Noticias Qué ver en Transilvania, 6 lugares que visitar en la tierra del Conde Drácula

Todos los artículos

Qué ver en Transilvania, 6 lugares que visitar en la tierra del Conde Drácula

Descubre los rincones más bonitos que oculta Transilvania, el país de Drácula y de los paisajes de película

Transilvania, la región más misteriosa de Rumania, a tan sólo dos horas en coche de la capital Bucarest, se alza en el centro del país rodeada por los montes Cárpatos. Un lugar perfilado por abruptas montañas, extensas autopistas vacías, profundos valles y espesos bosques envueltos en un aura enigmática. En Transilvania historia y leyenda van de la mano. Conocer esta zona supone adentrarse en la tierra del príncipe de las tinieblas, Vlad III de Valaquia, más conocido como Drácula. Un hombre cruel, aterrador y temible que fue transformado en leyenda gracias al escritor Bram Stoker.

Vuela a Rumanía ya

Pero una vez asimilada la historia convertida en mito, esta región se nos muestra llena de matices. Pasear por pintorescas ciudades como Sighisoara, recorrer hospitalarios pueblos como Bran, viajar por carreteras semi desiertas repletas de carros de paja tirados por caballos, son algunos de los encantos de “el país que se extiende más allá de los bosques”. Nos adentramos en Transilvania, una ruta tras las huellas de Drácula.

poster del conde drácula en sighisoara
Crédito fotografía © Bisual Studio

1. Bucarest, la ciudad secreta de Drácula

Un punto de partida ideal para realizar un viaje en coche por la región de Transilvania es Bucarest. La emergente y bulliciosa capital rumana ofrece un interesante primer contacto con el país gracias a su mezcla de arquitectura soviética, amplias avenidas e imponentes museos. Aquí, empezamos a conocer al personaje histórico en el que Stoker se inspiró para crear a su famoso vampiro Drácula.

En el Museo Nacional de Historia se expone un retrato de Vlad Tepes también conocido como Vlad Dracul (“el Empalador”). Señor feudal del siglo XV, fue un tirano despiadado que empalaba, torturaba y decapitaba a sus víctimas. En el antiguo barrio de Curtea Veche (Corte Vieja) se encuentran los restos del Palacio que mandó construir donde, según la tradición local, mantenía a sus prisioneros en las mazmorras que había bajo sus cimientos.

vista de un edificio del gobierno en Bucarest
Crédito fotografías © Bisual Studio

2. Brasov, el “bosque de estacas”

Esta agradable ciudad es el destino más turístico de Rumania. Con un centro adornado por fachadas barrocas, bohemios cafés y una bella plaza, la de Sfatului, donde poder disfrutar de un momento de descanso en una de sus terrazas mientras se admira la Iglesia Negra. Brasov es el centro de operaciones perfecto para recorrer la región de Transilvania. A un paso de los montes Bucegi y de las poblaciones de Rasnov y Sinania, es una ciudad animada que nada se asemeja a su oscuro pasado. Escenario mudo de una de las mayores y más sangrientas masacres perpetradas por Vlad Dracul.

En este lugar, realidad y mito se entremezclan, y el hombre y el vampiro se funden en uno. A finales de 1450, Vlad llegó aquí e hizo empalar a todo aquél que se negase a pagarle un tributo o comerciar con él. Convirtiendo el paisaje de Brasov en un conjunto de estacas dispuestas unas al lado de otras como si de un bosque tenebroso se tratara.

Vista aérea de la ciudad de Brasov en Rumanía
Cafetería mona en Brasov Rumanía
alrededores de brasov
familia gitana en Brasov
Crédito fotografías © Bisual Studio

3. Bran, “el castillo del Conde Drácula”

A treinta kilómetros de Brasov se encuentra el famoso Castillo de Bran. Lugar en el que según dicen, Bram Stoker, escritor de la novela Drácula (1897), se inspiró para describir el hogar de su célebre vampiro Drácula. Un emplazamiento militar construido en el siglo XII sobre una colina que actualmente se ha convertido en la fortaleza más visitada de Transilvania.

Aunque el pueblo de Bran es bastante pequeño, durante la temporada alta se llena de turistas curiosos. Y su calle principal está repleta de tiendas de suvenires adornadas con crucifijos, ajos y pequeños vampiros tallados en madera. También hay puestos de comida callejera donde poder probar la cocina tradicional rumana. Desde las sopas (ciorbă) de carne o verduras, el sarmale (hojas de col rellenas de carne sazonada de cerdo y ternera con arroz) a la mămăligă (masa de harina de maíz asada, cocida o frita que se sirve como acompañamiento junto a una variedad de quesos).

pueblo de Bran
Castillo de bran
suvenirs horteras en Bran tazas del conde drácula
Crédito fotografías © Bisual Studio

Vuela a Rumanía ya

4. Sighisoara, la cuna de Drácula

La siguiente etapa del viaje es la encantadora Sighisoara. En el centro del país, a hora y media en coche desde Brasov esta ciudadela medieval repleta de coloridas casas y empinadas calles empedradas, Patrimonio de la Humanidad, es conocida por ser la cuna de Vlad Tepes.

Fue aquí, en el norte de los Cárpatos donde nació el temido príncipe en 1431. Frente a la plaza de la ciudadela se encuentra el monumento más famoso de Sighisoara, la casa de Drácula. Rodeada de tiendas de artesanos y viejos anticuarios, este edificio es actualmente un restaurante donde degustar platos como la “comida del Príncipe Drácula”, con aguardiente transilvano. En Sighisoara la imagen de Vlad Tepes es un reclamo turístico como lo es la Torre del Reloj, de donde cada día, siete figuras se asoman para recordar que la medianoche ha llegado. Y es que aquí, el terror forma parte del folklore local.

paisaje rural camino de sighisoara
calles de sighisoara
torre del reloj de sighisoara
Crédito fotografías © Bisual Studio

5. Sibiu, más allá del “Conde Drácula”

La última parada en nuestra travesía transilvana es Sibiu. Con un llamativo casco antiguo, cualquier paseo por esta ciudad comienza en la diáfana y bulliciosa plaza Mayor, presidida por la torre del Consistorio. Alrededor de la cual, se despliegan tejados salpicados de ventanas con forma de “ojos” localizados en pequeñas buhardillas.

Por un extremo de la plaza se accede a una calle empinada que conecta la ciudad alta con la baja y moderna. Uno de los rincones más típicos y animados de Sibiu. Esta zona de paredes desconchadas y calzadas de adoquines está repleta de galerías de arte, grandes portones de madera y coloridas fachadas que amenizan nuestro último paseo por la tierra de Drácula.

centro del pueblo de sibiu en rumanía
niños jugando en sibiu rumanía
anciana en sibiu rumanía
casa tradicional rumana en sibiu
Crédito fotografías © Bisual Studio

6. Transfagarasan Road, la carretera infernal

Encaramos el camino de vuelta a casa por la carretera de Transfagarasan que desde el sur de Transilvania atraviesa los Cárpatos hasta llegar a Valaquia. Noventa kilómetros de imponentes curvas cerradas que recorren el escarpado paisaje rumano. Una última parada en el camino nos lleva a visitar la ciudadela de Poenari, un castillo en ruinas que el príncipe Vlad Tepes amplió para convertirlo en una fortaleza con cárcel donde torturar a sus prisioneros sin ápice de remordimiento. Este lugar, acogió en vida al príncipe de Valaquia, cuya historia se convirtió en leyenda.

Enaltecido por unos, juzgado por otros, hoy día, más de 500 años después de su muerte, su recuerdo continúa presente en el imaginario colectivo a través del vampiro más famoso de todos los tiempos, Drácula.

carretera de curvas de transfagarasan en rumanía
carretera de curvas de transfagarasan en rumanía
Crédito fotografías © Bisual Studio

Vuela a Rumanía ya

Este artículo es obra de los fotoperiodistas de Bisual Studio. Sígueles la pista y disfruta con sus imágenes.

¿Has estado en Rumanía? Pues ve buscando vuelos baratos, hotel y coches de alquiler y recórrela. ¡Te encantará!

Si este artículo te ha gustado, clica en estos. ¡Te helarán la sangre!

– 10 lugares del mundo para pasar auténtico miedo la noche de Todos los Santos

– Celebra un Halloween a la española: tradiciones de Todos los Santos

– Los 10 lugares más encantados de España

– Los 9 castillos más embrujados del mundo

– Los 11 lugares abandonados más terroríficos del mundo

– Los 13 cementerios más bonitos que has visto nunca

Skyscanner es el comparador global para tus viajes que te ayuda a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa