Noticias Ruta por la Costa Esmeralda en coche 🇮🇹

Todos los artículos

Ruta por la Costa Esmeralda en coche 🇮🇹

Más de 55 kilómetros de costa en los que playas bañadas por un intenso color azul son las protagonistas. La Costa Esmeralda es uno de los rincones más exclusivos de Europa y aquí vamos a enseñarte cómo sacarle todo el jugo.

Uno de los lugares más idílicos de Cerdeña es la Costa Esmeralda. Este litoral de 55 kilómetros de largo, al norte , es una de las zonas más exclusivas de la isla. Bautizada así por sus calas de aguas turquesas y arena blanca, la costa atrajo a magnates que decidieron edificar puertos deportivos, clubes de golf, mansiones y hoteles de infarto con vistas al mar allá por los años 60. Si estás pensando en hacer un viaje por Cerdeña, es imprescindible que reserves un coche de alquiler y hagas una ruta por la Costa Esmeralda. No solo podrás disfrutar de pueblos y ciudades con encanto como Arzachena, Olbia o Porto Cervo, y de playas preciosas como la de Capriccioli o la de Portu Li Coggj, sino que en la Costa Esmeralda se pueden visitar algunos de los restos arqueológicos mejor conservados de la isla. Por ejemplo, las Tumbas de Gigantes son uno de los mejores yacimientos funerarios de la civilización nurágica, y las de Li Lolghi y Lu Coddu Vecchju (en las afueras de Arzachena) dos imprescindibles en cualquier ruta por la Costa Esmeralda.

Si estás buscando un destino que combine playas, cultura y una oferta hotelera impecable, sigue leyendo y descubre con nosotros la mejor ruta por la Costa Esmeralda en coche.

Cómo llegar a la Costa Esmeralda

Existen varias maneras de empezar tu ruta por la Costa Esmeralda en coche. La más rápida es cogiendo uno de los vuelos desde España que se dirigen a los aeropuertos de Alguer, Olbia o Cagliari, todos situados en Cerdeña. Es posible llegar a Cerdeña en vuelo directo desde Barcelona, Madrid, Gerona, Sevilla y Valencia, pero el aeropuerto más cercano a la Costa Esmeralda es el de Olbia.

Puesto que compañías de bajo coste como Vueling Airlines o Ryanair operan varios vuelos semanales a la Costa Esmeralda, si reservas tu billete con suficiente antelación, no te costará demasiado conocer este rincón de Cerdeña. Por ejemplo, encontrarás vuelos directos de ida y vuelta de Barcelona a Olbia desde 50€, vuelos de Gerona a Alguer desde 30€ ida y vuelta o vuelos de Madrid a Cagliari desde 38€ ida y vuelta.

Como imaginarás, los precios más económicos suelen darse fuera de la temporada alta, es decir, entre octubre y mayo. Aun así, si estás buscando disfrutar de las playas de la Costa Esmeralda, te recomendamos crear una alerta de precios para las fechas en las que quieres viajar.

Una vez aterrices en uno de estos aeropuertos, como ya te contamos en nuestro artículo de la Ruta en coche por Cerdeña, la mejor manera de recorrer la isla es con un coche de alquiler. Si llegas a Cagliari, ten en cuenta que tardarás más de 3 horas en llegar al Olbia. Desde Alguer podrás llegar al corazón de la Costa Esmeralda en un par de horas.

Recuerda que en el buscador de Skyscanner podrás encontrar las mejores ofertas de vuelos y también coches de alquiler a estupendos precios.

Mapa

Otra alternativa para empezar tu ruta por la Costa Esmeralda es coger uno de los ferris que salen desde Barcelona hasta Porto Torres, en Cerdeña. El recorrido dura unas 12 horas, pero la ventaja es que puedes viajar con tu propio coche. Desde este puerto a Olbia tardarás, aproximadamente, 2 horas.

