Noticias Los 10 lugares más bonitos del País Vasco

Todos los artículos

Los 10 lugares más bonitos del País Vasco

Playas, castillos, pueblos medievales, viñedos, montañas, reservas naturales, estupenda gastronomía y buena gente. ¿A qué esperas para explorar el País Vasco?

El País Vasco es una de esas regiones en las que el hombre ha sabido desarrollarse en armonía con la naturaleza que le rodea. Algo cada vez más difícil de encontrar en este mundo capitalista donde el beneficio económico va primero y la Madre Naturaleza después. A modo de recompensa, ésta ha dotado a las provincias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya de bellos paisajes, donde montañas, ríos, valles y bosques se asoman a una costa afilada que regala postales en cada esquina.

En sus tierras disfrutan los amantes de los deportes al aire libre (senderismo, surf, parapente, escalada…), los que se regocijan ante un buen plato, los que buscan lugares históricos y escapadas románticas, y los urbanitas. El País Vasco tiene algo para cada viajero.

Si tienes el tiempo justo y quieres ver la esencia de la región, en Skyscanner te ayudamos a disfrutar de los 10 lugares más bonitos del País Vasco:

1. Playa de Sopelana

Sinceramente, hay al menos una decena de playas que podrían figurar en la lista de lugares más bonitos del País Vasco. Sin embargo, La Salvaje (como apodan los locales a la playa de Sopelana) tiene algo especial.

Esta larga franja de arena dorada se encuentra enmarcada por una pared rocosa cubierta de verde. Desde el mar, ese será el paisaje que contemplarás, dándote la sensación de que te encuentras en un lugar perdido en el medio de la nada, a kilómetros y kilómetros de la civilización.

La Salvaje, además, cuenta con buenas olas para la práctica del surf y el viento ideal para que los parapentistas la sobrevuelen. Prácticamente todos los días del año se crea una estampa preciosa, con tablas y alas dando color a agua y cielo.

Créditos fotografía @ David Escribano

2. Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

Sobre el islote de Gaztelugatxe, frente a la costa de Bermeo, se encarama una preciosa y pequeña ermita de más de mil años de antigüedad, que lleva tiempo ocupando el primer puesto de la lista de lugares más bonitos del País Vasco.

La estampa desde los muchos miradores que hay en tierra, es la más fotografiada, pero no puedes quedarte sin cruzar el antiguo puente de piedra, de dos arcos, que une el islote a la costa y ascender los 241 escalones que te llevan a la mítica ermita. Dicen que si, al llegar, tocas tres veces la campana, tendrás buena suerte y ahuyentarás los malos espíritus.

Debido a su posición estratégica, esta insignificante ermita sufrió saqueos de corsarios (el famoso Francis Drake fue uno de los osados que la atacaron) y presenció importantes batallas navales.

Las rocas están cubiertas de verde y entre sus huecos y grietas nidifican un gran número de especies de aves marinas. Sus aguas también contienen mucha vida y los buceadores disfrutan aquí contemplando pulpos, congrios, erizos y lubinas, entre otras especies.

3. Reserva de Urdaibai

Desde 1986, el área natural formada en la desembocadura del río Oka es considerada como Reserva de la Biosfera.

La Reserva de Urdaibai ocupa una superficie de 220 kilómetros cuadrados y cuenta con bosques, montañas, río, playas, humedales y mar. Es uno de los lugares de Europa preferido por los ornitólogos, ya que se trata de una importante área de reposo para un gran número de aves migratorias.

En la reserva puedes realizar también senderismo, mountain bike, buceo y surf, encontrando en la playa de Mundaka la ola izquierda más famosa de Europa. Sin duda, se trata de uno de los lugares más bonitos del País Vasco.

Créditos fotografía © Asier Sarasua Aranberri / Flickr (CC BY-SA 2.0)

4. Vitoria-Gasteiz

La ciudad de Vitoria-Gasteiz brilla con luz propia.

Sus dirigentes y habitantes han luchado para conseguir que sea una de las ciudades más ecológicas y limpias de Europa. Lo han conseguido. El Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz envuelve a una ciudad cuyo Casco Histórico atrae a historiadores e inspira a escritores de la talla de Ken Follet. El literato galés vino a explorar los secretos de la vieja Catedral de Santa María, como también hicieron Saramago, Coelho y Pérez Reverte.

A partir de la catedral, que domina la ciudad desde lo alto de la colina, se extiende una red de antiguas callejuelas estrechas que aún conservan los nombres de los gremios artesanales que habitaban en ellas. Todas desembocan en la famosa Plaza de la Virgen Blanca.

Coge una bicicleta y circula por el carril bici hasta llegar a los humedales de Salburúa, una zona verde espectacular. Para acabar el día, disfruta de sabrosos pintxos regados con txakolí en cualquiera de los muchos buenos restaurantes de la ciudad.

5. La Rioja Alavesa

La comarca de la Rioja Alavesa es uno de los lugares más bonitos del País Vasco.

Protegidos por la muralla que conforma la cornisa cantábrica, extensos valles se hallan cubiertos de viñedos, de los que se obtienen excelentes vinos. Algunas de las bodegas que pueblan la campiña son auténticas obras de arte en sí, como ocurre con Ysios (de Santiago Calatrava) y la de Marqués de Riscal (de Frank Gehry), en Elciego.
Sobre las cimas de las colinas que dominan los viñedos, encontrarás pueblos de corte medieval que figuran entre los más bonitos de España. Entre ellos, no dejes de visitar Laguardia y Labastida.

Créditos fotografía @ David Escribano

6. Castillo de Butrón

En el municipio de Gatica se erige un gigante de roca grisácea. El aspecto exterior del castillo de Butrón es el típico que todos imaginamos cuando pensamos en un castillo medieval: señorial y a la vez inexpugnable.

Levantado en el siglo XV por el linaje Butrón, sus muros llegan a tener cuatro metros de grosor. Su función original era la de casa-torre, algo muy típico en los antiguos señoríos del norte. En el siglo XIX, el Marqués de Cubas acometió una profunda reforma para darle el aspecto que tiene hoy.

El paisaje que rodea al castillo realza su belleza y le da un toque de melancolía. Podrás recorrer este bosque a la vera del río Butrón montado a caballo. Como un antiguo caballero medieval.

Créditos fotografía @ David Escribano

7. Bahía de la Concha

La ciudad de San Sebastián tiene fama de ser de las más bellas de España. Una de las razones para tal consideración es la bahía que se extiende frente a su paseo marítimo.
La bahía de la Concha alberga dos playas de arenas doradas: playa de La Concha y Ondarreta. Uno de los elementos más reconocibles es la Isla de Santa Clara. Situado en el medio de la bahía, este pequeño islote tiene incluso un faro, una pequeña playa y algunos senderos que llevan hasta merenderos y una terraza de un bar. Se puede llegar nadando hasta ella.

El paseo marítimo más famoso de España no podía quedar fuera de los primeros puestos de los lugares más bonitos del País Vasco.

8. Lekeitio

El pequeño pueblo de Lekeitio, ubicado en un extremo del Golfo de Vizcaya, es uno de los lugares del País Vasco que no te puedes perder.

Aunque en verano sus playas naturales se ven invadidas por miles de visitantes, no es este su único atractivo. Entre sus monumentos se hallan varias joyas del gótico – como la Basílica de la Asunción de Nuestra Señora (del siglo XV) y la Torre Turpin – y el barroco, con el Palacio Uriarte como máximo exponente.

Por la tarde, date un paseo por el puerto pesquero y cena un buen pescado en unos de los restaurantes de la zona.

Créditos fotografía © Fernando Insausti / Flickr (CC BY-SA 2.0)

9. Parque Natural de Gorbea

El monte Gorbea es el protagonista principal de este Parque Natural. Enclavado en la frontera entre Vizcaya y Álava, con sus 1.482 msnm es el más alto de ambas provincias, sirviendo durante años como monte bocinero. Desde su cima se mandaban mensajes a las poblaciones mediante hogueras y cornetas.

En los dominios del parque encontrarás ríos, neveros, cuevas y bosques de robles, hayas y alisos, entre otros. Para profundizar en este bello territorio, tienes a tu disposición una amplia red de senderos señalizados que podrás recorrer a pie, en bicicleta o a caballo. Si tienes suerte te cruzarás con algún ciervo o gato montés en estado salvaje.

Uno de los lugares naturales más bonitos del País Vasco.

10. Costa Vasca

En la costa vasca, acantilados de roca caliza se precipitan al mar de decenas de formas posibles. Suavemente, como dudando, o con una pendiente abrupta, raudos y desesperados en abandonar el mundo exterior y hundirse su solidez pétrea en las aguas del Cantábrico.
Este espectáculo marrón, gris y verde se alterna con preciosas playas salvajes y calas de difícil acceso. Surfistas, bañistas, románticos empedernidos y familias sacan el mejor partido posible de ellas.

Recórrela con tranquilidad. A tu ritmo. Un espectáculo natural que te dejará boquiabierto.

Créditos fotografía @ David Escribano

Si te ha gustado este artículo, seguro que también disfrutarás leyendo los siguientes:

Skyscanner es líder mundial en viajes. Verificamos los precios con 1.200 compañías de viajes para obtener el mejor precio en vueloshoteles y coches de alquiler.