Noticias Praga con niños: 10 actividades para hacer en familia

Todos los artículos

Praga con niños: 10 actividades para hacer en familia

A escasas tres horas de vuelo, Praga es ideal para niños y son muchas las actividades para que no se aburran ni un minuto.

En Skyscanner nos encanta descubrir el mundo en familia y la capital checa es un destino perfecto para vivirla junto a los más pequeños de la casa. Seguimos los pasos de Mozart, averiguamos cómo se fabrica la porcelana más famosa del mundo o admiramos algunos de los monumentos más fotografiados del planeta construidos en piezas de Lego. ¡Viajamos a Praga con niños! ¿Nos acompañas?

¡Vuela ya a Praga!

1. Siguiendo los pasos de Mozart

Wolfgang Amadeus Mozart vivió en esta ciudad y se ganó el corazón de sus vecinos, con quienes siempre mantuvo una relación muy especial. Por ello son muchos los lugares que le recuerdan y Ticketbar te los enseña mediante un recorrido ideal en Praga con niños. Durante la visita pararemos en el Teatro Nacional, donde tuvo lugar el estreno mundial de Don Giovanni, una de sus obras más famosas, o la Casa de los Tres Leones de Oro, donde el compositor austriaco vivió durante su segunda estancia. Este tour de tres horas sale cada martes, jueves, viernes y sábados, a las 11 de la mañana, y tiene una duración de 3 horas. Los menores de 2 años pueden participar de forma gratuita.

Praga

2. Castillo de Praga

El monumento checo más importante es también uno de los más concurridos en cualquier época del año. Declarado Patrimonio de la Humanidad, el Castillo de Praga es el de mayores dimensiones del mundo, con una superficie de casi 70.000 metros cuadrados. Fue construido en el siglo IX y ha sido morada de diferentes soberanos y, en los últimos tiempos, de presidentes del gobierno. En su interior alberga catedral, convento de San Jorge, Palacio Real o las antiguas caballerizas, una de las mejores cosas que ver en Praga con niños. Compra ya tus entradas en la web de Ticketbar y evita largas colas de espera. Serán enviadas por mail en menos de 24 horas.

Castillo de Praga

3. Museo Lego

Por su tamaño y el número de construcciones expuestas estamos ante el museo Lego más grande de Europa, con 340 metros cuadrados. Muestra alrededor de 2.500 modelos originales, divididos en 20 partes temáticas, para los que se han utilizado más de un millón de piezas. El mágico mundo de Harry Potter, Star Wars o Indiana Jones harán las delicias de uno de los imprescindibles en Praga para niños. Y, para los mayores, réplicas de algunos emblemáticos monumentos como el Puente de San Carlos, Museo Nacional, Taj Mahal, o Torre Eiffel. Se encuentra en Národní třída y abre todos los días de la semana, entre 10 de la mañana y 8 de la tarde.

Národní muzeum z #lego

A post shared by Tomáš Krause (@tomaskrause) on

4. Barrio Judío

Es el único barrio judío de Europa Central que sobrevivió al Holocausto y, aunque pueda parecer una experiencia dura, no debe faltar en tu itinerario si tienes pensado viajar a Praga con niños. Aprenderán sobre la historia de esta religión mientras contemplan algunos espacios tan importantes como bellos: diferentes sinagogas (Antigua, Maisel, Klaus, Pinkas o española), así como el cementerio, establecido en la primera mitad del siglo XV y cuya tumba más vetusta se remonta a 1439. Este tour de Ticketbar incluye servicio de guía y entrada a algunas de las sinagogas y el camposanto. El acceso es gratuito para menores de dos años.

Barrio Judío de Praga

5. Grévin, la atracción de cera más entretenida

Pocos lugares harán tanto las delicias en una escapada a Praga con niños que Grévin, un emocionante periplo desde el pasado al presente a través de estatuas realizadas en cera: personajes checos y otros de fama mundial, como Michael Jackson, Tom Cruise, Angelina Jolie o el recientemente ‘adquirido’ Donald Trump. Podrás crear tu propia figura en 3D en un ordenador y enviársela a tus amigos. ¡Qué divertido! Ten en cuenta que la última visita comienza 90 minutos antes del cierre y que las taquillas finalizan su venta 30 minutos antes de la clausura de puertas, a las 7 de la tarde, de domingo a jueves, y a las 21:30, viernes y sábados.

Oujééé 🎶🎶🎶🎶🎶

A post shared by Lucie Krsičková (@luciekrsickova) on

6. Museo de las Marionetas

La tradición de los teatros de marionetas en esta metrópolis europea se remonta al siglo XVII, cuando fue impuesta por tropas italianas y alemanas. Este museo, curioso y didáctico donde los haya, es uno de los mejores que ver en Praga con niños, y en él se cuenta la evolución de los títeres a lo largo del tiempo. Sus comienzos tuvieron lugar en Pilsen, donde famosas familias se dedicaban a este negocio que les llevaba de pueblo en pueblo con diferentes representaciones, pero no fue hasta finales del XIX cuando se estableció la primera asociación y se pusieron de moda las ‘marioneta de pie’. Además de esta exposición, hay una sala donde familiarizarse con la técnica del títere y su manejo.

7. Tarjeta Praga

Vuelos, hotel, restaurantes… Son muchas las cosas que hacer en Praga con niños y el presupuesto se puede disparar si no somos cuidadosos. La Tarjeta Prague incluye entrada gratuita a más de 50 atracciones: Castillo, Torre Daliborka, Torre de Petřín, museos nacionales y galerías, acceso al autobús que une el aeropuerto con el centro, así como descuentos en algunas caminatas guiadas, cruceros y excursiones. Con diferentes puntos de recogida, la tarjeta se activa la primera vez que se utiliza en alguno de los establecimientos asociados. A partir de ese momento, puedes utilizarla según el período de tiempo elegido: 48, 72 ó 96 horas. Cómprala hoy mismo a través de este enlace.

8. Crucero con almuerzo por Praga

¿Todavía necesitas más ideas en Praga con niños? Una manera muy divertida de conocer la ciudad es subidos a un barco. Y si, encima, hay un bufet para saborear la gastronomía de República Checa, mucho mejor. Durante dos horas navegaremos a través del centro histórico para admirar Puente de San Carlos, Castillo, Casa Danzante, Monasterio de Emaús… La tripulación te dará la bienvenida a bordo con un aperitivo típico local antes de que comiences a servirte diferentes especialidades frías y calientes: ensaladas variadas, cerdo asado con pasta y col, albóndigas, lomo marinado o bramboráky, una especie de tortitas fritas de puré de patata.

Río Moldava

9. Excursión a Karlovy Vary

Y si ya crees haber visto todo lo que Praga puede ofrecer para niños, nada mejor que salir de la urbe en busca de nuevas aventuras. Conocida como el ‘spa checo’, Karlovy Vary cuenta con 12 manantiales cuya temperatura ronda los 70 grados centígrados. Es también famosa por su porcelana y la industria que fabrica vidrio. Durante la visita acudiremos al Museo Becherovka, dedicado al licor de hierbas de fama mundial que se produce en la ciudad desde hace dos siglos, la exhibición de cristal ‘Moser’ y la de porcelana ‘Thun’, fundada en 1794, donde podrás adquirir piezas bellísimas fabricadas de manera artesanal.

10. Excursión a Dresden

Conocida como la ‘Florencia del Elba’, estuvo a punto de desaparecer durante los bombardeos acaecidos el 13 y 14 de febrero de 1945, pero supo resurgir de sus cenizas convirtiéndose en destino turístico mundial y otra de las mejores excursiones que hacer en Praga con niños. Tras un cómodo trayecto de tres horas, llegaremos al centro de la villa para conocer el Zwinger, colosal edificio barroco en cuyo museo se exhiben obras de Tiziano o Canaletto, entre otros artistas. Haz tu reserva a través de Ticketbar y benefíciate de ventajas como recogida en tu hotel o entrada a la galería antes citada. ¡Y sin darte cuenta habrás viajado hasta Alemania!

Dresden

Reserva tu hotel en Praga

Si te gusta viajar por Europa, estos artículos te interesan:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa