Noticias Qué ver en Escocia: 16 lugares de postal

Todos los artículos

Qué ver en Escocia: 16 lugares de postal

Escocia es una tierra donde la naturaleza salvaje se mezcla con historia, castillos y ciudades vibrantes. ¿A qué esperas para visitarla?

Escocia siempre fue una tierra mística. Leyendas y mitos se esparcieron por sus montañas, valles, bosques, islas, ríos y lagos, para residir cómodamente al amparo de castillos en ruinas escondidos en la niebla. Este suele ser el encanto que atrae a la mayor parte de los millones de turistas que viajan cada año al país de William Wallace.

Sin embargo, al llegar se dan cuenta de que hay mucho más que ver y que hacer en Escocia, con ciudades llenas de vida y cultura esperando a ser disfrutadas, abadías, monasterios y un sinfín de actividades al aire libre.

En Skyscanner te dejamos 16 lugares para visitar en Escocia:

Vuela a Escocia

Edimburgo

Algo menos de medio millón de personas pueblan la capital de Escocia. Edimburgo es una ciudad entre colinas cuyo aspecto medieval, que se deja sentir especialmente en su casco histórico, ha sido respetado y se ha combinado perfectamente con su parte más moderna.

Asciende por la famosa Royal Mile hasta el Castillo de Edimburgo
, el edificio más emblemático de la ciudad, que lleva más de 1.000 años en uso permanente. Jardines, iglesias, catedrales y museos son otras de las atracciones de la capital. No dejes de probar la ruta del whisky, una de las cosas más típicas que hacer en Escocia. Dicen que este misterioso brebaje infundió valor y coraje a los bravos escoceses en sus múltiples batallas.

Edimburgo

Tierras Altas de Escocia

Las tierras altas de Escocia se localizan en la parte noroeste del país y engloban algunos de los territorios naturales más bellos y salvajes de Europa. El duro clima hace que estén prácticamente deshabitadas y la flora y fauna puede aquí medrar a sus anchas, sin que la mano del hombre les limite. Lagos, montañas, ríos y dramáticos acantilados dan forma a esta tierra donde el verde de la vegetación se alterna con el gris de las rocas. Aquí te sentirás insignificante y libre.

Tierras Altas

Glasgow

La ciudad de Glasgow ha conseguido, durante las últimas décadas, sacudirse su halo de urbe industrial para convertirse en un centro de cultura y arte. Visita sus numerosos museos (Galería de Arte Moderno, Burrell Collection, Museo y Galería de Arte de Kelvingrove) y relájate en sus parques, antes de abordar una de las mejores vidas nocturnas de las islas británicas. Y si te gusta el fútbol, intenta presenciar un derbi entre Celtic y Rangers. Habrás visto pocas aficiones que lo vivan con más pasión.

Glasgow

Lago Ness

El hogar del famoso “Nessie” no es el más bonito lago de Escocia, pero sí el más visitado. Todo el mundo que se da una vuelta por las Highlands escocesas quiere conocer el hábitat del “monstruo” más famoso del mundo (junto con el Yeti de los Himalayas). El lago Ness tiene una longitud de unos 37 km y se extiende entre Fort Williams e Inverness. Cada año hay nuevos testigos que afirman haber visto al monstruo, alimentando las creencias que afirman que algún descendiente del plesiosauro (una especie que vivió aquí hasta hace 65 millones de años) puede aún habitar en sus aguas. Y tú, ¿has visto a Nessie?

View this post on Instagram

#Lakeness

A post shared by Wilfred Starkson (@wilstark_) on

Isla de Skye

La isla de Skye, una de las maravillas naturales que ver en Escocia, emerge como un titán verde a poca distancia de la costa oeste escocesa. Está habitada en pequeñas poblaciones dispersas, pero sus mayores atractivos son naturales. Acércate al faro de Neist Point, desde el que podrás disfrutar de magníficas vistas de los acantilados de la costa y, si tienes suerte, de algunas ballenas o delfines. Después visita la península de Trotternish, donde se encuentra el castillo de Dunscaith.

Castillo Eilean Donan

Sin duda, una ruta de castillos debe figurar entre las cosas que hacer en Escocia. Los hay de todos los tamaños y colores, pero uno de los más visitados es, precisamente, uno que fue reformado en el siglo XX. El castillo de Eilean Donan debe su inclusión en los primeros puestos de casi todas las listas de lugares que visitar en Escocia a su bonita localización. Aparece solitario en su isla sobre el loch (lago) Duich, rodeado de agua y verde, como un melancólico gigante atrapado sin remedio.

View this post on Instagram

#castle #isleofskye #scotland

A post shared by Américo Dias (@adias) on

Isla de Mull

La cuarta isla más grande de Escocia está habita por algo menos de 3.000 personas. Los escoceses que se lo pueden permitir tienen una segunda residencia en esta isla. La mayoría de las poblaciones se encuentran en la costa, al igual que los castillos de Duart, de unos 700 años de antigüedad, y Torosay, bastante más moderno y construido para aparentar más que como medio de defensa. En Mull también puedes realizar unas de las actividades más especiales que hacer en Escocia: el avistamiento de ballenas en un barco.

mull
Vuela a Escocia

Stirling

William Wallace y Robert The Bruce tienen aquí monumentos conmemorando sus grandes victorias sobre los ingleses en las distintas batallas por la independencia escocesa. Y no, el de William Wallace no es una estatua de Mel Gibson con su cara pintada de azul y blanco. El castillo de Stirling impresiona, encaramado en lo alto de un cono de origen volcánico. Frente a él se libraron cruentas batallas, convirtiendo a Stirling en uno de los lugares que visitar si eres amante de la historia.

Stirling

Lago Lomond

Sólo la (posible) existencia de Nessie hace que el lago Ness sea el más famoso que ver en Escocia. No en vano, el Lomond es el lago de agua dulce más grande de todo el Reino Unido. Las planicies del sur del Lomond tiene su contrapunto en su zona norte, donde el terreno comienza a alzarse, formando montañas cubiertas de arbustos y matorrales. Forma parte del primer parque nacional fundado en el país – el Loch Lomond & the Trossachs National Park- y recorrerlo en bicicleta es una de las actividades al aire libre más bonitas que hacer en Escocia.

lomond

Isla de Arran

Situada en el suroeste del país, está habitada por menos de 5.000 personas divididas en 6 pequeñas localidades ubicadas en ambas costas. Dicen que Arran es una réplica de todos los paisajes que ver en Escocia, ya que tiene una zona de tierras bajas y otra de tierras altas. El monumento más importante es el castillo de Brodick, aunque resulta mucho más curiosa la existencia de un islote, llamado Holy Island, donde habitan unos monjes encerrados en un monasterio, después de que una aparición de la Virgen María aconsejara a los antiguos propietarios que vendieran el islote a los monjes. Puedes pensar en esta extraña historia mientras observas las decenas de especies de aves marinas que sobrevuelan Arran.

Fort William

Descansando a orillas del lago Linnhe, se encuentra la ciudad más importante del suroeste de las Tierras Altas. Aquí puedes elegir entre dos opciones bien diferenciadas: tomarte unas pintas en los animados pubs y restaurantes de su High Street (una de las cosas más típicas que hacer en Escocia), o salir a escalar Ben Nevis, la montaña más alta del Reino Unido. Bueno, quizá ambas cosas sean compatibles, pero es preferible que dejes las pintas para el final. Para los más frikis, apuntar que el antiguo viaducto que se encuentra cerca de Fort William fue utilizado como puente ferroviario en las películas de Harry Potter.

Inverness

La ciudad más al norte de las islas británicas es el centro principal de administración y comercio de las Tierras Altas. Como principales atracciones cuenta con el castillo de Inverness (aunque no se puede visitar por dentro), el Museo y Galería de Arte de Inverness y algunas iglesias que merecen la pena una visita mientras paseas por el margen del río Ness.

Inverness

Islay

Es conocida como la “Reina de las Islas Hébridas” y el 30% de sus escasos habitantes hablan gaélico. Islay es un lugar tranquilo donde puedes realizar varias actividades al aire libre. Recorre en kayak parte de su bonita costa; pasea por sus playas desiertas y rodeadas de verde; visita la curiosa iglesia redonda de Bowmore (dicen que la hicieron sin esquinas para que el diablo no pudiera esconderse); o apúntate al tour de destilerías de whisky. Como puedes ver, no importa lo pequeño o remoto que sea el lugar, siempre encontrarás el whisky en la lista de cosas que hacer en Escocia.

Islay
Vuela a Escocia

Oban

Oban te puede sonar al ser el nombre de uno de los mejores whiskies escoceses. También se trata de una pequeña ciudad pesquera del oeste de Escocia. Aquí podrás disfrutar de excelente marisco y pescado. Considerada la capital europea del kayak en agua salada, son muchos los viajeros activos que se dejan caer por Oban para remar por su costa.

Oban

Glencoe

El valle de Glencoe se encuentra entre los lugares naturales más bellos que ver en Escocia. Puedes tomar el pequeño pueblo homónimo como base y realizar un sinfín de caminatas por la zona. El trekking del Valle Perdido (Lost Valley) es una caminata circular de unas dos horas y media y te da una buena idea del paisaje de la zona. Para los más intrépidos, también hay buenos lugares para practicar escalada.

Glencoe

Aviemore

Asentada en el Parque Nacional de Cairngorms, en plenas Tierras Altas, encontramos la ciudad de Aviemore. Es uno de los destinos escoceses más buscados por los amantes de las actividades de riesgo al aire libre. Aviemore es uno de los escasos lugares del país donde puedes hacer rafting. También los paseos en bicicleta de montaña o quad son comunes en bosques cercanos, como Glenmore, Glenfeshie y Rothiermurchus.

Aviemore
Vuela a Escocia

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos los siguientes:

Skyscanner es el meta-buscador que compara más de 1.000 aerolíneas y buscadores de vuelos. Te ayudamos a ahorrar en vueloshoteles y coches de alquiler.

Mapa