Compara hoteles de Tánger y ahorra

Lo sentimos, No admitimos estancias superiores a 30 noches.

Busca los mejores hoteles de Tánger en el mapa

Usa nuestro mapa para encontrar hoteles cerca de la zona de Tánger o sitios que quieras visitar.

Los mejores hoteles de Tánger. Lee las opiniones.

Asegúrate de reservar la mejor estancia. Lee las opiniones de huéspedes reales antes de hacer una reserva.

Ver más hoteles

Hoteles en Tánger

Al norte de Marruecos en el extremo suroeste del estrecho de Gibraltar, se encuentra Tánger, también conocida como “La Ciudad Blanca”. Fundada por los fenicios hace 2.500 años, fue objeto de deseo de griegos, cartagineses, romanos, vándalos, visigodos, portugueses e ingleses. En ferry desde tarifa o en avión, acércate a conocer el pasado y presente de esta magnífica ciudad.

Más de 21.000 plazas hoteleras, Tánger ofrece un catálogo abundante de hoteles de lujo, de tipo medio, hostales, albergues, campings y los típicos Riad o Dar (pintorescas casas con encanto decoradas al estilo tradicional marroquíy que se encuentran principalmente en el interior de la Medina). Te aconsejamos, si vienes en fin de semana o puente, que reserves cerca del centro, con el fin de que todo estéa mano y ahorres tiempo y dinero en desplazamientos.

El centro de Tánger se divide en dos grandes zonas: La Medina y la parte Moderna.

La Medina.- De tradición islámica, te permitirárespirar la atmósfera de cualquier ciudad árabe del mundo. Con un recinto amurallado dividido en dos partes; la Casbah y la Mediana, se recorren fácilmente a pie, gracias a las tres puertas de acceso y su forma cuadrada. La vieja Medina, a pesar del aspecto claramente tradicional, te sorprenderápor la influencia europea. Prepárate a ver mezquitas, palacios, jardines, zocos, bazares y un sinfín de artesanos y comerciantes que te ofrecerán de todo. Un consejo, regatea hasta la extenuación porque el primer precio que te den puede llegar a ser 100 veces más alto que el que finalmente te cobren.

Los barrios de la Medina:

Beni Idder.- Situado al sur de la Medina, es probablemente el de mayor influencia europea y estáplagado de antiguas residencias diplomáticas, muchas de ellas reconvertidas en alojamiento a precios bastante asequibles.

Wad Ajardan.- Se caracteriza por poseer una gran cantidad de edificios de estilo colonial español,¡te resultaráfamiliar!

Dar Barud-. Junto al puerto, es el más extenso de todos y da sensación de bullicio constante, nada recomendable si buscas tranquilidad.

Yenan Captan.- Fue el lugar preferido de portugueses y británicos en tiempos de la ocupación, de hecho dispone de un foso que se construyócon propósitos defensivos.

La Casbah.- Totalmente aislada del resto de la Medina por una muralla, encierra la mayoría del patrimonio cultural de la ciudad. Merece la pena subir a ella, aunque sólo sea por las vistas que ofrece del estrecho.

La Tánger moderna.-Creada por los europeos que residieron en la cuidad desde principios del S.XX, hace de contrapunto perfecto entre lo tradicional y los cosmopolita. Separada de la ciudad vieja por El Zoco Grande, tiene su zona más recomendable para alojarse alrededor de las  avenidas de España, Mohamed VI y la carretera de Malabata. Allíse encuentran los hoteles y apartamentos más modernos. Con vistas al mar y metros de las playas urbanas de Tánger.

Comer.- La comida marroquíes rica en sabores y variada en sus ingredientes. La harira (sopa), el cuscús (de cordero, pollo o verdura), el tajine (de carne o pescado), la bastela (hojaldre relleno de pollo o pichón), los pinchitos (de carne en trozos o picada) y de postre, “cuernos de gacela”(pastelitos rellenos de pasta de almendra), con una taza de témarroquípara acompañar; son algunas de las delicias más típicas de la cocina de la zona.

De compras.-Tánger vive básicamente del comercio y eso se nota en sus calles, son muchos los zocos y mercadillos que la adornan. Pero ninguno como el Gran Zoco, para experimentar el verdadero espíritu comercial árabe. Aunque conviene ir con cuidado y alerta, no es lugar peligroso ni mucho menos, allíse vende todo y se compra más. Frutas, ropa, enseres, todo el mundo vocifera lo que tiene y el turista puede llegar en ocasiones a ser asediado por una multitud de vendedores y tratantes. Pero en cualquier caso es una experiencia impactante.

Cuando venir.-Tánger tiene un clima suave con una época de precipitaciones medias entre los meses de Noviembre y Marzo, quizás el mejor momento para venir estáentre Marzo y Junio pero no te prives de conocer esta capital Norteafricana en cualquier otro momento del año.