Noticias Devora Tailandia: los platos que no te puedes perder

Todos los artículos

Devora Tailandia: los platos que no te puedes perder

Viaja por Tailandia a través del paladar probando sus platos más tradicionales.

Templos, playas, parques naturales… Nadie puede negar que Tailandia es uno de los destinos más completos del Sudeste Asiático. Si a ello le añades que puede presumir de una de las gastronomías más exóticas y variadas del planeta, nada puede salir mal. En Skyscanner vamos a proponerte un viaje a Tailandia con el paladar. Descubre con nosotros todo sobre la gastronomía de Tailandia: sus características principales, dónde comer y los platos que no te puedes perder.

¿Cómo es la gastronomía tailandesa?

Necesitarías muchos años para conocer en profundidad la gastronomía tailandesa, pero, a grandes rasgos, podemos afirmar con rotundidad que es especiada y, en la mayoría de los casos, bastante picante. Los cuatro sabores básicos de sus platos son el dulce, el picante, el salado y el agrio. Es, por ello, que nunca faltan en las mesas los 4 condimentos básicos: el azúcar, la salsa de pescado (nam pia), los copos de chile (prik pon) y el vinagre dulce con guindillas.

La mayoría de los platos tailandeses son abundantes en verduras, tofu, mariscos o carnes y suelen acompañarse con arroz y fideos (noodles). Si no eres muy fan del picante, procura avisar al cocinero usando las palabras “mai ped”, es decir, no picante.

Además, en el caso de que seas vegano o vegetariano, ¡no te preocupes! Tailandia es uno de los países más sencillos para comer sin ingredientes de origen animal. Además de tener siempre la opción de sustituir la carne por el tofu y advertir a los cocineros de que no usen salsa de ostras o salsa de pescado, existen restaurantes tailandeses 100% veganos. Son los llamados “jey”, donde podrás probar las versiones veganas de casi cualquier plato tailandés.

¿Dónde comer en Tailandia?

¡En todos lados! Vas a tener comida a tu disposición en casi cualquier lugar que se te ocurra. Y, aunque en Tailandia hay buenísimos restaurantes, es probable que algunos de los platos más ricos de tu viaje los pruebes en plena calle. No tengas miedo, piérdete por los puestos callejeros, donde la comida es fresca y verás cómo te la cocinan. Si tienes miedo a fallar, déjate guiar por tu intuición o, simplemente, busca la cola más larga. Si hay gente, es porque está buenísimo.

Platos imprescindibles que probar en un viaje a Tailandia

¿Estás listo para conocer los platos imprescindibles de la gastronomía tailandesa? Descúbrelos con nosotros, pruébalos y felicita al cocinero con un ¡“aroi mak”!

Pad Thai

No podíamos evitar comenzar nuestro recorrido gastronómico por Tailandia con su plato estrella, el que ha traspasado todas las fronteras posibles: el pad thai. El ingrediente principal son los noodles, es decir, los fideos de arroz. A ellos se les añaden huevo, brotes de soja, salsa de tamarindo, salsa de pescado, azúcar y, normalmente, gambas y tofu. Muchos pad thai se acompañan de langostinos o pollo, aunque también se pueden hacer veganos o vegetarianos. En este último caso, como siempre, recuerda decirles que no quieres fish sauce.

El toque final a este sencillo pero sabroso plato de Tailandia se lo dan el cilantro fresco, los cacahuetes molidos, el cebollino y el zumo de lima. Además, es muy habitual que venga con chile en un lado, para que regules el picante.

Encontrarás el pad thai en casi cualquier restaurante o mercadillo nocturno y, si tienes la oportunidad, no dejes de quedarte embobado mirando cómo lo cocinan en el wok a un ritmo trepidante.

Sigue leyendo: 10 comidas que deberías probar en el Sudeste Asiático

Khao Pad Sapparot

Suena sencillo, pero el arroz frito (khao pad) es una de las joyas más habituales de la gastronomía tailandesa. Se trata de arroz jazmín salteado con huevo, azúcar y salsas como la de soja o la de pescado. En el khao pad no suelen faltar el ajo frito, el cebollino fresco y el cilantro. En ocasiones, también se corona con un huevo frito y las porciones suelen ser tan grandes que no necesitarás acompañarlo con nada más.

Si no tienes ganas de pensar mucho, es uno de los platos que nunca falla, aunque también tendrás que decantarte por la opción que más te apetezca. Tienes, por nombrar solo algunos, arroces fritos con cerdo (khao pad moo), con pollo (khao pad gai), con cangrejo (khao pad pboo), con gambas (khao pad gong) o con curri verde (khao pad gang keow wan), pero la variante que no te puedes perder es el khao pad sapparot.

Literalmente “arroz frito con piña”, este plato te entrará por la vista cuando te lo pongan en la mesa, ya que suele servirse dentro de una piña. Además de los ingredientes que te hemos nombrado arriba, el khao pad sapparot suele llevar uvas pasas, trozos de piña fresca, anacardos, gambas y pollo. Cómelo como un tailandés más acompañándolo de zumo de lima y un poco de salsa de pescado con chiles.

Massaman Curry

Seguro que no te sorprendes si te decimos que hay un montón de curris deliciosos que probar en Tailandia, ¿verdad? Aun así, si hay uno que no puedes irte sin probar es el massaman, una especialidad que tiene su origen en la comunidad árabe de Tailandia. La base de este plato es la leche de coco mezclada con un montón de especias (cardamomo, canela, clavo, anís, comino, nuez moscada, clavo y laurel, normalmente) que le dan ese toque persa que lo hace diferente a los demás. Otro de sus ingredientes principales es la patata, que se acompaña de cebolla y cacahuetes. El massaman curry suele llevar pollo, pero también se puede hacer de otras carnes o, simplemente, de verduras. Lo más habitual es acompañarlo de un poco de arroz jazmín.

Si te preocupa el picante, esta variedad de curri no suele ser muy exagerada en ese sentido, pero recuerda siempre pedir que no le pongan chile.

Otros platos de curri que no deberías perderte son el Thai Green Curry (curri verde) y el Panang Curry. Ambos tienen como base la leche de coco, pero sus especias son tan diferentes que no sabrás con cuál quedarte. Eso sí, si el picante no es tu mejor amigo, olvídate del último, ¡suele ser el infierno!

Som Tam (Green papaya salad)

Otra de las comidas imprescindibles de Tailandia es la ensalada de papaya verde. Totalmente diferente a lo que probablemente entiendes por ensalada, el som tam es un plato típico del nordeste, es decir, de la comida Isan. Consiste en finos trozos de papaya sin madurar, con un ligero toque ácido y una textura más crujiente de lo habitual, tomates cherry, ajo y judías verdes marinados con salsa de pescado, lima, azúcar de caña y chiles. La mezcla se suele hacer en un mortero en el que, finalmente, se añaden gambas secas y cacahuetes. No olvides indicar el nivel de picante que quieres, ya que se cocina para cada cliente al instante.

Encontrarás el som tam en casi cualquier mercadillo nocturno o restaurante, pero debes tener en cuenta que hay muchas variedades de este plato tailandés. En general, los tipos de ensalada de papaya más comunes son:

  • Som Tam Thai: esta es la habitual.
  • Som Tam Boo: lleva trozos de cangrejo.
  • Som Tam Pla Raa: lleva salsa de pescado fermentado, es más fuerte que la salsa de pescado habitual.
  • Som Tam Hoy Dong: esta lleva ostras fermentadas.

Por otro lado, la papaya también puede sustituirse por mango verde (Yam Ma Maung) o pomelo (Tam Som-o).

Elijas la opción que elijas, no olvides acompañarla de sticky rice, es decir, arroz glutinoso. Es la manera más habitual de comerla.

Khao Soi

Típico del norte y con influencias birmanas, el khao soi es otro de los platos de la gastronomía de Tailandia que no puede faltar en tu lista. Se trata de una sopa hecha con leche de coco y una mezcla de especias (normalmente jengibre, comino, curri, pimienta y ajo) algo similar a la del massaman curry, pero con una consistencia algo más aguada. En un auténtico khao soi nunca faltan fideos de arroz o huevo, chalotas, encurtidos, lima, chiles, salsa de pescado, zumo de tamarindo y azúcar de palma. Además, suele llevar pollo o ternera, aunque también se sirve con cerdo en algunos restaurantes.

Si tienes pensado visitar Chiang Mai, no dudes en probarlo en Khao Soi Khun Yai o Khao Soy Maesai, dos de los mejores sitios para hacerlo.

Khai Jiao

Puede sonar demasiado sencillo, pero una de las comidas imprescindibles que probar en Tailandia es la tortilla. Es uno de los platos estrella de la comida callejera y no suele faltar en la dieta de los tailandeses para desayunar, comer, cenar o, incluso, picar en cualquier momento del día. A diferencia de las tortillas españolas o francesas, las tailandesas suelen ser más crujientes y tostadas, además de estar cocinadas con muchísimo aceite, por lo que puedes ir olvidándote de la dieta… A los huevos se les suele añadir salsa de soja, salsa de pescado y salsa de tomate, siendo su variante principal la que lleva carne de cerdo picada (khai jiao moo sab). Además, siempre se acompaña de un poco de arroz.

Uno de los lugares más conocidos para probar la tortilla tailandesa se encuentra en Bangkok. Raan Jay Faai es el humilde puesto callejero de Junsuta. Fue el primer establecimiento en conseguir una estrella Michelín en 2018. Su especialidad es la tortilla de cangrejo (khai jiao poo).

Sigue leyendo: Las 7 delicias gastronómicas más raras del mundo

Pad See Ew

No tan conocido como el pad thai, pero un habitual de cualquier restaurante o puesto callejero es el pad see ew. La traducción literal de este plato tailandés es “fideos fritos con soja”, así que, si lo pides, recibirás unos deliciosos fideos frescos de arroz anchos cocinados en el wok con salsa de soja. A ellos se les suele añadir brócoli chino y col, así como huevo y algún tipo de carne, gambas o tofu. Si quieres comerlo como un tailandés más, échale un poco de copos de chile y vinagre.

Tom Yum Goong

Si hay un plato típico que comer en Tailandia es el tom yum goong. Se trata de una de las sopas más aromáticas de la cocina thai. Es una mezcla de hierba limón (lemongrass), galangal (jengibre azul), hojas de lima kaffir, tamarindo, chalotas, zumo de lima, chiles y salsa de pescado a la que se le suele añadir langostinos cocidos, champiñones y verduras. Nunca suele fallar el cilantro picado a la hora de coronar el plato. Ojo, ¡tiende a ser muy picante!

Aunque la variante más conocida es la que lleva langostinos, existen muchísimas versiones de esta sopa. Por ejemplo, el tom yum gai lleva pollo, el tom yum pla es de pescado y el tom yum talay lleva varios mariscos. Además, hay una variedad con una consistencia más densa debido a la leche de coco, es la llamada tom yum nam khon.

Sigue leyendo: 12 restaurantes de Bangkok para comer bien y barato

Phat Kaphrao

Adoradores del picante, ¡este es vuestro imprescindible que comer en Tailandia! Phat kaphrao (también llamado pad grao pao) es uno de los platos más comunes de cualquier restaurante tailandés. Se trata de un salteado de carne, marisco, pescado o tofu con guindillas, ajo y albahaca. Además, es costumbre añadirle salsa de pescado, salsa de soja y azúcar de caña. El acompañamiento que nunca falla es el arroz y en la mayoría de los casos también se come con un huevo frito.

Sai Ooah

Esta es una de las especialidades del norte de Tailandia que no falla en los mercadillos callejeros de Chiang Mai y Chiang Rai. También conocida como Chiang Mai sausage, se trata de una enorme salchicha de cerdo combinada con diferentes especias, ajo, hierba limón y pasta de curri rojo. Se cocina a la parrilla y se suele acompañar de sticky rice. Por cierto, los restaurantes jay suelen tener su propia versión vegana de las sai ooah, ¡no te las pierdas!

Sigue leyendo: Cómo afrontar las intolerancias alimentarias cuando viajas

Khao Neow Ma Muang (Mango Sticky Rice)

Si hay un postre típico en Tailandia ese es el mango sticky rice. Quizás no te entre por los ojos de primeras, pero te prometemos que lo adorarás desde el primer bocado. Como su nombre indica, se trata de arroz glutinoso hecho con azúcar y leche de coco acompañado de deliciosos trozos de mango.

Los mejores meses para comerlo son abril y mayo, cuando es la temporada del mango. Sin embargo, podrás encontrarlo durante todo el año en casi cualquier lugar de Tailandia. Los locales más famosos del país para comerlo están en Bangkok y son Kor Panich y Boon Sap Thai Dessert.

Itim Kati

Dale un toque dulce a tu visita a Tailandia probando otra de sus especialidades: el helado de coco. A diferencia del helado tradicional, este está hecho con deliciosa crema de coco y suele llevar cacahuetes o almendras tostadas como acompañamiento. Además, no es raro que se sirva en un coco, convirtiéndolo en uno de las mejores opciones veganas y más sostenibles del Sudeste Asiático.

¿Estás preparando tu viaje a Tailandia? No te pierdas estos artículos sobre esta joya del Sudeste Asiático:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa