El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias 🚗 Ruta en coche por Croacia: 10 lugares imprescindibles 🚙

Todos los artículos

🚗 Ruta en coche por Croacia: 10 lugares imprescindibles 🚙

Estás preparado para comenzar tu viaje a Croacia y, de repente, entras en pánico: ¿qué debo ver en este país? Desde ciudades como Split, Zagreb o Dubrovnik, a enormes y maravillosas montañas repletas de lagos o a su bellísima costa de aguas turquesas y cristalinas: cualquier punto del mapa croata en el que fijes tu mirada es una apuesta segura. Para no perderte un detalle de todas las sorpresas que te tiene preparadas este paraíso, lo mejor es que hagas una ruta en coche por Croacia. Eso sí, haciendo caso a esta completa lista que te proponemos desde Skyscanner con los 10 lugares más bonitos de Croacia.

Sus 6.000 kilómetros de costa con vistas al mar Adriático, serpenteantes y con mil rincones de ensueño, son solo uno de sus atractivos. También cuenta con ciudades Patrimonio de la Humanidad, preciosos paisajes, parques naturales, playas y más de 1.200 islas en las que perderte. Queremos acompañarte en esta aventura, así que abre bien los ojos, arranca el motor del coche, y prepárate: comienza nuestro road trip por Croacia en 10 paradas.

1. Zagreb

Empieza por la bella Zagreb, capital de Croacia. Probablemente tu avión aterrice en su aeropuerto internacional, por ello será el mejor punto de partida para este road trip por el país. Además, así tendrás la oportunidad de conocer sus calles llenas de vida y color. Piérdete por la “Ciudad Alta” y adéntrate en el Mercado Dolac, un bullicioso mercado con bellas vistas a la mismísima catedral. Pasea por la “Ciudad Baja”, disfruta viendo la vida pasar sentado en cualquiera de sus cafeterías y sube hasta el monte Medvednica para contemplar las vistas. Una vez tengas completa la radiografía de Zagreb, es momento de continuar. ¡Solo estás en el comienzo de la ruta y nuevos y maravillosos rincones te esperan!

2. Parque Nacional de Plitvice

Nada menos que un millón de visitantes acude hasta este espectáculo natural cada año. Y es que Plitvice, el primer lugar de Croacia que fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, es una auténtica maravilla. Los colores son los protagonistas de este inmenso parque en el que podrás disfrutar de cascadas, lagos y senderos de todos los tipos y tamaños. Rutas perfectamente señalizadas te adentrarán, a través de pasarelas de madera, en las entrañas de Plitvice, donde también podrás disfrutar, usando la misma entrada que te servirá para acceder al parque, del tren panorámico y del transbordador eléctrico. Una vez te hayas enamorado de la naturaleza croata en todo su esplendor, llegará la hora de partir. Continuamos con nuestra ruta en coche por Croacia con destino… ¡a la costa!

3. Istria

Cercana a Italia tanto geográfica como históricamente, la península de Istria se adentra en el mar ofreciéndote un sinfín de posibilidades. Gastronomía, turismo rural y actividades deportivas: estas son las tres cartas por las que apuesta fuerte esta zona, una de las más bellas del país. Pula, Umag, Rovinj o Porec son algunas de las paradas obligadas que deberás realizar durante esta ruta por carretera: ciudades y pueblos de origen romano con estrechas callejuelas repletas de flores y vistas que dejan sin habla. ¿Quieres vivir una experiencia diferente? Te proponemos algo muy original: alójate en alguno de los siete faros adaptados como hospedaje que hay a lo largo de la costa. Y ahora… ¿continuamos el camino?

4. Zadar

Siguiendo la ruta en coche por Croacia llegarás a la Costa Dálmata, una de las más ricas de todo el país. Toca hacer parada en Zadar, una ciudad que logró renacer de sus cenizas tras los bombardeos sufridos durante la II Guerra Mundial. Hoy en día, pasear por sus calles es sinónimo de deleitarse visitando catedrales, ruinas romanas y el arte más contemporáneo que salpica y decora sus vías más transitadas. ¿Algo que no te puedas perder en Zadar? Pues sí: la peculiar y extraña instalación conocida como “El Saludo al Sol”, realizada por el arquitecto croata Nikola Basic. Un inmenso círculo de 22 metros de diámetro compuesto por placas de vidrio de diferente grosor y paneles fotovoltaicos que absorben los rayos de sol durante el día transformándolos en un auténtico espectáculo de luces al caer la noche. Y, junto a él, otra obra de arte: el “Órgano de mar”, un sistema de tuberías que forman escalones a lo largo de 70 metros de costa donde las olas rompen provocando un sonido muy particular. Es la música del mar. Antes de seguir el camino, una última recomendación: siéntate en este punto y disfruta de la que, probablemente, sea una de las puestas de sol más hermosas que jamás vayas a ver en tu vida.

5. Sibenik

Y nuestro particular road trip por los lugares más bellos de Croacia continúa. Y lo hace llevándote un poco más al sur para descubrir nuevos lugares de la Costa Dálmata. En esta ocasión, la parada es en Sibenik, una encantadora ciudad que hace las veces de puerta de entrada a algunos de los parques nacionales más espectaculares del país. En primer lugar, te dirigirás a Krka, donde podrás disfrutar de un baño inolvidable e inmortalizarte bajo sus preciosas cascadas. Otra opción será que te adentres en el archipiélago de Kornati, uno de los más densos de todo el Mediterráneo y, según gran parte de los croatas, el más hermoso de todo el país. Déjate llevar y empápate de la esencia dálmata antes de volver a subirte al coche para continuar, un poco más, esta increíble ruta por carretera a lo largo y ancho de Croacia.

6. Trogir

Será poner un pie en esta ciudad croata y pensar, ¿puede haber alguna otra más hermosa? Y sí, es que Trogir cuenta con uno de los cascos antiguos mejor conservados de todo el país. Y si a eso le unimos que, además, este se encuentra en una pequeña isla y, por lo tanto, está rodeado de agua por todas partes… apaga y vámonos. Para acceder a la parte antigua deberás hacerlo por uno de los dos puentes que la unen a tierra firme. Tras pasear por sus estrellas callejuelas habrá algo más que tendrás que hacer para completar tu visita a la ciudad: probar su gastronomía. Anímate con una gran “pasticada”, receta típica de la Costa Dálmata basada en estofado de ternera y ñoquis caseros. Te hará falta recargar las pilas antes de continuar con nuestro road trip por Croacia. ¿Siguiente parada? ¡Te lo decimos unas líneas más abajo…!

7. Split

Que a día de hoy el antiguo Palacio del Emperador Diocleciano sea una mezcla de estilos arquitectónicos es algo completamente asumido en Split. Perderse por sus calles supone disfrutar de una perfecta combinación entre edificios más clásicos y modernos: aquí parece que todo casa por naturaleza. Junto a las columnas del antiguo peristilo del palacio se reparten, actualmente, modernas cafeterías en las que sentarse a disfrutar, simplemente, de ver la vida pasar. También hoteles y pequeños palacios tienen la suerte de compartir el espacio en el que en el pasado se escribió la historia del lugar. Después de recorrer sus mercados o fotografiarte junto a las míticas esculturas del artista croata Iván Mestrovic, será el momento de partir en dirección al mar. Sí, ve preparando la toalla y el bañador porque no podrás resistirte a la próxima parada.

8. Brac

Y llega el momento de adentrarte en el agua… con el coche, sí. Y para ello la magnífica línea de transbordadores que unen tierra firme con todas las islas será tu aliada. Súbete en uno de ellos para llegar hasta la ciudad de Supetar, en la isla de Brac. Puede que ‘a priori’ no te suene el nombre, pero basta que pronunciemos las palabras “Cuerno de Oro” para que la idílica imagen te venga a la cabeza, ¿no es así? ¡Es, sin duda, una de las playas más famosas y concurridas ya no solo de Croacia, sino de todo el mundo! Disfruta de relajantes paseos por la orilla repleta de guijarros y observa bien: estas playas nunca permanecen iguales y cambian según cómo sople el viento. ¿No te parece esta la mejor excusa para regresar más adelante? A nosotros, sí.

9. Hvar

Tu siguiente destino se encuentra un poco más al sur, casi frente a Bol. La isla de Hvar concentra todo lo que puedes buscar en un país como Croacia: bellos paisajes salpicados de campos de lavanda, días soleados, cultura, tranquilidad y, para aquellos que lo busquen, una imparable vida nocturna. Date el lujo de disfrutar de un aperitivo mientras contemplas las inigualables vistas al mar desde cualquier rincón de la elegante isla. ¿Alguna otra sugerencia? Pues sí: lánzate y alquila un bote (si es de los más pequeños, no necesitas licencia específica) para explorar el archipiélago de Pakleni, un paraíso de diminutas islas situadas frente a Hvar en las que bucear, tumbarte en la arena de alguna bahía solitaria o deleitarte con un plato de pescado típico en una de sus tascas.

10. Dubrovnik

Estás en el último tramo del viaje: toca volver a cruzar en ferri hasta tierra firme para conducir por sinuosas carreteras que te harán disfrutar de un paisaje espectacular. El mar a un lado, las imponentes cadenas montañosas al otro… déjate llevar y asegúrate de guardar bien las imágenes en tu memoria. El trayecto pasará por viñedos, lagunas y bajo las murallas de Ston (una de las más largas de toda Europa) hasta alcanzar el mejor final que podía tener esta ruta en coche por Croacia: la bellísima Dubrovnik. “La Perla del Adriático”, como se conoce comúnmente, aúna un clima envidiable, una interesante cultura y un centro histórico precioso. Camina por los casi dos kilómetros de muralla declarados Patrimonio de la Humanidad y déjate sorprender por las vistas que te ofrece en algunos tramos. Y desde aquí, mientras contemplas cómo el azul del mar se funde con los tejados rojos de la ciudad, toca despedirse de Dubrovnik. Aunque, probablemente a estas alturas, ya estés planeando cuándo regresar.

Si estás pensando en viajar a Croacia, quizás te interesen estos otros artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos, hoteles y coches de alquiler.