Noticias 9 cosas fantásticas para hacer en Koh Phangan, Tailandia

Todos los artículos

9 cosas fantásticas para hacer en Koh Phangan, Tailandia

Descubre todo lo que tiene por ofrecer la isla tailandesa de Kohn Phangan, más allá de la Full Moon Party.

Los que piensan que a Koh Phangan solo se va para salir de fiesta hasta el amanecer no saben lo que se pierden, pero quizá sea mejor así. Es cierto que miles de fiesteros llegan hasta aquí en busca de la Full Moon Party (la fiesta de la Luna llena), pero también hay quien sabe hallar en esta isla del Golfo de Tailandia un auténtico remanso de paz. Marcha, relax y naturaleza se pueden combinar en cantidades al gusto en Koh Phangan, un lugar que sabrá recompensar con creces cada día que inviertas en él.

Viaja a Tailandia

Cruzar la isla en moto

Lo primero que hay que hacer para disfrutar en Koh Phangan es alquilar una moto. Si nunca has conducido una no te preocupes, esta es la isla para aprender a hacerlo. La calidad de las carreteras es más que aceptable, el tráfico mucho menos denso que en otros lugares de Tailandia, y muchos tramos son llanos (aunque no todos, no te librarás de subir y bajar cuestas de vértigo). Una vez motorizado un mundo de posibilidades se abrirá para ti y tus dos ruedas. Atraviesa la isla de norte a sur y de este a oeste entre su jungla de palmeras, o recorre cualquiera de sus fachadas a la vera del mar. Da igual si no haces parada alguna, cualquier trayecto es una gozada en sí mismo.

Descubrir las mejores playas

A pesar de ser una isla tropical, en Koh Phangan no todas las playas son paradisíacas. Mejor dicho, no todas las playas son adecuadas para el baño. Las más famosas son las de su costa norte, más limpias, lisas y tranquilas que las de la cara sur aunque no necesariamente más bellas. No te pierdas Haad Mae Haad ni Haad Thong Nai Pan Yai, esta última una playa doble cuya parte superior para mi gusto es más hermosa que la inferior. Si quieres llegar a un arenal más exclusivo acércate a la Bottle Beach, en tailandés Haad Khuat, de acceso solo a través de trekking o taxi-barca.

Subir el Khao Ra

A pesar de tener solo 627 metros, Khao Ra ostenta el título de punto más alto de Koh Phangan. Este monte está ubicado casi en el centro de la isla, en un territorio medio salvaje considerado parque nacional. No te dejes engañar por su _poca _altura, para llegar a lo más alto tendrás que subir de 0 a 627 en tan solo 3,50 kilómetros con el desnivel que eso implica. Ahora, lo harás entre una frondosa jungla de palmeras y otras especies, a la sombra de sus hojas y vigilado por un sinfín de bichillos que escucharás pero no verás (ojo con las serpientes). Al llegar arriba el paseo tienen recompensa: la vista de la costa es una maravilla, si está despejado otearás hasta Koh Tao, la famosa isla tortuga donde todo el mundo quiere ir a bucear.

Visitar el Parque Marino de Angthong

Si el tiempo acompañan un de los sitios que no deberías perderte es el Parque Marino de Angthong, un archipiélago formado por más de 40 islas casi vírgenes y absolutamente paradisíacas en las que sentirse como un náufrago de lujo. Normalmente la gente va allí a pasar el día en excursión turística y se dedica a hacer kayak, snorkel, baños, y rutas en las distintas paradas que su barco va realizando. Es todo muy rápido como corresponde a cualquier actividad para guiris que se precie, pero el paisaje es tan bonito que merece la pena gastarse los casi 40 euros mínimo que cuesta el viaje.

Comer en los mercadillos de Thongsala

La cara más tailandesa de Koh Phangan la pone el pueblo de Thongsala, en el extremo suroeste de la isla. Allí encontrarás bares, tiendas y mercadillos regentados por locales. Especialmente interesante y abierto casi 24 horas es el Pantip Food Market. Aquí, carritos y restaurantes humildes se entre mezclan para ofrecer lo mejor de la cocina tailandesa callejera. Ideal para ir a comer o a cenar, ¡pero también a desayunar! Sus zumos están de vicio y se venden a un precio inmejorable: 30 bahts (0,7 euros).

Salir de fiesta

Aunque la fiesta más famosa de la isla es la archiconocida Full Moon Party, casi cualquier día de la semana encontrarás un sarao en Koh Phangan. Cada fase de la luna tiene su correspondiente celebración. Así, cada mes hay una Black Moon Party (coincidiendo con la luna nueva), y dos Half Moon Parties (para el cuarto menguante y el creciente). No solo eso, 10 días y un día antes de la Full Moon Party se celebra la Jungle Experience en mitad de la selva, y para el resto de momentos hay fiestas en cascadas, en bares y en playas. Da igual cuando te dejes caer por aquí, si quieres juerga la vas a encontrar. Entérate de cuánto cuesta la entrada antes de asistir, lo de pasar sin pagar un euro es algo que cada vez se estila menos por estos lares.

Aprender a hacer yoga

Cada vez hay más turistas que llegan a Koh Phangan en busca de actividades que tienen que ver con el yoga y la meditación. Desde hace algún tiempo, varias escuelas de corte espiritual vienen dando una alternativa a aquellos que buscan algo más que litros de alcohol. Quizá la más famosa y longeva es Agama Yoga, un recinto con muy buen rollo que ofrece formación a corto y largo plazo, y siempre la posibilidad de asistir a tu primera sesión de forma gratuita. Ideal tanto para experimentados como para principiantes.

Practicar kitesurf

A juzgar por la frecuencia con la que se reúnen, el viento y Koh Phangan deben ser grandes amigos. De ahí que este lugar sea buen sitio para practicar eso del Kitesurf. Tanto si ya sabes de qué va la historia como si quieres probar por primera vez, en Kite Boarding Asia estarán encantados de atenderte. Ahora, esta actividad no resulta especialmente barata en Tailandia. La broma no te saldrá por menos de 4000 baths (casi 100 euros).

 

Ver el atardecer frente al mar

Hagas lo que hagas, si quieres terminar el día con un brillante broche de oro acude a ver el atardecer a un lugar estratégico. Este puede ser un bar (como por ejemplo el Ámsterdam Bar & Stone Hill Resort o el Sunset Pearl Bar, ambos a tiro de piedra de Tonghsala), puede ser una playa (ideal Haad Salad, Koh Son, Haad Yao o cualquiera de sus primas de arriba), o un mirador alto (como por ejemplo el de que hay a la derecha del resort Utopía desde el que se ve una impresionante panorámica de Haad Mae Haad y Koh Ma). Elijas uno de estos lugares o cualquier otro de la fachada occidental de Koh Phangan el resultado si el tiempo acompaña será el mismo: un bellísimo atardecer protagonizado por un sol que se marcha por el mar.

Si estás planeando un viaje a Tailandia, estos artículos te van a encantar:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. ¡Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Suscríbete al boletín de noticias de Skyscanner
Mapa