Mapa

Vuelos baratos a Salzburgo

Aeropuerto de Salzburgo

El Aeropuerto de Salzburgo se encuentra situado a unos 6 kilómetros del centro de la ciudad. Se trata del aeródromo más importante de Austria, siendo la principal puerta de acceso a internacional al turismo de la región y a los miles de esquiadores que se acercan cada año para disfrutar de sus nieves. Si planeas salir de ahí en taxi, la carrera al centro durará aproximadamente unos 15 minutos. El coste rondará entre los 15 y los 20 euros. Cuando bajes del avión podrás conectarte de forma gratuita al wifi que el aeropuerto ofrece de forma ilimitada. Además, encontrarás un gran número de tiendas y restaurantes donde comer y comprar lo que necesites.

Si, además de conocer la ciudad, tras tu vuelo a Salzburgo planeas moverte por sus alrededores para descubrir todo lo que esconden, te puede interesar hacerlo en tu propio vehículo. Desde el meta-buscador de coches de alquiler en Salzburgo de Skyscanner podrás hacer ya tu reserva para tenerlo preparado una vez llegues ahí.

Actualmente, la única aerolínea con vuelos a Salzburgo sin escalas desde España es FlyNiki. En caso de que optes por otra compañía aérea, deberás parar primero en otro aeropuerto europeo.

¿Por qué buscar vuelos a Salzburgo?

La ciudad de Salzburgo es mundialmente conocida por ser el lugar de nacimiento de uno de los mayores genios de la música jamás conocidos: Mozart. Pero Salzburgo es mucho más que el legado de este gran compositor. Escenarios de película, grades monumentos, gastronomía y numerosas leyendas es solo la punta del iceberg de lo que aquí podrás encontrar.

Un genial lugar para empezar a conocer la ciudad tras tu vuelo a Salzburgo es la Catedral de Salzburgo. Además de ser el lugar donde Mozart fue bautizado, es una gran obra de arte barroca. Sigue caminando y llega hasta la plaza principal de Salzburgo, la Residenzplatz (plaza de la Residencia), rodeada de grandes edificios históricos. Por un lado verás la antigua residencia de los arzobispos de Salzburgo, que le da nombre al lugar y de la que podrás visitar su museo. En el centro de la plaza te darás de bruces con una gran fuente barroca que los más cinéfilos recordarán de la famosa película de “Sonrisas y Lágrimas”. A pocos metros de ahí, sin salir del centro histórico de Salzburgo, no puedes perderte la calle más famosa de la ciudad: la Getreidegasse. Además de ser el lugar donde nació y vivió Mozart hasta los 17 años, es muy conocida por los peculiares carteles de hierro forjado que plagan las fachadas. Esta antigua tradición se remonta a la Edad Media y, a día de hoy, hasta las grandes multinacionales que tienen sede en la calle, la sieguen cumpliendo.

Después de un merecido descanso para comer, no dudes en adentrarte en la gran Fortaleza de Hohensalzburg. Su gran multitud de salas bien merece una visita, pero la que más recordarás será la del Salón Dorado, con sus paredes llenas de brillantes y una gran estufa de cerámica que data del siglo XVI. No podrás decir en casa que has estado en Salzburgo si te vas sin probar uno de sus famosos bretzels. Los mejores y más variados los encontrarás en el mercado tradicional Alter Markt.

¿Cuál es el mejor momento para visitar Salzburgo?

Tras tu vuelo a Salzburgo te encontrarás en una ciudad de clima tipo continental, caracterizada por tener inviernos fríos, largos y en muchas ocasiones con nevadas persistentes. Los meses más fríos son diciembre, enero y febrero. Es muy normal en esta época que las temperaturas se mantengan durante gran parte del día por debajo de cero. En verano, en cambio, las temperaturas pueden llegar a escalar hasta los 28 grados, con una media que suele rondar los 23 grados. Primavera es también un excelente momento para visitar Salzburgo, ya que las temperaturas son algo más livianas que durante el invierno. El principal problema de esta época del año es que las horas de luz siguen siendo muy pocas y a las 18:00 de la tarde ya es prácticamente de noche, con lo que podrás disfrutar muchas menos horas de paseos con luz solar.

Si te vas capaz de soportar las bajas temperaturas, un momento que no deberías perderte es el Mercado de Navidad “Christkindlmarkt”, uno de los más bellos y antiguos del mundo. Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, encontrarás en él cientos de puestos tradicionales en los que comprar adornos navideños y delicias gastronómicas, junto a muchos otros productos.

Llegar a Salzburgo en avión

Cuando tu vuelo a Salzburgo tome tierra, deberás encontrar la forma de llegar desde ahí al centro de la ciudad. Pese a que el taxi te lleva en 15 minutos cómodamente hasta tu alojamiento, no es precisamente la manera más económica. La carrera cuesta entre 15 y 20 euros. La opción barata es el autobús Obus línea 2, que tarda 25 minutos en llegar hasta la Estación Central de Salzburgo. Los buses salen cada 10-20 minutos y su precio varía en función a dónde compres tu billete. Si lo adquieres directamente al conductor, te saldrá por 2’6€. Pero comprándolo en las máquinas de preventa el precio bajará hasta los 1’80€. Para los viajeros que pretenden darle un uso continuado al bus tras el vuelo a Salzburgo, la mejor opción es comprar un Pase Diario de 24 horas. Se vende a 3’7€ en la preventa y a 5’7€ en el propio bus.

Más información para visitar Salzburgo y alrededores

Qué ver:

- Las 15 ciudades más bonitas del mundo bajo la nieve
- Los 10 mejores mercados de Navidad de Europa
- 7 lugares encantados del mundo para pasar mucho miedo
- 20 cosas gratis que hacer viajando por Europa

Dónde dormir:

Encuentra hoteles baratos en Salzburgo

Información actualizada a diciembre de 2017

Los vuelos más baratos a Salzburgo desde...

 Lo más buscado en Skyscanner...

Imágenes por Flickr/ Nagesh Kamath

Los precios que se muestran en esta página solo son una estimación de los precios más baratos de los últimos 45 días.