Noticias ¿Por qué necesitas incluir Macao en tu viaje a Hong Kong? 🇲🇴

Todos los artículos

¿Por qué necesitas incluir Macao en tu viaje a Hong Kong? 🇲🇴

Descubre por qué deberías dedicarle al menos un día a esta región de China tan especial.

Macao perteneció a Portugal como colonia en ultramar durante más de cuatro siglos. La presencia portuguesa desde mediados del siglo XVI hasta 1999 hizo que se convirtiera en una Región Administrativa Especial de China en la que los típicos pastéis de nata y las iglesias católicas se mezclan con los dumplings y el incienso de los templos taoístas sin que a nadie le parezca raro.

Aquí te vamos a dar poderosas razones para volar a Macao directamente., Si no contemplabas la opción de visitarla en esta ocasión, pero sí tenías pensado ir a Hong Kong, no tienes casi ninguna excusa para pegar un pequeño salto hasta aquí. Tanto desde el puerto de Kowloon, en el corazón de la ciudad, como desde la terminal de Hong Kong Island salen barcos rápidos hacia Macao cada media hora, que te dejarán en pleno centro en menos de una hora. Además, también tienes buses más económicos que se dirigen a Macao durante todo el día. Por si fuera poco, tanto Hong Kong como Macao son países para los cuales no necesitas visado, siempre y cuando vayas a permanecer menos de 90 días.

¿A qué esperas? Sigue leyendo y descubre por qué necesitas incluir Macao en tu próximo viaje a Hong Kong.

Porque podrás disfrutar de la fachada más imponente de una catedral en Asia

Aunque la antigua Iglesia Madre de Dios, construida en 1640, fue devastada por un enorme incendio, la fachada barroca permaneció casi intacta, convirtiéndola en el imprescindible que ver en Macao. Conocida como la Catedral de Macao, por estar construida junto al Colegio de San Pablo, te aconsejamos visitarla tanto de día como de noche, ya que la iluminación que tiene al caer el sol la convierte en un sitio muy fotogénico y, además, también la disfrutarás sin las multitudes que suelen acompañarla.

Porque alucinarás con algunos de los casinos más extravagantes del mundo

Quizás suena un poco bizarro, pero si hay algo que hacer en Macao es darse un paseo por algunos de sus estrambóticos casinos. Considerada la versión asiática de Las Vegas, podrías pasarte horas caminando por los pasillos (¿o deberíamos hablar de calles?) de The Venetian Macao, en los que no faltan los canales y las góndolas, o viendo el espectáculo de fuentes y luces del Wynn Palace o el Galaxy Macau, al más puro estilo del Bellagio.

No hace falta que seas cliente o que apuestes todo al blackjack, la entrada es gratuita y, además, existen servicios de lanzadera a los casinos tanto desde el aeropuerto como desde la terminal de ferris.

Porque descubrirás preciosos templos taoístas como el de A-Má

A-Má, también llamada Mazu, es la diosa taoísta más venerada en el sur de China. Adorada por los marineros y los pescadores, que la consideran su protectora, se dice que un grupo de los segundos alzaron el templo de A-Má en su honor antes de que los portugueses llegaran a Macao tras haber sido salvados de un tifón. De hecho, se cree que el nombre de Macao deriva de este templo porque, cuando los portugueses llegaron y preguntaron el nombre del lugar, los locales respondieron “A-Ma-Gau”, es decir, “El Pabellón de la Madre”. Así fue como se creó el nombre de Macau.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, este templo taoísta cuenta con varios pabellones en los que también se encuentran representadas otras deidades del confucionismo y el budismo. Si aceptas un consejo, procura visitarlo a primera hora de la mañana o por la tarde, cuando está más tranquilo.

En Macao también puedes curiosear otros templos interesantes como el de Tian Hou, ubicado en Taipa, o el de Na Tcha, tras las ruinas de la Catedral de San Pablo.

Porque te enamorarás de la mezcla de arquitectura colonial portuguesa y la tradicional china

Puerto de entrada a China desde Occidente desde el siglo XVI, la actual Macao es una deliciosa mezcla de edificios de corte colonial y de la típica arquitectura china. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2005 y podrás recorrerlo a pie, disfrutando de esas calles de empedrado típico de las calçadas lusas y fijándote en los letreros en cantonés y portugués. Aquí tienes una lista de los rincones que ver en Macao:

  • Largo do Senado: la Plaza del Senado es el centro neurálgico de Macao y uno de los sitios más emblemáticos del país, tanto que aparece en el anverso de los billetes de 100 patacas. En ella se ubican el Leal Senado (que fue la sede del gobierno portugués), la Oficina General de Correos y la Santa Casa da Misericórdia (que sirvió de hospital clínico y orfanato).
  • Casa del Mandarín: preciosa mansión de 4.000 metros cuadrados construida a mediados del siglo XIX. En ella residió el literato chino Zheng Guangying y también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.
  • Iglesia de Santo Domingo: ubicada muy cerca del Leal Senado, en el Largo de São Domingos, fue inaugurada en 1587, considerándose la iglesia más antigua que ver en Macao.
  • Teatro Don Pedro V: situado en el Largo de Santo Agostinho, este fue el primer teatro de estilo occidental en Asia. Fue construido en 1860 y, dado su estupendo estado de conservación, todavía se usa para espectáculos y conciertos.
  • Rua da Felicidade: anteriormente parte del barrio rojo de Macao, ahora esta preciosa calle de arquitectura típica china, repleta de puertas rojas e intrincadas ventanas, es una de las calles comerciales más importantes del centro. Además, si eres amante del cine, te encantará saber que esta rua aparece en la película de Indiana Jones y el Templo Maldito y que Harrison Ford saltó por la ventana de un local para caer en un coche que le acompañó en todo su viaje.
  • Lou Lim Loc Garden: imponente jardín que perteneció a Lou Kan, un comerciante chino que gozaba de esta mansión en el corazón de Macao. Te esperan estanques, puentes con forma de dragón y una bonita mansión victoriana en la que recibía a sus visitantes. No es raro encontrarse a los macaenses disfrutando de este espacio verde y practicando tai chi.

Porque contemplarás edificios tan interesantes como el Hotel Grand Lisboa desde la Fortaleza do Monte

Construida entre 1617 y 1626, la Fortaleza do Monte fue la principal estructura de defensa de los portugueses en tiempos de la colonia. Fue situada en la cima de un monte en el centro de la península y estaba equipada con 32 cañones, que apuntan directamente al mar, por lo que era fundamentalmente utilizada para defenderse contra los ataques marítimos.

Fue desmilitarizada en 1976 y los cañones actuales son solo una reproducción, pero en estos momentos radica en ella el Museo de Macao, donde puedes aprender más sobre la historia de la ciudad. Además, te aconsejamos incluirla en tu lista de cosas que hacer en Macao, ya que es un lugar perfecto para disfrutar de unas vistas de 360º, en las que domina el hotel y casino Grand Lisboa, el segundo edificio más alto tras la Torre de Macao.

Porque podrás disfrutar de espectaculares vistas tanto desde el Faro de la Guía como desde la Torre de Macao

Seguimos hablando de vistas y te recomendamos otra interesante cosa que hacer en Macao: subir hasta el Faro de la Guía. Construido en 1865 en el punto más alto de Macao, la colina de la Guía tiene el título de ser el primer faro de estilo occidental en China. Forma parte de un conjunto arquitectónico, es decir, el de la capilla y la fortaleza, que datan del siglo XVII.

Si te decantas por algo más moderno, también puedes subir a la Torre de Macao. Con sus 338 metros de altura, es una de las más altas del mundo y cuenta con un mirador a 223 metros en el que puedes caminar por un suelo de vidrio no apto para quienes tengan vértigo. También puedes comer algo en el restaurante de la planta 60 o, en el caso de que te vayan las emociones fuertes, en la torre también se ofrecen actividades como bungy jumping, sky walk o sky jump.

Porque degustarás la interesante fusión de la gastronomía china con la portuguesa

La cocina macaense es una interesante mezcla de la gastronomía del sur de China, la portuguesa, la del Sudeste Asiático e, incluso, la africana. Encontrarás muchos platos muy especiados, sobre todo, con cúrcuma y canela, y en los que no suele faltar la leche de coco. Es el resultado de que los portugueses intentaran recrear platos de su tierra anhelada con ingredientes locales y de otros rincones por los que iban pasando en su ruta hacia Macao, como Mozambique, Goa (India) o Malaca (Malasia).

Por ello, algo que tienes que hacer en Macao es probar cosas como el minchi (carne picada y sazonada con salsa de soja y melaza), la gallina a la africana o a la portuguesa, el cangrejo salteado con curri o los omnipresentes pastéis de nata o egg tarts. Reserva mesa en estos restaurantes y no fallarás: Restaurante Litoral y A Lorcha.

Porque te encantará el arte callejero de Coloane y las casas coloniales de Taipa

Además de la península, Macao también cuenta con dos islas que merece mucho la pena visitar: Coloane y Taipa.

Aunque en la primera es donde se ubican la mayoría de los fastuosos casinos, todavía se puede considerar el rincón más rural que ver en Macao y donde podrás cotillear el modo de vida de sus habitantes. Por ello, merece la pena que des un paseo sin rumbo por Coloane, pero sin perderte rincones como la capilla de St. Francis Xavier, construida en 1928 en estilo barroco, o Lord Stow Bakery, que produce más de 13.000 pasteles de nata cada día.

Aunque en el centro histórico de Macao ya tienes muchísimos ejemplos de arquitectura colonial, te animamos a que des el salto hasta la isla de Taipa, donde también encontrarás rincones muy pintorescos. La parte más bonita son las Casas-museo de Taipa, un conjunto de 5 casas construidas en 1921 y completamente restauradas para delicia de los visitantes. Todas menos una albergan diferentes exhibiciones en las que se puede ver cómo era la vida de los macaenses durante los tiempos de la dominación portuguesa. La entrada es gratuita, así que no tienes excusa para incluirla en tu lista de cosas que hacer en Macao.

Además, tanto Taipa como Coloane se han convertido en los mejores sitios para disfrutar del arte callejero macaense. En la Rua dos Clerigos, la Rua do Cunha y la Calçada do Cuartel encontrarás preciosos y coloridos murales.

¿Cuántos días pasar en Macao?

Como ves, Macao tiene atractivos de sobra para pasar varios días explorándola. Sin embargo, si estás haciendo un viaje a Hong Kong y no te apetece cambiar de hotel, también puedes planificarte una excursión de un día a su ciudad vecina. Busca alojamiento en Hong Kong y después solo tendrás que coger el barco rápido o el bus, que te dejarán en Macao en menos de una hora.

Por supuesto, otro planazo sería salir pronto de Hong Kong, disfrutar de Macao, pasar una noche en alguno de sus fastuosos hoteles (¿qué tal pasar una noche en The Venetian Macao?) y volver por la tarde del día siguiente.

¿Preparado para visitar Macao? Si tienes pensado combinar este viaje con otros rincones de Asia, no dudes en echarle un vistazo a estos artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa