Noticias Vacaciones en familia: Mallorca con niños

Todos los artículos

Vacaciones en familia: Mallorca con niños

¡Visita Mallorca este verano!

¿Has visto ya el anuncio de Estrella Damm de este verano? Te guste o te disguste, no puedes negar que motiva (¡y mucho!) a irse de viaje, y aún motiva más a visitar Mallorca este verano.

Si tienes familia y quieres pasar unas vacaciones inolvidables con tus hijos, lo mejor es establecerse en un campamento base y alquilar un coche para desplazarse, ya que la isla es grande pero en un día (largo, eso sí) se puede ir de punta a punta sin problemas.

A continuación te presentamos una selección de los mejores sitios para visitar con niños:

1. Playas

playa mallorca

La playa de Es Trenc, situada al sureste de la isla, es ideal para niños: arena blanca y agua turquesa hasta las rodillas durante 45 metros antes de hundirse. También es ideal para padres, ya que cuenta con un bar donde relajarse mientras los niños juegan sin peligro de ahogarse. Y como no hay ningún hotel a pie de playa, no está tan masificada. Otras playas aptas para niños son Cala Santanyi, Cala Ratjada o Cala Millor.

2. Agroturismo

Si quieres huir de los complejos hoteleros y prefieres alojarte en un ambiente rural en medio de la naturaleza, el agroturismo es la mejor elección. Muchos establecimientos tienen pequeñas granjas con animales y cultivan sus propias hortalizas. Además, suelen ser mucho más lujosos y cómodos que según qué hotel. Por poner un ejemplo, el Hotel Llenaire, en Puerto de Pollensa, ofrece paquetes para familias que incluyen menús y alojamiento personalizados según las necesidades.

3. Marineland

A los niños les encantan los parques acuáticos y aunque desde fuera parezca algo pequeño, dentro hay diversión para todo el día. Delfines, leones marinos, tiburones, papagayos, aves exóticas, reptiles, pingüinos o pelícanos son algunas de las especies que se pueden observar en este parque situado en la Costa d’en Blanes, cerca del aeropuerto de Palma de Mallorca.

4. Helados y un viaje al pasado en Sóller

¿A qué niño (y adulto) no le gustan los helados? Aquí podrás saborear un helado natural, elaborado con los mejores ingredientes de Mallorca. El producto estrella es el sorbete de naranja o limón, hecho con zumo recién exprimido de los cítricos del valle de Sóller. Y para viajar al pasado, el tren de Sóller, que comunica con la ciudad de Palma de Mallorca desde 1912. Son 27 kilómetros de vía estrecha cruzando paisajes de ensueño y la Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad.

catedral Palma.jpg

5. Palma y la catedral

Si los niños no son muy pequeños, Palma es una ciudad fascinante. No hay que perderse la visita a Sa Seu, la impresionante catedral. Y si sois madrugadores y cruzáis el mercado de camino a ella, los niños alucinarán con los ejemplares de pescado, los colores de las frutas y hortalizas y la apetecible sobrasada. Además, paseando por las bonitas calles de Palma descubriréis maravillas arquitectónicas y alguna que otra tienda de juguetes.

6. Recordando a Chopin en Valldemossa

Este pueblo es uno de los más encantadores de la isla y vale la pena visitarlo, siempre que no te marees mucho porque las curvas de la carretera traen tela. Tiene un encanto especial que le infieren sus calles estrechas y empinadas. La principal atracción es la Cartuja, donde se alojaron Chopin y George Sand. Él compuso allí sus Preludios Op. 28 y ella escribió «Un invierno en Mallorca». El piano que tocó sigue allí. Y por supuesto no puedes irte sin probar la coca de patata, el delicioso emblema de Valldemossa.

7. Estimular la imaginación en las cuevas del drac

Si los niños no son muy pequeños vale la pena visitarlas, siempre que no vayas con un cochecito porque hay escaleras y otros obstáculos. Estas cuevas están en Porto Cristo y son impresionantes. Es una oportunidad ideal para estimular la imaginación de los más pequeños y hacerles decir a qué se parecen las formaciones de roca. Y si nunca han visto estalactitas y estalagmitas, alucinarán.

8. Poblado talaiótico de Ses Païsses

Está situado en el término municipal de Artá, en el noreste de Mallorca, y es el conjunto arqueológico más importante de la zona. Está a menos de 1 km del núcleo urbano y se emplaza en lo alto de una colina, en medio de un bosque de encinas. Es una buena oportunidad para que los niños aprendan que hace muchísimos años esta tierra ya estaba habitada.

9. Reserva Puig de Galatzó

Es el lugar ideal para un día de excursión y descansar un poco de la playa. Aquí encontrarás naturaleza en estado puro. Se puede hacer una excursión de 3,5 km entre encinas y cascadas y disfrutando de la vegetación y la fauna autóctona. También hay piscinas, una zona de barbacoa y un espectáculo de aves rapaces genial.

10. Mallorca desde el aire

Para las familias más aventurera y atrevidas, nada mejor que una excursión en globo, siempre que los niños sean mayores de 4 años, edad mínima para poder realizar la actividad. Podrás participar en el montaje del globo en el que volarás y disfrutar de un día de emoción que siempre recordarás.

Si estás preparando una escapada a Mallorca, estos artículos te darán ideas:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. ¡Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa