Noticias Las 10 mejores cosas que hacer y que ver en Praga

Todos los artículos

Las 10 mejores cosas que hacer y que ver en Praga

Puentes de piedra y relojes astronómicos, galerías de arte y casas que bailan. Aquí van las 10 maravillas de Praga que no te puedes perder.

Capital de la República Checa, fascinantemente gótica y misteriosa. Ciudad un poco mágica a caballo entre pasado y presente. Museo a cielo abierto que esconde sorpresas en cada rincón. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y te enamorará. ¡Bienvenido a Praga!

Prepara tu viaje a la capital checa y descubre una ciudad en la que el arte, la historia y la arquitectura se dan la mano. Hay tantas cosas que ver en Praga que sería imposible condensarlas todas en un solo espacio. Pero como había que empezar por algún lugar, aquí van las 10 mejores cosas que hacer en Praga. ¿Nos acompañas?

Vuela a Praga

1. Reloj Astronómico

Uno de los principales lugares que visitar en Praga es la plaza de la ciudad vieja, el corazón histórico de la capital checa. En ella se encuentra el reloj astronómico de Praga.

Esta maravilla de la ingeniería es mucho más que un simple reloj que da los segundos, los minutos y las horas. Se trata de una verdadera obra de arte creada a principios del siglo XV y sus colores vibrantes lo siguen haciendo destacar sobre la torre en la que está colocado. Su mecanismo está formado por tres cuadrantes sobre los cuales se puede observar la posición del sol y de la luna, además de unas figuras muy monas que representan a los 12 apóstoles y los meses del año. Las cuatro estatuas a los lados simbolizan los pecados capitales y se animan cuando dan las horas. ¿Todavía dudas de que esta sea una de las cosas que deberías hacer en Praga? Un consejo: cuidado con la cartera cuando te unas a las masas de turistas que levantan la vista para ver el espectáculo.

Reloj astronómico de Praga

Viaja a Praga

2. Staré Mesto

La verdadera “Ciudad vieja”, un barrio antiquísimo que a lo largo de los siglos ha acogido a viajeros de todas partes del mundo en busca de fortuna. Hoy es un laberinto de calles pequeñas y callejones llenos de iglesias y plazas (entre las que se encuentra del reloj astronómico) perfecto para vagar con la mirada perdida mientras te dejas guiar por la fascinación de los palacios y la atmósfera atemporal que reina por todas partes. Termina tu tour con un paseo a lo largo del río, antes de volver a alojarte en uno de los albergues más bonitos del panorama internacional. Visitar Staré Mesto es una de las 10 cosas que tienes que hacer en Praga.

Stare mesto en Praga,

3. El Castillo

Otra de las maravillas que ver en Praga es su castillo. Aunque llamarlo simplemente “castillo” se queda corto, porque este vasto complejo que domina la ciudad está considerado la fortaleza más grande del mundo y alberga en su interior muchísimas atracciones que no te puedes perder. Una de las más destacadas es la hermosa Catedral de San Vito, una maravilla gótica que sobresale sobre todos los tejados desde hace casi un milenio y que tiene en su interior un conjunto maravilloso de vidrieras decoradas por el gran artista checo Alfons Mucha. El castillo en sí, que ha sido residencia de reyes, emperadores y presidentes, también vale una visita. Y no te olvides de apuntar en tu lista de 10 cosas que ver en Praga unas cuantas horas en las galerías de arte antiguo y moderno que hay en la zona.

Castillo de Praga

4. Puente Carlos

Uno de los símbolos más conocidos de la República Checa, este puente de piedra decorado con 30 estatuas barrocas une los dos barrios centrales de la ciudad desde la mitad del siglo XIV… y todavía está en una forma estupenda. Al final del puente de Carlos en el lado de Staré Mesto échale un vistazo al parapeto derecho y busca una piedra con forma de cabeza conocida como “el hombre barbudo”. En el pasado, cuando el agua del río superaba esta cabeza los habitantes de Praga sabían que era el momento de huir a las colinas para evitar las frecuentes inundaciones. Pasea por el puente al atardecer, cuando el cielo se tiñe de rojo y siluetea las esculturas… ¡Te sentirás como en un cuento!

Puente de Carlos en Praga al atardecer

Viaja a Praga

5. Malá Strana

El “barrio pequeño”, tiene de pequeño el nombre pero poco más. A lo largo de los siglos esta zona de Praga ha acogido a emigrantes, nobles y nuevos burgueses en una mezcla de culturas y tradiciones que se ha traducido en la existencia de una gran variedad de lugares que visitar que muestran una espléndida arquitectura. La perla que no puede faltar en tu visita a Malá Strana es la Iglesia de San Nicolás, una inmensa obra maestra del Barroco llena de frescos y esculturas, además del gran órgano que Mozart tocó durante su estancia en Praga. No tendrás suficiente con unas pocas horas.

Barrio de Malá Strana en Praga

6. Torre Petrin

No sólo en el centro de la ciudad encontraremos interesantes cosas que ver en Praga, piérdete en la colina Petrin y déjate envolver por la calma. Desde Malá Strana toma el viejo funicular (abierto en 1891) y déjate llevar hasta la cima de esta pequeña montañita recubierta casi por entero de parques, convirtiéndola en uno de los parajes favoritos de los lugareños para relajarse. Aquí te encontrarás con la Torre Petrin, una construcción de acero de 63 metros de altura que parece una pequeña Torre Eiffel rodeada de árboles y prados. Si te sientes en forma, sube hasta su punto más alto recorriendo los 299 escalones. O también puedes usar el ascensor. En cualquier caso, no te pierdas el panorama de 360 grados sobre Praga y su entorno. Es verdaderamente bonito, y quizás por eso es una de las 10 cosas que no te puedes perder en la capital checa.

7. DOX – Centro de Arte Contemporáneo, Arquitectura y Diseño

Situado en el barrio de Holesovice, no muy céntrico pero sí muy vital gracias a las obras de regeneración que se han llevado a cabo aquí en los últimos años, este hermoso museo privado se ha erigido en uno de los lugares para visitar en Praga por dos motivos. En primer lugar, por sus exposiciones que no tienen nada que envidiar a las de las grandes galerías y museos internacionales. Y en segundo por el edificio, una antigua fábrica de principios del siglo XX que gracias al trabajo de unos arquitectos geniales se ha transformado en un sitio de vanguardia. Después de haber admirado las obras de los artistas date una vuelta por su tienda de objetos de diseño o por la librería, o relájate en la terraza de su bar.

8. Casa Danzante

Nacida del genio creativo de dos arquitectos ilustres (el checo-croata Vlado Milunic y la superestrella americana Frank Gehry) este edificio tan particular te llamará la atención fácilmente mientras das un paseo junto al río. En el momento de su construcción, entre 1992 y 1996, fue objeto de muchas polémicas por la escasa “coherencia” de su aspecto con los palacios barrocos y art nouveau que lo rodean. Al final, sin embargo, Fred y Ginger (el sobrenombre que Gehry le dio en homenaje a la famosa pareja de bailarines y actores) se ha convertido en un icono y en parte de la identidad urbana de la ciudad. Por suerte, porque es un verdadero espectáculo visual. Sin duda, una de las atracciones diferentes que ver en Praga

Casa Danzante en Praga de FRank Gehry

Viaja a Praga

9. Cementerios de Olsany y Vysehrad

En una ciudad gótica y misteriosa como Praga una de las cosas que hacer es vagar por sus cementerios. Lugares mágicos por excelencia, sets para hacer unas fotos espléndidas y un buen lugar para un paseo relajante lejos del caos del centro. En Praga hay varios cementerios, pero nosotros te vamos a recomendar dos que tienes que visitar en tu escapada checa. Olsany, el más grande, es una verdadera galería de escultura al aire libre gracias a las preciosas estatuas art nouveau que llenan el espacio. Y Vysehrad, que alberga las tumbas de muchos personajes célebres, entre los que están el compositor Dvorak y el artista visionario Alfons Mucha. Deja en casa la melancolía y acércate a estos dos cementerios en busca de paz y serenidad.

10. Museo Hebreo

Más que un único museo, el Museo Hebreo es un conjunto de seis monumentos y lugares históricos vinculados a la cultura hebrea, profundamente arraigada en el tejido ciudadano de Praga. Están todos en el barrio antiguo de Josefov, que debe su nombre al emperador que en el año 1781 abolió todas las medidas discriminatorias contra los judíos. El museo comprende cuatro sinagogas (de épocas diversas pero todas en un excelente estado de conservación, aunque sólo en dos siguen realizando oficios religiosos), un edificio románico que en su origen estaba dedicado a las ceremonias y hoy acoge exposiciones ligadas a la historia de los judíos, y un cementerio. Descubre esta parte de la historia de Praga en el corazón de la ciudad. Te robará el corazón.

Viaja a Praga

Descubre otras ciudades y explora lo mejor de Europa con nuestras mini guías:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa