Noticias Los mejores caminos para llegar a Santiago

Todos los artículos

Los mejores caminos para llegar a Santiago

El buscador de vuelos baratos Skyscanner analiza varios de los itinerarios para ganar el Jubileo

santiago.JPG

Todos los caminos conducen a Roma. Y también, claro, todos conducen a Santiago. Todavía quedan cuatro meses de este Año Santo en el que la peregrinación a Compostela tiene mayor sentido. El destino lo marca todo, pero el origen puede ser muy diverso.

Camino Francés

Es el itinerario jacobeo con mayor tradición histórica y el más reconocido internacionalmente. Su trazado se fijó a finales de el siglo XI y se reflejó en el Codex Calixtinus, libro fundamental jacobeo. En él se especifican los tramos del Camino Francés desde tierras galas e informa detalladamente sobre los santuarios de la ruta, la hospitalidad, las gentes, la comida, las fuentes, las costumbres locales, etc. Hay varias rutas en territorio francés que entran en España por Roncesvalles, para seguir a Pamplona y Puente La Reina (Navarra). Desde Puente La Reina, el Camino Francés mantiene un único itinerario que atraviesa localidades y ciudades del norte de España tan significativas como Estella, Logroño, Santo Domingo de la Calzada, Burgos, Castrojeriz, Frómista, Carrión de los Condes, Sahagún, León, Astorga, Ponferrada y Villafranca del Bierzo.

Camino del Norte

Se trata del primero de los caminos de peregrinación a Santiago, creado en los momentos inmediatamente posteriores al descubrimiento de la tumba del apóstol, cuando buena parte de España estaba dominada por los musulmanes. Los peregrinos iban por tierra desde Francia, o por mar, recalando en los puertos vascos y cántabros, procedentes de países atlánticos (Inglaterra, Flandes, Alemania y países escandinavos). En la ruta por Cantabria, el camino puede unirse a la Ruta Lebaniega que lleva a otro lugar de peregrinación; el monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde se venera el trozo más grande de la cruz de Cristo. Después caminaban hacia el santuario de San Salvador de Oviedo y la catedral de Santiago.

Vía de la Plata

El recorrido de la Vía de la Plata está íntimamente relacionado con la vía tradicional de Mérida a Astorga por Salamanca y por las ciudades extremeñas, documentada desde la época romana. Pero, actualmente, el concepto de Vía de la Plata se aplica de forma más amplia al conjunto del eje Sevilla-León. Además de la huella romana, la Ruta de la Plata representa otros valores históricos: se empleó para el comercio de plata americana llegada a los muelles de Sevilla y se trató de una ruta trashumante muy importante. Desde un punto de vista jacobeo, la Ruta de la Plata ha recuperado cierta importancia en los últimos años, al mejorarse la señalización.

Camino Portugués

La peregrinación jacobea desde Portugal se intensifica a partir de la independencia de este país a mediados del siglo XII, aunque presumiblemente ya existía en la época alto medieval. Desde ese momento el culto jacobeo y la peregrinación a Compostela considerada como una de las señas de identidad de la cultura europea, tuvieron en tierras lusitanas una proyección muy importante. El Camino Portugués en Galicia, en su suave discurrir hacia el norte, hace uso de caminos antiguos que cruzan bosques, tierras de labor, aldeas, villas y ciudades históricas. Senderos que salvan canales de agua a través de puentes de traza medieval. Caminos enriquecidos por la presencia de capillas, iglesias, conventos, petos de ánimas y cruceros.

Camino Inglés

concha.JPG

Por su situación estratégica, Ferrol y La Coruña son los puntos de partida de las dos alternativas del Camino Inglés. Esta ruta marítima la siguieron los islandeses y escandinavos que peregrinaron a Santiago. Durante el S. XIV y el primer tercio del XV, los británicos emplearon el barco para ir a Santiago. Su presencia está sobradamente probada con las piezas de cerámica y numismática inglesas de la época halladas en las excavaciones de la catedral compostelana.

Camino de Invierno

El Camino de Invierno es una ruta jacobea alternativa para entrar en tierras gallegas. Los peregrinos, sobre todo, en época invernal, evitando la dura ascensión por las cumbres nevadas de O Cebreiro, optaban por una ruta ya descubierta los romanos, siguiendo las cotas bajas de la cuenca del río Sil. Desde Ponferrada (León), pasaban por la Ribeira Sacra y las tierras pontevedresas del Deza donde se unían a la ruta del Sudeste hasta Santiago.

Mapa