Finalmente, si estás haciendo un recorrido por Italia o Francia y te planteas la posibilidad de finalizar tu viaje conociendo las playas de la Costa Esmeralda, también tienes la opción de ir en ferri a Cerdeña desde Roma, Génova o Marsella, entre otras ciudades.

Consejos prácticos en tu viaje por la Costa Esmeralda

¿Cuántos días necesito para hacer una ruta en coche por la Costa Esmeralda?

Aunque podrías hacer una ruta por los principales rincones de la Costa Esmeralda en dos días, nuestro consejo es que amplíes tu estancia al menos, a 4 jornadas. De esta manera, te garantizas un buen rato de disfrute en muchas de las playas de la Costa Esmeralda y la posibilidad de visitar el archipiélago de La Maddalena. Este conjunto de islas e islotes frente a las costas de Cerdeña aguarda con bonitas playas como la Cala dei Corsari (en la isla de Spargi) o la Spiaggia Rosa (en la isla de Budelli).

Si tu objetivo a la hora de planificar este viaje es pasar unas buenas vacaciones junto al mar, te recomendamos planificar un viaje de una semana. Es el tiempo ideal para disfrutar de las playas de la Costa Esmeralda como se merecen.

Para aprovechar mejor el tiempo de tus vacaciones, nosotros hemos diseñado una ruta por la Costa Esmeralda de 4 días que comienza y acaba en el aeropuerto de Olbia. En el caso de que tengas más tiempo, te aconsejamos hacer un recorrido más amplio por el norte de Cerdeña. Una buena idea puede ser empezar por Olbia y acabar con Alguer, ya que en esta última zona encontrarás atractivos suficientes para pasar un par de días más. En el apartado de “Ampliación de la ruta por la Costa Esmeralda” encontrarás más información sobre esta alternativa.

¿Cuándo es el mejor momento para hacer una ruta por la Costa Esmeralda?

Cerdeña tiene un clima mediterráneo templado, lo que se traduce en largos y calurosos veranos, en los que las temperaturas rondan los 30ºC, e inviernos templados y húmedos, con temperaturas mínimas medias sobre los 15ºC. Por ello, si estás pensando en hacer un recorrido por las mejores playas de la Costa Esmeralda, lo mejor es que la visites de mayo a septiembre.

Como es de esperar, estos meses son los de temporada alta, lo que implica precios más elevados. Si no te gustan las aglomeraciones, una buena idea para hacer un viaje a la Costa Esmeralda es decantarse por los meses de abril y octubre. En estas fechas el clima acostumbra a ser bueno, pero la zona está más calmada y el alojamiento es más económico.

¿Dónde dormir en la Costa Esmeralda?

No te faltarán alojamientos para elegir en la Costa Esmeralda. Como zona muy turística que es, encontrarás hoteles de todo tipo, desde 5 estrellas como el Romazzino – A Luxury Collection Hotel hasta apartamentos u hoteles de tipo bed & breakfast con precios más moderados.

La Costa Esmeralda suele ser la zona más cara de Cerdeña, sobre todo, en temporada alta. Si quieres ahorrar un poco, nuestro consejo es que hagas base en Arzachena y sus alrededores, donde hay pequeños hoteles con encanto como S. Lucia o Surrau Turismo Rurale. Desde aquí podrás visitar fácilmente los diferentes puntos de interés de tu ruta por la Costa Esmeralda.

¿Qué documentos necesito para hacer una ruta por la Costa Esmeralda?

Puesto que Cerdeña pertenece a la Unión Europea, si eres ciudadano europeo, solo necesitarás tu DNI para viajar a la Costa Esmeralda. Recuerda consultar con antelación su validez.

Por otro lado, si vas a hacer una ruta por la Costa Esmeralda en coche, necesitarás también tu carné de conducir. Siendo un país europeo, no necesitas un permiso internacional, Italia está entre los países donde puedes conducir con carné de conducir de España.

También sería importante que llevases contigo la Tarjeta Sanitaria Europea o contratases un buen seguro de viajes.

Consejos para alquilar coche y recorrer las playas de la Costa Esmeralda

Hacer una ruta por la Costa Esmeralda en coche es la mejor opción para disfrutar de esta zona de Cerdeña. El no tener que depender del transporte público te aporta una libertad increíble y, además, ahorrarás mucho dinero, puesto que te olvidarás de los taxis. Además, tener un vehículo te brinda la oportunidad de alojarte en zonas más económicas. Para no pagar más de lo que debes, echa un vistazo a los precios en nuestro buscador, ya que podrás ver todas las opciones que tienes para recorrer la Costa Esmeralda a tu aire.

Las carreteras en Cerdeña están en buen estado y podrás conducir tranquilamente. Debes considerar que en los meses de verano hay más tráfico y, por tanto, debes tener más cuidado. En la mayoría de las playas de la Costa Esmeralda hay zonas de aparcamiento habilitadas, pero, si viajas en verano, es aconsejable que llegues pronto, pues no es raro que queden pocos espacios.

En cuanto al combustible, tienes que saber que el precio de la gasolina en Cerdeña tiende a ser algo elevado. Aun así, cuando llegues a una gasolinera, procura siempre poner la gasolina tú mismo, ya que la tarifa self-service suele ser entre 5 y 7 céntimos más económica que si un empleado lo hace. Ten en cuenta que muchas gasolineras solo admiten pago con tarjeta.

Sabemos que alquilar un coche puede ser algo confuso, así que te recomendamos leer con atención estos artículos antes de ponerte a diseñar tu ruta por la Costa Esmeralda:

Itinerario de viaje: ruta por la Costa Esmeralda en coche

Si pinchas en la imagen, podrás ver un detallado mapa con esta ruta y todas las playas de la Costa Esmeralda de las que te hablaremos a continuación.

Día 1: Olbia, playas del golfo de Aranci y Porto Rotondo

Nuestra ruta por la Costa Esmeralda comienza tras recoger el coche de alquiler en el aeropuerto de Olbia. Esta es una de las principales ciudades de la costa, después de que el príncipe Karim Aga Khan la pusiese de moda en los años 60.

En ella encontrarás un montón de piazzas con encanto, trattorias, tiendas de lujo y bares, pero también lugares de interés como la iglesia de San Simplicio, la iglesia de San Paolo o los restos de la antigua muralla púnica, que se ubican en la Via Acquedotto. Si estás interesado en conocer la historia de la Costa Esmeralda, no pierdas la oportunidad de visitar el Museo Arqueológico de Olbia, que alberga una estupenda colección de piezas de la cultura sarda.

Podrías pasar la mañana en Olbia y después dedicar la tarde a hacer una ruta por algunas de las mejores playas de la Costa Esmeralda, las del golfo de Aranci. La carretera desde Olbia hasta la isla de Figarolo recorre preciosas localidades costeras y pasa por playas como estas:

  • Spiaggia Pittulongu (también conocida como playa de la Playa): esta es la playa principal de la localidad de Pittulongu. Se trata de una bonita franja de arena blanca y fina bañada por aguas transparentes. Suele ser una playa muy frecuentada por turistas y locales, y en ella encontrarás todo tipo de servicios, así como un montón de restaurantes y bares. Por ello, puede ser un buen lugar para hacer una parada a comer en este primer día de la ruta por la Costa Esmeralda.
  • Spiaggia dello Squalo: separada de la anterior por un escollo, la playa del Tiburón es igualmente bonita.
  • Spiaggia del Pellicano: la playa del Pelícano es muy parecida a las dos anteriores, pero un poco más pequeña y, por tanto, con un ambiente más íntimo.
  • Spiaggia Mare e Rocce: podrás llegar caminando desde la playa del Pelícano. También de arena blanca y agua azul turquesa, es perfecta si viajas a la Costa Esmeralda con niños, pues el mar es poco profundo. Cuenta también con un restaurante.
  • Spiaggia di Bados: ubicada a 3 kilómetros de Pittulongu, esta es otra estupenda playa del litoral. Suele estar muy frecuentada, ya que el acceso es sencillo.
  • Cala Banana: esta es una de las playas más vírgenes de la zona del golfo de Aranci. Recibe su nombre por el arenal en forma de plátano y en ella podrás apreciar pequeñas dunas cubiertas de vegetación típica de esta zona del Mediterráneo.
  • Spiaggia di Nodu Pianu: separada de la anterior por un escollo rocoso, en esta estupenda playa merece la pena hacer desenfundar el equipo de esnórquel.
  • Spiaggia Sos Aranzos: para muchos, esta es una de las mejores playas del golfo de Aranci. Además de sus increíbles aguas turquesas, la playa ofrece unas bonitas vistas del cabo Figari y de las islas Figarolo y Tavolara. Hay una pequeña colina a la que puedes subir para disfrutar de las vistas.
  • Cala Sassari: esta espectacular playa de arena fina y blanca tiene también unas vistas preciosas de la isla Tavolara. Es perfecta si viajas con niños, debido a que es poco profunda. Cuenta con un quiosco donde comer y alquilar tablas de paddle board y kayaks.
  • Spiaggia Bianca: una verdadera joya de 350 metros de longitud con vistas a la bahía de Olbia y la isla Tavolara. En ella podrás alquilar tumbonas y sombrillas, y hay varios bares y restaurantes.
  • Cala Moresca y Cala Greca: estas son las dos últimas playas del golfo de Aranci. Si quieres un lugar pintoresco, seguro que Cala Moresca te encanta, ya que en ella encontrarás impresionantes acantilados y formaciones rocosas salpicadas por pinos. Además, hay un sendero que te lleva al faro de cabo Figari, que ofrece vistas estupendas. A Cala Greca, de tan solo 15 metros de longitud, solo podrás acceder en barco o haciendo el sinuoso sendero de 500 metros desde Cala Moresca.

Para acabar el día, puedes salir a cenar a Porto Rotondo, otra de las ciudades con encanto de la Costa Esmeralda. Se trata de uno de los lugares de reunión de la jet set y un destino perfecto si quieres salir de fiesta en Cerdeña. Merece la pena pasear por la Piazza San Marco, diseñada por Mario Ceroli y Andrea Cascella, y visitar la iglesia de San Lorenzo.

Día 2: Playas de Costa Esmeralda alrededor de Porto Cervo y Baja Sardinia y yacimientos arqueológicos

En este segundo día de la ruta por la Costa Esmeralda podemos hacer una estupenda combinación de historia y playas.

Si te alojas por la zona de Arzachena, puede ser una buena idea comenzar visitando algunos de los muchos yacimientos arqueológicos cercanos. Las Tomba di Giganti (Tumbas de Gigantes) de Li Lolghi y Lu Coddu Vecchju y la Tomba de Li Mizzani son tres yacimientos funerarios importantes de la cultura nurágica. Esta surgió sobre el año 1.700 a.C. en Cerdeña y perduró hasta el siglo II. Recibe su nombre de los nuragas, que son unas torres-fortalezas evolución de los dólmenes y menhires. Además de los 3 rincones anteriores, merece la pena que también te acerques a ver la necrópolis de Li Muri, el Nuraghe de Albucciu, el Nuraghe La Prisgiona y el Tempietto Malchittu.

Tras un almuerzo reparador en alguna de las trattorias de Cannigione, Baja Sardinia o Porto Cervo, puedes descansar en algunas de las mejores playas de Costa Esmeralda. Aquí te hacemos una selección de las más bonitas:

  • Spiaggia di Liscia Ruja: catalogada en varias ocasiones como la mejor playa de la Costa Esmeralda, en ella vas a alucinar con su arena de tonos blancos y rosados bañada por aguas transparentes. Es muy popular, así que no será raro que encuentres muchos turistas y precios un tanto elevados. Además, podrás cotillear un rato, pues se trata de una playa muy frecuentada por famosos.
  • Spiaggia Capriccioli: el color de los olivos, los pinos y la maquia mediterránea contrastan con los tonos pálidos de la arena y el agua de esta preciosa playa. Capriccioli está dividida en 2 partes gracias a unas enormes rocas de granito. Desde ambas podrás disfrutar de unas vistas preciosas de las islas Soffi, Le Camere y Mortorio.
  • Spiaggia La Celvia: esta es otra de las playas de la Costa Esmeralda más frecuentadas por la jet set. En sus 300 metros de arena de grano grande y blanca encontrarás restaurantes y bares de lo más chic.
  • Spiaggia del Romazzino: si hace viento, no lo dudes, esta es su playa, ya que se encuentra protegida. Además, suele estar menos frecuentada que las anteriores.
  • Spiaggia del Principe: nombrada así porque era la playa de la Costa Esmeralda favorita del príncipe Karim Aga Khan, es una de las más amplias y bonitas de la zona. Es perfecta para hacer esnórquel.
  • Spiaggia del Grande Pevero y del Piccolo Pevero: estas son dos playas cercanas a Porto Cervo. Aunque ambas se caracterizan por su arena blanca y aguas turquesas, Piccolo Pevero goza de un paisaje más virgen.

Día 3: Palau, Capo d’Orso y el archipiélago de La Maddalena

Seguimos recorriendo la bellísima Costa Esmeralda y nos dirigimos esta vez hacia Palau, pero antes hacemos una parada en el Capo d’Orso. Desde este cabo se obtienen unas vistas magníficas del norte de Cerdeña y de las islas que componen el archipiélago de La Maddalena, que visitaremos más tarde. Merece la pena llegar hasta la conocida Roca del Oso, una roca de granito esculpida por el viento y la lluvia durante miles de años hasta alcanzar la forma de este animal.

Después te recomendamos continuar tu ruta por la Costa Esmeralda y pegar un salto a las islas del archipiélago de La Maddalena. En este conjunto de 7 islas (La Maddalena, Caprera, Spargi, Santo Stefano, Budelli, Santa María y Razzolli) y alrededor de 70 islotes encontrarás algunas de las playas más bonitas de Cerdeña. Podrías pasarte varios días descubriéndolas, pero algunas de las más conocidas son la de Giardinelli (Testa di Polpo) la Calla dello Spalmatore, la Cala Lunga, la Cala de Lo Strangolato o la Cala Mariore.

Además, te aconsejamos que dediques un rato a recorrer las calles del pueblo de La Maddalena, la única población de la isla. En este antiguo pueblo de pescadores podrás aprender un poco sobre la tradicional filigrana sarda y te sorprenderás al escuchar su propio dialecto, el isulanu. En la plaza principal de La Maddalena se encuentra la columna conmemorativa por la victoria de Garibaldi frente a los franceses, que en 1793 quisieron invadir Cerdeña.

Para llegar, puedes hacerlo por tu cuenta viajando con el coche en uno de los ferris constantes que van desde Palau o, si no quieres complicarte mucho, en una excursión en velero. Estas últimas recorren los principales rincones del archipiélago y suelen salir sobre las 10:00 y volver sobre las 18:00.

Por cierto, si tienes más días para recorrer la Costa Esmeralda, puedes hacer noche en La Maddalena y dedicar más tiempo a disfrutar del archipiélago. Además, te interesará saber que desde Palau tienes muchas opciones para practicar submarinismo o kitesurf.

Día 4: De Palau a Santa Teresa di Gallura

Para la jornada de hoy te proponemos otro recorrido precioso por la Costa Esmeralda: el que va desde Palau al encantador pueblo de Santa Teresa di Gallura atravesando bonitos paisajes de granito y vegetación típica de este rincón del Mediterráneo. En Santa Teresa di Gallura, conocida como la “pequeña Turín” por su trazado urbanístico, encontrarás una interesante torre de avistamiento: la Torre di Longosardo. Además, merece la pena pasear por la Piazza Vittorio Emanuele I, repleta de tiendas de artesanía y productos artesanales.

Junto a ella está el Capo Testa, un cabo con impresionantes vistas panorámicas de la vecina Córcega. En él podrás disfrutar de curiosas formaciones de roca y de playas como las siguientes:

  • Cala Espinosa: para llegar tendrás que caminar por un sendero empinado, pero merece la pena. Esta preciosa playa tiene un entorno natural casi único y te brinda la oportunidad de hacer esnórquel gracias a sus aguas tranquilas y transparentes.
  • Cala Grande: ya solo por ver el sendero por el Valle de la Luna, llamado así por sus imponentes rocas de granito blanco, merece la pena llegar hasta aquí. El final es de ensueño: una cala bañada por aguas turquesas.
  • Playa de los Dos Mares: estas son las amplias playas situadas en el itsmo de Capo Testa.

Si aún tienes ganas de más, entre Santa Teresa di Garulla y Palau también tienes algunas de las playas de la Costa Esmeralda más sugerentes:

  • Spiaggia La Marmorata: esta es una de las playas de la Costa Esmeralda más cómodas si viajas con niños, ya que cuenta con todos los servicios y sus aguas son poco profundas. Desde la orilla se puede ver el islote de la Marmorata, en el que se encuentran los restos de una antigua cantera romana. Si eres un buen nadador, podrás llegar sin problemas y visitarlo. Además, si quieres algo de movimiento, en esta playa podrás alquilar material para practicar windsurf, esnórquel o kitesurf.
  • Cala Sambuco: si te gustan las playas más vírgenes y tranquilas, no te pierdas esta cala rodeada de vegetación. Es uno de los mejores rincones para hacer esnórquel en la Costa Esmeralda.
  • Spiaggia La Licciola: en esta playa encontrarás arena blanca, mar turquesa y pequeños escollos para adornar el paisaje.

Ampliación de la ruta por la Costa Esmeralda

¿Tienes más días para añadir a tu ruta por la Costa Esmeralda? Como ves, ¡no te faltarán planes! Aquí te damos algunas alternativas para pasar más días disfrutando de este rincón de Cerdeña:Utilizar más tiempo para disfrutar de algunas de las playas de la Costa Esmeralda que te hemos comentado.

  • Hacer una o dos noches en el archipiélago de La Maddalena y explorar sus playas con calma.
  • Ampliar el recorrido hacia Alguer haciendo diferentes paradas. Por ejemplo, puedes visitar Tempio Pausania, una ciudad con un pequeño casco histórico hecho en granito. Después, puedes continuar hacia Castelsardo, que es, seguramente, uno de los pueblos más bonitos de Cerdeña. Situado en una roca volcánica que se adentra en el mar, fue diseñado por la familia Doria de Génova en el siglo XII para ser una fortaleza. Te encantará pasar un par de horas caminando por sus pintorescas callejuelas.
  • Pasar un par de días en Alguer, una ciudad con un pasado histórico ligado a España y en la que sus habitantes todavía hablan alguerés, una variedad del catalán con influencias del sardo y el italiano. El centro histórico de Alguer es uno de los mejor conservados de Cerdeña y, además, también puedes explorar la famosa Gruta de Neptuno en el cabo Cacia, famosa por sus estalactitas y estalagmitas. Si tienes más ganas de playa, no te puedes perder la playa de la Pelosa, considerada una de las mejores de Cerdeña. Es muy pintoresca porque, además de sus condiciones naturales, se puede ver la Torre de la Pelosa.

¿Te ha gustado esta ruta por la Costa Esmeralda? Si tienes más días para explorar rincones europeos de este estilo, recuerda echar un vistazo a estos artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa