Noticias Las 15 mejores cosas que ver en Turquía

Todos los artículos

Las 15 mejores cosas que ver en Turquía

Turquía, donde se encuentran Oriente y Occidente. Un país de contrastes y una de las joyas viajeras del mundo.

Turquía es un país que refleja la personalidad de dos mundos opuestos: oriente y occidente. Estambul, su capital, es una de las ciudades más vibrantes y fascinantes del mundo, pero el resto del país es bastante desconocido para el viajero común.

Montañas, llanuras, una rica cultura, gastronomía intensa y variada, y una gente que se cuenta entre la más hospitalaria del mundo.

En este país inmenso es complicado realizar una lista que abarque todos sus atractivos, pero aquí va nuestra sugerencia de los 15 mejores lugares que ver en Turquía.

1. Estambul

A caballo entre Europa y Asia, la antigua Constantinopla sigue teniendo el aura de ciudad imperial y diferente. Es, para muchos, la ciudad más fascinante de Europa.

Sus calles están llenas de contrastes que separan dos mundos antagónicos: oriente y occidente. Entre sus grandes y poderosas mezquitas – como la Mezquita Azul (Sultan Ahmed) y la de Santa Sofía (antigua basílica y posterior mezquita) – se alternan bares y restaurantes occidentales, como los de la zona de Beyoglu, junto a la emblemática Plaza Taksim y la Torre de Gálata. Y el Gran Bazar, una ciudad aparte hecha de tiendas de todo tipo.

Cuando navegas por el Bósforo al atardecer
, el Palacio de Topkapi se recorta en el horizonte, junto al perfil de las mezquitas y las pequeñas figuras de los pescadores turcos. Con el cielo incendiado en naranja, es una de las mejores experiencias que ver en Turquía.

Cruza en el ferry al lado asiático y verás una Estambul totalmente diferente, tanto en arquitectura como en el estilo de vida. Te parecerá que estás en otro país.

Una de las mejores ciudades del mundo para caminar sin rumbo y observar el día a día de sus gentes.

Estambul

2. La Ruta Licia

Este sendero fue señalizado por una inglesa amante de la historia a finales del pasado milenio. Unos 15 años más tarde, la revista The Times ya lo situaba entre las 10 mejores rutas senderistas del mundo y se corría una ultramaratón por sus algo más de 500 km de recorrido.

La Ruta Licia es un sendero de dificultad media que discurre entre las provincias de Mugla y Antalya.

Montañas de casi 3.000 metros (entre ellas, el mítico Monte Olimpo), bosques, acantilados que mueren en un Mar Mediterráneo que, por su color, aquí casi se confunde con el Caribe. Enmarcados por ese paisaje, pueblos de pescadores y agricultores, villas abandonadas y ruinas de distintas civilizaciones (licios, romanos y griegos).

Una ruta que te lleva a través de algunos de los paisajes más bellos que visitar en Turquía.

mochila en sendero

3. Oludéniz

Incluida dentro de la Ruta Licia – y considerada como uno de sus dos puntos de inicio oficiales – se encuentra la población de Oludéniz.

Aunque muchos de los viajes a Turquía comercializados en países anglosajones lo incluyen como destino turístico veraniego y puedes encontrar demasiado lío en los meses fuertes, el resto del año es una villa tranquila que merece la pena visitar.

Su entorno natural es para disfrutarlo en barco, nadando o caminando. Calas preciosas, bosques mediterráneos, islas y la famosa Laguna Azul, una laguna natural con unos colores preciosos. También la puedes observar desde el aire ya que muchas agencias de aventura del lugar organizan vuelos en parapente desde picos de casi 3.000 msnm.

Si te gusta el jaleo, solo tienes que venir aquí en verano y disfrutar de los muchos pubs y restaurantes ingleses que tienen fiesta hasta la madrugada.

laguna azul

4. Göreme, Capadocia

Esta ciudad se encuentra en la región de Capadocia, enclavada entre extrañas formaciones rocosas. Cientos de ellas emergen del suelo, con forma de curiosas chimeneas que se intercalan entre las casas.

Algunas de las rocas se han transformado en iglesias. Göreme posee también un museo al aire libre. Se trata de un complejo de iglesias y monasterios que se admira en su máximo esplendor desde el aire, mientras lo sobrevuelas en un globo aerostático. Es uno de los paisajes más espectaculares que ver en Turquía.

Capadocia

5. Pamukkale

Uno de los lugares más curiosos que ver en Turquía es el famoso spa romano de Pamukkale, en la provincia de Denizli. Su significado literal es “castillo de algodón”.

Este lugar se formó como consecuencia de una serie de terremotos y el surgir de aguas subterráneas ricas en minerales. El calcio y el carbonato de hidrógeno reaccionaron para formar carbonato de calcio y caliza, a los que Pamukkale debe su color blanco y los estanques.

Ponte un bañador, camina los 30 minutos de sendero empinado y date un baño reconstituyente en cualquiera de las pozas poco profundas de Pamukkale.

baños de agua caliente naturales

6. Troya

Lamentamos desilusionarte, pero en Troya no encontrarás ni a Eric Bana ni a Brad Pitt, aunque sí que podrás ver una réplica del legendario Caballo de Troya.

La ciudad se encuentra en el noroeste de Turquía y alcanzó su fama gracias a su aparición en La Ilíada, de Homero. Hoy en día es un sitio arqueológico muy importante, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Troya fue destruida y reconstruida 9 veces y podrás ver una muestra de cada una de sus nueve capas diferentes. Eso sí, es uno de esos lugares que por su gran riqueza histórica más vale que cojas un guía para poder entenderlo mejor.

7. Amasya

No todo son playas y mar entre los mejores lugares que visitar en Turquía. En el norte del país encontrarás una pequeña ciudad que se levanta en el estrecho valle que corre entre el río Yeşilırmak y las montañas.

En una orilla hay docenas de típicas construcciones otomanas, de madera oscura y acabados de marfil, sobre las que se levantan acantilados cortantes. En ellos se encuentran algunas tumbas antiguas y un castillo.

En la otra orilla, una Turquía más moderna, con un bonito paseo fluvial guardado por estatuas de bronce y algunos restaurantes.

8. Uzungöl

A tan solo una hora en coche de la gran ciudad de Trabzon, se encuentra un pequeño pueblo que parece sacado de los Alpes Suizos.

Uzüngol está situado a orillas del lago homónimo, justo en el fondo de un verde y frondoso valle. Es uno de los mejores lugares que visitar en Turquía para saber cómo es el paisaje campestre del interior. Entre las típicas casas turcas sobresalen los puntiagudos minaretes de una mezquita.

El mejor momento para pasear a orillas del lago es a primera hora de la mañana, cuando una neblina baja lo cubre todo y parece un pueblo sacado de una historia mágica de aventuras.

9. Esmirna, Izmir

Los viajes a Turquía dedicados a explorar la costa del Egeo, suelen tener su base de operaciones en la bonita ciudad de Esmirna.

La ciudad se asienta en la costa, custodiada por una cadena de altas colinas verdes. Esmirna tiene una gran importancia histórica. En la Plaza Konak podrás ver la torre del reloj que marca el lugar donde se produjo el levantamiento que llevó a la guerra de la independencia turca, en 1901.

Desde la plaza, hay un corto tramo hasta el paseo marítimo, conocido como Kordon. Tómate un café contemplando las aguas del Egeo antes de dirigirte a Kadifekale, la colina de casi 200 msnm donde se encuentran las ruinas de la antigua fortificación que protegía la ciudad. Las primeras murallas las construyó aquí un sucesor de Alejandro Magno, en torno al 300 a. de C.

Y ya que estás en Esmirna, acércate a las ruinas de Éfesos. Un teatro griego, casas con frescos y una antigua biblioteca que contiene 12.000 papiros te esperan allí.

10. Sanliurfa

Más conocida como Urfa, esta población es uno de los lugares que visitar en Turquía si quieres conocer la cultura oriental del país.

En su parte antigua, una buena cantidad de edificios históricos, tanto musulmanes como cristianos, se alzan junto a casas de piedra amarilla. Los campesinos kurdos, turcos y árabes de las zonas de alrededor se acercan al tradicional bazar a realizar sus compras, mientras que los jóvenes de la ciudad van a trabajar a sus oficinas en la parte nueva.
Un buen lugar para apreciar los contrastes turcos.

11. Ankara

La capital de Turquía acoge más de 5 millones de almas que viven ya al intenso y frenético ritmo occidental. Sin embargo, aún encontrarás los vestigios de la antigua Ankara – una ciudad con más de 3.000 años de historia – en la Ciudadela.

La Ciudadela de Ankara es una obra realizada por gálatas, romanos, bizantinos y selyúcidas. Entre sus monumentos históricos puedes contemplar las antiguas casas turcas tradicionales. El Teatro Romano de Ankara y el Templo de Augusto y Roma son dos de las huellas romanas que no te puedes perder.

En cuanto a los museos, los mejores son el Museo Estatal de Arte y Cultura, el Museo de las Civilizaciones de Anatolia y el Museo de la Guerra de la Independencia.

El mausoleo de Kemal Atatürk, figura más importante de la Turquía del siglo XX, también es visita obligada.

Ankara

12. Safranbolu

Ubicada en la región turca del Mar Negro, Safranbolu exige un desvío en la ruta de los lugares más típicos que ver en Turquía, pero no te arrepentirás. Su nombre deriva del azafrán, una especia que se obtiene a partir de las flores que crecen en la zona.

Además del azafrán, Safranbolu es un lugar para los amantes de la historia. Mezquitas del siglo XVII, antiguos baños turcos, tumbas milenarias… Descubre todo esto vagabundeando por las laberínticas calles de la Ciudad Vieja, sin dejar de pararte en los vibrantes bazares y tomarte un té mientras ves la vida pasar.

13. Isla de Bozcaada

Mucha gente busca viajes a Turquía esperando encontrar un rincón tranquilo y diferente, que les haga pensar que no se encuentran en Europa. La isla de Bozcaada es uno de esos lugares.

Esta pequeña joya del Egeo ha conseguido escapar de la modernización, manteniendo la mayor parte de su arquitectura original para ofrecer al viajero un vistazo al pasado.

Sus casas de fachada blanca están rodeadas de viñedos. Prueba sus vinos con la fantástica dieta mediterránea de sus restaurantes y conoce las ruinas de su castillo del siglo XV, las cuevas de su accidentada costa y los verdes campos. La mejor forma de explorar la isla de Bozcaada es en bicicleta. ¡Alquila una y a pedalear!

14. Konya

El baile de los derviches es una de las cosas más curiosas que ver en Turquía. Los primeros derviches – miembros de una tariqa, cofradía religiosa musulmana de carácter ascético o místico – turcos, aparecieron hace unos 800 años en la ciudad de Konya.

Konya está situada en la antigua Ruta de la Seda y ofrece muchos atractivos turísticos. En el Museo Mevlana encontrarás la tumba del poeta Jelaleddin Rumi, fundador de la orden de los Derviches. Rumi está considerado como uno de los pensadores espirituales y profesores más grandes de su época. La mezquita Alaadin Keykubat (siglo XII) y la de Ince Minare son otros dos monumentos de Kolya que no te puedes perder.

derviches

15. Mardin

En el sureste de la región de Anatolia se encuentra una de las ciudades más bonitas que visitar en Turquía.

Mardin al completo fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se trata de una ciudad encaramada a una colina. En la cima de la misma se encuentra la ciudadela, una vieja fortaleza transformada en zona militar, que a pesar de no ser accesible para el público en general le transmite a la ciudad un aire de grandeza.

Sube por los callejones del casco antiguo de Mardin para poder disfrutar de las vistas de las vastas llanuras de Mesopotamia, cuna de la civilización.

Entre las iglesias y mezquitas de la ciudad, destacan la Gran Mezquita (siglo XII) y el monasterio Deyruz-Zafaran, uno de los más antiguos del mundo.

Entonces, ¿nos vemos en Turquía?

Si te ha gustado este artículo, seguro que disfrutarás leyendo los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. ¡Te ayudamos a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler

Mapa