Noticias Dónde comer en Milán: 10 restaurantes imprescindibles

Todos los artículos

Dónde comer en Milán: 10 restaurantes imprescindibles

¿Dónde comer en Milán sin que la factura haga que se nos atragante la cena? Evita los lugares más turísticos y anota estos locales que te dejarán el mejor sabor de boca posible.

Aunque pizza y pasta son protagonistas principales de la gastronomía de Italia, hay una serie de platos auténticos y exquisitos que te recomendamos probar en tu paso por esta ciudad. Toma buena de estos restaurantes baratos de Milán que te recomendamos en Skyscanner donde disfrutar por poco dinero, pero con buena calidad y mejor servicio.

La culinaria italiana se caracteriza por colores y aromas muy intensos, excelentes vinos y potentes quesos, que la han convertido en una de las principales figuras de la cocina mediterránea. Polenta, osobuco, cotoletta o risotto a la milanesa con algunas de las especialidades que no debes dejar de pedir si quieres sentirte como un auténtico lugareño.

Vuela a Milán

1. ‘Nerino Dieci’

Pulpo caliente con alcachofas y puerros, gambas con manteca y salvia, bacalao con cebolla, naranjas y anís, fusilli con ragú de arenque, tallarines con langostinos y pesto, raviolis con crema de trufa y hongos, risotto con calabaza, gorgonzola y nueces… Ubicado junto a la Chiesa di San Giorgio al Palazzo, comer en Milán es un placer gracias a ‘Nerino Dieci’ y sus dos menús de mediodía: uno de 9 euros, con primero y postre, y otro por 12 euros, con ‘antipasto’ y segundo plato. Ambos incluyen bebida y café, siendo el tiramisú la especialidad dulce de la casa.

2. ‘La Prosciutteria Milano’

Elige el tamaño de tu tabla y espera a que la sirvan repleta de embutidos, quesos, salsas, verduras y pan. Así de sencilla es la oferta de uno de los lugares donde comer en Milán en un ambiente tan informal como agradable. También ofrecen en su carta carpaccios, un buen puñado de bocadillos recién preparados y ensaladas cuyos ingredientes puede elegir el propio cliente. ‘La Prosciutteria’ sirve, además, agua gratis para aquellos que prefieren apagar su sed sin rascarse el bolsillo. Y, si lo tuyo es el vino, puedes decidirte por una amplia variedad entre 2,5 y 9 euros por copa.

3. ‘Osteria Alla Grande’

Como si se hubiera quedado anclado en el tiempo, la ‘Osteria Alla Grande’ es el local perfecto donde comer en Milán para probar platos tradicionales y caseros. ‘Smilzo’ está a cargo de la sala y su mujer, Elena, de la cocina, donde prepara diferentes risottos, tagliatelle con hongos, pappardelle con salsa de liebre, raviolis estofados y gnocchis hechos a mano. Y, si eres un ser extraño y no te va la pasta: callos con frijoles, chuleta a la milanesa, osobuco con polenta y el famoso carpaccio escaldado con queso trevisana. Para cerrar, pastel de chocolate, manzana o melocotón. Ummm…

4. ‘Trattoria Sabbioneda da Romolo’

Buenos precios, decoración muy italiana y platos que recuerdan a los que preparaba la abuela son tres de las características de ‘Trattoria Sabbioneda da Romolo’, en pleno centro de la ciudad. Albóndigas estofadas, pulpo guisado, carne asada, cotolletta empanada, arroz al horno, pasta rellena con crema de alcachofas, bacalao con polenta o callos a la milanesa son algunas de las especialidades para comer en Milán sin que tu presupuesto se te vaya de las manos. El ambiente es familiar y son muchos los propios paisanos que se dan cita a la hora del almuerzo o la cena, señal inequívoca de su gran calidad.

5. ‘Panzarotti’

El panzerotto es originario de la ciudad de Bari, en el sureste de Italia. Esta especie de empanada se compone de una masa de harina de trigo, sal, agua y levadura de cerveza, y su relleno tradicional consta de salsa de tomate natural y queso mozzarella. Aunque abrió sus puertas en 2013, ‘Panzarotti’ es ya uno de los clásicos para comer barato en Milán. Elige cómo quieres el tuyo (frito o al horno), selecciona entre 24 ingredientes para poner en su interior (mortadela, speck, pechuga de pavo, beicon, salami, queso brie…), añade diferentes salsas y condimentos, y ¡voilà!

6. ‘Il Principe dei Navigli’

Otro de los restaurantes donde comer barato en Milán preferidos por los locales es este situado en Via G.E. Pestalozzi, 2. ¿Que te apetece pizza? Pide una ‘capricciosa’, con jamón, alcachofas, aceitunas, champiñones, alcaparras y anchoas. ¿Prefieres pasta? Linguine allo scoglio, con mejillones, almejas, gambas y calamares. ¿Tienes antojo de pescado? Atún fileteado en costra de sésamo con un toque de cítricos y crema de guisantes. Y, si eres fan de la carne, el filete de ternera a la parrilla con espárragos y patatas lleva tu nombre. ¿Alguien da más?

7. ‘La Coccinella’

¿Eres un amante de la pizza y buscas dónde comer barato en Milán? Tu espacio está en el número 8 de la Piazza Tito Minniti. Con un precio medio de 7 euros, ofrece una variedad de más de medio centenar entre pizza, calzone y focaccia, todas ellas cocidas al momento en horno de leña. ¿Nuestra preferidas? ‘Favorita’, con cuatro tipos de quesos y jamón crudo; ‘Fiore’, con rúcula, bresaola y tomate fresco; ‘Simone’, con salami picante, alcachofas, jamón, aceitunas y alcaparras; y ‘Stefano’, con setas, jamón, cebolla y calabacín. ¿Has elegido ya la tuya?

8. ‘G.B. Bar’

Esta bocatería situada en las inmediaciones de la Piazza del Duomo es perfecta si buscas dónde comer barato en Milán y no dispones de mucho tiempo. Como cierra a las 6 de la tarde, te aconsejamos que sea tu elección para un almuerzo rápido entre visitas a museos o tiendas de moda. Su amplia variedad de paninis fríos y calientes, con un precio de 5 euros, hace que se formen largas colas de turistas y trabajadores de la zona en busca de un bocado para saciar su apetito. Si el tiempo acompaña, siéntate en su coqueta terraza con una cerveza bien fría. ¡No te arrepentirás!

9. ‘Le Striatelle di nonna Mafalda’

¿Comer de lujo en Milán con un tique medio de 15 euros por persona? Es posible en un establecimiento que homenajea a la abuela Mafalda. Pasta fresca, como papardelle, rigatoni, tagliolini al nero di seppia o pici (espagueti elaborado a mano) se codean con varios platos a base de polenta y otros con arroz o cuscús. Las salsas no pueden resultar más apetecibles: ‘cacio e pepe’, con queso y pimienta negra; ‘alla Sorrentina’, con jugo de tomate y mozzarella de búfala al horno; ‘alla Barese’, con nabo, boquerones y chile, o ‘alla Piacentina’, con jamón crudo, pimienta y aceite de oliva.

10. ‘Birrificio Lambrate’

Pioneros entre el movimiento de cervezas artesanales en esta localidad italiana desde 1996, cuentan con una carta fija de 13 birras que producen durante todo el año, así como otra que depende de cada estación. Lo que empezó como una pequeña barra para beber entre amigos estas elaboraciones caseras es hoy un negocio boyante con cinco socios que evoluciona día a día. Para acompañarlas, una buena variedad de bocadillos para comer barato en Milán: ternera curada, atún, speck, queso brie, rosbif, cerdo asado… ¿Con cuál te quedas?

Reserva tu hotel en Milán

Si eres aficionado a la gastronomía, estos artículos te gustarán:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. ¡Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa