Compara hoteles de Lille y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Lille en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Lille o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Lille. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Lille

Lille

Esta ciudad luce orgullosa el título de capital de la Flandes francesa. En esencia no deja de ser una villa del norte de Europa con olor a baguete y fachadas flamencas. Esta combinación muy presente en su barrio antiguo hace de ella un espectacular destino que recorrer paseando. Aunque su casco urbano no cuenta con más de 230.000 habitantes su región metropolitana sobrepasa el millón, convirtiéndola en una de las cinco más importantes de Francia.

En los últimos años, Lille se ha convertido en una ciudad pujante de negocios de todo tipo, además de su situación de cruce de caminos al norte del país, esto hace que cuente con una oferta hotelera numerosa y de calidad.

Centro.- Incluye el casco histórico, desde la Ciudadela militar hasta el primer ensanche moderno de la ciudad, se concentran la mayor parte de hoteles, apartamentos, hostales y albergues. En las cercanías de la estación central de Euralille, sobre la calle Tournai, podrás encontrar innumerable opciones de alojamiento para todos los bolsillos, apartamentos, pensiones, B&B y algún que otro hotel moderno. También en la ciudad vieja, alrededor de la Grand Place, se suceden hoteles de rancio abolengo y algún que otro hotel boutique de cadena internacional o francesa, un poco más caro pero de excelente servicio y ubicación.

Vauban y Wazemes.- También en el centro de Lille, pero alejados del caso antiguo se sitúan estos dos barrios que a pocas paradas de metro de la zona monumental, ofrecen un buen número de opciones de apartotel, apartamentos turísticos y hostels muy económicos. Las estaciones de metro de Gambetta, Wazemmes y Republique Beux Arts, son los ejes principales del transporte de la zona.

Imprescindibles de Lille:

Ciudadela.- Conocida como Reina de las Ciudadelas es el corazón de Lille y desde su construcción meramente militar, la ciudad comenzó su desarrollo en el siglo XVII. Su forma de estrella de cinco puntas incluso representa una joya de la arquitectura militar.

Notre Dame de la Treille.- Es la Catedral de Lille, aún inacabada su estilo en principio se define como gótico pero tras muchas modificaciones ha quedado un tanto diluido. 

Grand Place.- Es el verdadero corazón de Lille, no difiere mucho de la mayoría de plazas mayores flamencas, pero su conjunto arquitectónico regala a la vista formas y armonía muy relevantes. 

Museo Matisse.- Ubicado en el palacio de Fénelon y creado por el propio genio francés, es una de las pinacotecas más visitadas del país vecino. Más de 170 obras que merece la pena admirar y un repaso por la vida del artista que nació muy cerca de Lille.

Palacio de Bellas Artes.- En la plaza de la República se encuentra este otro gran museo. Actualmente cuenta con la segunda colección pictórica más importante de Francia después del Louvre. ¡Imperdible!

Le prés du Hem.- El parque más grande de Lille, es un auténtico paraíso de verdor y naturaleza. Más de 200 especies de aves que pueblan sus árboles y estanques navegables. Un remanso de paz para los amantes de la naturaleza y los que no lo son tanto.

Comer en Lille.- Como en toda Francia la cocina es un punto importantísimo también aqui. No te puedes ir sin probar el famoso Potjevlesch, un plato de nombre impronunciable de origen flamenco que consiste en una mezcla de carnes blancas: pollo, conejo, ternera blanca y tocino de cerdo, que se marinan durante veinticuatro horas en cerveza, ajo, tomillo, apio, laurel y bayas de enebro. Tras una cocción de tres horas, se deja reposar y se sirve frío. ¡Es reamente rico! Tampoco conviene perderse el Vieux Gris y el Maroille, quesos curados de intenso sabor y olor.

De compras.- Además los afamados quesos de la región del Paso de Calais, también la moda de vanguardia que algunos diseñadores independientes llevan a cabo en talleres-tienda por toda la ciudad, te puede sorprender. Galerías de arte donde se venden originales y copias de los grandes pintores franceses. El multiétnico Wazemmes con sus bazares y mercadillos de ocasión como el de Place Nouvelle, puntual cada domingo del año desde temprano.

Cuando venir.- Si accedes directamente al buscador de vuelos de Skyscanner encontrarás sin duda la mejor oferta de vuelos para acercarte a conocer esta ciudad interesante ciudad norteña. Su clima húmedo y lluvioso en Otoño e Invierno, hace que tu visita resulte mucho más provechosa si la haces entre Abril y Septiembre.