar de reunión de bohemios, escritores y artistas. Fue en el sótano de este café, conocido como la bodega del Tortoni (espacio que todavía sigue vigente) en el que Quinquela Martín realizó su primera exposición. Actualmente, el viejo café continúa vibrante y ofrece espectáculos de tango y recitales en su conocida sala Alfonsina Storni.

2. Café con carácter: Bar de Cao (Esquina de Av. Independencia con Calle Matheu)

Comenzó siendo una fonda en 1915 para convertirse en un colmado que regentaban dos hermanos asturianos dando vida a todos los vecinos del barrio. Pero su evolución no finalizó allí y en 2005, nuevamente de la mano de descendientes de españoles, se apertura con su nombre actual: el Bar de Cao.

Entre sus mesas de madera se avistan algunas antigüedades como una vieja máquina registradora y son característicos sus ventanales con la típica tipografía al estilo Secession. Un lugar con carácter para disfrutar de su una amplia carta de cafés, tartas y sándwiches. Además, siempre abocado a la actualidad, en este bar se realizan programas de radio en directo, muestras de pintura y fotografía, y se organizan encuentros con artistas. Si tienes pensado ir échale un vistazo a su programación, a lo mejor coincides con algunos de sus eventos.

3. Rincón bohemio: El Estaño (C. Aristóbulo del Valle 1100)

Ellos lo tienen claro: ¡todos los domingos show de tango! Se trata de uno de los rincones más bohemios de la ciudad situado en el barrio de la Boca que se mantiene fiel a las tradiciones argentinas desde su inauguración en 1880. El bar se caracteriza por mantener con orgullo una barra de estaño, propia de finales del XIX. Esta y otras peculiaridades han hecho que El Estaño fuera el marco escenográfico de varios largometrajes como “Evita”. Muy recomendable para pasar una tarde de tango y añoranzas.

Tango dancers boca neighbourhood in buenos aires argentina © Kobby Dagan shutterstock.com

4. Degustaciones chic: Bonjour París (Calle Uruguay 1145)

Imagínate una tarde soleada, sentado en una terraza con finos detalles de decoración, degustando una tarta de queso con arándanos. ¿Tentador? Sin duda, si hay un café con glamour es el de Bonjour París donde todos los detalles cuentan, especialmente en la decoración de estilo afrancesado con pinceladas de rococó. Se hablan maravillas de sus postres como el Gateaux de Almendras y también de sus tartas saladas.

Helado almendrado en Buenos Aires

5. Las cartas infinitas de El Gato Negro (Avenida Corrientes 1669)

Su fama le precede. Declarado café notable y Patrimonio Cultural de la ciudad de Buenos Aires, es uno de los más demandados de la Avenida Corrientes. El Gato Negro se fundó en 1927 y su salón mantiene todavía ese aire modernista con sus acabados de vidrio y madera y el suelo de baldosas ajedrezadas. Lo más destacado es su infinita carta de tés, cafés y especies, preparados todos ellos de forma artesanal de modo que cada degustación resulta única. Además, en este salón son habituales los recitales de jazz y shows dirigidos a la pequeña audiencia que se encuentra en el salón, creando una sensación impecable de calidez e intimidad.

6. El clásico: Confitería Ideal (Av. Suipacha 384)

Una elección clásica e infalible: las tardes en la Confitería Ideal. Fundada en 1912, siempre ha sido el marco escogido entre las clases de la alta burguesía y las personalidades famosas de la ciudad. Cuentan que aquí fue donde nacieron los sándwiches de miga cuando un grupo de ingenieros ingleses solicitó que horneasen el pan a la manera inglesa que tanto echaban de menos. Con vitrales italianos, mármol en las escaleras y madera de roble, el salón evoca la exquisitez parisina. Actualmente se ofrecen shows a diario, clases de tango y espectáculos de milonga con bailarines que se deslizan entre las mesas del local tan solo a unos centímetros de los comensales.

Girl having coffee in Buenos Aires

7. Ese algo más que estabas buscando: Café Restaurant Las Violetas (Av. Rivadavia 3899- esquina Medrano)

Su lema: “cuando tomar el té nos remite a algo más”. Y es que este tremendo edificio de aires italianos esconde un sinfín de historias. Sus propietarios lo saben y se jactan de ello. Basta indicar que fue declarado “lugar histórico de la ciudad” y que su restauración fue una auténtica odisea con una fuerte repercusión mediática. Actualmente Las Violetas ofrece espectaculares meriendas en las que tienen cabida desde el budín clásico inspirado en las recetas de la abuela, hasta finísimas masas, las tostadas y los sándwiches. Una sugerencia: pide una porción de “Leguisamo”, el postre que ideó el pastelero de Las Violetas para este jockey de renombre que era un comensal habitual en Las Violetas y amante del dulce de leche.

8. Fervor por el fútbol: Café El Banderín (Calle Guarda Vieja 3601, esquina Bilinghurst)

Seguro que te estabas preguntando cómo puede ser que en los cafés de Buenos Aires no haya ninguno que refleje el carácter apasionado por el deporte estrella del país: el fútbol. Por eso acabamos nuestras propuestas con uno de los más míticos de la ciudad: el Banderín, fundado en 1929. Su ambiente cálido, familiar y fresco te acoge nada más pasar la puerta. Como su nombre indica en el bar se exponen cientos de banderines traídos de todo el mundo a través de los viajes de su propietario y sus allegados. Una tarde en El Banderín es una tarde de pasión por el deporte donde además puedes coincidir con una retransmisión de un programa de fútbol en directo cortesía de Radio Belgrano mientras degustas una sabrosa picada.

Sigue leyendo sobre Argentina en la Guía de Buenos Aires de Skyscanner:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa