El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias Viajar a Egipto por libre: ruta de 7 o 10 días 🇪🇬

Todos los artículos

Viajar a Egipto por libre: ruta de 7 o 10 días 🇪🇬

Descubre todo lo necesario para organizar tu viaje a Egipto: información práctica e itinerarios para 7 o 10 días.

Egipto, donde todo comienza. ¿Quién no ha soñado alguna vez con visitar la civilización del mundo antiguo? Pirámides, jeroglíficos, momias, faraones, tumbas por descubrir… Viajar a Egipto es casi una obligación y, desde luego, un verdadero placer. Como ya te contamos en qué ver en Egipto, en Skyscanner somos unos enamorados de este país, así que hemos decidido facilitarte tu vida viajera y vamos a darte algunos consejos prácticos e itinerarios modelo para que puedas organizar tu recorrido por la tierra de los faraones sin volverte loco.

Sigue leyendo y aprende cómo preparar los mejores viajes a Egipto con nosotros.

Viajes a Egipto: 7 o 10 días

Si quieres ver los imprescindibles de cualquier viaje a Egipto es fundamental que traces una buena ruta que dedique tiempo suficiente a cada uno de ellos. Lo primero que tienes que considerar es que la mayoría de los viajes a Egipto tiene como columna vertebral el río Nilo, que cruza el país de norte a sur y en el que se asientan sus ciudades más importantes: Alejandría, El Cairo, Luxor y Asuán.

Para hacer una ruta por Egipto que incluya los principales destinos turísticos, te recomendamos dedicar al menos una semana de tus vacaciones. Podrás hacer un recorrido clásico por los templos más importantes, las pirámides y visitar algo de El Cairo. Un buen colofón de cualquier viaje a Egipto es visitar alguno de los destinos del mar Rojo, que guarda algunos de los mejores fondos marinos del planeta. Si eres buceador o si, simplemente, quieres tumbarte a la bartola y disfrutar de sus playas, considera al menos 10 días para tu ruta por Egipto.

Si tienes aún más días, recuerda echar un vistazo al apartado final, que hemos llamado “Alternativas a esta ruta por Egipto”.

Nosotros hemos decidido hacer este itinerario por Egipto comenzando por El Cairo y, después, por Lúxor, pero también podría invertirse el orden. Es decir, podrías volar directamente a Asuán, hacer un crucero por El Nilo desde aquí a Lúxor y acabar explorando la capital. Para hacer el mejor viaje por Egipto para ti, es recomendable que compares los horarios de los vuelos y diferentes transportes y así ordenar los destinos para maximizar tu tiempo.

Además, debes saber que viajar a Egipto por tu cuenta es totalmente posible. Aunque es recomendable contratar algunas excursiones, sobre todo, para ver los templos o algunos lugares de importancia arqueológica y así entender mejor lo que estás visitando, lo cierto es que Egipto es un país con una industria turística perfecta para que puedas organizar un viaje por tu cuenta y ahorrar dinero reservando tú mismo vuelos y hoteles.

Sin más, continúa con nosotros y descubre cómo viajar a Egipto.

El Cairo – 2 días

Casi todos los viajes a Egipto comienzan por su enorme capital, El Cairo. Esta inmensa urbe en la que parece que no existe el orden es, en realidad, una buena introducción para todo lo que está por llegar. Empieza visitando el Museo Egipcio, que te ayudará a familiarizarte con la enorme e intricada historia de esta civilización. No lo menosprecies y dedica al menos 3 horas a pasear por sus salas, en ellas podrás ver tesoros como los de la tumba de Tutankamón.

Después, puedes perderte por las laberíticas calles del bazar Jan el-Jalili y empezar a dominar la técnica del regateo, que te servirá mucho para viajar por Egipto. Descubre la Ciudadela de Saladino y la Mezquita de Muhammad Alí y, si aún te sobra tiempo, puedes acercarte al barrio copto, donde se encuentra la Sinagoga de Ben Ezra.

El segundo día de tu viaje a Egipto puede ser uno de los más especiales, pues puedes dedicarlo a hacer un recorrido por Giza. Aquí se encuentra una de las 7 maravillas del mundo antiguo y uno de los lugares turísticos más visitados del mundo: las pirámides de Keops, Kefren y Micerinos. Será difícil creer que tienes más de 5.000 años de historia delante de ti, pero aún siguen ahí, casi intactas. No muy lejos te espera la Gran Esfinge, un monumento que parece representar al faraón Kefrén y que tenía como objetivo proteger todo el recinto.

Una buena idea para aprovechar al máximo este día de tu viaje a Egipto es combinar esta visita con la de la Pirámide Roja y la Pirámide Inclinada de Dhashur, la Pirámide Escalonada de Zoser en Saqqara y Menfis.

Lúxor – 2 días

La manera más cómoda de llegar a Lúxor es tomando un vuelo desde El Cairo. Una vez dejes las maletas en el hotel, te sugerimos desviarte un poco del sendero más turístico de cualquier viaje por Egipto y hacer una visita a 3 lugares menos visitados: el Templo de Ramsés II, el Templo de Seti I y el Valle de los Nobles.

A la mañana siguiente, hazte el auto regalo de volar en globo sobre Lúxor, uno de los mejores sitios para hacer esta actividad. Podrás divisar desde las alturas el Valle de los Reyes y los templos de Lúxor, Karnak y Hatshepsut. Aunque estos los visitarás más adelante, verlos desde las alturas mientras contemplas el amanecer, será una de las sensaciones que más te gustarán de este viaje por Egipto.

Después de esa fabulosa experiencia y un buen desayuno reponedor, es hora de embarcar en tu crucero por El Nilo, una travesía que te llevará a recorrer los principales enclaves históricos en los viajes a Egipto.

Templo de Luxor en Egipto

Crucero por el Nilo – 3 días

Aunque no es imprescindible, una de las mejores maneras de viajar por Egipto es en una motonave por el río Nilo. Este es el nombre con el que se conocen las embarcaciones para hacer un crucero durante varios días. La mayoría de los cruceros por El Nilo hacen la ruta que va entre Lúxor y Asuán parando en lugares de interés histórico. Además de disfrutar de los paisajes de este río milenario desde tu camarote, las visitas se hacen acompañados por un guía, lo que hace mucho más interesante el recorrido.

Lo más común es que el crucero de Lúxor a Asuán dure 5 días y 4 noches, mientras que si lo haces en sentido contrario (de Asuán a Lúxor) solo pernoctes en el barco 3 noches. Así que lo más recomendable es que leas el programa de cada uno y las visitas que incluye. En cualquier caso, asegúrate de que vas a visitar estos lugares, imprescindibles en todos los viajes a Egipto:

  • Templo de Lúxor: este es el segundo templo más importante de tu viaje a Egipto. Dedicado a Amón, el dios del viento, y mandado a construir por el faraón Ramsés II, en él se encuentra la espectacular Avenida de las Esfinges y un obelisco de 25 metros de altura, el hermano del que se encuentra actualmente en París.
  • Templo de Karnak: un conjunto de maravillosas construcciones erigidas por faraones durante más de 2.000 años que no pueden faltar en tu viaje a Egipto. ¿Sabías que permaneció oculto bajo la arena durante más de 1.000 años? Aunque este templo te enamorará a primera vista, no puedes perderte la sala hipóstila, un espacio de más de 5.000 metros cuadrados y 134 columnas que todavía permanecen en pie.
  • Valle de los Reyes: en esta necrópolis cerca de Lúxor se encuentran muchas de las tumbas de los faraones del llamado Imperio Nuevo, incluyendo la reina-faraona Hatshepsut. La visita del Valle de los Reyes suele incluir 3 tumbas y, si tienes curiosidad, también podrás entrar a ver la de Tutankamón. Te sorprenderás con lo bien conservados que están los murales de las tumbas, aún después de los saqueos que han sufrido a lo largo de la historia.
  • Templo de Hatshepsut: “la maravilla de las maravillas”, este templo funerario fue construido en honor al dios del sol, Amon-Ra. Además de su maravillosa arquitectura, en él se pueden ver los relieves que cuentan la historia del nacimiento de Hatshepsut, la primera reina-faraón.
  • Colosos de Memnón: situados también en Lúxor, estas dos enormes estatuas gemelas de piedra representan al faraón Amenhotep III.
  • Templo de Edfu: a medio camino entre Lúxor y Asuán se localiza este templo dedicado al dios halcón Horus y es uno de los más grandes de Egipto. En él podrás disfrutar de preciosos jeroglíficos, que, aunque estuvieron siglos sepultados por el lodo, aún se pueden observar maravillosamente conservados.
  • Templo de Kom Ombo: impresionante y curioso templo dedicado a dos dioses, el dios Sobek y el dios Haroeris. Con todos los componentes propios de un templo realizados por partida doble, en él también encontrarás un curioso museo de cocodrilos momificados.
  • Templo de Filae: ubicado ahora en una pequeña isla en el corazón del Nilo, este templo dedicado a la diosa Isis, la diosa del amor, fue trasladado hasta aquí antes de la construcción de la presa de Asuán, para que no lo cubriese el agua.
  • Abu Simbel: si todos los templos anteriores te han parecido increíbles, este será la guinda del pastel de tu viaje a Egipto. Lo componen dos templos excavados en la roca, siendo la fachada del templo dedicado a Ramsés II la más impresionante. Además de su precioso exterior, los relieves de su interior, dedicados a Ramsés II y a su esposa Nefertari, son algunos de los más bellos de Egipto. Puesto que están a unos 250 kilómetros al sur de Asuán, es común que tengas que contratar una excursión “extra” y levantarte a horas intempestivas (alrededor de la 1:30 de la madrugada) para alcanzarlo. Aun así, te prometemos que merece muchísimo la pena.

Asuán – 1 día

Una vez desembarques de la motonave, puedes aprovechar para hacer algunas visitas adicionales desde Asuán. Por ejemplo, puedes darte un paseo por el Bazar de Asuán, conocer el Museo de Nubia, ver el Obelisco Inacabado o conocer la Presa de Asuán.

Mar Rojo – 2 días

Ahora que ya conoces los principales lugares de cualquier viaje por Egipto, ¿qué tal si lo combinas con unos días en una de sus maravillas naturales? El mar Rojo es uno de los mejores destinos del mundo para hacer buceo. En sus fondos podrás encontrar enormes superficies de coral pobladas por todo tipo de fauna marina, pero también los restos de naufragios como el Thistlegorm, un carguero de la II Guerra Mundial.

Los 3 lugares más populares para hacer base en el mar Rojo son Hughada, Sharm el-Sheij y Dahab. Mientras que los dos primeros están orientados a un tipo de turista que busca resorts a todo lujo, el tercero te gustará más si buscas un ambiente más mochilero y mejor relación calidad-precio. Además, las playas en Dahab son más bonitas, por si no te apetece estar todo el día enchufado al tanque de aire. Podrás llegar fácilmente a Dahab en taxi desde Sharm el-Sheij o en bus desde El Cairo.

Para aquellos a los que les gusten los sitios aún más recónditos, pueden decantarse por Marsa Alam, desde donde también podrás conocer los fondos marinos del mar Rojo.

¿Listo para volver a casa? Toma un vuelo desde Sharm el-Sheij o Hurghada hasta El Cairo y disfruta del recuerdo de este mágico viaje a Egipto.

Alternativas a esta ruta por Egipto

¿Quieres viajar a Egipto más tiempo? No te preocupes, ¡no te aburrirás! Además de hacer un viaje más relajado, dándole más tiempo a los destinos que te hemos señalado, un buen lugar para ampliar la ruta es Alejandría. Esta ciudad, con nombre en honor a Alejandro Magno, es la segunda más importante de Egipto y en ella todavía podrás saborear la influencia de los pueblos de la cuenca mediterránea. Además, podrás visitar la Biblioteca de Alejandría, un referente mundial de la cultura. Puedes acercarte a Alejandría en una excursión de un día desde El Cairo, puesto que se tarda 2 horas, aproximadamente, en llegar.

Una alternativa para los que quieran viajar a Egipto menos tiempo es suprimir el primer día de visitas en Lúxor y embarcar directamente en el crucero por El Nilo.

Por otro lado, también podrías obviar la parte del crucero por el río Nilo y hacer un viaje haciendo base en Luxor y Asuán de la siguiente manera:

  • El Cairo: estancia de 2 días
  • Vuelo de El Cairo a Luxor y estancia de 4 días
  • Traslado en bus o tren de Luxor a Asuán
  • Asuán: estancia de 2 días
  • Traslado de Asuán a Dahab en avión o bus
  • Dahab: 2 días
  • Traslado de Dahab a El Cairo vía Sharm el-Sheij

Cómo llegar a Egipto

Viajar a Egipto es tan fácil como entrar en Skyscanner y buscar vuelos baratos a Egipto. El Aeropuerto Internacional de El Cairo es el lugar de entrada de los vuelos procedentes de España y encontrarás vuelos directos desde Barcelona y Madrid con la compañía Egyptair, la aerolínea de bandera de Egipto. Gracias a estos vuelos sin escalas, podrás tener un pie en El Cairo en unas 4 horas.

Si no te importa invertir más tiempo en viajar a Egipto y buscas lo más barato, lo mejor es que abras el buscador de vuelos de Skyscanner y utilices sus herramientas. Introduciendo las fechas y el número de personas que van a viajar, te mostraremos una lista de opciones, que puedes ordenar según precio, aerolínea u horario, entre otras variables. Además, en el caso de que tengas flexibilidad, puedes utilizar la búsqueda de “mes más económico” y “mes completo”. Estas herramientas te ayudarán a ver las fechas dentro de un mes o de un año completo en las que los viajes a Egipto son más baratos.

Consejos prácticos en tu viaje a Egipto

Ahora que ya sabes cómo viajar a Egipto, vamos a brindarte algunos consejos para que tu ruta sea perfecta.

Seguridad para viajar a Egipto

Es muy probable que lo primero que te inquiete a la hora de viajar a Egipto es la seguridad. Es cierto que el país ha tenido un pasado reciente un tanto convulso y que la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación sea algo cauta. Sin embargo, los principales centros turísticos del país permanecen totalmente tranquilos y hacer viajes a Egipto por libre es posible y totalmente recomendable siguiendo unas precauciones básicas.

Cuándo es mejor hacer viajes a Egipto

Situándose en pleno desierto, seguro que asocias Egipto con un clima muy caluroso. Aunque cualquier momento es bueno para planificar viajes a Egipto, es recomendable que tengas en cuenta el clima del país.

Tienes que considerar que las temperaturas medias en Egipto oscilan entre los 15º del invierno y los 50º en verano. Aun así, el calor en verano es bastante variable, puesto que en la zona del Delta del Danubio no se suelen superar los 26º, mientras que en el llamado Alto Egipto (el sur), lo normal es que se sitúen por encima de los 45ºC.

Por todo ello, la mejor época para viajar a Egipto se da en los meses de octubre, noviembre, marzo y abril, cuando las temperaturas no son tan extremas.

Visados y sanidad en los viajes a Egipto

No tienes que preocuparte demasiado por la documentación si vas a viajar a Egipto. Solamente tienes que llevar tu pasaporte con una validez de al menos 6 meses y en el mismo aeropuerto lo podrás obtener. Tendrás que pagar 25$, 25€ o 1.000 libras egipcias.

Si quieres ahorrarte parte del trámite, puedes aplicar a este visado online en la página oficial. Recuerda imprimir el justificante y llevarlo junto a tu pasaporte.

En cuanto a la sanidad y las vacunas, debes saber que no hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a Egipto, pero como siempre te indicamos, es recomendable que vayas a un Centro de Vacunación Internacional para obtener más información. El personal sanitario suele aconsejar las vacunas contra la hepatitis A y la fiebre tifoidea, así que es mejor que pidas cita cuanto antes, pues estas tienen que inyectarse con al menos un mes de antelación.

Recuerda que, aunque lleves tus vacunas y un buen botiquín de viajes, es esencial que uno de tus compañeros de viajes sea un buen seguro. Las infraestructuras médicas privadas en las grandes ciudades son aceptables, pero debes considerar que tendrás que ir a centros médicos privados, donde la factura puede ser bastante elevada y empañar tu viaje a Egipto.

Por cierto, procura no beber agua del grifo en Egipto y tener un poco de cuidado a la hora de comer alimentos crudos. La llamada “diarrea del viajero”, por desgracia, suele hacer aparición con frecuencia en los viajes a Egipto.

Transporte en un viaje a Egipto

Como has visto a la hora de diseñar la ruta de tu viaje por Egipto, son muchas las maneras que tienes de moverte por el país. La forma más rápida y no siempre la más cara es el avión. En Egipto encontrarás aeropuertos en El Cairo, Lúxor, Asuán, Hurghada y Sharm el- Sheikh, entre otros lugares. Por ello, si quieres ahorrar tiempo en viajes domésticos, echa un vistazo a estos vuelos en el buscador de Skyscanner.

Además, también es posible viajar por Egipto utilizando trenes y buses. En el caso de recorrer grandes distancias, como de El Cairo a Asuán o de El Cairo a Luxor, podrías aprovechar para dormir durante el trayecto, puesto que existen las modalidades “sleeper”, es decir, con una pequeña cama. Aun así, ten en cuenta que el servicio no suele llegar a los estándares europeos y que los retrasos son frecuentes. Los billetes de tren se pueden comprar online en la web de Egyptian National Railways y para los billetes de bus puedes hacerlo con la empresa Go Bus.

Para moverte dentro de las ciudades podrás tomar taxis, pero es mucho más cómodo usar la aplicación de Uber, que funciona bien en El Cairo, Luxor, Asuán y Hurghada y es muy económico.

Alojamiento en un viaje a Egipto

Puedes montarte mil viajes a Egipto, según el presupuesto que quieras gastar. Al ser un país muy turístico, en él encontrarás alojamientos de todo tipo. Desde hostales como The Mango Guest House (en Asuán) por 22€ la noche, hasta hoteles de lujo como el Marriott Mena House (en El Cairo), donde se alojaron personalidades como Agatha Christie o Winston Churchill, y desde el que se pueden ver perfectamente las pirámides de Giza.

Consulta ya la página de hoteles en Skyscanner para dar con uno bueno, bonito y barato.

Haz crecer tu inspiración viajera para tu ruta por Egipto con estos artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.