Compara hoteles de Nápoles y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Nápoles en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Nápoles o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Nápoles. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Nápoles

Una de las ciudades política y socialmente más incorrectas de Italia, tiene algo difícil de explicar que atrapa al viajero que la visita. Una población en ocasiones indisciplinada, un tráfico caótico, envuelto en una atmosfera de espontaneidad salvaje, hacen que Nápoles sea como una droga violenta pero adictiva. Sede de un patrimonio cultural y monumental de los más ricos del mundo, es escaparate de un hermoso golfo a pies del volcán Vesubio que la vigila desde su nacimiento.

 

Alojarse en Nápoles no resulta nada complicado, pero conviene tener claro que dos zonas son las más seguras sobre todo cuando no se conoce la ciudad. Hoteles de todos los niveles, hostales, pensiones y albergues para mochileros son los principales establecimientos que ofrece a sus visitantes.

 

Centro Histórico.-Un enjambre de calles y plazas de belleza decadente, salpicadas de pequeños hoteles y hostales de todos los niveles, incluso albergues juveniles correctos y a muy buen precio. Preciosos y cuidados hoteles boutique de diseño se alternan con algunas pensiones de dudosa reputación pero mucho más económicas.

 

Chiaia.-Es el barrio colindante al centro histórico, comprendido entre la zona de la Piazza Plebiscito y el paseo marítimo. Aquí se encuentran los mejores hoteles de la ciudad, en un ambiente selecto se puede elegir entre establecimientos de 3, 4 y 5 estrellas.

 

Imprescindibles de Nápoles:

 

El Casco Histórico.-El barrio Spaccanopoli, es el corazón de la ciudad, sin prisa y con una buena cámara, se pueden conseguir instantáneas no solo de su rica arquitectura sino de los usos y costumbres de sus habitantes. Las iglesias de Santa Chiara, San Domenico Maggiore, San Severo o el Duomo, dedicado a San Genero (patrón omnipresente de la ciudad).

 

Piazza Plebiscito.-Es la puerta de entrada al Nápoles aristocrático: Castel Nuovo (construido en el S.XIII), el Palazzo Reale, el Teatro San Carlo (segundo en importancia de Italia tras la Scala de Milán).

 

Castel dell’Ovo.-Ubicado en el islote de Megaride, fue villa suntuosa en tiempos del imperio romano, destruido y construido varias veces, la última remodelación fue llevada a cabo por huestes aragonesas.

 

Museo Arqueológico Nacional.-Esculturas, floreros, vasijas, frescos, objetos de vidrio, son algunos de los bienes que exhibe, el que para muchos es el mejor museo arqueológico de Italia. La cercanía de Pompeya y Herculano, hace todavía más interesante su visita.

 

Playas.-La capital de la Campania, no cuenta con una playa urbana propiamente dicha, pero en un radio de 50 km se pueden encontrar auténticos parajes para el baño y el disfrute. Spiaggia Grande y Fornillo, se encuentran en Positano, costa de Amalfi, son dos playas muy concurridas en verano que es mejor visitar en los meses de Junio y Septiembre. Otra playa interesante es Minori, a unos 60 km de la ciudad, aunque pedregosa, está rodeada de un paisaje impresionante y debido a que no es playa de arena, no se encuentra tan masificada en verano.

 

Comer en Nápoles.-La mejor pizza de Italia y muy probablemente del mundo. Aceite de oliva, albahaca y abundante mozzarella de búfala, son sus principales ingredientes. Para un napolitano sólo hay dos tipos de pizza, Margherita y Marinara, para saborear este plato con todas las garantías el ayuntamiento de la ciudad ha creado un símbolo “Pulcinella” (Polichinela), que se pega en todos los establecimientos como si de un salvoconducto de calidad suprema se tratara ¡búscalo! Pero como no sólo de pizza vive el hombre, prueba “alle vongole”, pasta con mariscos de la región ¡una delicia!, para acompañar una ensalada Caprese y un postre a base de “gelato” de cualquier sabor.

 

De compras.-La via Toledo es la principal arteria comercial de Nápoles y su nombre refleja la influencia española en la ciudad. Aquí se pueden comprar: cerámicas de Amalfi, pinturas de Sorrento, artículos de moda, zapatos, alimentación y bebidas.

 

La noche napolitana.-Además de ir al teatro, se puede salir por el área de Chiaia, magnificas pizzerías, trattorias y restaurantes para cenar y después seguir la noche en los muchos clubes y bares que hay en Via Caballerizza, Ferrigni y en general todas las calles cercanas a la Piazza Dei Martiri.

 

Cuando Venir.-Nápoles disfruta de un clima mediterráneo típico. Inviernos suaves, veranos calurosos y primaveras y otoños agradables. Cualquier época es buena pero si te agobia el gentío y quieres pasear más que tomar sol, quizás la primavera sea la mejor estación.