Noticias Todo lo que necesitas saber para viajar en furgoneta por Nueva Zelanda sin volverte loco 🇳🇿

Todos los artículos

Todo lo que necesitas saber para viajar en furgoneta por Nueva Zelanda sin volverte loco 🇳🇿

Descubre el país de “El Señor de los Anillos” con la casa a cuestas gracias a estos consejos.

Lo has decidido, tu próxima gran aventura está en nuestras antípodas y piensas descubrirla de la mejor manera posible. Viajar en furgoneta por Nueva Zelanda es, además de la forma más cómoda de hacerlo, casi un juego de niños. Se trata del país más preparado del mundo para la furgoneta, con cientos de campings, espacios habilitados para pernoctar, lavabos y duchas públicas e, incluso, aplicaciones móviles en las que los usuarios dejan reseñas sobre ellos. Imagínate despertarte frente a un lago glaciar, comer junto al volcán o irte a dormir y que en la ventana solo contemples algunos de los cielos más puros que hayas visto en tu vida. Todo esto y muchísimo más es posible en Nueva Zelanda, y en Skyscanner vamos a darte toda la información que necesitas para descubrir (sin volverte loco) los paisajes de infarto con los que empezaste a soñar cuando viste “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”.

Sigue leyendo y descubre con nosotros cómo viajar en furgoneta por Nueva Zelanda: datos prácticos, consejos y la ruta perfecta.

Primeros pasos para organizar tu viaje por Nueva Zelanda en furgoneta

Antes de ponerte a buscar vuelos a Nueva Zelanda, lo primero que tienes que pensar es en qué momento te apetece descubrir sus paisajes. Considerando que se trata de un viaje muy centrado en actividades al aire libre, son muchos los viajeros que prefieren empezarlo cuando no hace tanto frío. Nueva Zelanda se ubica en el hemisferio sur, por lo que las estaciones se dan de manera inversa a la nuestra. Es decir, la primavera ocurre entre septiembre y diciembre, el invierno entre diciembre y marzo, y el otoño entre marzo y junio.

De la misma manera que en España, los precios se incrementan durante el verano, que es cuando los neozelandeses tienen vacaciones laborales y escolares. También es cuando encontrarás más gente en los campings y los senderos.

Por todo ello, a menos que seas un apasionado de los deportes de invierno y quieras disfrutar de la nieve, nuestro consejo es que planifiques tu viaje a Nueva Zelanda en furgoneta para octubre, noviembre, febrero y marzo. En estos meses no hace tanto frío y los precios serán más contenidos.

Cuando ya tengas claro el momento en el que quieres viajar, abre el buscador de Skyscanner y comienza a ponerle fecha a tu aventura. Los dos aeropuertos principales de Nueva Zelanda son el de Auckland, en la isla Norte, y el de Christchurch, en la isla Sur. La mayoría de los viajeros deciden hacer una ruta circular que empieza en una de estas dos ciudades y acaba en otra, pero eso no significa que tengas que buscar vuelos a España dejándote guiar por ello. Nuestro consejo es que busques vuelos de ida y vuelta a Auckland y que reserves un vuelo con una de las aerolíneas low cost que cubre la ruta entre Christchurch y Auckland.

Una buena idea es utilizar la herramienta “mes completo”, con la que puedes “jugar” a ver qué día es más económico. En el caso de que tengas claro cuándo volar, intenta reservar con antelación o crear una alerta de precios para que te avisemos cuando el vuelo que te interesa baja de precio.

El siguiente paso de tu aventura neozelandesa es hacerte con tu compañera de viaje inseparable: la furgoneta. Hay decenas de empresas dedicadas al alquiler de furgonetas y caravanas, por lo que podrás encontrar muchos tipos y precios. En general, podemos hablar de las siguientes ventajas e inconvenientes según el tipo de vehículo:

  • Coche: es más barato y suele consumir menos gasolina, pero al no tener cocina ni espacio para dormir, te hace pagar alojamiento y comer en restaurantes.
  • Furgoneta: más cara que el coche, pero llevas la casa a cuestas y, por tanto, ahorras en hoteles y comida.
  • Autocaravana: es el máximo confort, pues suelen tener baño, ducha y más comodidades. Es una opción genial si sois más de 2 personas viajando.

Por ubicarse en un término medio entre el coche y la caravana, creemos que la mejor manera de viajar a Nueva Zelanda es en furgoneta. Pero, por supuesto, también existen diferentes tamaños y variantes, según tu presupuesto.

La diferencia fundamental en las furgonetas es si es self-contained o no, es decir, si tiene depósito para aguas grises, baño portátil, fregadero y basura. Estas características hacen que el vehículo tenga una pegatina de color azul que faculta a pernoctar en más zonas gratuitas de Nueva Zelanda. Por supuesto el alquiler de furgonetas self-contained es más caro, así que tendrás que valorar qué te sale más a cuenta.

Por otro lado, nuestro consejo es que no te duermas en la búsqueda, sobre todo, si viajas en temporada alta. Gran parte de tu presupuesto se irá en el alquiler de tu furgoneta para Nueva Zelanda y las más económicas son las más demandadas.

Documentación necesaria en un viaje a Nueva Zelanda

Seguro que ya lo habías previsto, pero para viajar a Nueva Zelanda necesitarás llevar el pasaporte y que este tenga validez no inferior a un mes en el momento de salir del país.

Puedes permanecer en Nueva Zelanda durante 3 meses sin necesidad de visado, pero desde el 1 de octubre de 2019 se requiere la Autorización Electrónica para Viajar (NZeTA). Esta se tiene que hacer online y con antelación suficiente, ya que puede tardar en ser procesada hasta 72 horas. Para ello, puedes hacerlo a través de su página web por NZD $12 o bajándote la app (para iOs y para Android) por NZD $9. Sin esta autorización no podrás embarcar en tu vuelo a Nueva Zelanda.

Además, al mismo tiempo que aplicas por la NZeTA, tendrás que pagar NZD $35 en concepto de tasa turística y de conservación (IVL).

Por otro lado, ya que el objetivo de este viaje es recorrer Nueva Zelanda en furgoneta, necesitarás un documento válido para conducir. En el caso de tener un permiso de conducir español, tienes que saber que este es válido durante 12 meses desde que llegas, pero tiene que ir acompañado por una traducción al inglés hecha por una empresa autorizada por la New Zealand Transport Agency o una Embajada o Consulado español. Para evitar esto, lo más sencillo es obtener en España el permiso internacional de conducir en cualquier Jefatura Provincial de Tráfico. Pide cita previa o solicítalo por Internet y luego pasa a recogerlo. Tienes ambos trámites explicados en esta página.

En todas las empresas de alquiler de furgonetas te requerirán ambos permisos: el internacional y el español. Además, la multa por conducir sin ellos va de 400 a 1.000 dólares neozelandeses.

Dinero y tarjetas

El pago con tarjeta está completamente extendido por Nueva Zelanda, pero nunca está de más llevar algo de efectivo para pequeñas compras. Así, lo mejor es llevar alguna de estas tarjetas, que te ahorrarán comisiones tanto al pagar en divisa diferente a euro como al sacar dinero de los cajeros automáticos.

Aplicaciones móviles útiles para viajar en furgoneta por Nueva Zelanda

Viajar por Nueva Zelanda en furgoneta es extremadamente fácil, pero hay aplicaciones móviles que te facilitarán aún más la vida. Campermate será la app que más uses, sin duda alguna. Es una auténtica biblia de un road trip por Nueva Zelanda. En ella no solo encontrarás todos los campings que existen, cuánto valen y opiniones de otros viajeros, sino que también podrás ver baños públicos, duchas, redes wifi, información sobre el estado de las carreteras, sitios de interés, restaurantes… ¡Todo lo que se te ocurra! Funciona con Internet, pero también puedes descargarte los mapas y consultarlos offline.

También merece mucho la pena que descargues Maps.me y Gaspy. Esta última es imprescindible si quieres ahorrar un poco en tu recorrido en furgoneta por Nueva Zelanda, ya que te indica el precio actualizado de la gasolina en las estaciones de servicio de todo el país. Créenos, con tantos kilómetros por delante, te va a venir de maravilla. Además, recuerda poner tu móvil a punto con estas apps que te aconsejamos para cualquier viaje.

Lugares habilitados para dormir con tu furgoneta

Una de las cosas más importantes que tienes que saber a la hora de planificar un viaje por Nueva Zelanda en furgoneta es que no se puede pernoctar en cualquier sitio. Existe una regulación que indica qué zonas están permitidas para ello fuera de los campings. Además, en la mayoría de los casos, solo es posible dormir en esas áreas habilitadas gratuitas si tu furgoneta es self-contained, es decir, si tiene una autorización porque posee depósito de aguas grises y otras características. En la aplicación de Campermate podrás ver cuáles son las zonas permitidas y para qué tipo de vehículos.

En estas áreas solo encontrarás instalaciones muy básicas: algunas mesas, contenedores de basura y, con suerte, baños. Si quieres más comodidades, en Nueva Zelanda hay muchísimos holiday parks (campings) con cocina, duchas con agua caliente, red wifi y enchufes para que puedas cargar las baterías de tu furgoneta. Los precios oscilan entre los NZ $40 – $60, según el tipo de plaza que elijas y su calidad.

Si nos permites un consejo: procura llegar pronto a los campings, sobre todo a los gratuitos y los más económicos. Esto es especialmente importante en temporada alta y festivos nacionales.

Conducir en Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda se conduce por la izquierda y, además, las carreteras son un poco diferentes a las europeas. Por ejemplo, la mayoría de ellas solo tienen un carril para cada sentido y tendrás que esperar a que aparezca un arcén o carril para adelantar. También tienes que tener precaución en los puentes, ya que muchos de ellos son de una sola dirección y tendrás que esperar a que pase otro coche.

A no ser que las señales estipulen otra cosa, el límite de velocidad en carretera es de 100 kilómetros por hora y 50 kilómetros por hora en ciudad. Por otro lado, a excepción de los alrededores de Auckland, no suele haber peajes. Aun así, en esta página web encontrarás toda la información sobre los tramos de pago.Conduciendo con precaución y paciencia, y respetando las normas viales no tendrás ningún problema en tu viaje por Nueva Zelanda en furgoneta. Los neozelandeses son buenos conductores y raras veces ocurren accidentes graves.

Recomendaciones para explorar el país de “El Señor de los Anillos” a tu aire

Sigue leyendo y descubre más consejos para que tu viaje en furgoneta por Nueva Zelanda sea coser y cantar:

  • Ten cuidado a la hora de aparcar tu furgoneta en las ciudades, ya que en la mayoría de casos las plazas de aparcamiento son de pagos y tienen un horario restringido.
  • No hace falta que vayas cargado con mucha ropa, en cada camping encontrarás lavadoras y secadoras. Además, en todas las ciudades neozelandesas hay lugares para hacer tu colada por un par de dólares.
  • Para cargar tus dispositivos y las baterías de la cámara, si tu furgoneta no está conectada a la electricidad o en movimiento (y no puedes utilizar el mechero), puedes usar los enchufes de los campings o recurrir al truco de pasar un par de horas en restaurantes de comida rápida como McDonald’s o Burger King.
  • Comer en restaurantes sale bastante caro, así que un truco para ahorrar en esta ruta por Nueva Zelanda en furgoneta es hacer el máximo uso posible de tu cocina y comprar en supermercados. Los más económicos son PAK’N SAVE y New World. Además, el agua del grifo es potable.
  • Procura llevar el depósito de gasolina lleno, sobre todo, si vas a alejarte mucho de grandes ciudades. Aunque te parezca raro, en Nueva Zelanda no hay tantas gasolineras.
  • Si no tienes ducha en la furgoneta, ¡no te preocupes! En todos los campings hay duchas, pero también vas a poder hacer uso de la mayoría de las ubicadas en las piscinas públicas por un par de dólares.
  • Para estar conectado, puedes comprar una tarjeta SIM de la compañía SPARK, que es la que tiene más cobertura en todo el país. Además de tu paquete de datos, esta te permite utilizar 1 giga gratis al día de la red wifi de sus cabinas telefónicas. Si quieres ahorrar, puedes conectarte a la red de los campings, cafeterías, restaurantes, supermercados o los centros de información iSite.
  • Haz check-in online de tu furgoneta en la página web de la compañía de alquiler que hayas elegido. Es posible que puedas ahorrar varias horas en el proceso de recoger tu furgoneta.
  • Aunque las furgonetas suelen venir equipadas, si necesitas utensilios de cocina extra o algunos básicos, podrás encontrarlos mucho más económicos en las tiendas de The Warehouse o Salvation Army.
  • Contrata un buen seguro de viajes. Esto es especialmente importante en Nueva Zelanda, ya que la sanidad privada es una de las más caras del mundo.

La mejor ruta por Nueva Zelanda en furgoneta de 20 días

Tienes los vuelos y la furgoneta, has estudiado todas nuestras recomendaciones, pero… ¿A dónde voy? Sigue leyendo porque vamos a diseñarte la que creemos que es la mejor ruta por Nueva Zelanda en furgoneta, la que descubre todos sus imprescindibles en 20 días.

Puedes verla de una manera más gráfica en este mapa.

Si tienes menos tiempo o quieres otras sugerencias, echa un vistazo a los 10 mejores viajes por carretera de Nueva Zelanda.

La isla Norte: hobbits, volcanes y aguas termales

La mayoría de los viajeros acaban perdidamente enamorados de la isla Sur, pero el norte de Nueva Zelanda tiene lugares increíbles que explorar como los que te vamos a contar a continuación. Aquí tienes una planificación de lo que puedes hacer en tu ruta en coche por Nueva Zelanda día por día:

Día 1: llegada a Auckland, paseo por la ciudad, visita al Monte Edén y combatir el jet lag.

Día 2: recogida de la furgoneta y conducción hacia la península de Coromandel. Esta pequeña extensión de la isla Norte te sorprenderá con sus frondosos bosques, la famosa playa de Cathedral Cove (popularizada por ser uno de los escenarios de “Las Crónicas de Narnia”) y las aguas termales de Hot Water Beach.

Día 3: dirígete a Matamata, donde se encuentraHobbiton Movie Set, lugar de rodaje de las trilogías de “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”. Aunque no seas un fan empedernido, confía en nosotros, la visita guiada te encantará. Reserva tus entradas con antelación, ¡vuelan! Después, conduce hasta las cuevas de Waitomo, unas grutas subterráneas donde alucinarás con las larvas luminiscentes. Si no estás muy cansado, puedes dirigirte a Rotorua para hacer noche.

Día 4: descubre los géiseres, piscinas de lodo y demás efectos del poder de los volcanes en Rotorua y el vecino parque geotermal Wai-O-Tapu. Después, conduce con tu furgoneta por Nueva Zelanda hasta llegar a Taupo y contemplar su lago. Aquí puedes optar por el plan relajante (bañarte en las aguas termales) o uno mucho más fuerte (saltar con paracaídas, es uno de los sitios más bonitos y baratos del mundo).

Día 5: prepara las piernas, hoy te espera uno de las rutas de senderismo más bonitas del mundo, el Tongariro Alpine Crossing. Si eres fan de Gollum, te emocionarás al ver Mordor tan de cerca.

Día 6: conduce para postrarte a los pies de uno de los volcanes más bonitos de Nueva Zelanda, el Taranaki. Si los cuádriceps no te duelen mucho, puedes hacer algunas de las rutas para acercarte a la cima. En el caso de que tu cuerpo te pida descanso, puedes hacer alguna ruta fácil por los bosques de Whanganui.

Día 7: pasea por la capital de Nueva Zelanda, Wellington, y no olvides visitar el mejor museo del país: Te Papa. Si tienes tiempo, puedes visitar el frondoso Kaitoke Regional Park, donde se grabaron las escenas de Rivendell y la Casa de Elrond de “El Señor de los Anillos”.

Día 8: cruza hacia la isla Sur en ferri y dirígete hacia Motueka, la puerta de entrada al Abel Tasman National Park, donde se encuentran las mejores playas de Nueva Zelanda.

La isla Sur: glaciares, fiordos y lagos

Prepárate para descubrir los paisajes que han hecho a Nueva Zelanda uno de los mejores destinos de naturaleza del mundo.

Día 9: explora el Abel Tasman National Park. En él podrás hacer senderos preciosos para disfrutar de sus playas y naturaleza, ver colonias de leones marinos y los diminutos pingüinos azules.

Día 10: nos adentramos en la isla Sur de Nueva Zelanda en furgoneta para disfrutar de una de las formaciones rocosas más raras del mundo: las Pancake Rocks. Rápidamente entenderás el porqué de su nombre. Continúa por la SH6, una carretera que te maravillará con su naturaleza.

Día 11: ¡día de glaciares! Explora los fabulosos macizos de hielo de la West Coast: el Fox y el Franz Josef. Si el presupuesto no es problema, tienes hasta excursiones en helicóptero para caminar sobre ellos. En ruta hacia el sur, no dudes en parar en las preciosas Blue Pools.

Día 12: llega a Wanaka para fotografiar el árbol más famoso del mundo y estirar las piernas haciendo el popular sendero de Roy’s Peak. Si no has tenido bastante por hoy, puedes dar un paseo por Queenstown, una de las ciudades más agradables de Nueva Zelanda. No te vayas sin probar las conocidas hamburguesas de Ferburger.

Día 13: duerme junto al lago Wakatipu y conduce hasta Glenorchy disfrutando de las vistas. Aquí podrás dar un paseo y admirar el paisaje o, si eres tan fan como nosotros, ver el lugar en el que se recreó la oscura fortaleza de Isengard, de “El Señor de los Anillos”. Después, pon dirección a Milford Sound y alucina con la belleza de esta carretera.

Día 14: navega por el fiordo más popular de Nueva Zelanda, Milford Sound, u opta por la alternativa menos conocida, Doubtful Sound. Elijas lo que elijas, te enamorará.

Día 15: explora la región de The Catlins, Nueva Zelanda en todo su esplendor. Aquí te esperan cascadas, miradores, faros, pingüinos, focas, leones marinos, delfines, playas…

Día 16: pasea por Dunedin, conocida como ser la Edimburgo de Nueva Zelanda, y da un salto a la península de Otago, donde, con suerte, podrás avistar a los esquivos pingüinos de ojos amarillos.

Día 17: en ruta hacia el interior de la isla Sur, una de las paradas más curiosas de tu ruta en furgoneta por Nueva Zelanda es la de las Moeraki Boulders, unas rocas que parecen de otro planeta. Si llegas pronto y hace buen tiempo, después de enamorarte del color del lago Pukaki, aprovecha para hacer el Hooker Valley Track. Este sendero de poca dificultad te llevará a los pies del Monte Cook, la montaña más alta de Nueva Zelanda.

Día 18: descubre la belleza de los lagos Tekapo y Pukaki. Tienes un montón de senderos y carreteras alrededor de ellos en los que hacer ilimitadas paradas.

Día 19: ponte en ruta a Christchurch para acabar uno de los viajes de tu vida. Si te ha sobrado tiempo, te aconsejamos conducir hasta Kaikoura, hogar de cientos de cachalotes, ballenas y delfines.

Día 20: da un paseo por la ciudad más importante de la isla Sur, deja a tu fiel compañera en la compañía de alquiler y coge un avión hacia Auckland. ¡Kia ora, Nueva Zelanda!

¿Necesitas más inspiración? Sigue leyendo si te gustan los viajes por carretera tanto como a nosotros:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa