El COVID-19 (coronavirus) puede afectar a tus planes de viaje. Sea cual sea tu destino, aquí encontrarás las últimas recomendaciones.

Noticias España en verano: 20 rincones imprescindibles e imperdibles

Todos los artículos

España en verano: 20 rincones imprescindibles e imperdibles

Descubre estos 20 rincones de España a los que el verano les saca los colores. ¡Te van a encantar!

Llega el verano a España y las temperaturas comienzan a subir, llegando a cotas realmente desagradables. Tenemos un descanso a la vuelta de la esquina y nos ponemos a pensar dónde ir de vacaciones en España.

En Skyscanner te ayudamos a elegir dejándote esta combinación original de los mejores lugares para visitar en España en verano:

1. Nacimiento del río Mundo, Albacete

En Castilla-La Mancha los veranos son tórridos y los campos son barridos por un sol de justicia. Las ciudades aparecen desoladas en las horas más cálidas del día y uno se pregunta cómo aguantó el gran Don Quijote cabalgando con una armadura por esas llanuras cobrizas. Fijo que Sancho le cubría con una sombrilla. ¡Era un grande, Sancho!

Sin embargo, entre tanto fuego existe un lugar donde siempre estarás fresco. Cerca del pueblo de Riópar se halla el nacimiento del río Mundo. Una potente cascada salta al vacío entre la roca caliza. Alrededor de ella, la vegetación es densa y verde todo el año. Un vergel oculto entre gargantas.

Puedes dejar tu coche en el aparcamiento y caminar un ratito por las escaleras que ascienden a la cascada. En el camino hay varias pozas de agua helada donde puedes meterte a refrescarte. Para los que buscan más aventura, se puede hacer espeleología en la cueva de Los Chorros.

cascada entre verde

Créditos fotografía © David Escribano

2. Aínsa, Huesca

Puede que Don Quijote resultara extraño paseando su armadura por La Mancha, pero si se te ocurriera ponerte una para recorrer las calles del pueblo de Aínsa, no ibas a sentirte fuera de lugar.

Existen muchos pueblos a los que ir de vacaciones en España, pero el aspecto medieval de Aínsa es la principal razón por la que forma parte de la asociación de los Pueblos más bonitos de España. En verano, el interior de sus caserones de piedra mantiene el fresco y las tardes en la Plaza Mayor son de esas en las que hueles el aire y te sientes alegre y capaz de todo. Si te vienes muy arriba, puedes intentar conquistar el castillo del siglo XI que está junto a la plaza. La iglesia parroquial de Santa María (siglo XII) es una de las mejores muestras del románico que encontrarás en Huesca.

3. Ronda, Malaga

The Malaga city of Ronda, one of the places to visit in Spain in summer, is divided into two Siamese sisters. The gorge through which the waters of the Guadalevín flow is a pit that seems to separate not only space, but also time .

On one side of the bridge, the Round of the eighteenth century, and on the other, the medieval, with great Arab influences.

In the Round of the eighteenth century highlights its bullring, which with its 66 meters in diameter can boast of being the largest in the world. Here they enjoyed the runs Orson Welles and Ernest Hemingway, perhaps thinking, like Obélix, «how crazy are these Spaniards!»

Cruza al lado medieval pasando sobre el Puente Nuevo y visita la Colegiata de Santa María la Mayor, pasa bajo el arco de Felipe V o entra en los baños árabes.

Después, da un paseo hasta los campos de Ronda y desde allí verás la profunda garganta que separa los peñascos sobre los que se asienta la ciudad.

4. Roque de los Muchachos, La Palma

Let’s see, who hasn’t gone to the beach to see the typical summer star shower? Surely you have done it more than once and ten times. Bocata, neverita with happy drinks and friends / couples to show that you have seen many more shooting stars than them. It’s a summer classic. What happens is that you do not always have at hand a place that does not have too much light pollution.

If you want to see the rain of stars from the best possible place in Spain, take a plane to the Canary Island of La Palma and go up to the Roque de los Muchachos observatory , on the edge of the Caldera de Taburiente National Park.

Of course, be warm because you will be at almost 2,400 meters. It will be worth it.
Another attraction of the Canary Islands, one of the main places to go on vacation in Spain.

5. Sierra de Cazorla, Jaén

La Sierra de Cazorla se encuentra englobada en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Se encuentra en el noroeste de la provincia de Jaén y es el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa.

Mientras el verano hace arder casi toda Andalucía, la sierra de Cazorla mantiene una especie de microclima que la convierte en un lugar idóneo para pasar el verano. Coge tu tienda de campaña y vive en uno de los bonitos campings con terrazas de césped. Si eso te parece demasiado atrevido – es un eufemismo para el término “incómodo”, y lo sabes -, seguro que encuentras varios alojamientos rurales que satisfagan tus necesidades.

Pasea por los senderos entre ríos, pinos, abedules, fresnos, sauces y chopos y, si lo haces a primera hora de la mañana y eres más sigiloso que un elfo de la Tierra Media, quizás tengas la suerte de cruzarte con un ciervo, jabalí o muflón en tu camino.

6. Lakes of Covadonga, Asturias

Although the Lakes of Covadonga are visited throughout the year, this Asturian natural wonder – comparable, in its contribution to the country, to the fabada or the descent of the Sella – shines especially when the sun hits it fully, making it one of the best Places to visit in Spain in summer.

The weather in Asturias is unstable during the rest of the seasons and the powerful summer sun starts bright colors typical of a Tim Burton film (of which they are not gloomy, obviously).

The Enol and Ercina lakes, of glacial origin, are located in the Asturian part of the Picos de Europa National Park . There is a third lake, the Bricial that also has water during the summer, because it only fills with the thaw.

Bring a good picnic and lie on the grass surrounded by a landscape of Middle Earth.

7. Lago San Mauricio y Aigüestortes, Lleida

¿A que tienes la sensación de que Cataluña es una región llena de parques nacionales?
Pues que sepas que el de Aigüestortes es el único. Constituido en 1955, su morfología se diferencia del resto de valles de la cordillera pirenaica.

En sus más de 14.000 hectáreas encontrarás grandes crestas de granito, densos bosques, una gran maraña de senderos transitables y decenas de lagos de distintos colores. El más bonito es el de San Mauricio.

Si te gusta la aventura, acércate al río Noguera Pallaresa y haz rafting.

8. Rías Baixas, Pontevedra

La zona gallega de las Rías Baixas abarca casi toda la costa que se extiende desde el cabo Finisterre hasta la ría de Vigo. Con un clima duro en invierno e inestable en otoño y primavera, en verano el verde se mezcla con los colores vivos de las flores y el azul de ríos y mares.

Hay muchas cosas de las que disfrutar aquí y es uno de los mejores lugares a donde ir de vacaciones en España. Aprende del duro trabajo de las mujeres marisqueras de Cambados, baja en kayak el río Umia, visita el patrimonio histórico de pazos y palacios o, mejor aún, sigue los pasos de la Ruta do Viño Rías Baixas y haz que el fresco albariño aligere tus penas mientras te enamoras de la naturaleza.

vino y campos

Créditos fotografía © David Escribano

9. La Selva de Irati, Navarra

La mayor zona forestal de Navarra se desparrama a ambos lados del cauce del río Irati. Se trata de uno de los mayores hayedos-abetales de Europa y conserva un bosque autóctono cuyo origen se remonta a la época medieval.

Unas 17.000 hectáreas imposibles de recorrer en su totalidad en tus vacaciones. Para llevarte una buena idea del paisaje de Irati, te recomendamos que recorras el Camino de Contrabandistas, un sendero sencillo de montaña que discurre por la mejor zona kárstica boscosa de Irati y, además, te desvela el ancestral uso humano, con 8.000 años de historia.

Para refrescarte, báñate en el embalse de Irabia. Métete en el agua y mira alrededor… Y nos cuentas…

10. Cañadas Reales, Segovia

Sabemos que es duro, pero te vamos a pedir algo que seguro que agradecerás luego: madruga en verano. El calor puede ser sofocante en el verano segoviano, pero si te levantas al amanecer y te montas en la bici, podrás hacer cicloturismo en una de las zonas de España que mejor se adapta a ello.

Recorre las antiguas Cañadas Reales por las que los pastores trashumantes conducían a su ganado. Conectan pueblos tan bonitos como el de Pedraza – una de las villas medievales más bonitas y mejor conservadas de España – y la Granja de San Ildefonso, con el famoso Palacio de la Granja que mandó construir el monarca Felipe V en el siglo XVIII.

Puedes culminar tu ruta bajo la arcada del Acueducto de Segovia. Si, además, te vistes como un centurión romano, te llevas varios minipuntos.

ciclistas en campos

Créditos fotografía © David Escribano

11. Isla de Cabrera, Islas Baleares

Las Islas Baleares forman uno de los destinos preferidos a donde ir de vacaciones en España.

La isla de Cabrera es la de mayor tamaño de las que componen el archipiélago homónimo. Toda la zona está protegida por el Parque Nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera. En verano, las aguas están calmadas y te permitirán disfrutar de las praderas de posidonia oceánica, la tortuga boba y delfines.

En tierra, encontrarás las playas de Sa Platgeta, Es Pagès y S’Empalmador. Si quieres visitar el castillo, tienes que solicitar permiso en la oficina del parque.

12. Costa de Uribe, País Vasco

A menos de media hora en coche de Bilbao, tienes una de las más bonitas costas del norte del país y uno de los mejores lugares para visitar en verano en España. La comarca de Uribe tiene de todo.

Haz parapente desde lo alto del Monte Jata o en el pequeño acantilado junto a la playa de Sopelana. Monta a caballo por el bosque que rodea al castillo de cuento de Butrón. Haz surf con los maestros surfistas de Meñakoz o Bakio. Y si eres más de buena mesa que un derrochador de adrenalina, disfruta del marisco y pescado de los restaurantes de la zona tras haber subido a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe. Junto con la de Guadalest, en Alicante, son las que se encuentran en los lugares más bonitos de España.

Créditos fotografía © David Escribano

13. Valle del Pas, Cantabria

El río Pas desciende desde Peñas Negras, en Vega de Pas, y cruza un valle que resplandece de verdor en verano para desembocar, 58 km más abajo, en la ría de Mogro. El río Miera también forma parte de la comarca de los Valles Pasiegos.

Importante en la Reconquista, aquí se fundaron antiguos monasterios del siglo XI al XIII, como el de San Vicente de Fístoles y la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda. El pastoreo era el medio de vida más habitual y aún hay gente en las villas históricas de Vega de Pas, San Pedro del Romeral y San Roque de Riomiera que viven de ello. De eso y de elaborar los famosos sobaos pasiegos. No podéis marcharos sin comeros uno… ¡O una bandeja! Son un vicio.

14. Bosque del Castañar de Hervás, Cáceres

El valle del Ambroz es otro de los reductos de frescura y belleza natural en una región extremeña en la que el verano es realmente duro.

En él podrás tomar el sendero PR-CC 37 y adentrarte en un tupido bosque de castaños, salpicado con algunos robles. Es un sendero de escasa dificultad, pudiendo elegir entre una ruta circular que llega hasta el pueblo de Gargantilla y regresa, u otra de unos 15 km que casi alcanza el puerto de Honduras (el paso al Valle del Jerte).

15. Delta del Ebro, Tarragona

Los bellos arrozales del Delta del Ebro dan color a la desembocadura del río más caudaloso de España en el Mediterráneo.

El Ebro, durante su curso, arrastra una gran cantidad de materiales orgánicos y sedimentos que dotan de gran vida a su delta. Los arrozales son sus principales protagonistas, pero también hay salinas, como la de Món Natura, a escasos kilómetros del pueblo de San Carlos de la Rápita. En el centro de interpretación de Món Natura, podrás aprender todo sobre la flora y fauna de la zona y la forma de vida de unos pescadores y agricultores que llevan décadas viviendo del delta.

Créditos fotografía © David Escribano

16. Sierra de Gredos, Castilla y León, Extremadura y Madrid

La cadena montañosa más elevada del Sistema Central es una de las mejores opciones senderistas para el verano.

Sus grandes moles graníticas se extienden por las comunidades de Castilla y León, Madrid y Extremadura, desde San Martín de Valdeiglesias, al este, a Hervás, al oeste, y de norte a sur desde el valle del Tormes a Rosasito.

En el macizo central encontrarás la mayor parte de sus lagunas, haciendo el paseo más fresco y agradable. Llévate un bañador y refréscate en las aguas de la Laguna Grande de Gredos, las Cinco Lagunas, la Laguna del Barco o la Laguna de los Caballeros. Después sécate al sol o descansa bajo las ramas de las encinas, piornos serranos o robles melojos.

17. Fuentes del Algar, Alicante

El río Algar salta contento a la altura de la localidad alicantina de Callosa de En Sarriá. De hecho, puedes llegar a las fuentes caminando desde el centro de este pueblo alicantino. Tras 3 km de caminata, llegarás a tu destino y podrás iniciar el sendero de 1,5 km que discurre junto al cauce del río Algar (que significa “cueva” en árabe).

Cascadas y embalses naturales de agua helada se suceden en este corto trayecto entre una densa capa de típica vegetación mediterránea. Durante el verano, la mayor parte del caudal del Algar proviene de los pozos situados en el nacimiento de las fuentes. Después, el agua es bombeada al cercano pantano de Guadalest.

Intenta visitar las fuentes del Algar en un momento distinto al mes de agosto, cuando casi todos los días recibe la visita de decenas de turistas.

18. Cala de Maro, Nerja, Málaga

La Nerja del mítico Chanquete y los chavales de Verano Azul es una ciudad costera realmente bonita. Sin embargo, en verano está llena de turistas y en sus calles puedes freír huevos echando un chorrito de aceite de oliva sobre la acera.

Para huir de todo eso, lo mejor es coger el coche y acercarte a la tranquila Cala de Maro. Accedes a ella por un sendero que desciende una verde ladera. La cala es de piedras pequeñas y suele estar habitada por hippies. El paisaje de buen rollo se completa con un riachuelo de agua dulce que desemboca en las transparentes aguas de Maro.

eala costa del sol

Créditos fotografía © David Escribano

19. Morella, Castellón de la Plana

En el interior de la provincia de Castellón se encuentra Morella, uno de los pueblos más bonitos de España.

Cuando vas por la carretera y asoma por el horizonte, parece que estas llegando a uno de los escenarios de Juego de Tronos. Un castillo en ruinas corona un cerro por el que trepan casas antiguas, acumuladas como los dientes en la boca de un cocodrilo, sin orden ni concierto aparente.

Con un clima mediterráneo de alta montaña, las tardes de verano son frescas y las puedes aprovechar para visitar las iglesias de Santa María, Sant Joan y Sant Miquel o el convento de San Francisco.

Intenta que tu visita a Morella coincida con el año en que se celebra su festividad más especial: el sexenio de Morella. Se celebra cada 6 años en agosto y cada día un gremio (tejedores, labradores, artes y oficios, peregrinos, torneros y gitanetes) realizan su danza.

20. Laguardia, Rioja Alavesa

La región de la Rioja Alavesa aparece en verano cargada de uva. Los viñedos se extienden hasta donde alcanza la vista, en unas llanuras y valles protegidos de los vientos por las paredes de roca de la sierra de la Demanda.

Visita la modernista bodega Ysios – con su extraño edificio que parece emular a las olas del Cantábrico – y después dirígete al pueblo medieval de Laguardia.

Laguardia fue declarada “villa” en 1164, por orden de Sancho VI. Hoy en día, sigue conservando su muralla medieval, que encierra monumentos góticos y románicos como la Torre Abacial, la iglesia de San Juan y el famoso reloj de la Plaza Mayor, que tiene unos danzarines que se entregan a un baile popular a las 12, 14, 17 y 20 horas.

Una visita muy curiosa en Laguardia es la de las cuevas subterráneas utilizadas por las familias nobles del siglo XVI para conservar su vino.

Si te ha parecido interesante este artículo, seguro que disfrutarás leyendo los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.