Noticias Inspiración Qué hacer en Oslo: 10 planes imprescindibles 🇳🇴

Todos los artículos

Qué hacer en Oslo: 10 planes imprescindibles 🇳🇴

Quizás te estés planteando una escapada a la capital noruega. O puede que lo que te ronde la cabeza sea hacer una pequeña parada en Oslo durante tu viaje por el país nórdico. La cuestión es que no sabes bien por dónde empezar: te preguntas constantemente qué hacer en Oslo durante los días que pasarás allí a la espera de que alguien acuda en tu ayuda. Pero no tienes de qué preocuparte, ¡para eso está aquí Skyscanner!

Desde un paseo por la mítica Opera House, a una visita a la Galería Nacional o al Museo Munch, recorrer el moderno barrio de Grünerlokka o disfrutar de las originales esculturas en el Parque Vigeland. Existen tantas cosas que hacer en Oslo que, si no te planificas bien, ¡te faltará tiempo! Así que echa un ojo a este completo listado de propuestas sobre qué hacer en Oslo que te traemos y prepárate. ¡Estás a punto de descubrir una ciudad de lo más interesante!

Oslo Norway Oceanfront
¡Encuentra tu vuelo a Oslo!

1. Pasea por el barrio Grünerløkka

Te proponemos que empieces a descubrir Oslo por uno de los barrios que está más de moda. Pasear por Grünerløkka, con sus negocios de artículos vintage y ropa de segunda mano, sus restaurantes de cocina internacional, sus galerías de arte y su ambiente hípster es una de las cosas que hacer en Oslo, ¡sin duda alguna!

Lo ideal en este distrito es que recorras sus calles y descubras por ti mismo el arte en todas sus versiones. Exposiciones, arte urbano, conciertos, museos… ¿Qué más se puede pedir? Pero, para entender la idiosincrasia de este rincón de la capital noruega, es esencial conocer su historia.

Y es que el pasado industrial de Grünerløkka, patente en cada uno de sus edificios de ladrillo rojo visto en los que, además de fábricas, también se situaban los alojamientos de los trabajadores obreros, ha dejado impacto en la esencia de lo que es hoy día. No te lo pienses e indaga en cada uno de sus rincones y callejones. ¡Seguro que te encantará!

Pincha en la imagen y descubre 10 excusas para viajar a Noruega

Barrio de Grunerlokka en Oslo

Créditos fotografía © Glenn Wedin  / Flickr (CC BY 2.0)

¿Buscas alojamiento en Oslo?

2. Maravíllate caminando por los alrededores de la Opera House

Si existe un edificio enigmático en todo Oslo que logra resumir la esencia de la capital noruega ese es, sin duda, la Opera House. Ubicada a la derecha del puerto, esta característica construcción que parece surgida del agua deja boquiabierto a todo el que se pare a admirarla un momento.

Íntegramente revestido en mármol de Carrara y vidrio, el mítico edificio fue levantado en el año 2008 gracias a un proyecto del estudio de arquitectura noruego Snøhetta, el cual trató de simular un témpano de hielo emergiendo del mar frente al fiordo de Oslo.

La construcción, que también es la sede del ballet de Noruega, cuenta con dos auditorios, uno principal y otro secundario, que suman entre ambos capacidad para casi 1.800 personas.

Camina por la blanca explanada hasta alcanzar el tejado y admira las preciosas vistas desde lo más alto. Si te animas, también puedes hacer una visita guiada por el interior de la Opera House. Ambas experiencias serán uno de esos recuerdos que guardes de tu viaje a la capital noruega, te lo aseguramos. ¡Un imprescindible en tu lista de cosas que hacer en Oslo!

Clica en la imagen y conoce los 10 mejores hoteles de Noruega

Opera House de Oslo en Noruega
Vuelos baratos a Oslo

3. Adéntrate en la historia de la ciudad en la fortaleza Akershus

Cuando allá por el año 1300 se levantó esta hermosa fortaleza como residencia real, probablemente nadie imaginaba que, tras los años, se convertiría en una de las cosas que ver en Oslo de manera indiscutible para los turistas.

Ubicada en una situación estratégica sobre una colina, desde ella los noruegos podrían controlar todo lo que acontecía en el fiordo de Oslo y actuar en consecuencia. Así fue como, a pesar de ser asediada en varias ocasiones, la ciudad nunca llegó a ser conquistada por el enemigo.

Anímate a pasear hasta la zona que rodea Akershus, cruza el puente levadizo hasta la calle Kongens Gate y visita el castillo o el Museo de la Resistencia. En la plaza principal de la fortaleza podrás contemplar, además, el monumento nacional dedicado a los caídos en la II Guerra Mundial.

Haz clic en la fotografía y descubre la guía para vivir Noruega como un local

Fortaleza Akershus en Oslo, Noruega

Créditos fotografía © Andrew Millingan sumo  / Flickr (CC BY 2.0)

Tu hotel en Oslo

4. Disfruta de la obra de Munch, el artista noruego por excelencia

Y si te sigues preguntando qué hacer en Oslo y en los alrededores, no te preocupes, que continuamos proponiéndote planes. Es el turno de la cultura: llega el momento de cederle el espacio que se merece en este artículo a uno de los grandes precursores del expresionismo. Hablamos, ni más ni menos, que de Edvard Munch, por eso dirigente al Munch Museet.

Así que pon rumbo hacia el museo que, desde 1963, puede visitarse en el barrio de Gamle Oslo. En 1940, 4 años antes de fallecer, el artista decidió legar a la ciudad de Oslo una gran parte de su obra, compuesta por más de 1.100 pinturas, unos 4.700 esbozos y 15.500 dibujos, entre otras cosas. Recorrer las diferentes salas del museo es dar un paseo por la vida artística de Munch, así como aprovechar la gran cantidad de exposiciones temporales que se organizan cada año.

Eso sí, para poder contemplar “El Grito”, una de sus grandes obras maestras, deberás seguir conociendo Oslo haciendo parada en el próximo punto que te proponemos en este artículo.

Por cierto, un proyecto desarrollado por el estudio de arquitectura del español Juan Herrero otorgará una nueva sede al museo que se prevé finalizada para el año 2020 y que lo situará en un lugar de lo más privilegiado: junto a la Opera House. ¿Qué te parece?

Pincha en la imagen y conoce las 12 mejores cosas que ver en Oslo

Museo Munch en Oslo, Noruega

Créditos fotografía © jamieca / Flickr (CC BY-NC 2.0)

¿Buscas un vuelo a Oslo?

5. Descubre más arte noruego en la Galería Nacional

En efecto, como te decíamos en el punto anterior de nuestra lista, para conocer la obra maestra del gran Edvard Munch, “El Grito”, tendrás que dirigirte hacia otro lugar que ver en Oslo: la Galería Nacional.

Es esta una de las cosas que hacer en Oslo indispensables, ya que estamos hablando del museo que posee la colección de arte noruego más grande de todo el país. ¿Cómo no íbamos a incluirlo en nuestras propuestas? Y no solo eso: también podrás contemplar obras pertenecientes a artistas internacionales de diferentes épocas como El Greco, Van Dyck, Cézanne, Van Gogh, Picasso o Matisse, solo por nombrar algunos.

La Galería Nacional, que en la actualidad forma parte del Museo Nacional de Arte, Arquitectura y Diseño, fue inaugurada en 1842 y ocupó el edificio del Palacio Real hasta 1882, año en el que fue trasladado a su ubicación actual en el centro. Si no tenías muy claro qué hacer en Oslo, ya sabes: ¡ten en cuenta este interesante plan!

Pincha en la fotografía y descubre 10 hoteles con encanto en Oslo

Galería Nacional de Oslo, El Grito

Créditos fotografía © Richard Mortel / Flickr (CC BY 2.0)

¡Encuentra alojamiento en Oslo!

6. Recorre el Museo del Pueblo Noruego

¡Y seguimos de museos! ¿Te gustaría aprender todo lo que necesitas saber sobre la cultura, la historia y las tradiciones noruegas? Pues, entonces, sin duda, visitar el Museo del Pueblo Noruego es una de las cosas que hacer en Oslo.

Comienza por recorrer la sala de exposiciones, en la que encontrarás objetos y elementos pertenecientes a diferentes etapas de la historia del país. Después, pasa a la zona más interesante: en el exterior encontrarás 155 casas tradicionales pertenecientes a las diferentes regiones de Noruega. ¿Lo más llamativo? Una preciosa iglesia de madera que fue transportada desde el pequeño pueblo de Gol, al norte, y que es una auténtica maravilla.

Eso sí, una recomendación: antes de ir echa un ojo al calendario de actividades que se desarrolla en el museo. Existen numerosas propuestas para hacer en familia y, si viajas con los más pequeños, esta actividad probablemente se convierta en una de las cosas que hacer en Oslo indispensables durante tus días en la ciudad.

Clica en la imagen y conoce 15 cosas que hacer en Laponia Noruega

Museo del Pueblo Noruego en Oslo
Vuela barato a Oslo

7. Visita el Centro del Premio Nobel de la Paz

Uno de los lugares más interesantes que ver en Oslo es, sin duda alguna, el Centro del Premio Nobel de la Paz, ubicado, además, en un lugar excepcional: una antigua estación de ferrocarril de estilo victoriano situada en pleno centro.

Así que si aún andas planificando qué hacer en Oslo en tres días, no lo pienses y pon rumbo a descubrir su interesante historia. Mediante tecnologías activas y métodos envolventes podrás aprender todo lo relacionado con los premiados a lo largo de la historia con un Nobel de la Paz. ¿No te parece fascinante?

Nelson Mandela, Martin Luther King, la madre Teresa de Calcuta o el Dalái Lama son solo algunos de los personajes históricos que recibieron este reconocimiento y cuyas filosofía, trabajo e historia puedes conocer a través de la más avanzada tecnología, como por ejemplo un inmenso campo de pantallas LED con las que, incluso, interactuar.

Fue Alfred Nobel, filántropo e inventor de la dinamita, quien decidió invertir toda su fortuna en fundar y promocionar este premio, siendo 1901 el primer año en el que se concedió. Un mérito que hacía falta reconocer y que puede valorarse visitando este centro, una de las cosas que hacer en Oslo antes de partir.

Pincha en la fotografía y conoce qué hacer una semana en la Noruega de los fiordos

Centro del Premio Nobel de la Paz en Oslo, Noruega

Créditos fotografía © Hans Permana / Flickr (CC BY-NC 2.0)

Tu alojamiento en Oslo

8. Vive la experiencia de navegar por el fiordo de Oslo

Y es que, ¿se te ocurre un mejor plan que disfrutar del contacto directo con la naturaleza montado en un barco? Te lo aseguramos: una de las cosas que hacer en Oslo es, sin duda, recorrer su fiordo en catamarán mientras sientes la brisa marina rozándote en la cara. Haznos caso, cierra los ojos y vive el momento intensamente.

Aunque, bueno, en realidad lo ideal es que los mantengas abiertos y así disfrutes del fantástico paisaje. ¿A qué nos referimos? A que puedas contemplar las innumerables islas que hay repartidas por el fiordo, e incluso bajar en algunas de ellas para descubrir sus mayores encantos. Historia, naturaleza, deportes de aventura como el kayak… ¡La diversión está asegurada!

Echa un vistazo a los horarios de los ferris y decide si te conviene más hacer una excursión por tu cuenta, moviéndote de isla en isla de manera independiente, o si es más conveniente alquilar una excursión. Sea como sea, algo sí tenemos claro. Si sale el sol, una de las cosas que hacer en Oslo es, sin duda, tumbarte en alguna de las playas de sus islas. Así que ya sabes: ¡echa el bañador a la mochila por lo que pueda pasar!

Clica en la imagen y descubre 8 lugares que te van a encantar de los fiordos noruegos

Fiordo de Oslo en Noruega
Viaja a Oslo

9. Diviértete con las esculturas del Parque Vigeland

Porque sí, una de las cosas que hacer en Oslo con la que la diversión estará asegurada es dar un paseo por el Parque de las Esculturas de Vigeland y contemplar cada una de las figuras que lo decoran. ¡Por algo recibe más de un millón de visitas cada año!

El parque fue construido durante la primera mitad del siglo XX, cuando el ayuntamiento encargó el proyecto al artista noruego Gustav Vigeland y este no dudó un segundo en desarrollar todo su ingenio para crear el que se convertiría en uno de los puntos más emblemáticos.

Más de 200 esculturas de granito, bronce y hierro forjado decoran el parque con muestras que representan, a tamaño real, diferentes estados de ánimo. Busca uno de los más famosos y diviértete: el niño enfadado es, probablemente, la figura más imitada y fotografiada de todo el conjunto.

Para dejarte sorprender del todo acércate hasta el lugar donde se encuentra la inmensa columna tallada de una sola piedra en la que podrás contar, ni más ni menos, que hasta 121 figuras entrelazadas. Es una auténtica maravilla y una de las cosas que hacer en Oslo y los alrededores que no pueden faltar en tu lista.

Pincha en la imagen y descubre las 13 mejores cosas que ver y hacer en Trondheim

Parque Vigeland en Oslo, Noruega
¡Busca tu hotel en Oslo!

10. Deléitate con la gastronomía noruega

¿Cómo íbamos a proponerte toda una lista de cosas que hacer en Oslo y no incluir la cata de su exquisita gastronomía? Y es que Oslo cuenta con innumerables restaurantes en los que disfrutar de los platos mas típicos de Noruega, así que estás en el lugar ideal para saborear el país.

Platos basados en los ingredientes más típicos, como la carne de alce, la de reno, el salmón ahumado –o en cualquiera de sus otras versiones- o el bacalao hervido son claves para vivir la experiencia. Mención aparte tienen sus postres, ¡por supuesto! Entre gofres, tortitas y pasteles varios, saciarás tu versión más golosa con una facilidad increíble. Lo que no será tan simple es elegir el restaurante: la oferta es tan amplia y variada que no sabrás por dónde empezar.

Restaurantes con vistas, clásicos, modernos, tradicionales, de nueva cocina… Una vez decidas dónde te apetece probar, solo tienes que echar un ojo a la carta y darte la alegría de vivir una de las experiencias culinarias más completas. ¡Seguro que no te defraudará!

Haz clic en la fotografía y conoce los platos más típicos de la gastronomía noruega

Salmón noruego en Oslo
Tu vuelo a Oslo

¿Preparado para partir de viaje a Oslo, la capital de Noruega? Entonces quizás también te venga bien echar un ojo a estos otros artículos:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler.

Mapa