Mapa

Vuelos de Madrid a Dublín|Skyscanner, el meta-buscador de vuelos

Información sobre el vuelo de Madrid a Dublín

fue el precio de ida y vuelta más barato del mes pasado desde Madrid hacia Dublín

41 €

aerolíneas con vuelos directos desde Madrid hacia Dublín

5

vuelos semanales desde Madrid hacia Dublín

32

es la duración media del vuelo desde Madrid hacia Dublín (1456 kilómetros en total)

2 h 35 min

fue la aerolínea más popular del mes pasado con vuelos desde Madrid hacia Dublín

Ryanair

Dublín

1 aeropuerto

Mejor momento para volar de Madrid a Dublín

El vuelo de Madrid a Dublín cuenta con entre 5 y 7 frecuencias diarias que son además ampliables en la época estival. Accede a la completa web de Skyscanner y averigua cuál es el Mejor momento para reservar vuelos de Madrid a Dublín.

Ofertas y descuentos en vuelos de Madrid a Dublín

Sin salir de nuestra web te recomendamos un vistazo a las promociones y descuentos, que aparecen en ella. Toda una alternativa para encontrar vuelos baratos de bajo coste de Madrid a Dublín. Sigue alguno de los consejos y pistas facilitadas por nuestros expertos y que esperamos te ayuden a conseguir el mejor precio en vuelos Madrid – Dublín.

Cuándo es más barato volar de Madrid a Dublín

Septiembre es el mes más idóneo para conseguir billetes baratos de Madrid a Dublín. Octubre, noviembre, diciembre, tienen precios, aunque un poco más altos, bastante asequibles. Mayo es por el contrario el momento más caro para reservar vuelos Madrid – Dublín. En ocasiones la diferencia en el precio final, puede superar el 30%.

Qué aerolíneas tienen vuelos de Madrid a Dublín

La línea aérea de bandera irlandesa Aer Lingus ofrece dos horarios por día que normalmente despegan de Barajas a las 10.35 h y 22.50 h. Iberia Express por su parte tiene vuelos a las 8.55 h y 15.50 h. La también irlandesa Ryanair, cierra las opciones de vuelos entre Madrid y Dublín con tres salidas a las 10.35 h, 17.20 h y 21.45 h. En todos los casos el vuelo dura alrededor de 2 h y 40 min.

Aeropuertos de la ruta

El Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas es el aeropuerto de salida desde donde despegan todos los vuelos de Madrid a Dublín. Para llegar a sus 4 terminales existen numerosas alternativas, tanto en transporte público como particular.

  • El autobús Exprés Aeropuerto permite llegar desde la estación de Atocha, pasando por la plaza de Cibeles a cualquiera de las 4 terminales. El tiempo estimado de recorrido es de 45 minutos y el precio por trayecto es de 6€. Aunque muy probablemente la alternativa más usada y más económica sea el metro. La línea 8 permite enlazar con las terminales 1, 2 y 4 directamente y en 25 minutos desde la estación de Nuevos Ministerios (corazón financiero de Madrid). El precio del billete dependiendo el número de paradas y la zona de transporte de la que se proceda, cuesta entre 4 y 5€. El horario de servicio va de 6:00 h a 1:15 h. El tren de cercanías tiene parada en la misma T4. Esto supone que las principales estaciones de ferrocarril e intercambiadores de transporte de la capital de España, queden perfectamente enlazadas con el aeropuerto. El trayecto, dependiendo desde que parte de la ciudad vengas, puede estar entre 30 y 60 minutos y el coste del billete es de 2,50€. Por último, venir en taxi a Barajas desde el centro tiene una tarifa plana de 30€.
  • Para vuelos internacionales dentro de la UE, tanto las autoridades aeroportuarias como las compañías aéreas, recomiendan estar en la terminal como mínimo dos horas antes de la salida programada del vuelo.
  • El aeropuerto de Barajas es uno de los más modernos aeródromos de Europa. En concreto el vuelo Madrid – Dublín, tiene origen en las terminales 1, 2 y 4. Estas tres instalaciones son un verdadero centro comercial y de ocio para mitigar esperas antes del embarque. Además de wifi gratuito e ilimitado hay una oferta inabarcable de tiendas y almacenes Duty Free con lo último en moda, complementos, regalos, perfumería y cosmética. De igual forma estas tres terminales, poseen agradables áreas de restauración y ocio que permiten al pasajero disfrutar de una amplia gama de opciones para todos los públicos: restaurantes de autor, temáticos, bufets libres, de comida rápida y cafeterías, conforman la variada oferta.

El aeropuerto Internacional de Dublín es una modernísima instalación aeroportuaria, que con el auge de las compañías “low cost”, se ha convertido en los últimos años en unos de los aeropuertos más transitados del continente europeo. El aeródromo dublinés cuenta con dos terminales y sobre todo la T2 (inaugurada en 2010), destaca por su arriesgado diseño y oferta de servicios.

  • Para llegar al aeropuerto de Dublín existen autobuses directos 24 horas, que tardan entre 25 y 30 minutos: La compañía Aircoach es una opción rápida cómoda ya que sólo realiza tres paradas en Drumcondra, Connell Street y Grafton Street (junto al Trinity College). El coste del servicio es de 7€ por trayecto o 12€ la ida y vuelta. Por su parte la compañía Airlink 747, realiza un servicio directo entre O’Connell Street y el aeropuerto. El precio es de 6€ por trayecto y 10€ la ida y vuelta. El horario de servicio es de 5.45 h a 0.30 h. En ambos casos el tiempo de viaje ronda los 30 minutos. Finalmente un taxi desde el casco urbano al aeropuerto cobra entre 25 y 35€ y tarda dependiendo del tráfico unos 25 minutos.
  • Por supuesto alquilar coche en el aeropuerto de Dublín es otra excelente idea, elige entre cualquier de las opciones disponibles.

Qué te espera en Dublín

La capital de Irlanda es una de esas ciudades de las el viajero se lleva mucho más de lo que esperaba. Aunque de fundación vikinga, Dublín y la isla de Irlanda al completo han estado siempre ligadas al destino de la vecina isla de Gran Bretaña. Fruto de esta unión obligada en muchas ocasiones, Dublín cuenta con una herencia histórica y cultural que puede parecerse levemente a la de sus vecinos, pero que una vez descubierta revela una identidad muy propia. Ven a conocer esta urbe de clima oceánico, si puede ser en verano mejor, porque de otro modo el frío y la humedad serán tus compañeros de viaje. ¡Ojo!, esto no quiere decir que en verano la lluvia no vaya a hacer acto de presencia.

Dublín es una ciudad bastante asequible

  • Un menú sencillo de mediodía se puede encontrar por unos 8€ o 9€ incluso si te decides por alguno de los populares “food trucks” que encontrarás en la calle, podrás comer por 6€.
  • Una pinta de cerveza sale 5€
  • Una cena para dos personas en un sitio con encanto pero sin estridencias puede llegar a 50€.
  • El billete sencillo de transporte cuesta entre 2 y 3,30€.
  • Moverse en taxi por Dublín y su extrarradio cuesta una media 18€ por carrera.
  • Un café cuesta unos 2€.
  • El litro de gasolina sale 1,33€.

La mejor forma de recorrer Dublín es a pie. Tanto por las dimensiones de la ciudad como por lo agradable del paseo no te pierdas la experiencia de deambular por las calles y callejones del viejo Dublín. Aunque si llueve o el frío se hace insoportable, el billete de autobús y metro ligero urbanos cuesta entre 2 y 3,30€ en función de la distancia recorrida (no olvides llevar el cambio justo, los conductores no dispensan suelto). Por supuesto existen abonos varios de días o de trayectos, incluso uno turístico de 3 días que cuesta 26€ para adultos y 14€ para niños, sin límite de desplazamientos. El Luas o (metro ligero), cuenta con dos líneas y ofrece modernos convoyes con paradas en los principales enclaves turísticos.

  • Dos calles fundamentales para comenzar una visita por la capital de Irlanda: las calles O’Connell y Grafton son los puntos neurálgicos del latido de esta ciudad. La primera es el centro cultural, comercial y del ocio dublinés. Desde el puente que lleva su nombre sobre el río Liffey y a lo largo de unos cuantos cientos de metros, esta avenida está jalonada por los principales monumentos de la ciudad.
  • Grafton Street por su parte es la gran peatonal de Dublín. Entre el Trinity College y el Parque St. Stephens Green. Grafton es un escenario al aire libre plagado de músicos apostados en las puertas de las tiendas y almacenes que la jalonan. En esta calle se halla también la estatua de una de las dublinesas más celebres, Molly Malone (pescadera de día, prostituta de noche).
  • Temple Bar es uno de los barrios más antiguos y carismáticos de Dublín. Entre sus adoquinadas y estrechas calles hay decenas de bares y pubs, que atesoran muchas de las historias y sainetes más populares de la ciudad. Actualmente es centro de ocio nocturno y diversión.
  • El Trinity College (Universidad de Dublín), es uno de los edificios más bellos de Irlanda. Fundado en 1592, es por supuesto la universidad más antigua del país y una de las más prestigiosas del mundo. No te vayas sin haber visto su maravillosa biblioteca, estéticamente maravillosa y cualitativamente de las mejores del planeta.
  • El Guiness Storehouse fue construido en 1904 para la fermentación de la cerveza. Desde principios del presente siglo el edificio está dedicado a la memoria de esta noble marca irlandesa y permite una interesante visita, que concluye con una deliciosa pinta de cerveza.
  • Otros lugares de especial interés que no deberías perderte en esta maravillosa ciudad son: El Castillo, la Destilería Jameson, el Ayuntamiento, la Carcel de Kilmainham o la Galería Nacional de Irlanda.

Para más información sobre Dublín no te pierdas estos artículos:

Las 15 mejores cosas que ver en Dublín

Las 10 mejores cosas que ver en Dublín gratis

24 horas en Dublín: una guía y en vídeo para un fin de semana perfecto

 

Información actualizada a julio de 2017

Los precios que se muestran en esta página solo son una estimación de los precios más baratos de los últimos 45 días.