Buscar

salida

Viajeros

Clase de cabina

Guía de Viaje de Pafos

Descubre Pafos

De origen fenicio, Pafos se asienta en la que se considera cuna de Afrodita, diosa del amor y de la fertilidad. Construida alrededor del año 1400 a.c., sus numerosos recuerdos históricos, que llenan la ciudad, son el reflejo de la biografía de Chipre. Esta hermosa isla se encuentra rodeada de leyendas, y es que es aquí donde se considera que nace gran parte de la mitología griega.

Hoy en día es una vibrante urbe del suroeste de Chipre, y se divide en dos zonas:

Ktima, la zona alta, centro tradicional y territorio de la vida comercial.

Kato Paphos, la zona baja, construida en torno al puerto medieval, es la zona más turística, llena de bares, restaurantes y hoteles.

Pafos posee todos los ingredientes como destino perfecto de unas vacaciones mediterráneas: sol, playa, arena y hermosos paisajes.

La Tumba de los Reyes

  • La Tumba de los Reyes
  • Espectacular necrópolis, de sepulcros excavadas en la roca, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Mosaicos de Pafos

  • Mosaicos de Pafos
  • Una increíble colección de mosaicos romanos cerca del puerto, de los más bellos del mundo.

Parque de los Pájaros

  • Parque de los Pájaros
  • Sede de una gran colección de aves y animales exóticos, ideal para toda la familia.

Cosas que hacer en Pafos

Sus prestigiosas playas, de arena dorada, son un remanso de paz perfecto para pasar el día al sol mediterráneo, o para practicar deportes como el jet-ski o el buceo. De entretenimiento más familiar es el Aphrodite Waterpark, en la zona de Kato Paphos, un parque acuático considerado de las mejores atracciones de toda la isla.

 

Si lo que buscas es conocer y sentir su intenso pasado, hay muchos e impresionantes restos arqueológicos; en particular, la Acrópolis, hogar de numerosos edificios antiguos, como el Teatro Romano Odeon, levantado en el Siglo II d.c. y hoy en día ocasional auditorio para conciertos y obras de teatro durante los meses de verano.Cerca de la ciudad, podremos encontrar uno de los más famosos lugares de peregrinación del antiguo mundo griego: las ruinas del Templo de Afrodita, cuyos restos más antiguos se remontan al siglo doce antes de Cristo.También hay varios museos interesantes, entre ellos el Museo Bizantino, en el área de Ktima, exposición de pinturas religiosas y tesoros eclesiásticos sin igual en toda Chipre.


Para ver las magníficas vistas del puerto, sube a la azotea de la Fortaleza de Pafos, o adéntrate aún más en sus maravillas, relajándote en la hermosa y poco conocida playa de Kissonerga Bay, o en la paradisíaca Coral Bay.

Comer y beber en Pafos

Sus prestigiosas playas, de arena dorada, son un remanso de paz perfecto para pasar el día al sol mediterráneo, o para practicar deportes como el jet-ski o el buceo. De entretenimiento más familiar es el Aphrodite Waterpark, en la zona de Kato Paphos, un parque acuático considerado de las mejores atracciones de toda la isla.


Si lo que buscas es conocer y sentir su intenso pasado, hay muchos e impresionantes restos arqueológicos; en particular, la Acrópolis, hogar de numerosos edificios antiguos, como el Teatro Romano Odeon, levantado en el Siglo II d.c. y hoy en día ocasional auditorio para conciertos y obras de teatro durante los meses de verano.Cerca de la ciudad, podremos encontrar uno de los más famosos lugares de peregrinación del antiguo mundo griego: las ruinas del Templo de Afrodita, cuyos restos más antiguos se remontan al siglo doce antes de Cristo.También hay varios museos interesantes, entre ellos el Museo Bizantino, en el área de Ktima, exposición de pinturas religiosas y tesoros eclesiásticos sin igual en toda Chipre.


Para ver las magníficas vistas del puerto, sube a la azotea de la Fortaleza de Pafos, o adéntrate aún más en sus maravillas, relajándote en la hermosa y poco conocida playa de Kissonerga Bay, o en la paradisíaca Coral Bay.

El tiempo en Pafos

Con un soleado clima mediterráneo, Pafos goza de veranos cálidos y secos, e inviernos suaves. Julio y agosto pueden ser muy húmedos, mientras en enero y febrero refresca bastante, aunque en general el clima es muy apacible. Rara vez llueve, excepto durante los meses de otoño e invierno.

¿Cuándo ir a Pafos?

Es, esencialmente, un destino apto durante todo el año, gracias, en parte, a su clima cálido y las animadas fiestas que se celebran, como la soberbia Ópera del Festival Afrodita, a primeros de septiembre. Mejor evitarla en agosto, temporada alta para el turismo, con alojamientos más caros y más difíciles de conseguir.

Vuelos a Pafos

Situado a 15 km de de la ciudad, el Aeropuerto de Pafos recibe vuelos charter y regulares desde muchos puntos de Europa. Con un taxi o alquilando un coche, podrás desplazarte en un corto trayecto hasta esta mística ciudad, morada de restos arqueológicos, palacios, teatros, fortalezas y tumbas.

Imágenes por Flickr/Verity Cridland

cerrar