El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Prepara tu viaje a la Great Ocean Road con nosotros: todo lo que necesitas saber 🦘

Todos los artículos

Prepara tu viaje a la Great Ocean Road con nosotros: todo lo que necesitas saber 🦘

Los Doce Apóstoles, los koalas, las playas… Recorre la carretera más mítica de Australia gracias a esta guía llena de inspiración viajera.

Hacer una ruta en coche o furgoneta por la Great Ocean Road es el sueño de muchos viajeros. No es difícil adivinar por qué. Se trata de una de las carreteras con más historia y encanto de Australia y, por tanto, uno de los imprescindibles en cualquier viaje a tierras aussies. Aunque el protagonista indiscutible es ese imponente paisaje configurado por formaciones de piedra caliza y el mar turquesa que baña a Australia, los Doce Apóstoles, este recorrido de 234 kilómetros por el estado de Victoria tiene otras agradables sorpresas ideales para un viaje de 2 o 3 días. En Skyscanner, enamorados de los road trips, vamos a darte toda la información que necesitas para recorrer la Great Ocean Road por tu cuenta.

Sigue leyendo porque, además de un montón de datos prácticos para diseñar tu viaje desde casa, vamos a recomendarte qué ver en la Great Ocean Road día por día.

Información sobre la Great Ocean Road

La Great Ocean Road es un tramo de carretera de 243 kilómetros que discurre entre Torquay y Allansford, en el estado australiano de Victoria. Se trata de una carretera de tan solo dos carriles y es uno de los principales atractivos turísticos de Australia, ya que recorrerla significa disfrutar de imponentes paisajes de costa, pero también atravesar preciosos bosques tropicales, visitar cascadas y conocer la curiosa fauna del llamado Down Under. De hecho, será muy extraño que no te vayas feliz tras ver a tus primeros koalas y canguros.

La construcción de la Great Ocean Road comenzó en 1919 y fue realizada por aproximadamente 3.000 soldados que terminaron su servicio durante la I Guerra Mundial. Además de servir para conectar las diferentes ciudades de esta costa, que estaban muy aisladas del resto del estado, la Great Ocean Road nació con el objetivo de ser un memorial a todos los soldados fallecidos en la batalla.

Estos soldados se pasaron 13 años trabajando en condiciones extremadamente duras. La construcción de la Great Ocean Road se hizo básicamente a mano, solo se utilizaron algunos explosivos y pequeña maquinaria. Casi todo el trabajo se hizo con pico, pala y carretilla y varios soldados murieron durante el proceso.

La mejor época para recorrer la Great Ocean Road

Si puedes elegir el momento del año para hacer tu ruta por la Great Ocean Road, opta por el verano australiano, es decir, por nuestro invierno. Australia, al estar ubicado en el hemisferio sur, se caracteriza por tener las temperaturas más altas en diciembre, enero y febrero. Sin embargo, el estado de Victoria es conocido por tener un clima un poco aleatorio, por lo que quizás también te encuentras con algo de lluvia y frío, incluso en pleno verano. Ten en cuenta que los australianos tienen vacaciones escolares y laborales en estos meses y que, por supuesto, también celebran la Navidad y el Año Nuevo. Por lo tanto, para evitar aglomeraciones de gente, tráfico y precios más elevados, lo mejor sería que no hicieses la ruta por la Great Ocean Road desde mediados de diciembre hasta mediados de enero

Cómo llegar a la Great Ocean Road y cómo recorrerla

¿Decidido a hacer este fabuloso road trip? Lo primero que tienes que hacer es abrir el buscador de vuelos de Skyscanner y buscar tu billete a Melbourne. Esta es será tu puerta de entrada a la Great Ocean Road.

Melbourne tiene 2 aeropuertos: el de Avalon y el de Tullamarine. El primero, que está en el oeste, a más o menos una hora del centro de Melbourne, suele ser utilizado solo por aerolíneas de bajo coste, por lo que es probable que solo llegues a él si vienes desde otros destinos dentro de Australia. Aun así, es interesante saber que este está mucho más cerca del Tourquay, el punto de inicio para recorrer la Great Ocean Road.

Aunque es posible disfrutar de la Great Ocean Road desde Melbourne en una excursión de una jornada, nosotros te aconsejamos que le dediques el tiempo que se merece. Para ello, lo mejor es que busques un coche de alquiler, una furgoneta o una caravana. De esta manera, tendrás la libertad de decidir qué paradas haces, cuándo y cómo.

La primera disyuntiva en este gran viaje es elegir entre furgoneta o coche. Cada tipo de vehículo tiene sus ventajas e inconvenientes:

  • Coche de alquiler: el alquiler es mucho más económico que la furgoneta, pero no tiene cocina ni cama, por lo que tendrás que hacer más gasto en hoteles y restaurantes.
  • Furgoneta: llevas la casa a cuestas y puedes cocinar, lo que te da la oportunidad de dormir rodeado de canguros o hacerte el desayuno con unas vistas épicas. Sin embargo, tienes que considerar que en la Great Ocean Road hay muy pocas zonas de acampada gratuitas y que los precios no son tan económicos como podrías esperar.

Como ves, no es tarea fácil. Nuestra recomendación es que eches cuentas según el número de viajeros que vayáis a ser y evalúes los precios de las furgonetas, coches y hoteles en ese momento del año. Por supuesto, también puedes ir con tu coche de alquiler y una tienda de campaña. Será la manera más barata de recorrer la Great Ocean Road.

Por cierto, si te gusta el senderismo, también puedes recorrer la Great Ocean Road caminando a través de la llamada Great Ocean Walk. Este trekking discurre desde Apollo Bay hasta los Doce Apóstoles. La mayoría de los viajeros la recorren en una semana, haciendo noche en los diferentes campamentos gubernamentales.

Cuántos días dedicar a recorrer la Great Ocean Road

Como te contábamos más arriba, es posible recorrer algunos puntos de la Great Ocean Road en un solo día desde Melbourne. Sin embargo, nuestro consejo es que le dediques, al menos, dos jornadas o, a poder ser, tres. Existen suficientes puntos de interés para que el viaje por carretera tenga esta duración y, si hace buen tiempo, te va a apetecer pararte en alguna playa, recorrer algún sendero o, simplemente, sentarte a disfrutar de las vistas en alguna terraza con vistas al mar.

Si quieres saber cómo distribuir los días de tu road trip por la Great Ocean Road, sigue leyendo porque vamos a contarte todo.

Consejos para disfrutar de la Great Ocean Road

  • Para viajar a Australia, necesitas obtener una autorización electrónica llamada eVisitor. Es gratuita y válida durante 12 meses, aunque el período de estancia máximo es de 3 meses cada vez que entras al país. Puedes obtenerla online a través de este enlace.
  • Se puede conducir en Australia con el permiso internacional, pero también necesitarás llevar contigo el español.
  • Respeta las normas de circulación y los límites de velocidad, no son raros los radares y las multas son grandes. Sí, tendrás que pagarlas aunque sea un coche de alquiler.
  • Evita conducir de noche puesto que muchas compañías de alquiler de coches o furgonetas no cubren los accidentes una vez haya atardecido. Esto es así porque muchos animales (sobre todo, canguros) cruzan las carreteras al caer el sol y los atropellos son muy frecuentes.
  • Aunque vayas a recorrer la Great Ocean Road en verano, recuerda llevar alguna prenda de abrigo, ya que no será raro que haga algo de viento.
  • El pago con tarjeta está muy extendido en Australia, tanto que apenas tendrás que utilizar efectivo. Por ello, te aconsejamos obtener algunas de las tarjetas de las que te hablamos en este artículo y así evitar las comisiones.
  • Existen aplicaciones móviles muy útiles para tu ruta por la Great Ocean Road. Por ejemplo, Campermate te mostrará campings, restaurantes, paradas de interés, baños y mucho más. ¡Es una biblia! Si no tienes Internet, descárgate los mapas con anterioridad. También te recomendamos la app Maps.me, con la que podrás consultar mapas sin conexión a Internet. Fuelmap te ayudará a encontrar los mejores precios para la gasolina. Echa un vistazo a estas otras aplicaciones para viajar.
  • Si quieres ahorrar en la comida, aprovisiónate en los supermercados de la marca ALDI en Melbourne. Son los más económicos de Australia, con diferencia.
  • Viaja acompañado de un buen seguro de viajes, la sanidad en Australia no es nada económica y desearás no llevarte un susto con la factura.
  • Por favor, sé un turista responsable y sé respetuoso con los animales. No los toques ni les des de comer.
  • Ten cuidado a la hora de darte un chapuzón en las playas de tu ruta por la Great Ocean Road. Estas se caracterizan por tener bastante oleaje y corrientes fuertes (los conocidos como rips).

Dónde dormir en la Great Ocean Road

Al ser uno de los lugares más turísticos de Australia, existen muchísimos alojamientos a lo largo de la Great Ocean Road. La mayoría de ellos se concentra en las principales ciudades de la ruta: Torquay, Lorne, Apollo Bay y Port Campbell. En un viaje en coche por la Great Ocean Road de 3 días y 2 noches puede ser buena idea mirar alojamiento en Lorne para la 1ª noche y en Port Campbell para la 2ª.

Recuerda reservar con antelación, sobre todo, si vas en fechas de mucha demanda como los meses de diciembre y enero.

Si viajas con tu tienda de campaña o en furgoneta, las mejores opciones para dormir son los campings que encontrarás a lo largo de la Great Ocean Road. Ninguno de ellos es gratuito (al menos los que están cerca de la propia carretera) y es mejor que no pernoctes en zonas no habilitadas, ya que corres mucho riesgo de tener que pagar una multa. Estos campings suelen estar muy bien equipados y cuentan con duchas, cocinas y barbacoas. Además, algunos también tienen bungalós, por lo que, en la mayoría de los casos, es una opción un poco más económica al hotel.

Qué visitar en la Great Ocean Road: la mejor ruta

Tras conocer todos los pormenores para diseñar tu viaje por la Great Ocean Road en coche o furgoneta, te contamos un posible recorrido por días. Nuestra recomendación es que hagas la ruta en este sentido, es decir, de este a oeste. Como en Australia se conduce por la izquierda, de esta manera siempre irás conduciendo junto al mar, por lo que las vistas son más bonitas.

Día 1 de tu ruta por la Great Ocean Road: Torquay, Bells Beach, Anglesea, Aireys Inlet, Arco Memorial y Lorne

Inicia tu recorrido por Great Ocean Road por el tranquilo pueblo de Torquay, conocido por ser el lugar de nacimiento del surf profesional. Aquí podrás visitar el Museo Nacional Australiano del Surf y, como habrás imaginado, acercarte a la playa a ver cómo los surfistas de la zona doman a las olas. Además en Torquay también se iniciaron marcas conocidas en este deporte, por lo que vas a encontrar varias tiendas y outlets con ropa de Quicksilver, Rip Curl y Billabong a muy buenos precios.

A pocos kilómetros de Torquay está una de las playas más bonitas de tu ruta por la Great Ocean Road: Bells Beach. Esta enorme media luna de arena dorada y aguas turquesas es conocida por ser el hogar de la competición de surf más antigua de Australia, el Rip Curl Pro Bells Beach. Puedes contemplarla desde el mirador, bajar a darte un baño o, si eres más valiente, salir a coger algunas olas.

Continúa hacia Anglesea, uno de los pueblos costeros de la Great Ocean Road. El ambiente suele ser muy familiar y es un buen sitio donde parar a comer. Además, si nunca has visto canguros, no lo dudes y conduce hasta el Anglesea Golf Club. Aunque ahora solo se puede entrar abonando una entrada, también podrás verlos gratis a través de la valla. Suelen estar campando libremente en el césped. ¡Así de fácil!

De camino hacia el Arco Memorial de la Great Ocean Road, donde aprenderás sobre los orígenes de la carretera gracias a los carteles informativos, no olvides hacer una parada en el coqueto faro de Aireys Inlet. La caminata es sencilla y muy bonita.

Acaba esta fabulosa jornada de ruta por la Great Ocean Road en Lorne, un pequeño pueblo playero ideal para hacer parada.

Día 2 de tu ruta por la Great Ocean Road: Erskine Falls, Teddy’s Lookout, Kenett River, Apollo Bay, Cape Otway, Castle Cove y atardecer en los Doce Apóstoles

Tras un contundente desayuno, dirígete al primer punto de nuestra ruta de hoy por esta mítica carretera. Conduce hasta el punto de entrada a las Erskine Falls, una de las cascadas más bonitas de la zona. Puedes echar un vistazo desde el mirador, pero, si hace calor, puedes empezar bien el día dándote un chapuzón.

A pocos kilómetros de Lorne está Teddy’s Lookout, uno de los miradores más impresionantes de la Great Ocean Road. No te vayas muy rápido, en los senderos menos frecuentados es común ver koalas y, si vas de junio a octubre, también es un buen punto para avistar ballenas.

Conduce disfrutando del paisaje hasta llegar a la zona de Kennet River. Allí, nada más llegar al Kafe Koala, gira hacia la izquierda para recorrer la Grey River Road. Es altamente probable que este sea uno de tus puntos favoritos de tu recorrido por la Great Ocean Road, ya que es muy habitual ver koalas, loros y cacatúas en libertad. Aunque con la naturaleza nunca se sabe, conduce a lo largo de esta carretera fijándote bien los eucaliptos. Cuanto más avances, más posibilidades tienes de verlos a solas.

Feliz tras ver visto a estos adorables animales, dale al acelerador hasta llegar a Apollo Bay, una de las ciudades más importantes de la Great Ocean Road. Es un buen momento para pararse a comer o quizás darse un chapuzón en una de sus playas.

Seguimos disfrutando de las maravillas naturales que ofrece la Great Ocean Road perdiéndonos por el Parque Nacional del Great Cape Otway. Dependiendo del tiempo que tengas, puedes explorar diferentes senderos y cascadas, así como conocer el faro que se sitúa al final de la carretera. Si estás haciendo un recorrido de solo un par de días o se te ha hecho muy tarde, una buena idea es pararse a caminar por el Maits Rest Rainforest Walk. Se trata de un sendero circular muy sencillo, pero que te servirá para hacerte idea de cómo es un bosque tropical típico de esta zona.

En ruta hacia el plato fuerte del día, para en alguno de los miradores de la carretera. Nuestro favorito es Castle Cove.

Dependiendo de la hora que sea, puede ser una buena idea ver la puesta de sol en los Doce Apóstoles. No solo suele haber menos gente que durante el día, sino que también podrás admirar cómo cambian los colores de la roca y del cielo, haciendo la experiencia aún más inolvidable.

Este día puedes dormir en Port Campbell o en uno de los campings cercanos a los Doce Apóstoles. Nuestro favorito es el Princetown Recreation Reserve & Camping porque, además de ser uno de los más baratos, es muy normal ver canguros mientras te preparas el café de la mañana.

Día 3 de tu ruta por la Great Ocean Road: Doce Apóstoles, Gibson Steps, Loch Ard Gorge, The Arch, London Bridge, The Grotto, Bay of Martyrs y Bay of Islands

En tu último día de ruta por la Great Ocean Road podrás disfrutar de algunas de las formaciones rocosas más bonitas. Nuestra propuesta es que sigas el siguiente orden:

  • Gibson Steps: están un poco antes de los Doce Apóstoles, pero te animamos a visitar esta espectacular playa con dos enormes formaciones rocosas por la mañana. Si hace buen tiempo, puedes darte un chapuzón, aunque es mejor que tengas cuidado con las corrientes.
  • Doce Apóstoles: aprovecha para ver estos 8 macizos de piedra caliza con la luz de la mañana.
  • Loch Ard Gorge: imponente playa flanqueada por bestiales paredes de roca, que la convierten no solo en un lugar espectacular, sino también en una de las mejores playas para darse un baño durante tu recorrido por la Great Ocean Road. El agua, aunque fría, suele estar muy tranquila y tampoco suele haber viento.
  • The Arch, London Bride y The Grotto: estas formaciones rocosas están muy cerca de Port Campbell y merece la pena que hagas una parada.
  • Bay of Martyrs y Bay of Islands: dos preciosas bahías en las que seguirás viendo paisajes costeros como los de los Doce Apóstoles.

La vuelta hacia Melbourne puedes hacerla por la carretera A1, evitando las curvas y el tráfico de la Great Ocean Road.

¿Te encantan los viajes en coche o furgoneta? Entonces no te pierdas estos artículos, perfectos para conseguir esa dosis de inspiración que necesitas:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.