El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Los mejores hoteles de hielo del mundo

Todos los artículos

Los mejores hoteles de hielo del mundo

A pesar de estar hechos de hielo o de nieve, en estos hoteles no pasarás (mucho) frío. Descubre los mejores hoteles de hielo.

¿Quién no ha soñado alguna vez con dormir en un iglú como los esquimales? Estos 12 hoteles de hielo convertirán en realidad la experiencia de dormir bajo cero y en un entorno único. ¿A qué esperas para ponerte el pijama térmico?

Skyscanner te presenta los 12 mejores hoteles del mundo en los que es posible alojarse entre paredes de hielo o nieve. Aunque la mayoría están en la zona del Círculo Polar Ártico, al lado de casa, en Andorra, también se puede disfrutar de una experiencia gélida. Hoteles, resorts de lujo, iglús, castillos de nieve… Sigue leyendo y descúbrelos.

Ice Hotel Jukkasjäroi, Suecia

El Ice Hotel de Jukkasjäroi es el primer hotel de hielo que se construyó y el más grande (este año cumple 25 años). Está situado en un pueblo pequeño a 200 kilómetros del Círculo Polar Ártico en el que sólo viven 1.100 personas y 1.000 perros. Cada invierno más de 50.000 personas de todo el mundo lo visitan y se alojan aquí para disfrutar de la tranquilidad de un lugar tan remoto y del espectáculo de las auroras boreales.

El Ice Hotel tiene 5.500 metros cuadrados y está construido con 1.000 toneladas de hielo del río Torne y 30.000 toneladas de una mezcla de nieve y hielo que fortalece la estructura. Unas 100 personas lo construyen cada año entre noviembre y diciembre. El hotel está abierto entre diciembre y mediados de abril, cuando empieza a fundirse… y a volver a mezclarse con el río.

La temperatura en el interior del Ice Hotel ronda los -5 grados y todo en las habitaciones está hecho de hielo: las camas son bloques de hielo cubiertos con pieles y sacos de dormir; sofás de hielo, un bar de hielo… Eso sí, los baños tienen calefacción. Además de alojaros con todos los lujos, podréis disfrutar de las esculturas efímeras que varios artistas crean cada año.

The Flower © Paulina Holmgren, Fotograf Paulina AB
Reception © Paulina Holmgren, Fotograf Paulina AB
Exterior © Photo Martin Smedsön
Blue Marine © Paulina Holmgren, Fotograf Paulina AB
Nest © Paulina Holmgren, Fotograf Paulina AB

Hotel de Glace, Quebec, Canadá

El precioso Hotel de Glace está a las afueras de la ciudad de Quebec y propone una experiencia parecida al de Jukkasjaröi, pero con más lujo. Abierto del 5 de enero a finales de marzo este año la temática de la decoración son los mitos y leyendas de todo el mundo, así que el lugar está lleno de esculturas de hielo y nieve más que inspiradoras.

El Hotel de Glace tiene 44 habitaciones (29 de las cuales son suites) y es bastante grande. Están muy implicados con la promoción turística y organizan muchísimas actividades, pero si no queréis salir de este entorno gélido (la temperatura se mantiene constante entre los -3 y los 5 grados) podéis disfrutar de la tienda, la cabaña del azúcar, el café de hielo, el enorme tobogán de hielo, el bar de hielo y la mágica capilla en la que casarse es un sueño.

Cada año se diseña y construye en cuestión de semanas. Al final de la temporada, cuando empieza a hacer calor, la naturaleza hace su trabajo y la estructura se derrite para volver a fundirse con el entorno.

Créditos fotografía © lucrousseau.com
Créditos fotografía © xdachez.com

Kakslauttanen Arctic Resort, Finlandia

El resort ártico de Kakslauttanen en Finlandia asegura ser el “más encantador de toda Laponia”, y si tenemos que hacer justicia a las fotos de los iglús con el techo de cristal para ver las auroras boreales hay que darles la razón. El lugar es increíble. Kakslauttanen está a unos 250 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico y aunque está un poco alejado de todo, no es difícil llegar con el aeropuerto de Ivalo a 30 minutos. Este resort espectacular está muy cerca del Parque Nacional Urho Kekkonen, el más grande de Finlandia y los samis llevan siglos viviendo en la zona. En un entorno prácticamente virgen, la perfección se puede tocar.

La estrella del resort son los iglús con el techo de hielo en los que el cielo estrellado y las auroras boreales serán tus compañeros nocturnos. Dentro se está calentito y hay todas las comodidades imaginables. Pero si lo que os va es pasar frío no os preocupéis porque también tienen iglús de nieve en los que se duerme algo más fresco. Además, hay cabinas de madera, casas tradicionales y un hotel con suites impresionantes. Por si fuera poco, Papá Noel vive bastante cerca y le encanta recibir visitas. Organizan muchísimas actividades tanto en verano como en invierno y, por supuesto, también tienen una capilla de hielo para bodas de lo más romántico.

Kakslauttanen Ice Igloos Finland photo by Kaklsauttanen Arctic Resort
Fotografía de Kakslauttanen Arctic Resort

Sorrisniva Igloo Hotel, Alta, Noruega

El hotel iglú Sorrisniva está situado junto al río Alta a 15 kilómetros una pequeña población homónima en el círculo polar Ártico de Noruega y es espectacular. Lleva 15 años abierto y en esta ocasión el tema entorno al que gira toda la decoración son los Reyes Vikingos y las Auroras Boreales. Fue el primer hotel construido con hielo y nieve y su estructura (siempre única) se construye cada año en invierno para luego derretirse en primavera. Eso sí, a pesar del frío glacial los huéspedes no se helarán gracias a las mantas de reno, los sacos de dormir térmicos y, por supuesto, ropa interior térmica y un buen gorro para que no se les congelen las ideas. Si vais, no os perdáis su sauna. Además, organizan muchísimas actividades para explorar la zona como safaris en motos de nieve, excursión en trineos tirados por huskys y salidas para ver las auroras boreales. En su capilla de hielo organizan bodas de cuento de hadas.

Sorrisniva Ice Hotel / Photos by Vidar Hoel Norway
Sorrisniva Ice Hotel / Photos by Vidar Hoel Norway

Iglú Hotel en Grandvalira, Andorra

¿Quién dice que hay que irse muy al norte para disfrutar de una experiencia bajo cero? En Andorra desde hace relativamente poco se puede dormir en un hotel de nieve. El Iglú Hotel que hay en Grandvalira es una alternativa muy interesante y atractiva para toda la familia. Aquí podrás pasar una noche a temperaturas negativas a 2.350 metros de altura. El Iglú Hotel tiene actualmente sólo 4 habitaciones con capacidad de hasta 6 personas y está totalmente preparado y equipado para pasar en él una noche mágica. Su interior está decorado con mucho gusto y recomiendan ir bien abrigado. La experiencia se completa con paseos nocturnos con raquetas para observar las estrellas, baños en el hidromasaje y el forfait para las pistas de esquí. ¿Vamos?

Hotel Iglú Grandvalira Andorra foto by Grandvalira
Fotografía de Grandvalira

Sigue leyendo más: ¿Qué hacer en Andorra? Viaje al corazón de los Pirineos

Snow Village, Finlandia

Este “Pueblo de Nieve” en Finlandia se construye cada año a finales de noviembre con más de un millón de kilos de nieve y 300.000 kilos de hielo transparente. El complejo de hielo y nieve cambia de forma y tamaño cada invierno sin perder la magia de las esculturas y tallas de hielo. El Snow Village cubre un área de 20.000 metros cuadrados (de los cuales 3.000 están cubiertos) en los que se distribuyen cabañas, esculturas, un hotel de nieve con unas 30 habitaciones, un ice bar y una capilla de hielo. Dentro se está a -5 grados, así que conviene ir abrigado aunque todas las camas están equipadas con sacos de dormir térmicos. Y si no os convence dormir dentro del hielo, tienen alojamientos más tradicionales con calefacción.

Snow Village Finland
Fotografía de Snow Village

Village des Neiges, Montreal, Canadá

El pueblo de las nieves (Snow Village o Village des Neiges, como queráis llamarlo) de Montreal abrió sus puertas en enero de 2011, un poco para hacerle la competencia al mítico Hotel de Glace. Aunque este año no se ha construido (en 2015 prometen volver), se construye en invierno en el parque Jean-Drapeau y le ha dado un vuelco a las actividades que se organizan en la ciudad. Dicen ser “una experiencia hotelera única, una aventura gastronómica y un foco de actividades culturales, deportivas y familiares y entretenimiento urbano”. El hotel de hielo tiene 30 habitaciones (15 normales, 10 suites temáticas y 5 iglús), además de un spa exterior, un restaurante con capacidad para 60 personas, un bar para 250 con una terraza, un centro de convenciones, una capilla, un laberinto, toboganes de hielo y mucho más.

Créditos fotografía: Snow Village Canada

Aurora Ice Hotel, Alaska, Estados Unidos

El hotel de hielo de Aurora (en la ciudad de Fairbanks, en Alaska) es el único que abre todo el año gracias a un sistema de refrigeración que aprovecha la energía geotérmica y sus dueños aseguran que es el lugar perfecto para disfrutar de la aurora boreal. El Aurora Ice Hotel original se construyó usando un exoesqueleto insolado sobre la estructura de hielo en otoño de 2003 al estilo de una catedral gótica y cuando abrió sus puertas en enero de 2004 fue todo un éxito. Pero en verano se fundió. En otoño de 2014 los propietarios de este resort termal en Alaska decidieron construir el Aurora Ice Museum. Aunque no es posible pasar la noche allí, organizan visitas guiadas, campeonatos y talleres de escultura sobre hielo y lo alquilan para eventos especiales y bodas.

Hotel of Ice, Rumanía

El Hotel de hielo de Rumanía se construyó por primera vez en el invierno de 2005 a 2006 y fue el primero de este tipo en el Este de Europa. Está en las alturas de los Montes Cárpatos (en plena tierra de Drácula, así que ¡id con cuidado!), junto al lago Balea. El proyecto ha crecido con los años y en la actualidad incluye un bar y un restaurante de hielo, una capilla gélida y pistas de esquí perfectas para los amantes de la nieve. Actualmente el hotel dispone de 12 habitaciones que cada año se construyen inspirándose en un tema (este año es el “Barroco”) y tres iglús un poco más alejados. Vale muchísimo la pena y seguro que os ayuda a romper con los tópicos que rodean a un país tan desconocido y con un patrimonio natural y cultural tan increíble como Rumanía.

Snow Castle of Kemi, Finlandia

El castillo de nieve de Kemi está en el Golfo de Bothnia en Finlandia y es una fuente de orgullo nacional. Cada invierno desde hace 19 años se convierte en toda una demostración de arte, creatividad y el potencial de la nieve y el hielo. El castillo (con su muralla, sus torres y demás) está abierto de finales de enero a principios de abril y cada año hay actividades de todo tipo para disfrutar del frío. Si tenéis poco tiempo, podéis conformaros con visitar la estructura, pero la experiencia no estará completa hasta que os alojéis en una de las 20 habitaciones o en la suite del SnowHotel de Kemi. O en Olokolo, una especie de nidos para 1 o 2 personas con el techo de cristal que se han construido en el interior de las murallas del castillo para que podáis ver las auroras boreales desde la cama. Todo el conjunto está fabricado con nieve y la temperatura se mantiene estable a -5 grados. Además de las típicas actividades sobre nieve, en Kemi podréis practicar la pesca en hielo, el curling y el golf en la nieve.

Kirkenes Snow Hotel, Noruega

El hotel de nieve de Kirkenes abrió sus puertas por primera vez en 2006 y desde entonces es una de las experiencias imprescindibles para disfrutar en Noruega. Los noruegos han sabido transformar la nieve en una oportunidad. Con 20 cómodas suites de cinco metros de diámetro construidas con nieve y decoradas con esculturas de hielo creadas por artistas chinos venidos desde Harbin, dormir aquí es algo que hay que hacer por lo menos una vez en la vida.

Este hotel glacial se construye cada año con 15 toneladas de hielo del lago que hay en Kirkenes. En el momento de más frío, las paredes tienen más de 70 centímetros de grosor. La temperatura se mantiene estable a -5 y para que no paséis frío dentro de los sacos de dormir polares preparados para soportar hasta los -35 grados. Su bar y restaurante están muy bien, pero os recomendamos que no os perdáis la visita a Andersgrotta, el refugio a prueba de bombas de la II Guerra Mundial más grande de la zona.

Eskimska Vas, Pueblo esquimal, Eslovenia

En las montañas de Eslovenia, en los Balcanes, también es posible dormir dentro de iglús y del hielo. Aunque este año debido a la falta de nieve no se ha construido el hotel de hielo en Kranjska Gora sí que se han podido levantar unos cuantos iglús (con capacidad para unas 50 personas) en las vecinas Krvavec y Pokljuka. Los iglús están conectados entre ellos por un sistema de túneles, el entorno es increíblemente bonito y hay actividades que harán que ni os aburráis ni paséis frío (no más del que hará, al menos). Este pueblo esquimal es perfecto para toda la familia y una manera diferente de pasar el invierno en un entorno único.

Eskimo Village Slovenia romantic igloo @ Eskimo Village
Fotografía de Eskimo Village

Estos artículos te van a encantar:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.