Noticias 10 comidas que deberías probar en el Sudeste Asiático

Todos los artículos

10 comidas que deberías probar en el Sudeste Asiático

En el Sudeste Asiático no solo encontrarás templos, arrozales y playas, sino que te espera un riquísimo mundo gastronómico por saborear. Echa un vistazo a los platos que no te puedes perder.

Sudeste Asiático… Ya suena exótico, ¿verdad? Esta región del mundo te espera con sus miles de templos, pagodas e iglesias, sus paisajes infinitos de arrozales y campos de té, sus playas de cocoteros y aguas turquesas, y sus amables habitantes que te recibirán con una sonrisa. Sin embargo, también tienes que saber que volverás a casa con unos kilos de más. La gran variedad de platos y su precio inigualable (¿sabías que podrás comer una ración completa a partir de 1€?) hará que abras la boca más de lo normal. Para saber por dónde empezar, sigue con nosotros y descubre las 10 comidas que debes probar en el Sudeste Asiático.

¡Vuela ya al Sudeste Asiático!

1. Pad thai

Comenzamos este recorrido gastronómico por el clásico, el imprescindible que debes comer en el Sudeste Asiático. El pad thai es uno de los platos básicos de la gastronomía tailandesa y será extremadamente difícil que te vayas del país sin catarlo, pues está en casi cualquier restaurante o puestecillo callejero. Su ingrediente principal son los noodles (fideos de arroz) con huevo, a los que se les añaden azúcar, diferentes salsas (de tamarindo y de pescado), brotes de soja y un poco de pollo, gambas o tofu. Todo ello se cocina en un wok a un ritmo trepidante. Por encima siempre encontrarás un poco de cilantro, cacahuetes tostados y cebollino, así como un trozo de lima para que puedas añadirle un poco de zumo si lo deseas. Si no te gusta el picante, no te preocupes, el chile se suele servir a un lado. Suena bien, ¿verdad? Pues podrás saborearlo a partir de 30 ‘baths’, ¡0,75€!

Vuela a Tailandia

2. Roti

Para desayunar, para comer, para merendar, para cenar… En Malasia encontrarás rotis en cualquier momento del día, en especial en los mamak y los kopitiam, las cafeterías típicas del país abiertas a cualquier hora. Un ‘roti’ es una especie de pan o tortita que se puede preparar con diferentes tipos de ingredientes. El más básico es el roti canai (pronunciado como “chanai”), que viene acompañado de curri y el típico dhal o guiso de lentejas. El roti telur incluye un huevo en su interior y también es común a la hora del desayuno. Uno de nuestros preferidos es el roti bom, mucho más dulce, pues se prepara con mantequilla y azúcar.
En algunos casos, el ‘roti’ va acompañado de kaya, otro de los ingredientes típicos de Malasia y, por supuesto, una de las comidas que debes probar en el Sudeste Asiático. Esta especie de mermelada de leche de coco y huevo se usa no solo en los ‘rotis’, sino también en tostadas y gran variedad de postres.
No dejes de contemplar la preparación de un ‘roti’ en algún momento, pues el proceso es casi hipnótico. Las bolas de masa se amasan bien, se estiran y se lanzan al aire una y otra vez hasta que se ponen en la plancha. Además, para acompañar, recuerda pedir un teh tarik, la bebida más popular y deliciosa de Malasia. ¡Se nos hace la boca agua!

Vuela a Malasia

3. Larb

No podíamos dejar de incluir el larb (también llamado laap, larp o laab) en nuestra lista de 10 comidas que debes probar en el Sudeste Asiático. El plato nacional de Laos, que también se suele encontrar en el norte de Tailandia, es una ensalada de carne picada (normalmente, pollo o cerdo) marinada con lima y salsa de pescado, y mezclada con hojas de menta, algunas verduras y chile. Se sirve a temperatura ambiente y acompañada de algunas verduras crudas y el tradicional sticky rice o arroz glutinoso. Aunque quizás la mezcla te suene un tanto rara, te prometemos que es un plato que no puedes dejar de probar. Solo te damos una indicación: si no puedes soportar demasiado la comida picante, pide que no te la cocinen con chile y tu estómago será más feliz.

Vuela a Laos

4. Phở

¡Viajar a Vietnam y no comerphở sería un auténtico pecado! Este contundente caldo de fideos es una de las insignias del país y una de las comidas que debes probar en el Sudeste Asiático. Prueba a levantarte una mañana bien temprano y a sentarte en un puesto callejero. Haz como los demás y pide para desayunar este contundente bol de fideos de arroz con caldo de ternera y trozos de carne acompañados de cilantro, albahaca, cebollino, lima y brotes de soja, que se suelen servir aparte para que tú los añadas según quieras. Si deseas tu plato con carne de ternera, tendrás que indicarle al cocinero que quieres un phở bò. Si lo quieres con pollo, dile phở gà. Gracias a su gran cantidad de proteínas y minerales, tendrás energía durante todo el día para explorar Vietnam.

Vietnamese Pho
Vuela a Vietnam

5. Amok de pescado

Seguro que en tu viaje por el Sudeste Asiático vas incluir los espectaculares templos de Angkor, situados en Camboya. Entre visita y visita, no dudes en hacer una parada técnica para probar uno de los platos más famosos de la comida del país, el amok de pescado. En general, la palabra amok se refiere al proceso de cocer un curri en hojas de plátano, así que se trata de un guiso espeso, un curri hecho con leche de coco al que se le suelen añadir unas verduras, algunas especias y algún pescado o marisco. Es común que el ‘amok’ se sirva con arroz y se presente en una hoja de plátano o dentro de un coco. Si eres un adicto al curri, el ‘amok’ es, sin duda, una de las comidas que debes probar en el Sudeste Asiático. Palabra de Skyscanner, ¡te chuparás los dedos!

Vuela a Camboya

6. Bánh mì

Volvemos a Vietnam para hablarte de otro de los platos que debes probar en el Sudeste Asiático sí o sí. En este caso, queremos hablarte de un bocadillo muy especial, el popular bánh mì. Derivado de la ocupación francesa de Vietnam, el ingrediente principal es el pan blanco de tipo baguette hecho con harina de arroz. A este se le añaden gran cantidad de hierbas (entre las que nunca falta el cilantro) y especias, así como encurtidos (zanahoria, principalmente), cebolla, pepino, mayonesa y alguna carne, paté o tofu. Si eres vegetariano, puedes pedir un bánh mì chay. El ‘bánh mì’ entra bien a cualquier hora, pero es muy popular comerlo a la hora de desayunar. Además, si no vas a pasar por Vietnam, también podrás encontrar su versión laosiana en cualquier rinconcito del país vecino.

Vietnamese Banh Mi
Vuela a Vietnam

7. Satay

El archipiélago indonesio está formado por más de 17.000 islas, así que es difícil seleccionar un plato de este inmenso y bello país. En casi cualquier warung, la casa de comidas típica de Indonesia, darás con los satay o saté. El secreto de estos pinchos de carne (normalmente, de pollo o de ternera) marinados con cúrcuma y hechos a la parrilla es su salsa de cacahuete. Esta salsa puede ser más o menos consistente y suele llevar soja, ajo y azúcar, así como un toquecito de chile. No solo podrás encontrar ‘satay’ en las islas de Sumatra y Java, de donde son originarios, sino que también verás estros imprescindibles de la comida del Sudeste Asiático en otras islas indonesias, Malasia y Tailandia.

Vuela a Indonesia

8. Chicken adobo

Si tienes pensado hacer un viaje a Filipinas, no te ciñas solo a los restaurantes turísticos y déjate caer por una karenderia, los restaurantes de barrio del país, y prueba alguno de sus platos. Muchos de sus nombres te sonarán: guisado, lechon, kaldereta, lecheflan, adobo… El último es uno de nuestros favoritos y, por ello, lo hemos seleccionado en nuestra lista de comidas que debes probar en el Sudeste Asiático. En Filipinas, el adobo es un guiso de carne que se prepara marinando pollo, cerdo o ternera en vinagre, aceite, salsa de soja, laurel y pimienta. El resultado es una carne bien sabrosa y un caldo que se acompañan con arroz hervido. Anímate a probar la versión con pollo y pide un zumo de calamansi, la lima filipina, para acompañar.
Como postre, échale valor y ordena un halo halo. El dulce más conocido del archipiélago es una extraña mezcla de helado, hielo picado, judías y maíz dulces cocidos, fruta, coco en almíbar, nata, mermelada de ñame y flan de huevo. Todo ello regado de ingentes cantidades de leche condesada. Lo creas o no, ¡masarap!

Vuela a Filipinas

9. Panang curry

Una ruta por Tailandia nunca estaría completa si no pruebas uno de sus famosos curris. Por ello, una de las comidas que comer en el Sudeste Asiático es el curri panang o phanaeng. Este es un curri de color rojo hecho básicamente con chile, galangal, lemongrass, lima, semillas y raíces de cilantro, comino, ajo, cebolla, cacahuete y pasta de gambas. Al caldo se le añaden carne, verduras, hojas de lima, leche de coco y azúcar. Como habréis podido imaginar, el aroma puede dar la vuelta a varias calles.
Si no puedes soportar el picante, tu tipo de curri debería ser el massaman. Este es mucho más suave, ya que carece de picante y sus ingredientes principales son leche de coco, cacahuetes, patatas, canela y azúcar. ¡Un auténtico manjar!

Vuela a Tailandia

10. Mango sticky rice

Si solo pudieras probar un postre en el Sudeste Asiático (algo que deseamos que nunca te ocurra), tu elección debería ser el mango sticky rice. Uno de los mejores dulces de Tailandia es esta combinación de mango fresco troceado y arroz glutinoso mezclado con una salsa de leche de coco y azúcar. Encontrarás mango sticky rice tanto en restaurantes como en puestos callejeros y ninguno de ellos suele fallar. ¡Nosotros lo comeríamos cada día.

Vuela a Tailandia

Sigue leyendo si te encanta la combinación de comer y viajar:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa