Berlín

Hoteles en Berlín

Berlín, capital de la gran Alemania

Pocas ciudades pueden contar una historia contemporánea tan rica y variada como esta hermosa ciudad reunificada hace no mucho y puesta guapa en tiempo record. Más allá de muros, regímenes autoritarios, lágrimas y ostracismo, Berlín es protagonista de su presente y lo será a buen seguro de su futuro, el de Alemania y Europa. Bien vale dedicarle unos días a este enclave hanseático de latido profundo y fuerte.

El alojamiento en Berlín es variado y de excelente nivel en líneas generales. Todo tipo de opciones, están disponibles con una amplia variedad de precios y calidades.

Postdamer Platz.- Es una de las zonas más bulliciosas y vivas de la ciudad, destrozada en la 2ª guerra mundial, divida por el muro, fue renovada por completo y supone hoy en día una excelente alternativa de alojamiento. Hoteles de cadena, apartamentos turísticos cercanos e incluso albergues para mochileros, se pueden encontrar en sus inmediaciones.

Unter den Linden y sus aledaños.- Principal arteria de Berlín, está repleta de hoteles (no especialmente baratos), pero muy bien situados junto a la Puerta de Brandemburgo.

Otras zonas: Charlottenburg, Tiergarten, Kreuzberg, Prenzlauer Berg, Friedrichshrain o Neokoelln, son otras zonas y barrios igualmente interesantes y más económicos para alojarse. Todos ellos a menos de 30 minutos del centro en transporte público.

Imprescindibles de Berlín:

Puerta de Brandeburgo.- Inaugurada en 1791, es todo un símbolo mundial de paz y tolerancia. Sus 26 m de altura recuerdan el pórtico y frontis de la Acrópolis ateniense.

Muro.- Aunque afortunadamente la mayor parte fue derribado a finales del siglo pasado, todavía quedan algunos fragmentos testimoniales, del horrible monumento que dividió la ciudad durante 28 largos años.

Catedral.- Construida a principios del S.XX, es el edificio religioso más representativo. En su cúpula hay un mirador que proporciona unas vistas increíbles.

Parlamento alemán.- Famoso por su cubierta y cúpula, obra de Norman Foster, es hoy en día otro de los grandes símbolos de Berlín y la unificación alemana.

Berliner Unterwelten.- Esta asociación sin ánimo de lucro realiza recorridos por el subsuelo de la ciudad, mostrando la historia subterránea correspondiente a la segunda guerra mundial y la guerra fría. ¡Más que interesante!

Checkpoint Charlie.- Fue el paso fronterizo más usado durante los años de la guerra fría entre el Berlín este y el oeste.

Topografía del Terror.- Textos, fotografías, detallan la sórdida época nazi y su aparato de seguridad entre los años 30 y 40 del pasado siglo.

Monumento al Holocausto.- Casi 3.000 bloques de hormigón de diferentes alturas forman este monumento en recuerdo a las víctimas judías del nacismo.

Iglesia Monumental Kaiser Wilhem.- Bombardeada durante la 2º guerra mundial, estuvo a punto de ser demolida y finalmente se salvó para crear un monumento conmemorativo al hecho.

Torre de la televisión.- Con casi 400 m de altura es el edificio más alto de Alemania, se construyó en tiempos de la RDA como símbolo del poderío comunista.

East Side Gallery.- Aquí se encuentra el mayor tramo de Muro de Berlín que se conserva, 1.300 m de arte callejero de excelente nivel.

Comer en Berlín.- Contundente a la vez que sencilla, la comida alemana da mucha más importancia al contenido que a la presentación. Salchichas (hay hasta 1.500 tipos), Baviera, Núremberg y Frankfurt, son las tres variedades principales. No dejes de probar, Currywurst (salchicha troceada con curry y patatas fritas), Eisbein (codillo de cerdo en salmuera, acompañado de puré de guisantes y col agria). Kartoffelsalat (ensalada de patata), Rollmops (arenques enrollados) y de postre, Berliner Pfannkuchen (bollo relleno de mermelada de ciruela y fresa).

De compras.- Muchas zonas y muy variadas dependiendo del tipo de “shopping” que se quiera hacer. Kurfürstendamm, enorme avenida conocida por los berlineses como Ku’damm, es la zona comercial por excelencia. Friedichsstrasse, otra de las áreas para todos los bolsillos. Alexanderplatz, llena de centros comerciales. Hackesche Höfe, para los busca tendencias, originalidad y bohemia van de la mano en este pintoresco barrio. Por último los mercadillos de Strasse des 17 Juni en Boxhagener Platz o Fehrbelliner Platz, harán las delicias de los amantes del revoltijo. Pero nuestro preferido es, Am Zeughaus, justo enfrente de la catedral te permitirá llenar tu casa de complementos únicos.

Cuando venir.- No creemos que exista una época mejor para visitar una de las ciudades más increíbles del mundo. Si eres friolero ven en primavera o verano y si el frío no te importa ven cuando quieras. 

más

Guía de Viaje de Berlín

Puerta de Brandeburgo

El Muro de Berlín

El Reichstag

Berlín es una ciudad asombrosa, donde han tenido lugar acontecimientos con un efecto colosal en todo el resto de Europa. Ha sido marcada por la guerra, dividida en dos y unificada de nuevo. Pero el Berlín de hoy es una ciudad vibrante las 24 horas, repleta de museos, galerías de ...

Imágenes por Flickr/az1172