Noticias Inspiración Qué ver y hacer en el Algarve: 12 lugares imprescindibles 🇵🇹

Todos los artículos

Qué ver y hacer en el Algarve: 12 lugares imprescindibles 🇵🇹

Al-Garb, ‘El Occidente’. Así llamaron los árabes a esta región del sur de Portugal que, a pesar de ser el centro cultural y científico más importante de las tierras que forman el actual Portugal, pasó desapercibida ante el esplendor de las otras regiones de la poderosa al-Ándalus. Sin embargo, un milenio más tarde, el Algarve se ha tomado la revancha al convertirse en una imbatible región turística que recibe unos 9 millones de visitantes cada año.

Y es que hay un buen número de cosas que hacer en el Algarve. Y muy variadas.

Aunque las playas del Algarve son su principal atractivo turístico (con 200 km de costa y unas 90 playas con bandera azul), también sus históricos pueblos y ciudades, su campiña, cuevas y sierras forman parte de los lugares interesantes que ver en el Algarve. Aquí te dejamos una lista subjetiva de los más interesantes:

1. Praia da Rocha (Playa de la Roca)

Praia da Rocha es uno de los lugares más animados que visitar en el Algarve.

En realidad, se trata de la playa de la ciudad de Portimão, que se encuentra a tan solo 2 km de Praia da Rocha. A pesar de la cercanía, los turistas prefieren alojarse en Rocha y tener esa bella playa a tiro de paseo en chanclas. Y es que chanclas, gafas, tubo y tabla de surf son los accesorios más típicos que vas a encontrar entre los visitantes de Praia da Rocha.

Se trata de un arenal de 1,5 km de longitud, cuya espalda se encuentra custodiada por una barrera natural de acantilados y uno de sus flancos por la Fortaleza de Santa Catalina, construida por los defensores portugueses en el siglo XVII.

Durante los meses de verano, Praia da Rocha está a rebosar y los restaurantes y bares cercanos se llenan de vida. Además, se puede practicar el surf y en su arena, sobre la que se construyó un estadio con capacidad para 3.000 personas, se han disputado torneos de fútbol playa a nivel mundial.

Clica en la imagen y conoce 11 playas para el verano que aún no están masificadas

2. Albufeira

Albufeira es una de los lugares más visitados del Algarve. Una de las razones es que se encuentra justo en el centro de la costa sur de Portugal, con un buen número de atracciones a escasa distancia.

Aunque hoy en día se ha convertido en uno de los lugares más populares que visitar en el Algarve, Albufeira, hace 50 años, era un tranquilo pueblo de pescadores escondido entre acantilados de arenisca. Aún quedan algunas de sus pequeñas casas de fachadas blancas. Sin embargo, apenas hay rastro de la antigua fortaleza, levantada por los romanos y reforzada por los árabes, que protegía la zona hace más de un milenio.

Las luces de neón anuncian bares y restaurantes en las animadas calles turísticas de Albufeira. Pero la verdadera razón de su fama se halla en el buen número de preciosas  playas que se encuentran a escasa distancia del pueblo.

Pincha en la foto y conoce Malta y la Valetta

3. Surf en playas del Algarve

Montar en una tabla y cabalgar sobre las olas es una de las mejores cosas que hacer en el Algarve.

Las playas de la llamada Costa Vicentina – la franja litoral que se extiende entre Odeceixe y Burgau – son perfectas para la práctica del surf. Esta zona del Algarve, mucho más salvaje, natural y despoblada, poco tiene que ver con sus áreas más turísticas. Englobadas en el Parque Natural del Suroeste Alentejano y la Costa Vicentina, las playas aquí poseen potentes oleajes que permiten disfrutar a surfistas de todos los niveles.

Entre las playas menos transitadas se encuentran Vale dos Homens, Carriagem, Monte Clérigo, Amoreira y playa de Adegas (en la que, además, se permite la práctica del naturismo).

Haz clic en la fotografía y conoce 10 playas para hacer surf en España

4. Senderismo en la Sierra de Monchique

Si tras unos días ya estás cansado de tanta playa, no te preocupes porque encontrarás varias hermosas rutas de senderismo que hacer en el Algarve.

Situada en el oeste del Algarve, la Sierra de Monchique te permite ascender al pico más alto de la región, el pico da Fóia (902 msnm). Desde su cima, podrás disfrutar de uno de los mejores panoramas que ver en el Algarve. En un día despejado, los campos de Lagos y Sagres se desplegarán ante ti antes de morir en el vasto Océano Atlántico.

Una extensa red de senderos te permitirá pasear entre robles, castaños y quejigos que crecen en las riberas de los varios ríos y arroyos que nacen entre las colinas de Monchique.

Para rematar la faena, en el encantador pueblo de Monchique se fabrican bellas artesanías y al pie de la sierra se encuentran las aguas termales curativas de Caldas de Monchique.

Clica en la imagen y conoce las mejores rutas de senderismo para hacer en España en otoño

5. Tavira

Ubicada cerca de la costa, en su parte este, Tavira es una de las ciudades más bellas que ver en el Algarve.

Tavira descansa en ambas orillas del río Gilão y posee un gran legado arquitectónico e histórico dejado por los romanos, primero, y los árabes, después. Aún quedan restos de la fortaleza de Tavira, erigida por los fenicios y mejorada por romanos y árabes.

Pero la Tavira más bella se halla a pie de río. Camina por su paseo, flanqueado por líneas de coloridas palmeras. Admira sus casas bajas de otra época, cruza el puente del siglo XVII asentado sobre cimientos romanos y acércate al mercado de frutas y verduras.

Tras disfrutar de la ciudad, coge un ferri a la cercana Isla de Tavira y tuéstate al sol en sus playas vírgenes, que se encuentran entre las mejores playas del Algarve. Y si estás cansado de arena y mar, haz un crucero por las aguas del Parque Natural de la Ría Formosa.

Pincha en la foto y te proponemos las 10 mejores cosas que ver en la provincia de Málaga

6. Avistamiento de delfines

En las aguas del Atlántico, a escasa distancia de la costa del Algarve, nadan, felices y libres, los delfines, tanto comunes como los mulares (más conocidos con el sobrenombre de “nariz de botella”).

En los puertos y paseos marítimos de los principales puntos turísticos del Algarve, no te faltarán ofertas de excursiones para ver a los delfines. Te recomendamos que escojas una que incluya la compañía de un biólogo marino. Así podrá explicarte curiosidades y aspectos de la vida del mamífero más inteligente del planeta (sin contar al hombre).

Con un poco de suerte, podrás fotografiar grupos de hasta 50 ejemplares, siendo uno de los espectáculos naturales más hermosos que ver en el Algarve.

Haz clic en la fotografía y verás delfines y mucho más en Cancún

7. Silves

Dominando una colina que se alza sobre un fértil valle poblado por naranjos,  olivos y viñedos, la población de Silves lleva con orgullo el título de la ciudad más bella que ver en el Algarve.

El primer lugar que capta tu atención en Silves es su castillo. Construido en el siglo XI sobre los restos de una fortaleza romana, el castillo de Silves es el legado más impresionante dejado por los árabes en toda la región. Sus murallas son rojizas y ese era el color que distinguía a esta antigua capital de la región árabe de al-Gharb. En aquella época su nombre era Xelb.

Descendiendo desde el castillo te toparás con la catedral (‘’), construida entre 1242 y 1577 en el lugar en el que se encontraba la Gran Mezquita de Xelb. Frente a la catedral, la iglesia de la Misericordia (siglo XVI) tiene grandes ornamentos de la época manuelina.

Para aprender más sobre el pasado histórico de Silves, visita el Museo Municipal de Arqueología de Silves.

Por último, disfruta de un tranquilo paseo por la ribera del río, visita sus mercados y degusta la cocina portuguesa en alguno de sus excelentes restaurantes, como O Barradas u O Alambique.

Clica en la imagen y disfruta de los mejores castillos de España

8. Ponta da Piedade (Punta de la Piedad)

Los acantilados rocosos que ocupan gran parte de los 200 km de costa que posee la región del Algarve, crean, en muchas ocasiones, unos paisajes dramáticos de formas llamativas. En este apartado, Ponta da Piedade es uno de los más bellos lugares que ver en El Algarve.

Se encuentra al oeste de Lagos y se trata de una línea de acantilados dorados de roca arenisca que alcanzan los 20 metros de altura. El efecto de la erosión se deja notar fuertemente con la aparición de cuevas, pináculos y arcos sobre el agua. Entre ellas hay pequeñas calas de piedra, pero es complicado acceder a pie.

De hecho, aunque se puede explorar toda la zona a pie, la mejor manera de disfrutar del precioso paisaje de Ponta da Piedade es desde el mar. Para ello, puedes escoger entre kayak, SUP (Stand Up Paddle) o barco.

Por último, tienes que saber que este es el mejor lugar del Algarve para contemplar el atardecer.

Pincha en la foto e impresiónate al asomarte a los mejores acantilados de Europa

9. La cueva de Benagil

La cueva de Benagil es, probablemente, el atractivo natural más impactante que ver en el Algarve.

Benagil es una pequeña localidad de pescadores situada en la costa sur del Algarve, entre Praia do Carvoeiro y Armação de Pêra (dos lugares muy turísticos en sí). El lugar era medianamente tranquilo hasta hace unos años, cuando las fotos de la magnífica cueva de Benagil comenzaron a hacerse virales.

Hay no menos de 30 cuevas marinas en los alrededores del pueblo, pero una en concreto se lleva el premio gordo. La gran cueva de Benagil parece una catedral de piedra, creada por la acción erosiva del mar.

Puedes llegar a ella nadando desde la cercana playa de Benagil (hay menos de 60 metros hasta la entrada principal). Si lo prefieres, también puedes visitarla en barco (hay tours que recorren varias de las cuevas de la zona) o en kayak. Eso sí, te recomendamos que no la visites en julio ni agosto, pues el lugar ha alcanzado tal fama que, durante esos meses, se convierte en un centro de peregrinaje masivo.

Haz clic en la fotografía y descubre la isla de Gozo

10. Lagos

Si buscas un lugar que visitar en el Algarve – al menos en su parte occidental – que combine una buena dosis de vida e historia, Lagos es tu destino.

Fue Lagos la población elegida por el gran príncipe portugués Enrique ‘El Navegante’ para lanzar las primeras expediciones de la llamada “Era de los Descubrimientos” portuguesa. Corría el siglo XV y comenzaba a fraguarse el poderoso imperio luso.

El centro de la ciudad posee un gran toque medieval, con murallas de castillos, bonitas iglesias y fuertes defensivos junto al mar. Se trata de uno de esos lugares que te incitan a viajar en el tiempo al recorrerlos, para saber cómo habría sido la vida allí en su momento de esplendor.

Sin embargo, también hay otros atractivos para aquellos que no amen tanto la historia. La línea de costa cercana a Lagos es de una belleza descomunal. Acantilados, cuevas y grutas se acomodan a espaldas de unas playas de arena dorada y aguas cristalinas. Lagos lo tiene todo.

Clica en la imagen y conoce los 20 pueblos costeros más bonitos de Europa

11. Praia da Falésia

Hay muchas bellas playas en el Algarve y es complicado elegir entre ellas. Sin embargo, la de Falésia – ubicada entre Olhos do Agua y Vilamoura – tiene un atractivo especial. Ese atractivo no se encuentra en la arena o el agua, sino en la línea de acantilados que custodia, en sus 6 km de extensión, a la playa en sí.

Las altas murallas naturales se levantan como gigantes a pocos metros de la costa, casi estrangulando la arena y mostrando una variedad de colores que van del rojizo de la arenisca hasta el verde de la vegetación que crece sobre ella, pasando por el blanquecino dorado de sus capas más cercanas al mar.

Se puede acceder a la playa por una escalera que desciende el acantilado. El mejor punto para tomar fotos se encuentra en el extremo oeste de la playa.

Haz clic en la fotografía y disfruta del sol en las mejores playas de Granada

12. Cabo de San Vicente

El punto más sudoccidental de Portugal era el primer signo de tierra que veían los navegantes portugueses que regresaban a Lagos tras sus exploraciones por los mares del mundo.

El protagonismo del Cabo de San Vicente ha ido decayendo con el paso de los siglos, pero sus altos y solitarios acantilados siguen encontrándose entre los puntos principales que ver en el Algarve.

Puedes llegar a estas imponentes paredes rocosas partiendo desde el pequeño pueblo de Sagres. Esta villa es tranquila, contando solo con una fortaleza del siglo XVIII (sustituyendo a otra más antigua que se derrumbó en un terremoto) como atractivo turístico.

El Cabo de San Vicente mira directamente al Atlántico y marca el extremo sur de la Costa Vicentina. Si has alquilado un coche, es el punto de inicio perfecto para un magnífico road trip por la línea costera más bella de Portugal.

Pincha la foto y descubre las 10 mejores playas de Almería

Si te han enamorado las playas del Algarve y sus pueblos y montes, seguro que también te apetecerá inspirarte con los siguientes artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa