Noticias Qué ver y hacer en Tallin: 10 lugares imprescindibles 🇪🇪

Todos los artículos

Qué ver y hacer en Tallin: 10 lugares imprescindibles 🇪🇪

Posiblemente, hayas decidido viajar a Tallin porque se trata de una de las ciudades bálticas más hermosas, y no podemos estar más de acuerdo. ¡Nosotros tampoco lo habríamos dudado! Incluso nos atreveríamos a decir que, muy posiblemente, sea una de las capitales más bonitas de toda Europa. Y es que contar con un centro histórico de origen medieval nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ya dice mucho. Sin embargo, y además de este gran detalle, existen otros muchos lugares que ver en Tallin: parques, miradores, palacios e iglesias completan un listado de propuestas de lo más apetecibles.

Como siempre, en Skyscanner estudiamos cada destino al milímetro para traerte sus imprescindibles, y la capital estonia no iba a ser menos. ¿Tienes idea de cuántas cosas hay que hacer en Tallin? Pues prepárate, porque te traemos nada menos que una decena de ellas. ¿Tienes listas las maletas? ¿Y la cámara de fotos? Salimos de viaje dispuestos a descubrir qué ver en Tallin: sus 10 lugares imprescindibles.

Encuentra tu vuelo a Tallin

1. La Plaza del Ayuntamiento

La raekoja plats o Plaza del Ayuntamiento es, literalmente, el corazón de Tallin. Con sus edificios pintados de colores, los mismos que antiguamente pertenecieron a los más importantes mercaderes y que hoy se han transformado en restaurantes y cafeterías, componen una de las imágenes más bonitas de la capital estonia y uno de esos lugares que ver en Tallin. Pasear por ellos invita a la imaginación a volar lejos en el tiempo y a inventar cómo sería la vida en este rincón del país hace unos cuantos cientos de años. En la plaza, además, se celebran todo tipo de mercadillos y eventos públicos durante gran parte del año: no importa si llueve, nieva o sale el sol, la Plaza del Ayuntamiento es el mejor lugar para comprobar cómo se desarrolla la vida pública.

Pero hay un rincón que destaca entre todos los demás en esta mítica plaza cuadrada: el edificio del ayuntamiento, llamado Tallinna Rackoda. Construido en 1404 en estilo gótico, subir a su torre octogonal de 64 metros de altura es una de las cosas que hay que hacer en Tallin sin duda alguna. Desde lo más alto se puede admirar una panorámica completa de la mítica plaza y llevarte, de esta forma, las mejores fotos del viaje.

Pincha en la fotografía y descubre las 10 ciudades más frías y bonitas del mundo

Alójate en Tallin

2. Iglesia de San Olaf

Construida durante los siglos XII y XIII, si hay otro lugar obligado que ver en Tallin, es la histórica Iglesia de San Olaf. Aunque es cierto que se encuentra situada al norte de la ciudad, un tanto alejada de la zona histórica, y que su interior podría ser descrito como algo austero, no dudamos un segundo a la hora de incluirlo entre nuestras propuestas de lugares que ver en Tallin. ¿Y por qué es esto así? Muy sencillo: las increíbles vistas de 360º que se obtienen de toda la ciudad desde lo más alto de su torre son pura belleza. Mide un total de 155 metros y, como curiosidad, durante mucho tiempo se trató de la construcción más alta de toda Europa.

Otras iglesias de Tallin que también merecen una visita son la Iglesia de San Nicolás, del siglo XIII, o la Iglesia del Espíritu Santo, de la misma época. Esta última cuenta, además, con un reloj del siglo XVII en su fachada y con un hermoso altar mayor. Otro de los lugares que ver en Tallin.

Clica en la imagen y conoce 10 lugares imprescindibles de Letonia

¿Buscas un vuelo a Tallin?

3. La Puerta Viru

Si hay algo que caracteriza a la capital estonia, son los 2 kilómetros de muralla original que se conservan rodeando el casco antiguo. Así que no lo dudamos a la hora de proponerlo como uno de esos lugares que ver en Tallin. ¿Por qué? Muy simple: si lo que buscamos es conocer cada detalle de esta hermosa ciudad, no hay que olvidar indagar en su pasado.

Y no solo las murallas se mantienen hasta hoy. También 20 de las 35 torres de vigilancia que se encontraban salpicando el muro continúan imponentes para que podamos contemplarlas y disfrutarlas. De planta circular y con esos tejados naranjas de forma cónica tan típicos de los países bálticos, merece la pena hacer parada en algunas de ellas.

Pero si hay un lugar que concentra la esencia de ese pasado que andamos buscando, esa es la Puerta Viru, flanqueada por dos grandes torreones. Una emblema que ver en Tallin.

Haz clic en la fotografía y descubre las 15 ciudades del mundo más bonitas bajo la nieve

Tu hotel en Tallin

4. Pasaje de Katarina

Ya te lo avisamos: pasear por las calles de Tallin es descubrir una ciudad repleta de rincones que bien podrían formar parte del decorado de un cuento de hadas. Y uno de ellos es, sin duda, el Pasaje de Katarina –conocido como Katariina Käik-, uno de los lugares que visitar en Tallin.

Las paredes de esta calle abovedada formaron parte, en el pasado, de un monasterio dominico del siglo XIII y caminar por ella lleva a imaginar que lo hacemos por el pasillo principal de una iglesia. Pero lo que hace tan atractivo este rincón no es solo su pasado plasmado en cada piedra, sino la cantidad de pequeños negocios de artesanos que trabajan materiales de lo más diversos, desde telas a vidrio o cerámica, y que desempeñan sus profesiones alejados de las horas de turistas que gobiernan las principales calles.

Está claro, si lo que te apetece es descubrir el lado más íntimo y auténtico de la ciudad, este es un lugar que visitar en Tallin que no puede faltar en tu lista.

Pincha en la fotografía y conoce los 15 lugares imprescindibles de Lituania

Vuela barato a Tallin

5. Catedral Alexander Nevski

En lo más alto de la colina de Toompea, en la Plaza del Castillo, se levanta la preciosa catedral ortodoxa de Alexander Nevski, otra de esas visitas que hay que hacer en Tallin obligatoriamente. Construida entre los años 1894 y 1900, este edificio religioso está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es uno de rincones que dejan patente el pasado ruso del país.

Símbolo de la época zarista, no es que los estonios le tengan demasiado aprecio, aunque eso no resta valor a su belleza. De hecho, durante un tiempo estuvo a punto de ser demolida, algo que para alegría de muchos jamás llegó a suceder. Sin embargo sí que se restauró, y por eso hoy sus cúpulas de forma encebollada continúan decorando el skyline de la ciudad. Uno de los lugares que ver en Tallin, por supuesto.

Clica en la fotografía y descubre 11 lugares imprescindibles de San Petersburgo

¿Buscas vuelo a Tallin?

6. La farmacia más antigua

No se sabe a ciencia cierta si se trata de la farmacia más antigua del mundo, pero claramente está entre las primeras. La Raeapteek o “farmacia del ayuntamiento” comenzó a comerciar con medicamentos nada menos que en 1422, ¿y lo mejor de todo? Continúa haciéndolo casi 600 años después. ¿Cómo no la íbamos a incluir entre nuestras propuestas de lugares que ver en Tallin?

Entrar a visitarla es gratis, y con solo poner un pie en su interior ya sentirás que te encuentras en un lugar muy especial. Muchos de los objetos que se utilizaban en el siglo XV permanecen a modo de decoración en la farmacia, que en aquella época abastecía, según dicen, al mismísimo zar ruso.

Pieles de serpiente, arañas, gusanos o, incluso, manos de momia… Saber que esos productos forman parte del pasado, relaja, pero no deja de ser interesante que constituyeran un gran número de los elementos medicinales que se servían en esta farmacia hace unos cientos de años. Aunque en la actualidad ya no está en sus manos, durante más de diez generaciones el negocio fue gestionado por la misma familia, los Burcharts.

Haz clic aquí y descubre rutas europeas para disfrutar de un “roadtrip” en primavera

Tu vuelo a Tallin

7. Colina de Toompea

Si eres aficionado a encontrar las mejores panorámicas en los lugares que visitas, en tu lista de cosas que hacer en Tallin no puede faltar subir hasta lo más alto de la colina de Toompea, en el barrio del castillo, desde donde obtendrás las mejores vistas que se pueden encontrar de la capital estonia.

De hecho, este enclave cuenta con más de un mirador famoso. Uno de ellos es el Kohtu, desde el que podrás disfrutar de la ciudad con un fondo de edificios modernos que te dejarán descubrir una parte de Tallin más desconocida. Sin embargo, nosotros nos quedamos con el mirador de Patkuli, donde encontrarás las mejores vistas del casco histórico y de las antiguas murallas que lo rodean –incluidos sus torreones, claro está-. Uno de esos lugares que ver en Tallin, indiscutiblemente.

Pincha en la imagen y descubre 19 ciudades de Europa para visitar en 2019

Encuentra tu vuelo barato a Tallin

8. Probar la gastronomía estonia

Catar la comida más típica de Estonia es algo obligado que hacer en Tallin, por supuesto. Pero si eres de los que apuestan por hacerlo, además, en el entorno más auténtico, Olde Hansa es tu sitio. Se trata de un restaurante ambientando en la época medieval que te dejará sin palabras desde que el momento en el que pongas un pie en su interior. Para empezar, porque todo lo que se cocina en este peculiar local, sobre todo carne de caza, está elaborado siguiendo recetas del siglo XV, ¿qué te parece?

Aquí olvídate de la luz eléctrica: todo está iluminado con antorchas y velas, como en la antigüedad. Te lavarás las manos con la ayuda de una palangana y leerás el menú en un pergamino. Los camareros se esmerarán en que pases una velada inolvidable sintiendo y viviendo en primera persona la esencia de la cultura estonia. Y, para rematar, lo harás envuelto en la música medieval tocada en directo con la que una banda de músicos se encarga de animar el local cada noche, excepto los lunes. Una experiencia de esas que no olvidarás jamás y uno de los lugares que ver en Tallin de manera obligada. Eso sí: recuerda reservar con antelación.

Haz clic en la imagen y conoce 12 lugares imprescindibles de Sofía

Restaurante Olde Hansa en Tallin, Estonia
Créditos fotografía © icmaonline / Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)
¿Buscas vuelo a Tallin?

9. Parque de Kadriorg

No podíamos dejar de recomendarte entre los lugares que visitar en Tallin el hermoso –y extenso- Parque de Kadriorg y el palacio de estilo barroco –llamado también Palacio Kadriorg– construido en el siglo XVIII, que se levanta en este mismo espacio. Mandado construir por el zar Pedro el Grande en 1718, se convirtió en su residencia de verano y, actualmente, alberga un museo de arte.

Además de para dar un paseo por los pasillos el museo y admirar su colección, merece la pena que te acerques hasta este enclave, a unos 25 minutos en transporte público desde el centro, para también pasear por sus jardines y zonas verdes, repletas de fuentes, lagos, y de monumentos, además de joyas como el anfiteatro al aire libre de Lauluväljak. Si apetece un poco más de arte, no hay problema: muy cerca se encuentra otro museo, en este caso el Kumu, dedicado al arte moderno, donde pasar unas horas admirando grandes obras de artistas de renombre internacional.

Clica en la fotografía y descubre 12 lugares de Rusia que no te puedes perder

Vuela a Tallin

10. Parque Nacional Lahemaa

Se encuentra a tan solo una hora de carretera de Tallin y se trata de la excursión perfecta si lo que te apetece es salir un poco de la ciudad, dejar a un lado la civilización y lanzarte de cabeza a disfrutar de la naturaleza. ¿Te apuntas?

Si acaso no lo tienes del todo claro, te explicamos por qué consideramos que el Parque Nacional Lahemma es uno de los lugares que ver en Tallin sin falta. En primer lugar, porque se trata de uno de los mayores atractivos turísticos de Estonia y una de las razones por las que muchos viajeros se animan a visitar el país. Además, se extiende a lo largo de 725 kilómetros cuadrados y fue el primer Parque Nacional de la antigua Unión Soviética.

Lahemaa significa “tierra de bahías”, y el nombre le viene por el hecho de que en el norte de Estonia se extienden cuatro penínsulas separadas entre sí por cuatro bahías (Kolga, Hara, Eru y Käsmu). Una de las actividades más aclamadas de la zona son sus rutas de senderismo. Podrás elegir entre aquellas más simples, de apenas un kilómetro de distancia, a otras más largas que se extienden hasta los 40 kilómetros y que duran un par de días. La más famosa es la que se desarrolla a lo largo de la Turbera de Viru: 3,5 kilómetros sobre un camino de madera que te sorprenderá. Otra de las actividades que hacer en Tallin

Pincha en la imagen y descubre la mejor guía para tu viaje en el Transiberiano

Parque Nacional Lahemaa en Estonia
Encuentra aquí tu vuelo a Tallin

¿Planeando un viaje a Estonia? ¿Pensando en conocer el norte de Europa? Pues entonces puede que te interesen estos otros artículos: 

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa