Noticias Los 10 lugares más mágicos de Canarias

Todos los artículos

Los 10 lugares más mágicos de Canarias

Lugares mágicos escondidos en las Canarias, islas volcánicas con millones de años de antigüedad.

En la mitología grecolatina, las Islas Canarias poseían un halo de misterio que las equiparaba a La Atlántida. Consideraban que se encontraban más allá de las Columnas de Hércules, formando parte de un mundo que se escapaba al entendimiento y el alcance de los simples seres mortales.

En ellas habitaron los guanches hasta la llegada de los castellanos, y, hoy en día, el único misterio que persiste es el de su condición de Jardín del Edén, con bellos paisajes naturales y un clima agradable durante todo el año. Sin embargo, su naturaleza volcánica, su escarpada orografía y sus bosques macaronésicos han creado rincones mágicos donde los personajes mitológicos sí tendrían cabida.

En Skyscanner te proponemos los 10 lugares más mágicos de Canarias:

Vuela a Canarias

1. El Hierro

La isla más pequeña de las Canarias es, en sí, un lugar mágico. Fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 2000 y tan sólo cuenta con tres municipios poblados por el hombre: Valverde, La Frontera y El Pinar.

Paisajes volcánicos, bosques de laurisilva, montañas, acantilados dramáticos y especies endémicas, como el lagarto gigante de El Hierro, te esperan para que los explores a tu ritmo en una tierra prácticamente despoblada y apartada del mundo.

Pero también bajo la superficie del océano encontrarás uno de los mejores lugares de Europa para bucear.

isla del hierro
Vuela a El Hierro

2. Parque Nacional del Teide, Tenerife

Se trata del Parque Nacional más visitado de las Afortunadas y del país.
El pico más alto de España (3.718 msnm) se erige, imperante, en el centro de la isla de Tenerife. A partir de los 2.500 metros ya son pocas las especies vegetales que pueblan las laderas, siendo una de ellas la preciosa y frágil violeta del Teide. El paisaje en esta parte final del ascenso al volcán es de una belleza casi lunar.

Pero la verdadera magia del lugar la conocieron los guanches. Echeyde era el nombre dado por ellos al volcán. En su lengua significa “morada de Guayota, el maligno”. La leyenda dice que Guayota secuestró a Magec (el dios Sol) y lo encerró en las profundidades del volcán, dejando a la isla sumida en la oscuridad. Los guanches convocaron a Achamán, su dios supremo, y le pidieron ayuda. Achamán derrotó a Guayota y selló la boca de Echeyde con el demonio dentro. Bonitas leyendas de mundos perdidos.

parque nacional del teide
Vuela a Tenerife

3. La Cueva de los Verdes, Lanzarote

En el norte de la isla de Lanzarote, en el municipio de Haría, existe un túnel de 6 km de largo que lleva hasta el mar. La cueva se formó gracias a la actividad eruptiva del volcán de La Corona, hace miles de años.

Durante siglos, en sus cavidades se escondieron los habitantes de la isla en los numerosos ataques de piratas y otros invasores. En los años 60 del siglo pasado, el artista lanzaroteño Jesús Soto diseña un juego de luces y música y se acondicionan más de un kilómetro de pasajes de la cueva para que sean visitados por el público.
Pasea por galerías con techos de hasta 50 m de altura, contemplando el juego de luces y formas talladas en la roca en tonos ocres, verdes y rojizos. La música te abstrae totalmente del mundo exterior.

cueva de los verdes en lanzarote
Vuela a Lanzarote

4. Reserva Natural de los Lobos, Fuerteventura

El pequeño islote de Los Lobos se encuentra a unos 2 km de la costa de Fuerteventura y se llega a él tomando las embarcaciones que salen del puerto de Corralejo.

Dunas y piedras volcánicas conforman pequeñas playas y calas por las que pasa un sendero del que no está permitido salirse para preservar este frágil ecosistema. El tour por la isla puede llevar un par de horas aunque deberás añadir otros 30 minutos si asciendes la única colina que despunta en la isla, La Caldera. Se puede pedir permiso para realizar acampada nocturna.

reserva natural de los lobos en fuerteventura
Vuela a Fuerteventura

5. Parque Nacional de Garajonay, La Gomera

Ocupando casi un décimo de la superficie total de La Gomera, el Parque Nacional de Garajonay es considerado como la mayor muestra de laurisilva que queda en Europa. La laurisilva es un bosque húmedo de variadas especies de hoja perenne que en la Era Terciaria tapizaba casi todos los rincones del Viejo Continente.

Hoy en día la laurisilva europea sólo puede encontrarse en las islas macaronésicas (Azores, Canarias, Cabo Verde (África), Madeira e Islas Salvajes). Recorre los kilómetros de senderos que discurren entre los árboles, cubiertos por un manto de humedad y jalonados por formaciones basálticas en forma de roques y peñascos. Eso sí, para que no pierda la magia, visita Garajonay fuera de temporada y entre semana porque es el tercer Parque Nacional más visitado de Canarias y el quinto de España.

parque nacional de garajonay

6. Observatorio astrofísico Roque de los Muchachos, La Palma

Los cielos que se extienden sobre las islas Canarias son limpios y claros y son varias las islas que poseen observatorios astronómicos de calidad mundial.

En la isla de La Palma se encuentra el potente telescopio del observatorio astrofísico de Roque de los Muchachos, a unos 2.426 m de altitud. Cuando llegues a él no te limites a mirar hacia el firmamento y baja la mirada para disfrutar de la vista del mejor Parque Nacional de la isla: la Caldera de Taburiente. La mayoría de los días, las condiciones atmosféricas crean otro espectáculo visual impresionante, como es el mar de nubes que tendrás bajo tus pies.

observatorio astronómico del roque de los muchachos en la palma
Vuela a La Palma

7. Dunas de Maspalomas, Gran Canaria

Al sur de la isla de Gran Canaria encontramos un pequeño desierto, de unas 400 hectáreas, junto al mar. Este sistema de dunas halófilas posee oasis donde abundan las aves y algunas especies de lagartos endémicas.

Comienza tu ruta en la playa del Inglés
y adéntrate en las dunas para terminar en La Charca y el cauce del barranco de Fataga. El viento cada día perfila formas distintas a unas dunas que invitan a la relajación. Contempla bellos amaneceres y atardeceres sentado en ellas.

dunas de maspalomas en gran canaria
Vuela a Gran Canaria

8. Cuchillos de Vigán, Fuerteventura

Fuerteventura no es sólo surf y playas de ensueño. Aunque este reclamo natural no deja de ser apetecible, hay también lugares mágicos que le dan un toque diferente al concepto de belleza paisajística.

Este es el caso de las extrañas montañas que conforman los llamados Cuchillos de Vigán, en la costa sureste de la isla. Se le dio este nombre por su peculiar forma. Los montes y laderas han ido tomando la forma de cuchillos que parecen querer clavarse en las aguas del Atlántico.

La cima más alta no llega a los 500 metros y entre los cuchillos se extienden valles de tierra oscura donde habita una nutrida flora autóctona y una fauna caracterizada por la presencia de guirres, águilas pescadoras y halcones de berbería.

No existen carreteras asfaltadas que lleven al lugar, lo que le hace ser poco explorado y le dota de una magia aún más especial.

9. Montañas de Anaga, Tenerife

En la punta nordeste de la isla de Tenerife se encuentra el parque rural de Anaga, extendiéndose por los municipios de Santa Cruz de Tenerife, Tegueste y La Laguna.
El macizo de Anaga es una de las zonas más antiguas de la isla, creándose hace 6 o 7 millones de años. Las montañas y acantilados están cubiertos por un manto verde hecho de hierba y laurisilva. Senderos estrechos y sombríos recorren los bosques de las laderas y nos llevan a zonas abiertas donde encontramos bellos miradores al mar y los acantilados.

Algunos caseríos aparecen dispersos aquí y allá, y sus habitantes son los últimos supervivientes de otra época en la que la gente vivía del ganado y la agricultura.

View this post on Instagram

#teneriffa #anagatenerife #grass #wildromantisch

A post shared by Wolfgang Tietzen Fotografie (@wolfgang_tietzen_fotografie) on

10. Los Hervideros, Lanzarote

La isla de Lanzarote, en sí, es un lugar mágico. Ese manto de tierra lunar, plagada de montañas, volcanes, playas, cuevas, acantilados e incluso viñedos. Las casas blancas que aparecen sobre la tierra parecen estaciones espaciales por el paisaje que les rodea.

Los Hervideros es el nombre que se le ha dado a una parte de la costa oeste de la isla donde los brazos de magma se solidificaron al llegar al mar y han creado unas formaciones rocosas llenas de cavidades. El océano bate aquí con la furia de mil titanes y el agua se filtra por las rocas porosas, emergiendo como si se tratase de agua hirviendo. Es un espectáculo digno de admirar.

Si te ha gustado este artículo, seguro que te interesará leer los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa