Noticias Sudáfrica: cómo irte de safari sin arruinarte 🦛

Todos los artículos

Sudáfrica: cómo irte de safari sin arruinarte 🦛

Si ir de safari es tu sueño, pero siempre lo dejas de lado por los precios, ¡piensa en Sudáfrica!

Si oír la palabra “safari” te hace pensar inmediatamente en miles de euros, es porque todavía no conoces las alternativas que Sudáfrica tiene para ti. Al contrario de lo que podrías pensar, viajar a Sudáfrica por libre está al alcance de todos los bolsillos y sus parques nacionales te ofrecen la posibilidad de hacer tu propio safari, es decir, disfrutar de su fauna en tu propio coche de alquiler sin tener que invertir todos tus ahorros. El Parque Nacional Kruger es, con sus casi 2 millones de hectáreas, el hogar de unos 5.000 rinocerontes blancos, 350 rinocerontes negros, 8.000 jirafas, 2.000 leones, 1.000 leopardos, 13.000 elefantes, 120 guepardos y miles de animales más. Podrás diseñar tu safari de bajo coste circulando por sus carreteras a tu aire y alojándote en tienda de campaña en sus campamentos perfectamente habilitados, lo que lo convierte en uno de los destinos más increíbles, sencillos y económicos del mundo para avistar fauna salvaje. 

Sigue leyendo y descubre con Skyscanner todo lo necesario para planificar tu safari barato por Sudáfrica. En esta ocasión nos centramos en el Parque Kruger, pero también te hablamos de otras opciones con costes similares. Prepara los prismáticos porque ¡nos vamos de safari!

¿Dónde está el Parque Kruger?

El Parque Nacional Kruger se ubica al este de Johannesburgo y es, con 19.989 kilómetros cuadrados, uno de los parques naturales con más extensión del mundo. Para que te hagas una idea, mide 350 kilómetros de norte a sur y 60 kilómetros de este a oeste.

Limita al norte con Mozambique y al este con Zimbabue, de manera más específica, con el Parque Nacional de Limpopo y el Parque Nacional de Gonarezhou. Estos dos parques y el Parque Kruger conforman el llamado Parque Transfronterizo del Gran Limpopo.

Tiene 9 puertas de entrada. De sur a norte son: Crocodile Bridge, Melane, Numbe, Phabeni, Paul Kruger, Orpen, Phalarborwa, Punda Maria y Parufi.

La gestión del parque la lleva a cabo South African National Parks (SANparks), que es un ente público. Dentro del Kruger encontrarás varios campamentos gestionados por SANparks, pero, aunque no hay barreras materiales, también hay zonas privadas en las que se ubican lodges más exclusivos. Es decir, los animales se pueden mover libremente por todo el parque, pero, si no te alojas en uno de estos campamentos privados, no podrás visitar determinadas zonas.

¿Cuándo es mejor hacer un safari en Sudáfrica?

Aunque suene a tópico, siempre es un buen momento para hacer un safari en Sudáfrica, así que puedes dejarte guiar por la conveniencia de tus vacaciones o, simplemente, por los precios de los vuelos.

Si tenemos que hablar de temporadas, has de saber que la temporada seca va de abril a octubre. La ausencia de lluvias se traduce en una vegetación más baja, por lo que los avistamientos son más sencillos. Además, los animales tienden a ir a beber a los llamados waterholes, por lo que es algo más fácil verlos. Aun así, ten en cuenta que si la sequía es demasiado severa (como ha ocurrido en los últimos años), te puede costar más.

Por otro lado, al ubicarse en el hemisferio sur, el invierno sudafricano tiene lugar en los meses de junio, julio y agosto. Las temperaturas mínimas se suelen situar entre los 8ºC y los 11ºC, así que no olvides ir preparado con ropa de abrigo.

Si decides viajar a Sudáfrica durante la época de lluvias, de noviembre a marzo, debes tener en cuenta que es también el momento más caluroso del año. En este caso, deberías evitar las horas de más calor, ya que los animales suelen permanecer dormidos y solo tienden a moverse durante el amanecer y el atardecer. También tienes que tener más cuidado con los mosquitos, ya que tiende a haber más y los casos de malaria son más frecuentes. Como en cada viaje, es importante que consultes con tu médico antes de viajar a Sudáfrica.

Diciembre y enero suelen ser los meses en los que verás a más gente en el parque, ya que son las vacaciones escolares y laborales de los sudafricanos. Ten en cuenta que el Kruger puede estar masificado y que los alojamientos escasean.

¿Cómo llegar al Parque Kruger para hacer un safari?

Para hacer un safari barato en Sudáfrica, lo mejor es que busques vuelos a Johannesburgo y desde ahí vayas por tierra al Parque Kruger. Si ya estás en otros lugares del país, existen varias aerolíneas de bajo coste como FlySafair, Mango o Kukula, que tienen vuelos baratos a Johannesburgo.

Una vez en el aeropuerto, lo mejor es que alquiles un coche. Recuerda reservar con antelación para conseguir mejores precios. Utiliza nuestro buscador de coches de alquiler y encuentra a tu compañero de safari por Sudáfrica.

El trayecto en coche desde Johannesburgo al Parque Kruger dura unas 4,5 horas. Sin embargo, también puedes hacerlo un poco más ameno y hacer una noche en Graskop, base para visitar la Ruta Panorama, uno de los imprescindibles que ver en Sudáfrica. Por supuesto, si estás haciendo un viaje en coche por Sudáfrica, también puedes ir al parque desde otros lugares. Por ejemplo, muchos viajeros acceden por la puerta sur, la de Crocodrile Bridge, después de visitar Esuatini (la anterior Suazilandia).

Aunque hay varios aeropuertos cercanos al parque (el de Skukuza, el de Hoedspruit, el de Nelspruit y el de Mpumalanga), los vuelos son caros y también debes tener en cuenta que tendrás que pagar el transporte hasta tu alojamiento. Por otro lado, también se encarece el viaje, ya que dependerás de las excursiones. Es decir, no podrás hacer el safari por libre.

También existen empresas que hacen servicios de shuttle o de transporte entre Johannesburgo y el Parque Kruger o los lodges cercanos. Los precios se suelen situar entre los 35€ y los 50€ por persona y trayecto. Debes considerar que aquí también tendrás que asumir los costes de los safaris dentro del parque, ya que no dispondrás de vehículo propio.

¿Cuántos días pasar haciendo safari por libre en el Kruger?

No cometas el error de pasar poco tiempo en el Parque Kruger, ¡por favor! Como has visto, tiene una extensión descomunal y el paisaje varía mucho según la zona que estés visitando. Esto también provoca que el tipo de animales y la densidad de ellos vayan variando según vas recorriéndolo con tu coche.

Por regla general, en el sur, al haber más agua, la vegetación es más verde y hay más “depredadores” como leopardos, leones o guepardos. Eso, junto a la gran oferta de campamentos, hace que sea también la parte más masificada, sobre todo, en festivos y vacaciones de los sudafricanos. En el centro, en la zona de Satara, suele haber gran concentración de felinos y el paisaje tiende a ser más seco. Ya por el norte no se encuentra apenas turismo y, aunque no se ven tantos felinos, no es raro ver grandes mamíferos como elefantes o jirafas, así como todo tipo de aves.

Nuestro consejo es que no le dediques menos de 5 noches a tu safari por libre en Sudáfrica. Si puede ser, pasa un mínimo de 7 noches y así podrás hacerte una verdadera idea de lo valioso que es el Parque Kruger y disfrutar de su flora y fauna.

Entradas al Parque Kruger

La entrada al parque para ciudadanos extranjeros cuesta 400 rands (aproximadamente 25€) al día para adultos y 200 rands al día para niños. Se pueden comprar online en la página oficial de SANparks o en las propias puertas del parque.

En el caso de que viajes en pareja y vayas a visitar el parque 6 días o más, te sale a cuenta comprar la Wild Card. Esta es una tarjeta que te permite acceder a la red de Parques Nacionales de Sudáfrica y otras reservas como las de Esuatini durante un año completo. Aún más interesante es si viajas en familia, ya que si sois 2 adultos y 1 niño, la tendrás amortizada en 5 días.

¿Dónde dormir en tu safari en el Parque Kruger?

A la hora de organizar tu safari por libre en el Parque Kruger puedes elegir entre 3 opciones para dormir:

  1. Campamentos gestionados por SANparks: no vayas a imaginar tiendas de campaña simples (aunque también puedes llevarte tu propia tienda), sino que aquí tienes bunganlós, tiendas enormes con camas e, incluso, casas completamente equipadas. Los precios oscilan entre los 20€ del sitio para acampar y los 100€ por las mejores cabañas. A partir de los 35-40€ puedes tener una safari tent (con camas) para 2 personas. A excepción de los llamados campamentos satélite, cuentan con tiendas, restaurantes, barbacoas, cocinas y muchos de ellos también tienen piscina. Estos camps están dentro del parque, pero no tienes por qué preocuparte, ya que están completamente vallados. La reserva tienes que hacerla a través de la web de SANparks y es mejor que lo hagas con meses de antelación, ya que las plazas vuelan.
  2. Campamentos o lodges privados: suelen ofrecer cabañas con mucho más nivel que las de SANparks. No es raro que cada habitación tenga su propia piscina con vistas al parque y, por tanto, la posibilidad de ver fauna desde la habitación. Por supuesto, el precio es considerablemente más alto. Puedes ver ejemplos como este o este.
  3. Hoteles y campamentos ubicados en los alrededores del parque: en el caso de que no queden alojamientos interesantes dentro del parque o sean muy caros, cabe la posibilidad de dormir fuera de las puertas del Kruger. Esto tiene 3 inconvenientes: 1) cada día que entres tendrás que hacer el papeleo de las puertas; 2) tendrás que calcular bien a la hora de salir para no quedarte encerrado o tener que pagar una multa, ya que las puertas cierran a una hora u otra según la época del año; 3) no podrás hacer determinadas excursiones que se organizan desde los campamentos, en concreto los game-drives del amanecer y el atardecer. Tienes ejemplos como este o este.

¿Cómo buscar animales durante un safari en Sudáfrica?

Has conseguido llegar al campamento, vas bien equipado, pero ¿qué viene después?

Tienes varias opciones para disfrutar de la fauna del Parque Kruger, pero, si tu objetivo es hacer un safari barato en Sudáfrica, nuestro consejo es que te decantes por tu propia aventura. Es decir, tu mejor aliado es el coche de alquiler y aprovechar la oportunidad de poder ir por tu cuenta por las carreteras del parque.

Como te contamos arriba, la manera más cómoda y económica de llegar al Parque Kruger es con un coche de alquiler. Aunque depende del tipo de vehículo que escojas, es posible alquilar un coche en Sudáfrica desde 13€ al día. Imagina si compartes el viaje con 3 o 4 personas, ¡es baratísimo! Si el presupuesto no es tanto problema, alquila un coche cómodo y un poco más alto de lo habitual, lo agradecerás en los safaris.

Si lo haces de esta manera, podrás ir conduciendo por las carreteras del parque y buscando animales. Aunque es relativamente sencillo, ya que la cantidad de fauna es descomunal, vamos a darte algunos trucos para que sea aún más fácil:

  • Procura empezar a conducir nada más se abran las puertas y aprovecha también los últimos rayos de sol. Los animales están más activos durante el amanecer y el atardecer. Tienden a estar más estacionarios en las horas de más calor.
  • Compra uno de los mapas que venden en las tiendas del parque, te servirá para guiarte, puesto que será raro que tengas cobertura en el móvil.
  • En los campamentos suele haber un panel en el que la gente pone los avistamientos que se han hecho durante el día. Como curiosidad, en ellos nunca encontrarás a los rinocerontes, por peligro de cazadores furtivos.
  • Pregunta a otros viajeros en los parques o a los coches que veas parados. Quizás no ves los animales a simple vista, pero otras personas los pueden estar viendo.
  • Bájate la aplicación de Latest Sightings. Aquí van avisando de los avistamientos e incluso tienen grupos de Whattsapp en los que la gente comenta en tiempo real.
  • Ten mucha paciencia y conduce despacio. No intentes cubrir grandes distancias. No te desesperes, hay días que verás menos animales, pero la naturaleza manda.

Si no conduces o no te apetece hacerlo en algún momento, también hay maneras de hacer un safari por Sudáfrica sin arruinarte. Los propios campamentos del Parque Kruger ofrecen game-drives, es decir, safaris guiados en sus propios vehículos en los que van explicando curiosidades de la fauna y flora. Suelen durar 3 o 4 horas, pero también hay recorridos más largos o, incluso, safaris a pie. Además, estas excursiones suelen comenzar o extenderse fuera de los horarios de apertura, por lo que tienes la opción de disfrutar de la calma y, por supuesto, más posibilidades de avistar a felinos.

Los precios de los game-drives guiados rondan los 20€ por persona. Puedes consultar la disponibilidad y el tipo de actividad en la página del parque, ya que dependen del campamento en el que te alojes.

La pregunta que te estabas haciendo: ¿cuánto cuesta un safari en Sudáfrica?

Como te hemos estado dando cifras, ya te habrás ido haciendo una idea del coste de un safari barato en Sudáfrica. En realidad, los gastos dependerán mucho de cómo te organices, pero aquí te brindamos ejemplos de costes en un safari por el Parque Kruger de 2 personas:

  • Alojamiento: desde 10€ por persona si duermes en tienda de campaña, desde 20€ si optas por las más cómodas, safari tents.
  • Transporte y gasolina: desde 10€ por persona al día por un coche básico. Si quieres ir más cómodo, puedes destinar 15€ o 20€ por persona a esta partida.
  • Comida: puedes comer en el parque desde 7€ por comida, pero también ahorrarás mucho si cocinas en las múltiples barbacoas o cocinas de los campamentos.
  • Entradas: calcula 25€ al día por persona, aunque será mucho más económico si adquieres la Wild Card.

En definitiva, es posible hacer un safari de bajo coste en Sudáfrica desde 55€ por persona al día. Por supuesto, también puedes gastar hasta 500€ diarios o más, si optas por alojarte en reservas privadas.

Recomendaciones para hacer un safari en el Kruger

  • Sigue las normas de circulación y no le des mucho al acelerador. Existe un límite de velocidad de 50 kilómetros por hora en carreteras asfaltadas y de 40 en carreteras de tierra. Sin embargo, si quieres ver animales, lo mejor es que vayas a 20 kilómetros por hora o menos. Está prohibido salir de las carreteras.
  • Baja un poco la presión de las ruedas del coche. De esta manera tienes menos riesgo de que se pinchen y también dañarás menos los caminos de tierra.
  • Sé respetuoso con otros viajeros y, por supuesto, con los animales. No te pongas delante de otros coches si están viendo algo y, lo más importante, guarda la distancia de seguridad con ellos. Esto es especialmente importante en el caso de los elefantes, que pueden verse intimidados y embestir contra el coche. Por supuesto, tampoco se les puede dar de comer a los animales ni tocarlos.
  • Está prohibido salir fuera del coche a excepción de en las zonas habilitadas para ello. Tampoco se puede sacar el cuerpo por la ventanilla. Si tienes algún problema con el coche, llama al número de emergencia o espera a pedir ayuda a otros conductores, no salgas.
  • No se pueden volar drones.
  • La conexión a Internet es nula o casi nula fuera de los campamentos. La mejor señal telefónica la tiene VODACOM.
  • Tienes que estar dentro del campamento o fuera del parque en los horarios establecidos. Estos varían según la época del año, pero suele ser de 4:30/6:30 a 17:30/18:30. Puedes consultarlos aquí. Fuera de esta horquilla no se puede conducir. Si no cumples los horarios, tendrás que pagar una multa.
  • Haz uso de las gasolineras del parque siempre que puedas. Los precios no son tan altos como podrías creer.
  • Lleva siempre algo para picar en el coche y agua. Vas a pasar muchísimas horas recorriendo las carreteras. En las tiendas del parque se vende de todo, incluso puedes comprar comida y cocinártela en las cocinas o barbacoas.

Qué llevar en la maleta para hacer un safari en Sudáfrica

Ahora que ya sabes todo lo necesario para planificar tu visita al parque Kruger, prepara tu maleta para irte de safari y no olvides estos artículos:

  • Prismáticos: aunque los avistamientos suelen darse relativamente cerca de las carreteras y caminos, nunca viene mal llevar unos. Además, así también podrás apreciar la cantidad de aves que hay en el parque.
  • Tele-objetivo: si te gusta la fotografía, procura llevar al menos un objetivo superior a 200 mm.
  • Ropa de abrigo: puede parecerte que no va a hacer frío, pero no olvides prendas para abrigarte, sobre todo, durante las primeras horas de la mañana y las últimas del día. Esto será realmente importante si quieres hacer game-drives en los jeeps. Además, procura que la ropa sea cómoda, vas a estar muchas horas metido en el coche.

Si se te olvida algo en casa, no te preocupes, en las tiendas del parque tienes infinidad de cosas para comprar. Desde tazas para mantener el café caliente durante tus horas recorriendo las carreteras del parque hasta repelente de insectos. Además, no olvides echar un vistazo a este artículo en el que te damos pistas para hacer tu maleta para un safari.

Otros parques interesantes para hacer safari en Sudáfrica

Aunque, por la cantidad de avistamientos que se suelen dar, la facilidad de llegar y sus buenos precios, nos hemos centrado en el parque Kruger, hay muchísimos destinos para hacer un safari barato en Sudáfrica. Otros parques naturales recomendados son:

  • Kgalagadi Transfrontier Park: majestuoso parque con una extensión de 38.000 kilómetros cuadrados perteneciente a Sudáfrica, Namibia y Bostsuana. En su parte sudafricana no te faltarán gatos salvajes africanos, hienas marrones, chacales y caracales.
  • iSimangaliso Wetland Park: precioso parque en el que destaca su estuario lleno de hipopótamos.
  • Hluhluwe-Imfolozi Park: aquí tendrás la posibilidad de ver, con casi toda seguridad, rinocerontes negros y, con suerte, a los esquivos rinocerontes blancos.
  • Addo Elephant National Park: conocido por su enorme población de elefantes africanos.

¿Sientes la llamada de África? No te pierdas estos artículos y decide tu próximo destino:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa